Diario nihilista de un antropólogo

Verano a ritmo de burro

Mucha gente busca rincones aislados, recovecos apartados del mundanal ruido para pasar vacaciones pero no abandonan el coche. Deberían procurarse un burro y seguir sus pasos para subir al monte más cercano, para dar un paseo a la caída de la tarde buscando una bella puesta de sol. El burro anda al paso del hombre y el hombre al del burro. El hombre rural, prototipo del hombre tranquilo y de vida ecológica, nunca fue más allá de donde iba su burro; su mundo era el mundo de su burro ("El burro", Vigo, Ir Indo. ¡Perdonen que me recomiende!)


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 20 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031