Solo la Educación acabará con la desigualdad entre hombres y mujeres

desigualdad

Normalmente, cuando vas a escuchar a un economista que va a hablar de la desigualdad salarial entre el hombre y la mujer, así como del futuro que nos espera, pues te imaginas eso: que el conferenciante dará datos y más datos sobre el empleo, sobre las diferencias de sueldos, sobre el PIB, el IRPF y, a lo mejor, si se tercia, algo sobre los bosquimanos, por eso del contraste y darle un toque de gracia al asunto, que falta le hace.

Pero lo que no te imaginas es, como sucedió en el Club Financiero de A Coruña, en una conferencia pronunciada por el más que simpático economista José Carlos Díez (el de la pizarra de la sexta TV) que tras diversas preguntas de los allí congregados, terminara diciendo que muchos de los problemas sociales y económicos actuales se resuelven con tres palabras: Educación, Educación y Educación.

Y en efecto; es la educación,  comprender que las mujeres y los hombres somos iguales con nuestras diferencias y que cuando una mujer trabajadora está embarazada no es un problema, sino una alegría porque viene uno más a unirse en esta aventura que es la vida, lo que precisa esta sociedad.

Porque con la educación nos empapamos también de sensibilidad, y así podemos entender que nadie ha elegido una determinada casa para nacer, una familia, un hogar, sino que es el puro azar lo que determina que uno acabe o no en un ámbito social y económico y, por tanto, con más o menos posibilidades de futuro.

Y cuando podemos llegar a concebir eso, cuando asimilamos que en gran parte el protagonista de nuestra existencia es la suerte, la casualidad, es cuando nos resulta más fácil compartir, ceder y no ser egoísta y a entender que ese que ves que está a tu lado y que pasa necesidades pudiste ser tú.

Con la educación y no de otra forma es como se puede a llegar a tener una visión más global de todo lo que nos rodea, y que hemos venido a este mundo a ser felices y que medios hay para ello si también hay un reparto más equitativo, más justo, y olvidamos un poco el «yo, yo y yo».

Porque cuando se llega a sentir e interiorizar lo efímero que somos y que solamente uno es feliz viendo a los demás felices es cuando realmente el ser humano ha llegado un punto sublime de evolución; pero por ahora, en esta sociedad de Iphonprimitivos, para alcanzarlo, como bien decía José Carlos Díez  solo se necesitan tres cosas: Educación, Educación y Educación.

…………..
“¿Cómo somos los gallegos?, depende” Premio Fernando Arenas Quintela  de Literatura y Ensayo 2017-2018.

Lo puedes adquirir en Amazón y en las librerías: Arenas, Couceiro, Avir, Lume, Cascanueces, Inoa y Sisarga (A Coruña); Biblos (Betanzos); Follas Novas, Ler y Gallaecia (Santiago); Trama y La Voz de la Verdad (Lugo); Central librera (Ferrol); Librouro (Vigo), Cronopios y Metáfora (Pontevedra); Porta da Vila (Viveiro).

FOTO SOLO PORTADA GALLEGOS

cultura, economía, educación , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*