Los franceses, la comida y el sexo

El próximo 4 de septiembre voy a Francia a una boda que, por lo que ya me previnieron dura dos días; es decir, que comes-bailas-duermes, comes-bailas-duermes, y supongo que después, al final, duermes de todo lo que comes-bailas, porque si no es así…

Desconozco como son las celebraciones de las bodas en el país vecino, pero lo que sí sé es cómo son las comidas: inaguantables, desesperantes, y siguiendo un ceremonial que hay que seguir paso a paso. Cuando te invitan a una comida, en plan bien, en una casa, lo primero que te ofrecerán los anfitriones antes de sentarte a la mesa será un aperitivo a base de cacahuetes, galletitas, pistachos y otros frutos propios de las gallináceas mientras te tomas una copilla, más o menos dulce, de sabor indescriptible pero agradable.

Después, pasados unos quince o veinte minutos, te sentarás a la mesa, habrá dos primeros platos y, de repente, como si fuera un paréntesis en la vida gastronómica, el mundo se para, se detiene, y llega la pasión de los franceses: los quesos.

Entonces, en la mesa colocarán unas impresionantes fuentes y con una cursilería de narices, con unos suaves movimientos que más que un comensal pareces un cirujano cardiovascular, con un tenedorcillo irás cogiendo de los diferentes tipos mientras hablan y hablan de dónde proceden y de las diferencias entre unos y otros: si uno es más pastoso y si el otro es menos cremoso, si aquél es más fuerte y el otro más suave…

Luego, después de casi una hora, sí, una hora, porque una comida que se precie dura entre cuatro y cinco, las bandejas desaparecerán y se seguirá con la comida, los postres, el café y copas. Que eres fumador… Pues si en la casa son de la liga antitabaco, aunque los acabes de conocer puedes levantarte (ellos no lo consideran de mala educación), ir a una ventana y fumar un cigarrillo.

¿Y de qué hablan los franceses, además de los quesos y de los vinos, que es otra de sus pasiones y de, obviamente, el champagne? Pues no me digas por qué, pero no hay conversación en la que no salga a relucir el sexo, siempre el sexo, y da lo mismo que te invite el ministro de asuntos exteriores que un tornero fresador.

Los franceses están obsesionados por el sexo y lo peor que puedes hacer en una comida es decir la frase tan típica y española de: «Es que este niño es clavadito al padre». Anda, di eso por listillo y descubrirás que el pequeño no es del «clavadito padre», sino de la «desclavadita madre», que a su vez se divorció del íntimo amigo del «clavadito padre», que todos dicen que es el verdadero padre, pero que tampoco está claro porque, por entonces, se cree que la «desclavadita madre» mantenía una doble relación con otro que sí, que dicen que es el «clavadito padre»: vamos, una melé.

Y si habrá un mosqueo generalizado entre los franceses, en todo lo que son las relaciones humanas, que cuando a una casa llega la factura telefónica, en ella figuran todos los números adonde se ha llamado excepto los tres últimos dígitos. Dicen ellos que es para preservar la intimidad y que eso ocurre en todos los países; sí hombre sí, en todos, clavadito.

@manuelguisande

artículo, casarse, chicas, chicos, salud, sexo , , , , , , ,

4 comentarios


  1. Isabelle Nau

    Estimado Señor,

    No sé muy bien quien le ha informado sobre las costumbres de mi pais, pero pocas veces he tenido el gusto de leer tantas inexactitudes para no decir sandeces.
    Resido en España, que adoro, desde hace mas de 25 años, y no se me ocurriría criticar de manera tan gratuita su magnifico país, pero,ya que usted me da pie a ello, me voy a permitir algún comentario:
    1 – Las bodas en Francia no duran 2 días, como no sea una boda gitana!!!
    2 – No solemos invitar 400 personas o mas y obligarlas a pagar un impuesto revolucionario en un sobre!!!
    3 – Los quesos se sirven al final de la comida y no entre platos!!
    4 – No solemos hacer padecer a los demás nuestros críos corriendo gritando por todas las esquinas!!
    5 – Tengo 57 años, soy francesa pero mi marido es español y por tanto nuestros 2 hijos tienen la doble nacionalidad, y nunca he oído hablar tanto de sexo de manera soez y vulgar como en las comilonas españolas.
    6 – Me gustaría que los españoles repetaran tanto su bandera como nosotros, España es para mí grande y única, le pese a quien le pese.
    Yo respeto profundamente su país y le pido a usted que respete el mio.
    Entiendo que Francia y los franceses no le gusten, pero en este caso: NO VAYA USTED A FRANCIA, ESTÁ LLENA DE FRANCESES!!!!
    Yo seguiré amando a su país que, desde las diferencias de cultura con el mío, me parece un país maravilloso.
    Isabelle Nau
    P:S Ruego disculpe mis faltas de ortografía, pero, se me da mejor el idioma de Moliere que el de Cervantes.

  2. Manuel Guisande

    Hola Isabelle: Antes de nada darte las gracias por tu comentario, que siempre ayuda comprender una sociedad, pero hay cosas que no entiendo, pues…

    1.-En ningún momento digo que duren dos días las bodas, digo textualmente «Desconozco como son las celebraciones de las bodas en el país vecino», sino que me dijeron que duraba dos días, que es distinto a una afirmación.
    2.- En ningún momento digo que haya 400 invitados
    3.-He ido a varias comidas y los quesos los pusieron a mitad de comida, entre plato y plato, pero supongo que esto será costumbre de cada casa, como aquí, que hay casas que cuando te invitan, antes vas a tomar un aperitivo a un bar y en otras casa no. Depende de cada casa, no hay una norma escrita
    4- No digo nada de que los críos corran de un lado a otro por las esquinas
    5.- Es posible que sí, que aquí seamos más brutos hablando de sexo, pero yo lo único que digo es que en Francia se habla mucho de sexo, nada más y no si son o no brutos.
    6.-Yo no habla nada de banderas en el artículo
    7.-En ningún momento digo que odie su país
    8.-Estoy de acuerdo en que domina mejor Moliere que Cervantes, pues cuando se hacen puntualizaciones a un escrito, es eso, puntualizaciones a lo que está escrito y nada más. Otra cosa es que quieras opinar, que obviamente siempre es bueno para entendernos, pero algunas cosas de las que dices no hablo para nada de ellas

    Un cordial saludo Manuel Guisande

  3. Xman

    Sr. Manuel Guisande, los franceses son gente maravillosa, tienen una educación que me gustaría ver más por aquí, sobretodo en los últimos tiempos, yo tengo amigos franceses y adoro su cultura, no se a que viene meterse con éllos.
    Una observación, cuando hay una reunión de distintos países europeos o no, no se porque pero siempre acabamos dos españoles, dos italianos y otro par de franceses, algo abrá !

    • Manuel Guisande

      Hola Xman: Gracias por tu comentario, pero si me puede explicar en qué parte del articulo me meto con los franceses le quedaróa todavía más agradecido-Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*