En Navidades echo de menos a Franco

Sinceramente, yo quiero que vuelva Franco, el dictador, sí, quien va a ser… pero quiero que venga ya, porque esto es un auténtico disloque, un descontrol, un descerebre, una locura. ¿Qué?; no, que no es por cuestiones ideológicas, aunque a algunos de toda esta casta de políticos si los pone a currar en el Valle de los Caídos picando piedra, te lo juro que me daría un alegrón… yo quiero que venga por otra cosa, por la compra en Navidades.

Esto es realmente es un cristo. Tú vas a por pan, y la del súper te dice: «baguette, chapata, pan blanco, pan negro… o brioche o de rosquilla… y si espera 15 minutitos, que van a ser las doce, se lo lleva recién sacado del horno porque… » Y lo dice de tal forma, en bajito, pero tan en bajito, con una media sonrisilla y una mirada en plan cómplice que hasta piensas: ¿será ilegal? ¿será ahora ilegal comprar pan fresco a las doce? Y a la vez cavilas, mientras en la cesta solo llevas una lata de anchoas y unos polvorones: «Pero realmente usted me ve cara de esperar 15 minutillos por un pan… ».

Y vas a comprar una loncha, hasta de la simple mortadela, y te dicen: «mortadela de qué… porque tenemos con aceitunas, con anchoas, con nuez moscada, con pimientos… y ahora ha salido una con avellana y uvas pasas… ». ¡¡¡hombre!!! ¡¡¡deme la que quiera por dios!!!, ¡¡¡deme la quiera!!!, ¡¡¡pero deme algooooooo!!!.

Y cuando ya llevas la mortadela de yo que sé, pasas por donde están lo yogures y te lo juro que te da ganas de decir: «Mire, ¿se puede tocar? ¿estos son yogures o un cuadro de Picasso, es que veo tanto color… ?».

En la época de Franco esto de la compra era más sencillo. Ibas al súper y decías «Yogurt»; y la misma palabra lo decía «YO-GURT», joé, y te daban uno de Larsa, que era el único que había, y natural, ¡¡¡qué sabores ni leches… !!!; sabores si te los quería imaginar, pero alimentaban igual. Y lo mismo con todo. Mortadela… pues la que hay; jamón… el que hay; turrón,… el que hay. Y tío, eras igual de feliz, la compra duraba 5 minutos y a seguir, a vivir la vida, que la existencia no es solo comer y comer.

E igual pasaba con la ropa. Un jersey azul… pues toma, el que hay; un abrigo… este; un pantalón… aquél. Ahora… ahora que si pantalón tipo pitillo, que si con tres bolsillos, que sin con cuatro cremalleras, que si medio gastado que… pena que haya tanto para el cuerpo y tampoco para el espíritu. Serán cosas de la modernidad… o de la estupidez. Me da que sí; pero eso, que vuelva Franco y ya, antes de Fin de Año, a poder ser. Sí, joé, póngame la de nuez moscada, la que sea , pero ponga algo hombre… Dios que cruz.

comunicación, economía, educación , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*