Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Bolsonaro toma posesión como presidente y genera los primeros miedos

Uno de los acontecimientos con más repercusión de este uno de enero, no sólo en Brasil como en todo el mundo, ha sido la toma de posesión del nuevo Presidente, Jair Bolosonaro. La ceremonia, que según informaciones oficiales contó con la presencia de ciento quince mil personas, una cifra menor de lo esperado, pues se hablaba de que estarían presentes más de doscientas cincuenta mil, estuvo marcada por los discursos del nuevo presidente, en los que reafirmó algunas de las ideas que estuvieron presente a lo largo de la campaña electoral.

La mayoría coincide en que el discurso pronunciado en el Congreso tuvo un carácter más institucional, en cuanto que sus plabras frente a la multitud mostraron al verdadero Bolsonaro, usando expresiones que él mismo sabía que sería jaleadas por sus correligionarios, que en diferentes ocasiones le aclamaban como mito.

La primera ovación vino cuando dijo que “este es el día en que el pueblo comenzó a liberarse del socialismo”, una afirmación que puede ser considerada de cara a la galería, pues no podemos olvidar que ese denominado socialismo dejó el poder en 2016, como consecuencia de una moción de censura, apoyada por el nuevo presidente, que en aquel momento era diputado federal, y que en sus palabras, pronunciadas en aquel momento, trajo de vuelta la figura del Coronel Ustra, considerado por muchos el personaje más sanguinario de la dictadura militar.

Otro elemento al que también ha hecho referencia ha sido el de “valorar la familia, respetar las religiones y nuestra tradición judeo-cristiana, combatir la ideología de género, conservando nuestros valores”, repitiendo ideas que le dieron buena parte de los votos recibidos en el mes de octubre, procedentes en su mayoría del denominado pentecostalismo, tanto evangélico, como católico.

En ese sentido, podemos decir que en los dos últimos meses, desde la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil – CNBB, y en general entre los propios obispos brasileños, no ha habido muchos pronunciamientos en relación al nuevo presidente. De hecho, en la web oficial de la CNBB hoy sólo ha aparecido una nota breve y escueta en la que se dice que el párroco de la catedral de Brasilia, en frente de la cual comenzaba el desfile, Padre João Firmino, fue saludado por el nuevo presidente y su esposa. Así mismo, señala que el representante del Papa Francisco ha sido el Nuncio en Ecuador, Monseñor Andrés Carrascosa.

La mayor ovación de la tarde vino cuando el nuevo presidente habló de “acabar con la ideología que defiende bandidos y criminaliza policías”, a lo que añadía que “nuestra preocupación será con la seguridad de las personas de bien”. Desde los movimientos sociales y desde algunas Pastorales de la Iglesia católica se ha cobrado repetidamente un mayor control sobre el abuso de poder por parte de algunos grupos de policías, que primero disparan y después preguntan.

De hecho, es común que se repitan escenas como la sucedida el pasado mes de septiembre en una favela de Rio de Janeiro, en el que un policía mató a un hombre que esperaba a su familia, porque confundió un paraguas con un fusil. En su día, el entonces candidato al Senado, Flavio Bolsonaro, hijo del nuevo presidente, justificó la acción del policía. Ayer, en el congreso, el presidente pedía a los parlamentarios su apoyo para “dar respaldo jurídico para que los policías realicen su trabajo”.

Uno se pregunta si entre aquellos que son considerados “personas de bien” se encuentran los que el Papa Francisco llama de “pobres, excluidos y descartables”, colectivos a los que no hubo referencia en el discurso presidencial. Al mismo tiempo, qué pensar como cristiano ante la prometida flexibilización de portar armas, que se prevé como una de las próximas medidas, si tenemos en cuenta que el propio obispo de Roma insiste constantemente en acabar con las armas si realmente queremos vivir en paz.

Desde las organizaciones indígenas, incluido el Consejo Indigenista Misionero – CIMI, organismo que forma parte de la Conferencia Episcopal brasileña, han reaccionado con preocupación ante una de las primeras decisiones del nuevo gobierno, que señala que la demarcación de los territorios indígenas dependerá del Ministerio de Agricultura, cuya nueva ministra, Tereza Cristina, es representante de los grandes terratenientes, enemigos tradicionales de los pueblos indígenas. Esta medida acaba con cualquier posibilidad de que este gobierno pueda demarcar tierras indígenas, cumpliendo una amenaza que se ha dejado ver en diferentes declaraciones del nuevo presidente.

Lo mismo ocurre con el llamado Servicio Florestal Brasileño, de quien dependen las licencias ambientales, que pasa del Ministerio de Medio Ambiente al de Agricultura, con lo que se prevé que la deforestación, sobre todo en la región amazónica, puede llegar a cotas que pongan en serio peligro el futuro, no sólo de la Amazonía, como del Planeta y de la propia especie humana.

Para la Iglesia católica esta situación representa una seria preocupación, todavía más si tenemos en cuenta el Sínodo para la Amazonía, que pretende crear nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral. ¿Cuál puede ser el papel profético de la Iglesia en esa dirección? ¿Qué fuerza puede tener el Sínodo ante una realidad sociopolítica que parece tomar otros derroteros? ¿Cómo se va a organizar la Iglesia brasileña ante esta nueva coyuntura?

Son muchas preguntas que surgen ante la nueva coyuntura, que en un primer momento no dejan de generar miedo en amplios sectores de la sociedad brasileña, que acaba de embarcar en un nuevo viaje del que pocos conocen el rumbo.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 22 de febrero

    BUSCAR

    Editado por

    Hemeroteca

    Febrero 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728