Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Monseñor Gilberto Pastana de Oliveira: “El Padre Cícero es un santo, un padre que en su época supo acoger las necesidades de la gente”.

03.03.18 | 14:51. Archivado en Iglesia en Brasil

Monseñor Gilberto Pastana de Oliveira es obispo de la diócesis de Crato, dentro de cuya jurisdicción está Juazeiro do Norte, la tierra del Padre Cícero, uno de los fenómenos de religiosidad popular más interesantes de la historia de la Iglesia católica.

No en vano, quien mantuvo su memoria durante casi un siglo fue el pueblo, a pesar del enfrentamiento y recelo de la propia Iglesia oficial contra el que muchos consideran el santo por excelencia del Nordeste brasileño, aunque no haya sido canonizado por Roma.

En 2015 la Iglesia católica llevó a cabo lo que el obispo de Crato llama “reconciliación histórica” con alguien que él mismo no duda en definir como “un santo, un padre que en su época supo acoger las necesidades de la gente y dar respuestas concretas y objetivas a esas necesidades”, especialmente para con los más pobres, estando siempre dispuesto a dar el consejo oportuno a todo aquel que se lo pedía.

Monseñor Gilberto destaca la importancia de las romerías en la vida cotidiana de su Iglesia particular, sobre todo la espiritualidad de los romeros y como es necesario aprender con ellos, pues “el romero tiene mucho que enseñar, la humildad, la sencillez, la forma de rezar”. Al mismo tiempo, destaca la figura del Padre Cícero como alguien que “nos ayuda a buscar caminos alternativos”.

La figura del Padre Cícero puede servir como referencia para la Iglesia de Brasil, y descubrir la necesidad de una participación política más efectiva, que defienda los derechos de los más pobres, una de las grandes preocupaciones del “santo de Juazeiro do Norte”. En un país donde los derechos de los más pobres son cada día más dilapidados es necesario que la Iglesia tome postura.

En ese sentido, el obispo de Crato afirma que “el episcopado brasileño está muy preocupado con el momento que estamos viviendo”, señalando que en la próxima asamblea general, que tendrá lugar en abril, “se pronunciará en relación a ese momento histórico vivido en Brasil”.

¿Qué es lo que significa la figura del Padre Cícero en Juazeiro do Norte y también para la diócesis de Crato?

La figura del Padre Cícero para Juazeiro do Norte es la figura de un santo, un padre que en su época supo acoger las necesidades de la gente y dar respuestas concretas y objetivas a esas necesidades. Eso creó por parte del pueblo esa religiosidad, hasta el punto que le llamaron mi “padim”. El “padim” es aquel que es el segundo padre, segundo padre que cuida de toda esa nación romera.

La diócesis de Crato tiene en su plano de pastoral, dentro de sus objetivos, ser una diócesis no apenas misionera sino también romera, debido a esa realidad objetiva que tiene lugar todos los años en dirección a Juazeiro por causa de la figura del Padre Cícero.

En 2015 el Padre Cícero fue rehabilitado en la comunión de la Iglesia. ¿Podríamos decir que ese es un primer paso para una futura canonización?

En verdad no fue una rehabilitación, lo que hubo fue una carta del Papa Francisco firmada por el cardenal Parolin, donde se habla de una reconciliación histórica. Entonces está claro que esa carta fue muy positiva sobretodo para la pastoral romera, para que se valorasen más las virtudes del Padre Cícero, fuesen acentuadas en la evangelización y también en las romerías. Pero el proceso continúa en Roma y está siendo estudiado en la Congregación de la Doctrina de la Fe.

Juazeiro do Norte es uno de los lugares romeros por excelencia de Brasil, y podríamos decir que también del mundo. ¿Qué representa esa religiosidad popular en torno de la figura de alguien que todavía no fue reconocido como santo por la Iglesia católica?

Representa las enseñanzas del Padre Cícero. Él está muy presente en la vida de la familia, pues el padre se lo transmite al hijo y así sucesivamente. Son enseñanzas muy sencillas, pero que llegan a la vida del romero y de la romera.

La tendencia es que esas romerías crezcan cada vez más, porque llegan a todo el Nordeste de Brasil. Hasta en el propio estado de Ceará aumentan las romerías, pues históricamente, en el pasado, él no fue muy aceptado en el estado de Ceará. Pero hoy se percibe la participación muy grande de personas de las diócesis del Ceará en las romerías.

Inclusive dentro del propio clero de la diócesis de Crato hubo históricamente cierto rechazo. ¿Cómo es vista hoy la figura del Padre Cícero entre el clero de la diócesis?

Está siendo superado. Ahora hemos hecho por primera vez un encuentro de todo el clero estudiando esa carta del Cardenal Parolin, y lo que se percibe es un crecimiento, también por parte del clero, no sólo de la aceptación sino también de la acogida de esa religiosidad popular, porque eso está influyendo inclusive en la vida de los diocesanos. El romero tiene mucho que enseñar, la humildad, la sencillez, la forma de rezar del romero tiene mucho que enseñarnos a todos.

¿Podríamos decir que toda esa religiosidad popular en torno de la figura del Padre Cícero, dado que los romeros generalmente es gente pobre, sería un ejemplo de aquello que el Papa Francisco llama Iglesia pobre y para los pobres?

El Padre Cícero siempre fue de corazón abierto a esa realidad de la pobreza, en especial de los romeros, y como él era muy devoto de Nuestra Señora de los Dolores, él siempre hizo esa unión entre los romeros y Nuestra Señora de los Dolores. Por eso, cuando los romeros van a Juzeiro, van al “Padim” Cícero, pero van sobretodo a Nuestra Señora de los Dolores y a Jesucristo.

El Padre Cícero también fue alguien muy preocupado con la vida del pueblo, siempre intentaba dar consejo, siempre intentó ayudar. ¿Qué supone eso para la diócesis, para el clero, para el pueblo católico de la diócesis de Crato, de Juazeiro?

Además de los consejos, el Padre Cícero tenía experiencias de comunidades, como es el caso, por ejemplo, del beato Zé Lourenço, que fue mandado por el padre Cícero a crear comunidades. El Padre Cícero acogía, daba tierra para que los romeros trabajasen, y ciertamente fue con ese trabajo que ellos tenía una vida mucho más digna.

Eso también nos ayuda a buscar caminos alternativos hoy a través de la agricultura popular, a través de la economía alternativa para que los pobres organizados puedan mejorar su vida.

El compromiso socio-político también estuvo presente en la vida del Padre Cícero, ¿qué es lo que nos dice hoy como cristianos ante la situación que Brasil está pasando?

Siempre es un apelo a todos, a toda la Iglesia, favorecer, promover, sobretodo a través de las pastorales sociales, a través de Caritas, la inclusión de esas personas, hasta el punto de que ellos se conviertan en sujetos y dueños de su vida y de su existencia.

De hecho, el episcopado brasileño ha emitido notas últimamente en esa dirección, promoviendo la justicia para con los pobres, defendiendo a aquellos que son perjudicados con las reformas que el gobierno está promoviendo aquí en Brasil. Como obispo, ¿siente esa preocupación en el episcopado o es una iniciativa de la Presidencia de la CNBB, Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil?

No, no, no. La CNBB es una expresión del episcopado brasileño. Cualquier mensaje, cualquier nota que la CNBB lanza, sobretodo en nuestras asambleas, tiene el respaldo del episcopado. De modo que la Presidencia representa aquello que es el sentimiento, aquello que es el deseo de todo el episcopado brasileño.

El episcopado brasileño está muy preocupado con el momento que estamos viviendo y ciertamente ahora en la asamblea se pronunciará en relación a ese momento histórico vivido en Brasil.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por luis Rodriguez 02.04.18 | 04:19

    Desde hoy, Domingo de Resurrección de 2018, me declaro devoto del Padre Cicero. Quisiera saber más sobre su persona.

Jueves, 13 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31