Levadura

La Formación de Criterios Cristianos

17.06.17 | 01:35. Archivado en Sobre los Laicos

Ocurrió un día en el que me encomendaron la misa de las 7,30 en una parroquia del centro de la ciudad. La celebré en una gran cripta que tiene esa parroquia debajo del templo. En el comienzo de la consagración, al decir “lo partió”, hice un ruido, como si hubiera partido la hostia. Al final de la misa me transportó a mi casa en su coche un señor que podría tener unos 55 años. En un momento en que quedamos callados, me preguntó: ¿Está prohibido partir la hostia en la consagración, verdad? Me di cuenta de lo que le ocurría. Hacía poco habían salido un documento de normas, entre ellas el recordatorio de no partir la hostia. Le dije que sí y le pregunté: ‘Vaya. Y ¿cómo lo sabe usted?’ Me contestó: Es que en la catequesis de la comunidad estamos estudiando el nuevo documento de Roma, etc. Le contesté algo así como: Ah, ya. Y, sin más comentarios, seguimos charlando. Ya en mi casa, pensé: ‘Esta es la formación que están dando al laicado adulto y probablemente preparada, a juzgar por aquel señor’.

¿No hay otras cosas que aprender? Estos días estamos leyendo en la eucaristía el Sermón del Monte, y en él la coletilla que aparece varias veces: Pues bien: yo les digo… Y me pregunto: ¿De quién toma hoy nuestra gente sus criterios de pensamiento y acción? ¿De Jesús y de cualquier otro en igualdad con Él? ¿Es Jesús nuestra fuente definitiva de criterios, aunque también leamos y escuchemos a otras personas? Incluso hay que preguntarse: ¿Son los predicadores cristianos las personas a quienes más escuchamos, incluso más que a Jesús? Actualmente hay muchos pontífices que, desde diversas instancias, nos bombardean diariamente enseñanzas y criterios sobre todo lo humano y lo divino. Para mucha gente, lo que dice la TV, y no digamos National Geographic, es poco menos que dogma de fe. Estamos en un tiempo difícil, en el que, además de dar a la gente alimentos sólidos, hemos de ofrecerles críticas fundadas a otras instancias de las que también se alimenta ña gente cristiana.

Pensando en las laicas comprometidas en el mundo desde el mundo, creo que los criterios cristianos constituyen un aspecto fundamental de su formación. Si les vamos a hablar de cosas como las de la anécdota inicial de esta nota, me parece que estamos regando una calle de asfalto más que una huerta. Este desfase puede darse incluso en otras cuestiones eclesiales de más calado. Los curas tenemos el peligro de atiborrar a los laicos con cosas de la Iglesia. Muchas son las veces en las que algunos laicos me preguntan si conozco al padre tal o si sé en qué parroquia estuvo antes el padre cual. ¿Realmente tienen mucho que ver nuestras cosas de Iglesia con su vocación laical?

Se supone que un tema que habría que explicar a laicos cristianos trabajadores con cierta amplitud, dentro de la sencillez, es la doctrina social de la Iglesia, yendo al grano desde el principio. ¿No produce hoy mismo mucho impacto la simple lectura de muchos párrafos de la Rerum Novarum? Fue un acierto de Juan XXIII y Pablo VI universalizar la enseñanza social de la Iglesia con encíclicas como Pacem in terris y Populorum Progressio. Pero la encíclica Laborem Exercens de Juan Pablo II, que abandono la línea de los dos papas anteriores para volver al mundo empresarial de Occidente, ¿no tiene cosas importantes que enseñarnos, a pesar de su dificultad gramatical o literaria? ¿No necesitan escuchar los trabajadores cristianos –y por supuesto los empresarios- que el trabajo es antes que el capital y que todo empresa debe ser la comunidad humana del trabajo, precisamente porque, quienes aportan el trabajo, aportan tanto como quienes aportan el capital e incluso más?

Estas son pequeñas sugerencias que necesitan ampliación. Porque también deberían estar en la formación de los laicos comprometidos otras cuestiones. Por ejemplo, lo referente a la familia y la educación de los hijos, con aclaraciones incluso sobre los alimentos; y la paternidad responsable, junto con el problema de la píldora de la Humanae Vitae, que no ha sido aceptada por la mayoría del Pueblo de Dios, a pesar de lo cual siguen enseñándola como obligatoria. Igualmente habría que decir algo sensato sobre la eutanasia; desligarla por lo menos de los asesinatos, que son el primero y principal objetivo del No matarás. Y volviendo al mundo del trabajo, tampoco debería faltar una enseñanza sobre el sueldo base –más aun, sobre la justicia laboral- y sobre los sindicatos, que casi todos los países han reconocido como doctrina obligatoria de la ONU, etc.
No es difícil pasar de estas cuestiones a la espiritualidad, con un Jesús transgresor de normas no fundamentales o no bien fundadas. Con Él es fácil impregnar de espiritualidad y meter en oración estas y otras cuestiones que, para una visión superficial, apenas parecen espirituales.

Patxi Loidi, 16 de junio de 2017


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 21 de agosto

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Junio 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930