Levadura

La Cuaresma Hoy

10.03.17 | 18:48. Archivado en Comentario y oración

Es frecuente escuchar que estamos en horas bajas para la religión. No lo voy a negar. Pero me parece que refugiarse en esa realidad no nos estimula. Ha habido una forma de ser cristiana, que está quedando atrás. Los cambios de nuestras sociedades los arrumban.

Un recuerdo que guardo del pasado reciente es que en el sábado santo –que no era sábado de gloria- había siempre estrenos teatrales de categoría. ¿Qué ocurría? Que en cuaresma no había teatro o apenas había. Los directores y actores se volcaban para el sábado santo. Es un ejemplo de todo un conjunto diferente, porque también desaparecían o disminuían los cantantes y los demás espectáculos. Y no había el pluralismo cultural y religioso que tenemos ahora. Hay gente cristiana no católica que no va a sumarse a nuestra cuaresma.

Estamos en esta situación. Pluralismo cultural y religioso. Apertura de tiendas a todas las horas del día y de la noche. Tenemos toda clase de espectáculos todos los días, a todas horas Nuestras sociedades, a pesar de su enorme desigualdad, siguen cargadas de todo lo imaginable en cualquier época del año. Y tenemos internet, WhatsApp, con sus inmensas posibilidades, incuso de entontecer a las personas y vaciar la interioridad. El ambiente cuaresmal, que la gente mayor hemos vivido, no va a volver. En la sociedad no se va a notar que estemos en cuaresma, absolutamente nada, aunque saquemos el Santísimo por las calles y hagamos públicamente otros muchos signos. Asumamos que la fuerza social de la Iglesia es menor que en la época anterior y seguirá disminuyendo. ¿Qué hacer en estas circunstancias? No vamos a señalar cosas específicas; el problema es mucho más profundo. Daré algunas pequeñas pinceladas.

No volvamos al pasado ni a nada que se le parezca. Hay gente empeñada en volver al pasado, quizás confundida por ciertas predicaciones, ciertos seudo-pastores y ciertos signos emocionales.

Evitemos también la espiritualidad acumulativa. No crecemos por acumulación, ni física ni espiritualmente, sino por buena digestión y asimilación. Inevitablemente habrá un aumento de actos durante la cuaresma. Pero que sea un aumento sobrio. No abusemos de ellos. Lo que logramos por esa vía es cargar a la gente que trabaja y tiene hijos pequeños, y entretener a quienes no tienen mucho que hacer. O sea, dar gusto interior.

El punto más importante es fortalecer la interioridad, fortalecer el núcleo de las personas. Cuando el ambiente nos es adverso, la solución no está en competir con él, sino en acrecentar el amor a Jesús, un amor apasionado. Acrecentar las devociones no es precisamente fortalecer el núcleo. Probablemente lleva a dispersarlo. Es posible que, inicialmente, las devociones nos aumenten la clientela; pero la gente necesitará pronto otra novedad.

Enseñemos a nuestra gente a orar, pero una oración centrada en Jesús. Nuestra gente ora poco; no sabe qué hacer en la oración. Oran en grupo y con canciones, con escasos tiempos para penetrar en sí mismas. Cantar, aplaudir, moverse, son tan superficiales, que lo que logran es dar algunas emociones fáciles. Enseñemos a la gente a orar a solas con regularidad y constancia, aunque sea costoso. Enseñemos a orar con menos palabras. Comentemos el texto de Mateo 6,6. Lo tenemos a mano, sin necesidad de acudir a novedades. ‘Cuando ores, entra en tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre en lo secreto. (…) Y no hables mucho en la oración. Tu Padre sabe de antemano lo que vosotros necesitáis’.

La oración personal, hecha con regularidad y constancia fortifica el núcleo de la persona y lo transforma. Desde ahí se expande la transformación al resto de la persona. Muchos rezos, sí los hay, en ciertos ambientes; mucha espiritualidad acumulativa. Oración penetrante y creciente, escasa. Y nos cuesta mucho dar este tipo de educación religiosa.

Comprendo que habría que añadir más cosas. Habrá ocasiones para volver sobre este tema..

Patxi Loidi, 26-02-17


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 27 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031