Levadura

Nuestra Señora de Guadalupe

12.12.16 | 02:58. Archivado en Comentario y oración

Femenino y masculino son ambos inclusivos y se usan indistintamente.

Hoy, Fiesta de Guadalupe, hago un paréntesis en la temática del laicado, que estoy tocando, para ofrecer una reflexión sobre esta fiesta.

Guadalupe es un símbolo plural de liberación y revelación. Expresa por un lado la defensa que hace Dios de los oprimidos y su compromiso liberador, como en Egipto con los judíos; y muestra al mismo tiempo que es verdad lo que dice el evangelio: que Dios se revela a los sencillos. Frente a Juan Diego, que recibe la revelación de Dios, los clérigos y teólogos, aún siendo gente buena, como el arzobispo Juan de Zumárraga, no captan el misterio, hasta que quedan deslumbrados por el milagro.

Poco importa en este caso, como en muchos episodios bíblicos, la veracidad de cada detalle del misterio, incluso del hecho en sí mismo y de la existencia de San Juan Diego. Poco importa que algunos lo nieguen. El gran valor de la fiesta de hoy está en la liberación y revelación que representa. Después, las clases medias y pudientes se apoderan de la fiesta o quieren apoderarse de ella en muchas partes, para mixtificarla como hacen con el evangelio.

Pero la basílica misma nadie la puede falsificar, porque está llena de mestizos e indígenas, como los destinatarios inevitables de este evangelio vivo que es el misterio de Guadalupe. Podrá estar mixtificada esta fiesta en la basílica del mismo nombre en El Salvador y en otras partes; pero no en la mayoría de las celebraciones de la Villa de DF. ¿Una síntesis de dos culturas que chocan y se funden, como ha dicho un teólogo? Sí, pero mucho más que eso: es el evangelio de los pobres e indefensos, marginados y oprimidos, hecho carne y vida. Nunca lograrán opacar el misterio de los pobres, ni aunque le pinten a Juan Diego casi como un caballero español, con barba y entrantes en la cabeza, como lo han hecho con ocasión de su subida a los altares. Es una vergüenza inmensa, un intento claro de desactivar la fuerza transformadora de la opción por los pobres. Pero este misterio liberador y revelador es de Dios, expresado por la aparición de Guadalupe, que nunca lograrán degradar. Podrán mancharlo, agujerearlo y hasta romperlo. Pero al día siguiente renacerá con toda su fuerza, porque no es una simple afirmación teológica, sino el misterio de Dios en la historia, la mayor voz de Dios en el mundo de hoy.

El evangelio de hoy, con la visita de María a Isabel y su cántico, nos anuncia la liberación universal de los tiempos mesiánicos; liberación que quiso proclamar la Virgen del Magníficat y la de Guadalupe, que es una y la misma. Es cierto que el texto litúrgico elegido para hoy acaba en el versículo 48, en el que la Virgen alaba a Dios por haberse fijado en una mujer de baja condición como ella. Pero después canta que “derribó de sus tronos a los poderosos, levantó a la gente de condición humilde y despidió vacíos a los ricos”. No se pueden olvidar estos versos ni se puede construir sin ellos la verdadera devoción mariana, como lo anticipa el mismo versículo 48 cuando habla de la mujer de baja condición en la que Dios se ha fijado. En Guadalupe nos jugamos la verdadera devoción mariana y el verdadero evangelio, por más que lo quieran secuestrar los que dicen amar a la gente pobre sin querer cambiar el sistema.

Patxi Loidi, 12 de diciembre de 2016


Sindicato: Menosprecio y Prohibición

23.11.16 | 18:13. Archivado en Sobre los Laicos

En la nota anterior –número 12- expuse el rechazo que sentían hacia los sindicatos un grupo de jóvenes con quienes comíamos un plato típico de El Salvador. El dato que no tenía yo a mano para tratar de convencerlos estaba bien guardado en mi ordenador y terminaba diciendo que la mayoría de autoridades evitan dialogar sobre sus decisiones.

Esa afirmación era del periodista que entrevistaba a un profesor español de derecho que, desgraciadamente, es la pura verdad. Pero vayamos por partes. Se trata de una entrevista publicada en La Prensa Gráfica, uno de los dos periódicos principales de El Salvador, el 11 de noviembre de 2004. El entrevistado era el profesor Jaime Montalvo Correa, doctor en derecho con premio extraordinario, Catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social desde 1972, que había ostentado diversos cargos, entre ellos el de presidente del Consejo Económico y Social. El periódico lo presentaba además como uno de los grandes impulsores del diálogo social en el mundo.

En la respuesta a la pregunta inicial del periodista, el doctor Montalvo marcó claramente su objetivo: primero, implicar al empresariado salvadoreño en un compromiso solidario para hacer prosperar el país, y segundo, expresar que sólo desde el diálogo social se puede construir un crecimiento económico sólido, en lo cual tienen responsabilidad social las empresas.

>> Sigue...


UN VIEJO PROBLEMA: EL SINDICATO

16.11.16 | 21:51. Archivado en Sobre los Laicos

La verdadera vocación laical está ligada a sus compromisos en el mundo desde el mundo. Y esos compromisos están íntimamente unidos a la política, al sindicato, a la lucha por hacer efectivos los derechos humanos. Hay una historia ‘consagrada’, que nos sirve como modelo más o menos perenne de esa lucha y de sus diferentes secuencias, que muchas veces se repiten. La historia sindical ha dejado mártires y santos laicos, que son también santos ante Dios, y un referente para toda la gente que siente dentro el gusanillo del amor militante y el afán de seguir los pasos de sus hermanos mayores.

>> Sigue...


04.11.16 | 15:46. Archivado en Sobre los Laicos

Toco este tema por su relación con los laicos. Solo Dios sabe si la separación entre religioso y profano ha servido a su causa en el mundo. Al margen de Dios, quizás un especialista o erudito en la materia nos podría decir algo. Pero aun en ese caso sería una opinión discutible. Lo que alguien no especialmente entendido puede decir es que la primera impresión resulta negativa. Uno siente, de forma más o menos inconsciente, que hemos equiparado lo profano con lo que no afecta a Dios, a menos que vayamos más allá y pensemos que es lo contrario a Dios o lo que entra en competencia con él. Cuanto más profano, más lejos de Dios, podríamos pensar. Ello afecta directamente a los laicos cristianos, cuyas ocupaciones se desarrollan en su mayor parte en ambientes y actividades profanas.

>> Sigue...


El Domund un acontecimiento de laicas y laicos

24.10.16 | 00:36. Archivado en Sobre los Laicos

Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Noticia. Saludos cariñosos, queridas amigas y amigos. Hoy celebramos el Domund, Día Mundial de las Misiones. El pasaje evangélico condensa, desde los primeros versículos, lo esencial de la misión cristiana: dar la Buena Noticia a toda la humanidad; provocar en las personas la fe; llevarlas al bautismo en la Iglesia. Así alcanzan la plena realización, desde esta vida. Y como Jesús prevé que sus mensajeros van a encontrar dificultades, les promete su ayuda con referencias simbólicas de enorme fuerza.

>> Sigue...


Dios diferente

24.10.16 | 00:10. Archivado en Plegarias

— Señor, aquí todo se compra y se vende.
Aquí todos trabajamos por la paga.
Aquí no se da de balde ni el amor.
Tú sigues siendo gratuito.
¿No ves que te vas quedando anticuado?
¿Por qué no fijas honorarios a tu cielo?

>> Sigue...


Lc 18,9-14.- Ten compasión de mí, que soy un pecador...

24.10.16 | 00:05. Archivado en Comentario y oración

Amigas y amigos de Evangelio Vivo: Hoy leemos la parábola de fariseo y el publicano.
Puede entenderse como el triunfo de la humildad frente a la soberbia. Vale, pero no es suficiente. Hay que añadir que se trata de la soberbia religiosa de aquellas personas que quieren conquistar a Dios a base de hacer méritos. Ahí entramos todos. Jesús nos dice que nadie se salva por sus méritos, sino que es Dios quien nos salva con su misericordia. Este es el motivo por el que queda mal el fariseo, aunque cumple perfectamente la ley. Que Dios nos dé su misericordia. Feliz domingo.

>> Sigue...


Qué Clase de Formación para los Laicos?

09.10.16 | 19:01. Archivado en Sobre los Laicos

Me refiero a los laicos comprometidos en el mundo desde el mundo. Recuerdo perfectamente el día en que celebré la eucaristía a las 7 de la mañana en la cripta de la Iglesia de San José de la Montaña, en la capital de El Salvador. Al final de la misa me dijeron que un señor me llevaría a mi casa. Íbamos tranquilamente los dos, él conduciendo y yo a su derecha, cuando aquel señor, de unos cincuenta años, me dijo suavemente: ‘No se debe partir la hostia hasta el momento de la comunión, ¿verdad?’ No necesité reflexionar ni un segundo para saber a qué se refería. En la misa precedente doblé un poco la hostia grande al decir las palabras “lo partió”; y, sin partirla, resonó un sonido típico –algo así como clac- por todo el recinto. ‘Así es, le respondí, como usted dice’. Y después de explicarle que no había partido la hostia, le pregunté suavemente yo también. Y ‘¿dónde ha aprendido usted estas cosas?’ Me respondió que, en aquella temporada, les estaban explicando las normas sobre la celebración eucarística, que habían aparecido hacía poco tiempo. Yo tenía en mi casa esas normas. Así que seguimos conversando amablemente, hasta llegar a mi casa, sobre la importancia de celebrar correctamente la eucaristía. Cuando quedé solo, pensé que esa era la formación que daban a aquel grupo de laicos, una formación o información de una serie larga de normas concretas escritas para el clero.

>> Sigue...


Qué Clase de Formación para los Laicos?

09.10.16 | 19:01. Archivado en Sobre los Laicos

Me refiero a los laicos comprometidos en el mundo desde el mundo. Recuerdo perfectamente el día en que celebré la eucaristía a las 7 de la mañana en la cripta de la Iglesia de San José de la Montaña, en la capital de El Salvador. Al final de la misa me dijeron que un señor me llevaría a mi casa. Íbamos tranquilamente los dos, él conduciendo y yo a su derecha, cuando aquel señor, de unos cincuenta años, me dijo suavemente: ‘No se debe partir la hostia hasta el momento de la comunión, ¿verdad?’ No necesité reflexionar ni un segundo para saber a qué se refería. En la misa precedente doblé un poco la hostia grande al decir las palabras “lo partió”; y, sin partirla, resonó un sonido típico –algo así como clac- por todo el recinto. ‘Así es, le respondí, como usted dice’. Y después de explicarle que no había partido la hostia, le pregunté suavemente yo también. Y ‘¿dónde ha aprendido usted estas cosas?’ Me respondió que, en aquella temporada, les estaban explicando las normas sobre la celebración eucarística, que habían aparecido hacía poco tiempo. Yo tenía en mi casa esas normas. Así que seguimos conversando amablemente, hasta llegar a mi casa, sobre la importancia de celebrar correctamente la eucaristía. Cuando quedé solo, pensé que esa era la formación que daban a aquel grupo de laicos, una formación o información de una serie larga de normas concretas escritas para el clero.

>> Sigue...


Los Laicos y la Reforma de la Iglesia

05.10.16 | 23:21. Archivado en Sobre los Laicos

Para reflexionar sobre este asunto, hemos de preguntarnos si realmente nos parece importante la misión de la Iglesia en el campo social; si la consideramos tan importante como las tareas que realizan los laicos en el interior de la Iglesia; y si no es, posiblemente, incluso más importante para la Iglesia. Pablo VI dice: Entre evangelización y promoción humana -desarrollo, liberación- existen efectivamente lazos muy fuertes. Vínculos de orden antropológico (…). Lazos de orden teológico (…). Vínculos de orden eminentemente evangélico como es el de la caridad. (…).

>> Sigue...


Diferentes formas de Laicado

28.09.16 | 18:03. Archivado en Sobre los Laicos

Se puede afirmar que, entre los cristianos católicos, hay una aspiración bastante generalizada a una reforma profunda de la Iglesia. Lo que uno ve es que no se ha pensado en los laicos para esa deseada reforma. Es cierto que, cuando hay basura, y basura contaminante, es más urgente deshacerse de ella que cualquier otra urgencia. Pero ¿debe esta urgencia llevarnos a esperar ad kalendas graecas para que la reforma de la Iglesia alcance también al ámbito de los laicos? Y ¿para que los laicos sean agentes de esa reforma? Ya nos hemos acostumbrados a ver a los laicos muy activos en las tareas eclesiales, bajo la dependencia del clero.

Nuestra mente tiene ligada la imagen del laico comprometido a su presencia intraeclesial, que también pueden realizar ellos, pero que no es lo nuclear de la vocación laical. Sin embargo, no siempre ha sido así. Todavía son bastante recientes en América Latina las persecuciones contra campesinos cristianos, que corrían a enterrar sus biblias bajo tierra, perseguidos por fuerzas gubernamentales.

>> Sigue...


CELEBRAR LA VOCACIÓN LAICAL

27.07.16 | 22:19. Archivado en Sobre los Laicos

La idea no es mía. Me la repetía un seglar muy comprometido socialmente. Y ahora me la recuerda otro muy ligado al anterior. Su argumentación es sencilla. ‘Los curas celebran su vocación incluso con una nueva consagración más toda la fiesta que viene luego. Las religiosas y religiosos celebran también la suya, además de que muchos de los hombres tienen la consagración sacerdotal. Nosotros, nada. A pesar del concilio, seguimos siendo cristianos de segunda categoría’.

>> Sigue...


Lunes, 20 de febrero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2016
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031