Levadura

Monseñor Romero y el 1o de Mayo

19.06.18 | 18:37. Archivado en Comentario y oración

Masculino y femenino son inclusivos y se usan indistintamente.

El boceto anterior sobre Romero tenía este título: ¿Se convirtió Romero con el asesinato de Rutilio?
Tuvo dos partes: una entrevista que le hizo el periodista Juan Arias en febrero de 1979 sobre su conversión con la muerte de Rutilio; y, segundo, una reflexión sobre las dos conversiones del cristiano.

Hoy voy a dibujar el segundo boceto, con el título indicado. Comenzaremos con la lectura del documento que difundió Monseñor Romero el 1º de mayo de 1979, titulado: Mensaje de Monseñor Romero a los trabajadores. Leeré extractos de ese documento, para no alargarme demasiado. A continuación haré una reflexión sobre ese ese documento, mirando al mundo actual, que es diferente del de Romero.

El texto del año 79 sobre el 1º de mayo dice así. (Lo dejo sin subrayados, porque no es un escrito mío).

>> Sigue...


Romero ¿Se convirtió con el martirio de Rutilio?

11.06.18 | 03:32. Archivado en Comentario y oración

Estas consideraciones catequéticas van a tomar como punto de partida una entrevista que le hizo el periodista Juan Arias a Monseñor Romero. Apareció publicada el 23 de abril de 2013, pero había sido hecha con mucha anterioridad, en febrero de 1979. Dice así.

Ahora que el Papa Francisco ha decidido desempolvar el proceso de beatificación de Monseñor Romero, he querido recordar aquí mi entrevista con él meses antes de ser asesinado. Fue en la ciudad mexicana de Puebla donde, un año antes de su muerte, Monseñor Romero me contó como se había convertido. Estamos a primeros de febrero de 1979. Había ido a Puebla para seguir la Conferencia del CELAM, abierta por el papa Juan Pablo II.

Le noté triste aquella mañana. Me costó conseguir aquella entrevista. Me dio la impresión de ser un cura de pueblo. Su sonrisa era limpia pero teñida de tristeza.

“Yo estaba ciego. Estaba con los ricos. Me había olvidado que el evangelio nos pide estar al lado de los pobres”, me dijo en una de sus últimas entrevistas. “En estos momentos es mejor hablar poco y hacer, estar al lado de los perseguidos”, dijo como hablando consigo mismo.

Después me explicó su conversión. Se llamaba a sí mismo, en efecto, un convertido. Me contó que él estaba de la parte de los ricos, del poder, viviendo en un palacio, hasta que un día le asesinaron a uno de los sacerdotes que él consideraba un santo, Rutilo Grande. “¡Imagínese que lo acusaron de comunista!”.

>> Sigue...


Servir a Dios

10.05.18 | 21:51. Archivado en Sobre los Laicos

Servir a Dios es una de las fórmulas más utilizadas para invitar a una vocación de mayor entrega o para aceptarla. El problema está en que no vemos a Dios y que, por ello, el servicio a Dios se realiza a través de mediaciones. La ayudante que acompaña a un pastor en sus predicaciones sobre la Palabra de Dios, puede pensar con rectitud subjetiva que está prestando un servicio a Dios; pero, en la práctica, puede estar sosteniendo a un pastor poco cristiano y facilitando su enriquecimiento. Las religiosas que se ponen –probablemente por obediencia- al servicio de un cardenal emérito que no ha sido modelo de vida cristiana, dirán que se dedican al servicio de Dios.

En el catolicismo, cualquier trabajo que se realice en torno a los presbíteros, los religiosos y las religiosas, se tiñe fácilmente del color del servicio a Dios. El mismo peligro se da en otras versiones cristianas con todo lo que de alguna manera se relacione con el pastor.

En cambio ocurre que raramente –al menos hasta ahora- se habla del matrimonio como servicio de Dios; raramente optan dos personas por casarse para servir mejor al Señor; y no sé si suele llamarse servicio de Dios a una tarea tan sacrificada y maravillosa como la educación de los hijos. ¿Acaso será que Dios está más presente en la sacristía que en el tálamo nupcial?

No faltan personas que acusan de que, con semejantes consideraciones, lo que hacemos es provocar la disminución de las vocaciones. En esta acusación hay por lo menos dos puntos que merecen un comentario. El primero es que, en esa frase y otras parecidas, se entiende por vocación únicamente las del presbiterado y la vida religiosa, a las que modernamente se añaden otras vocaciones de perfección y consagración. Es una forma de hablar que se debe cambiar urgentemente, para bien del laicado y de toda la Iglesia, máxime tomando en consideración el segundo comentario, que es el siguiente: que no pocos aspirantes, sobre todo masculinos, buscan alguna de tales vocaciones por superioridad social o espiritual o por ambas superioridades: ser más respetados; recibir mayor consideración social; incluso ser más santos, que no deja de ser una forma de egocentrismo, aunque sea espiritual y religioso, y aunque la hayan practicado algunas santas y santos canonizados. Mucho uso han hecho los buscadores de vocaciones de esa supuesta superioridad espiritual, incluso social, que posiblemente ha dado buenas cosechas vocacionales. Pero también ha servido para dejar en segundo plano la vocación laical, que lleva incluido algo tan importante como el matrimonio y la familia, más el trabajo en el mundo y el compromiso de su transformación según los valores del evangelio. En todo ese conjunto, está claro en dónde se coloca eso que llamamos servicio de Dios.

>> Sigue...


Carta del 1º de Mayo

30.04.18 | 19:12. Archivado en Sobre los Laicos

A las amigas y amigos que tengo como misionero en algunos países. El 1º de mayo es un día de lucha, pero no de violencia. Llamar a esta fecha el día del trabajo es una forma de desactivar la lucha de los obreros. No es el día del trabajo, sino el día de los trabajadores; y no de todos los que trabajan, sino de quienes tienen sueldos bajos o trabajos duros o ambas cosas. No utilizo la palabra clase -clase obrera o trabajadora-, porque no me refiero a la lucha de clases; me refiero a la colaboración de clases, que en la práctica no es efectiva sin lucha, pero puede y debe serlo sin violencia.

>> Sigue...


¿Sacerdote o Presbítero?

07.02.18 | 21:58. Archivado en Sobre los Laicos

Los nombres que se dan a los sacerdotes no son los dos del título de este tema. Se le llama también padre y cura. A ellos hemos de añadir otros que se usan en la conversación y en os documentos. Uno de ellos sería clérigo, junto con la palabra clero. Además, aunque se aplica a los obispos, también podemos recordar el término jerarquía.

La palabra sacerdote viene a significar algo así como dador de lo sagrado. Es lo que nos dicen sus dos componentes latinos: sacer, cuyo significado general hace referencia a lo sagrado, sin mayor especificación, y dote, que viene del verbo latino dar, en latín donare.

¿Qué decir de este término, que es el que usamos ordinariamente para designar a los hombres consagrados para el ministerio ordenado? Diríamos que no es el más adecuado, porque toma o recoge solamente una de las actividades de las personas ordenadas, que son las celebraciones cultuales y sacramentales. El término sacerdote alude principalmente al hombre del culto; y lo sacerdotes católicos no son solamente hombres del culto.

>> Sigue...


Fiesta de Cristo Rey - Catequesis

28.11.17 | 18:05. Archivado en Sobre los Laicos

Femenino y masculino son inclusivos

El día de Cristo Rey es una gran fiesta. ¿Fue Jesús rey? No. ¿Intentaron proclamarlo? Habría diversidad de opiniones. Que tuvieran deseos de hacerlo, sí, tal como se expresa el evangelio, por ejemplo en Jn 6,15. Señales de lo mismo se ven en los sinópticos, en la entrada a Jerusalén, que llamamos triunfal, aunque no serían muchos quienes lo acompañaban. Y que la mentalidad de la gente y de las discípulas y discípulos era la esperanza de un mesías rey glorioso que los libraría de la dominación, lo encontramos por todos los evangelios. Pero no podemos olvidar una cosa: que Jesús nunca quiso aceptar esos intentos. Y lo que es más fuerte todavía: que Él no actuó como rey glorioso, sino todo lo contrario, hasta el punto de que los discípulos estaban completamente confundidos: por un lado, veían en él algo tan extraordinario, que les hacía pensar que podría ser el mesías. Por otro, su comportamiento e ideas no concordaban para nada con el mesías que ellas esperaban: nada de glorioso, sino sirviente de ellos mismos, humilde, nada triunfal. Y no andaba con la gente importante, sino con los últimos de la sociedad, con el desecho social, la escoria; y además con los pecadores públicos, con quienes nadie quería tratar. Luchaba por esa gente, para transformar a todos
Vayamos ahora a la liturgia. La fiesta de Cristo rey se celebra anualmente el último domingo del año litúrgico, en los tres ciclos. Busquemos qué evangelios se eligen para ese día. En el ciclo A leemos la parábola del juicio definitivo, dedicada a la gente pobre, incluso la más pobre. En el ciclo B leemos la conversación de Pilato con Jesús, antes que lo crucificaran, en la que Jesús declara: mi reino no es de este mundo. Y así había sido su vida como hemos visto: ni rey ni guerrero. Y en el ciclo C la lectura del evangelio es la de Lc 23,38-43, que termina con las palabras de Jesús al buen ladrón: Hoy estarás conmigo en el paraíso. Está crucificado y enseguida muere. En la cruz morían lo esclavos y los malhechores. Jesús muere como uno de ellos. Conclusión: la liturgia no nos presenta a Jesús como Rey glorioso, sino como rey de los pobres y rey crucificado como un malhechor. Es el mesías ANTI-REY.

>> Sigue...


Presbiteros Forjadores de Militantes

28.11.17 | 16:49. Archivado en Sobre los Laicos

En buena hora decimos presbítero más que sacerdote, porque la palabra “sacerdote” es más que dudosa para aplicarla a una persona bautizada. El Nuevo Testamento reserva esa palabra para Jesucristo. Lo llamamos sumo y eterno sacerdote, dejando quizás espacio, con esos dos calificativos, para otros sacerdocios que no sean sumos ni eternos.

La Carta a los Hebreos se opone radicalmente al sacerdocio de los bautizados al declarar que no hay más sacerdote que Cristo. Para muchas personas, la “sacerdotalización” de los ministerios en el cristianismo, que ocurrió relativamente pronto, fue muy negativa, así como también la forma de entender la expiación, que aparece en las plegarias eucarísticas.

>> Sigue...


Presbíteros Sociales - Sacerdotes Sociales

19.11.17 | 18:08. Archivado en Sobre los Laicos

Recuerdo que, cuando recibí la ordenación presbiteral, ya muy entrado en años- varios amigos que fueron juntos a la celebración me preguntaron por la palabra presbítero, que había salido varias veces en la ceremonia. Eran personas de estudios, pero no conocían esa palabra. Esa es la razón por la que he duplicado el título de este artículo.

Siempre me impresionó lo que reconoce el concilio sobre las dificultades actuales de la predicación. Después de afirmar que los presbíteros “tienen como obligación principal anunciar a toda la gente el evangelio de Cristo, para constituir e incrementar el Pueblo de Dios”, añade: “Pero la predicación sacerdotal, difícil con frecuencia en las actuales circunstancias del mundo, debe exponer la Palabra de Dios, para mover mejor a las almas de los oyentes, no solo de una forma general y abstracta, sino aplicando a las circunstancias concretas de la vida la verdad perenne del evangelio”. (PO 5).

>> Sigue...


La Formación de Criterios Cristianos

17.06.17 | 01:35. Archivado en Sobre los Laicos

Ocurrió un día en el que me encomendaron la misa de las 7,30 en una parroquia del centro de la ciudad. La celebré en una gran cripta que tiene esa parroquia debajo del templo. En el comienzo de la consagración, al decir “lo partió”, hice un ruido, como si hubiera partido la hostia. Al final de la misa me transportó a mi casa en su coche un señor que podría tener unos 55 años. En un momento en que quedamos callados, me preguntó: ¿Está prohibido partir la hostia en la consagración, verdad? Me di cuenta de lo que le ocurría. Hacía poco habían salido un documento de normas, entre ellas el recordatorio de no partir la hostia. Le dije que sí y le pregunté: ‘Vaya. Y ¿cómo lo sabe usted?’ Me contestó: Es que en la catequesis de la comunidad estamos estudiando el nuevo documento de Roma, etc. Le contesté algo así como: Ah, ya. Y, sin más comentarios, seguimos charlando. Ya en mi casa, pensé: ‘Esta es la formación que están dando al laicado adulto y probablemente preparada, a juzgar por aquel señor’.

>> Sigue...


Romeristas y Romerianos

15.05.17 | 22:31. Archivado en Sobre los Laicos

Romero está de moda. Lo que hace unos años nos parecía imposible ocurre actualmente con la mayor naturalidad. La presencia en estos mismos días del CELAM en nuestro País es un dato más a favor del prestigio que ha adquirido nuestro Beato en pocos años. Es probable que su canonización se acelere.

Lo que no queda claro es si todos los que alaban hoy al Beato Romero circulan en el mismo carro. Digamos que hay romerianos, es decir aquellas personas que desean que continúe la acción comprometida de Monseñor, adaptada, por supuesto a las nuevas circunstancias del País. Y hay también romeristas, personas que quieren sobre todo levantar al Beato Romero más arriba que el Trifinio y sacarlo a relucir por cualquier medio y ocasión, sin pasar de ahí hacia compromisos transformadores.
Lo que separe a unos y otros quizá no sea la glorificación de Romero, punto en el que puede haber un acuerdo general, sino la puesta en práctica de lo que fue e hizo Monseñor. Podríamos quizá decir que la línea que marca la diferencia sea el formidable discurso de Monseñor en la Universidad de Lovaina, cuando fue a recibir el doctorado honoris causa. En aquellas circunstancias tan peligrosas, cabía esperar un discurso de circunstancias, siempre comprometido, pero no con aquella intensidad del discurso. Y sin embargo ocurrió lo más osado y admirable, que fue exponer abiertamente la situación de persecución en que se hallaba la Iglesia arquidiocesana –y en conjunto, toda la Iglesia de El Salvador- como una discreta pero fervorosa acción de gracias a Dios por la línea evangélica adoptada y por los mártires que iluminaban la postura de la Iglesia. La lectura de aquel discurso, siempre gustosa, nunca cansada, sigue siendo un enorme estímulo para las gentes romerianas, que ansían no solo la glorificación del Beato, sino el compromiso real, como el de Monseñor, por una sociedad menos injusta y más igualitaria.

>> Sigue...


Los Laicos y la Llamada Universal a la Santidad

22.04.17 | 01:19. Archivado en Sobre los Laicos

Femenino y masculino son inclusivos y se usan indistintamente

Hasta hace poco tiempo, la santidad parecía patrimonio de los célibes, religiosos y sacerdotes. El concilio incluyó en la constitución sobre la Iglesia un capítulo titulado Vocación universal a la santidad (LG cap. 8)

Probablemente haya habido un cambio de mentalidad a partir de ese documento. De hecho hay procesos de canonización de laicas y laicos, algunos de ellos felizmente resueltos. ¿Será su número suficiente como para alcanzar a los religiosos? Es lo de menos. Lo que importa es que de ahora en adelante hubiera un equilibrio; pero no va a ser fácil, porque el costo de una beatificación o canonización es –sin contar los regalos a los cardenales y a algunos altos funcionarios- muy subido, por los pasos que hay que dar y las personas a las que hay que emplear. Si no las asume la diócesis o la institución religiosa a la que hayan estado ligadas, es prácticamente imposible que las laicas lleguen a los altares. Mirando cuántos y quiénes han sido canonizados, es fácil sacar la conclusión de que los santos están principalmente entre los religiosos y sacerdotes.

>> Sigue...


Autonomía del M

07.04.17 | 18:21. Archivado en Sobre los Laicos

Femenino y masculino son inclusivos y se usan indistintamente

Esta cuestión me parece muy importante para la formación de los laicos comprometidos en el mundo y desde el mundo. A pesar de ello, es probable que muchos laicos cristianos no hayan oído ni siquiera ese título. Y quienes lo han oído, es probable que nunca lo hayan asimilado y conozcan mal su contenido. ¿Sirve de algo que el concilio le haya dedicado un número de 25 líneas? (GS 36) Tarde o temprano servirá de mucho. Pero lo cierto es que hoy por hoy no recibe la atención y explicación que merece.

En la realidad de cada día, la autonomía del mundo funciona en muchos campos que posiblemente no conocen estas ideas. La comunidad científica hace más de dos siglos que funciona con ese presupuesto. En muchas actividades, la gente funciona sin tomar en consideración la fe religiosa. Por ejemplo, el gobierno, los negocios, los partidos políticos, los sindicatos, la producción y otros muchos campos de nuestra vida y sociedad, funcionan sin tener en cuenta a Dios. Y así es como hemos de funcionar, activando al mismo tiempo nuestra fe religiosa viva y cálida.

>> Sigue...


Lunes, 25 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930