La Marea de Pérez Henares

Con el Gobierno de España

18.09.17 | 20:53. Archivado en Oleaje político

Hay momentos en que ya solo cabe el Si o el No, el blanco y el negro. Los matices quedan para antes y para después de ese instante decisivo. España está viviendo, va a vivir, uno de esos momentos, donde ya no cabe la media tinta. En el tramposo referéndum separatista se está con la Constitución y con la Democracia o con los golpistas. Ya no hay equidistancia que valga, ni milongas ni monsergas. Los secesionistas han violado todas nuestras leyes, comenzando por la suyas propias y pasando de la provocación continua al hecho definitivo colocan al Estado y al Gobierno ante una única e ineludible obligación: Defender y preservar los derechos de todos los españoles, impedir su propósito, detenerlos y aplicarles la ley.
Estar en esta situación con el Gobierno de España no es apoyar a un partido político ni comulgar con una ideología en concreto. Apoyar al Presidente no es beatificar a Rajoy. Es defender nuestra Nación, nuestra soberanía como pueblo, nuestras leyes, nuestra convivencia y nuestro futuro. Lo demás, lo otro, habrá de substanciarse en su debido tiempo al igual que los fleco de este mismo episodio. Pero ahora lo que toca es esto. Y toca estar donde el deber ineludible marca.
Es tiempo de que los odiadores, los voceras y los ayatollas se esperen un poco para seguir luego con su cosa. Mejor ahora que sus eternas bilis se las guarden un rato y se esperen a que logremos vencer en el trance. Porque no queda otra. O gana la Ley o España será un Estado y una Nación fallidas. Eso deberían meditarlo los de el grito y dos patadas, por un lado y por el otro la oposición socialista que tiene también ante si un momento de inflexión definitivo. De su lealtad depende nuestro presente pero también dependerá su futuro. No lo duden ni un instante. Y de la misma manera que en este trance el estar al lado de nuestro Gobierno, de nuestras instituciones, de nuestras leyes y de quienes, jueces y fuerzas de seguridad han de aplicarlas también hay que decir que a quienes están en ese mismo barco hay que reconocérselo, valorarlo y apreciarlo en todo lo que vale. Para los antes y los después tiempo habrá de discutirse lo que quiera. Ahora esto hay que atravesarlo juntos porque en esto juntos estamos y ojala volvamos a recuperar ese espíritu de mirar y sentir todo lo que nos une en vez de no tener más que ojo para lo que nos separa. Y hoy es justo y necesario resaltar que cada cual, Sánchez y Rivera, y a su manera, estén, y van estando, a la altura que se requiere. De ello y de que todos sientan el aliento conjunto de toda una ciudadanía va a depender la victoria o la peor herida que puede sufrir nuestra democracia.
Porque ya es diáfano lo que tenemos enfrente. Los separatistas y junto a ellos los filoetarras de Bildu, con Otegui como santón, y la extrema izquierda, la catalana de la CUP y la estatal de Podemos con sus diferentes caretas que se han caído todas. Desde Pablo Iglesias a Colau, aunque alguno como Errejón procure hablar poco para que no se le note. Pero ellos, y sus voceros mediáticos, ya han largado el trapo y elegido territorio: Aliados y cómplices de los secesionistas y con un objetivo compartido: el de destruir nuestra Constitución, que ellos llaman el Régimen del 78 para insultarla, y donde ahora creen ver brecha para dinamitarla. Un destape este, el morado, peligroso, y más que para nadie para ellos. Porque un mañana no lejano habrán de responder a su traición al pueblo español ante las urnas.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 18 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930