La hora de la verdad

Acabar con El Yunque en un minuto

26.03.17 | 22:34. Archivado en Sobre el autor, Religión, Reflexiones

Todos los obispos, reunidos en asamblea en la Conferencia Episcopal Española, queremos denunciar ante nuestros fieles la existencia de El Yunque, una sociedad secreta que, bajo el supuesto fin de “instaurar el Reino de Dios en la tierra”, se vale de la mentira, la manipulación y la calumnia. Desde hace al menos cuatro décadas, esta entidad, nacida hace casi un siglo en México y que se extiende en medio mundo, representa uno de los mayores cánceres para la presencia de los laicos comprometidos en la esfera pública. Ya sea a través de sociedades pantalla en las que hacen ver lo que no son y se aprovechan de una mayoría que colabora de buena fe con ellos en lo que en realidad no es, ya sea a través de su infiltración desde el engaño y la simulación en sociedades ya existentes, deformándolas y corrompiéndolas, están destrozando el tejido eclesial en su compromiso social.

>> Sigue...


Papá, ¿por qué somos sobre todo del Real Madrid de las canastas?

18.02.17 | 21:00. Archivado en Sobre el autor, Madridismo en estado puro, Deporte

- Papá, ¿ha vuelto a ganar el Madrid?

- Sí, hijo, ya estamos en la final de la Copa tras ganar dos partidos imposibles en la prórroga…

>> Sigue...


Niños vendidos, secuestrados y violados… en España

09.01.17 | 23:54. Archivado en Sobre el autor, España, Inmigración

Tenía 15 años cuando, engañada, fue traída por la mafia desde Bucarest hasta España para obligarla a ejercer la prostitución. Sufrió todo tipo de vejaciones. Consiguió huir. Meses después, fue de nuevo apresada. Y castigada. Así lo recoge la sentencia judicial de su caso, la 34/2015: “El acusado la azotó repetidamente con un cable doblado en dos por todo el cuerpo, propinándole puñetazos en toda la cara y clavándole lentamente la punta de un cuchillo en diversas partes de su cuerpo, como cuello, piernas y manos, golpeándola también con una barra de hierro en ambos brazos. Asimismo, le realizó un tatuaje en la cara interna de su muñeca derecha, consistente en un código de barras. (…) Con una máquina de afeitar, le rasuró el cuero cabelludo y las cejas, y le pulverizó harina en el rostro con un secador de pelo, mientras se reía. A continuación, le colocó una peluca de color rojo, le golpeó la cara con guantes de boxeo y le roció la cara con un espray. (…) A la mañana siguiente, fue exhibida, en las condiciones referidas, al resto de las mujeres que se hallaban en la vivienda, con el propósito de que estas vieran las consecuencias en caso de desobedecer e intentar huir”.

>> Sigue...


Unamuno y Don Quijote, el alma del Partido Decente

27.12.16 | 16:50. Archivado en Sobre el autor, Rezando a San Unamuno

Unamuno fue la integridad insobornable, un motor que jamás dejó de caminar en la búsqueda de emanciparse de todo lo que era artificial en él. Convulso, siempre en guerra contra sí mismo, pagó exilio por oponerse a una dictadura militar mientras que apoyó la siguiente como único freno de mano frente a la bilis totalitaria materialista que amenazaba con engullir España y borrar todo lo que la nutría de espíritu. Su sacrificio, el de ir contra sus más hondos ideales humanistas, lo llevó a cabo afrontando con estoicismo su última pena: morir meses después en silencio, sin que le reivindicara ninguna bandera. Aunque, en el fondo, al espíritu más libre que ha dado este país no podía depararle otro destino.

>> Sigue...


¿Puta y feminista?

21.12.16 | 23:55. Archivado en Sobre el autor, Reflexiones

En Cuadrilátero 33 hemos apostado por un debate más que interesante: la prostitución como posible acción reivindicativa dentro del feminismo. Para ello hemos dado voz a dos prostitutas y a dos abolicionistas. Cuatro mujeres. Las cuatro feministas, pero absolutamente divididas entre sí. Hasta tal punto que no hacen sino reflejar una visceralidad que en distintos foros digitales hace aflorar un enfrentamiento cargado de bilis. Para unas, el derecho a hacer libremente con su cuerpo lo que les marca su voluntad es su gran bandera. Para otras, someter este al ejercicio mercantil es una traición a la causa.

>> Sigue...


El clic de Claudia se enciende en los toros

16.12.16 | 23:56. Archivado en Sobre el autor, Relatos, El rincón de las musas, Tauromaquia

Tarde de toros soporífera. El embelesamiento es tal que a Ramón, absorto en el fluir de las nubes, el puro consumido le quema los dedos. Al soltar un alarido sordo, por eso de no quedar en ridículo ante el personal, baja la vista y se topa con un papel viejo y arrugado que lleva media tarde ante sus pies. Se fija porque, en pleno doblez, sobresalen unos ojos lascivos que se clavan en él. Lo recoge, lo despliega y se encuentra con una hoja suelta de ‘El clic’, el legendario comic erótico con el que Milo Manara regalara a la humanidad la figura de Claudia, una señorona burguesa y fría que pierde el control cuando se activa el chip que un científico demente le dejó por regalo dentro de su cuerpo del delito. Cuando llega el clic, esté donde esté, Claudia se transforma en una loba sedienta de sexo. De hecho, en la escena presente en la hoja se lo monta en un establo con dos brutos contratados por su marido para hacerse con ella y devolverla a la vida decente.

>> Sigue...


Mi fe, católica o no

16.12.16 | 00:01. Archivado en Sobre el autor, Religión, Reflexiones

Me considero católico, aunque aspiro ante todo a ser cristiano y soy consciente de que jamás me acerco a serlo mínimamente. Sin embargo, hoy, cuando un sacerdote al que conozco personalmente desde hace muchos años (eso es lo más doloroso, que no me lo dijo un cura sin nombre, un ente abstracto) me ha escrito públicamente, en el transcurso de un debate en redes sociales, que lo más coherente es que “me baje” de la Iglesia, porque “hace mucho que te presentas como católico pero no lo eres”, ha sido cuando me he sentido auténticamente noqueado. ¿Acaso es cierto? ¿Realmente no soy católico? ¿Vivo una mentira? ¿La finjo? ¿No soy capaz de engañarme ni de hacerlo con otros, que lo ven más claro que yo y me lo arrojan a la cara como si tal cosa?

>> Sigue...


“La lección de honestidad y sacrificio de Unamuno debería enseñarse en las aulas” (entrevista a Víctor Clavijo, Don Víctor en ‘La isla del viento’)

08.12.16 | 17:44. Archivado en Sobre el autor, Entrevistas, Rezando a San Unamuno, Cine

En La isla del viento, Víctor Clavijo (Algeciras, 1973) interpreta a Don Víctor, un cura al que Miguel de Unamuno, desterrado en Fuerteventura por oponerse a la dictadura de Miguel Primo de Rivera, acaba poniendo ante el abismo que busca esconder: su ausencia de fe. Nace así una catarsis que, finalmente, le aboca a entregarse a los más desfavorecidos, ignorados hasta ahora por él en la práctica. Todo ese torrente íntimo se descarga en una escena clave, en la que es Unamuno el que “confiesa” al sacerdote. En esta entrevista, el propio Víctor Clavijo desvela que un proceso similar es el que él mismo vivió mientras rodaba la película. Se agradece encontrar a un actor que se abre en canal y reconoce crisis… En este caso, sobre la propia fe en su desarrollo artístico. Como a su personaje, el cura sin fe, el abismo le sirvió para echar a volar. Y lo hace bien alto. Un actor grande.

>> Sigue...


La Historia no ha absuelto a Fidel Castro

07.12.16 | 20:56. Archivado en Sobre el autor, Internacional, Reflexiones

Para los que tenemos una concepción positiva de la naturaleza humana, la libertad es un derecho innegociable que, al contrario de contraponerse con otros (me niego a que haya que escoger entre igualdad y libertad), es un motor para construir sociedades auténticamente justas. Por eso siempre aborreceré toda dictadura. Es más, si me ofrecieran un régimen en el que fuera forzoso ser centrista, católico, madridista, taurino y entregado al culto a Scarlett Johansson, lo rechazaría de pleno. ¡Bienvenido sea convivir con rojos, azules, musulmanes, ateos, culés, colchoneros, antitaurinos y, aún si cabe, entregados a la causa de Isabel Pantoja!

>> Sigue...


“Unamuno supo ser parte del alma de Fuerteventura” (Entrevista a Ruth Armas, Cala en ‘La isla del viento’)

01.12.16 | 23:39. Archivado en Sobre el autor, Entrevistas, Cine

La actriz Ruth Armas (Las Palmas de Gran Canaria, 1980) es Cala, un personaje clave en La isla del viento, la primera película dedicada a Miguel de Unamuno desde que falleciera hace 80 años. Dirigida por Manuel Menchón, relata su exilio forzado durante unos meses de 1924 en Fuerteventura, por su oposición a la dictadura de Miguel Primo de Rivera, antes de poder huir hasta París. Un episodio que no dejó indiferente al filósofo bilbaíno, que realmente se encarnó entre sus gentes, fascinado por su vida sencilla y su carácter luchador. Para la actriz tampoco pasa sin más Unamuno, a quien estudió en su adolescencia pero ante quien se ha sentido interpelada de un modo profundo ahora. Hasta el punto de asomarse a su esencia, siempre volcánica, y reclamar que los espectadores la acompañen en un viaje, sin duda, fantástico.

>> Sigue...


Cuando Unamuno se encarnó en Fuerteventura

26.11.16 | 13:13. Archivado en Sobre el autor, Crítica, Rezando a San Unamuno

Escribo estas líneas, casualmente, horas después de anunciarse la muerte de Fidel Castro, cuya revolución utópica frente a un régimen corrupto y títere del Imperio acabó sin embargo sumiendo a Cuba en una burbuja congelada en el tiempo, sin libertad, justicia, ni igualdad (una élite corrupta está muy por encima de un pueblo llano igualado en la pobreza). Pero yo venía aquí a escribir de Miguel de Unamuno… y la única película que se le ha dedicado (para vergüenza de la cultura en este país, no pudiendo obviarse además que apenas se emite en un puñado de cines) desde que muriera hace ya casi siete décadas. Afortunadamente, La isla del viento, estrenada hace una semana, hace justicia a quien fue, es y será el alma de España. En ella está, auténticamente, Unamuno. Y encarnado en la utopía que construye.

>> Sigue...


Donald Trump y la cultura del egoísmo

21.11.16 | 22:46. Archivado en Sobre el autor, Internacional, Reflexiones

No están de moda, pero siempre me fascinarán personas como Tomás Moro, Luis Vives, Voltaire, Erasmo de Rotterdam, Miguel de Unamuno o Miguel Delibes. Todos ellos pudieron haber tenido una vida más fácil encuadrándose en sus respectivas ortodoxias, pero optaron por arremangarse, exponerse a bilis furibundas y construir sociedad desde un humanismo encarnado, heterodoxo, complejo, abierto a todos. Hoy, en cambio, están de moda los referentes “que van con la verdad por delante”, los que tienen “un par de huevos” para dejar “las cosas claras”. Sea Mourinho, sea el próximo emperador del mundo.

>> Sigue...


Sábado, 29 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031