La cigüeña de la torre

La carta del obispo Williamson ya es pública.

30.01.09 | 23:54. Archivado en Obispos,
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Como ya ha señalado algún comentarista la carta dirigida por el obispo Williamson al cardenal Castrillón ya es pública. Y coincide exactamente con lo que habíamos adelantado en el Blog.

Creo sinceramente que es muy respetuosa con Su Santidad y que a esa actitud actual es a la que hay que estar y no a posiciones anteriores sobre el Papa. Personalmente creo que sus palabras a la televisión además de imprudentes eran falsas. Yo estoy convencido del genocidio de los judíos por el régimen nazi. Si él no lo está, o lo disminuye a unas cifras insostenibles, es que no está bien informado. Pero eso no es un tema eclesial. Como si un obispo se empeñara en sostener que dos y dos eran cinco. Será un ignorante en matemáticas pero eclesialmente no es excomulgable por ello. Por mucho que se empeñen algunos.

Eminencia:

En esta tremenda tormenta mediática provocada por mis declaraciones imprudentes a la televisión sueca, le ruego que acepte, con el debido respeto, mi sincera contrición por haber causado a usted y al Santo Padre tanta aflicción y problemas innecesarios.

En cuanto a mi respecta, todo lo que importa es la Verdad encarnada y los intereses de Su única y verdadera Iglesia, sólo por la cual podemos salvar nuestras almas y dar gloria eterna a Dios todopoderoso, en nuestra pequeñez.

Sólo tengo una cosa que decir, de Jons I,12: "Levantadme y echadme al mar, y se os calmará; pues yo sé que es por mi causa que os ha sobrevenido esta gran tempestad".

Le ruego igualmente que acepte y transmita al Santo Padre mi más sincera gratitud personal por el decreto firmado el pasado miércoles y publicado el domingo.

Muy humildemente celebraré la Misa por ambos.

Sinceramente en Cristo,

+Richard Williamson

27 de enero de 2009

Rogaría a los dos o tres que se han empeñado en sostener tesis análogas a las de Williamson que no nos las repian de nuevo. Ya se las hemos oído suficientemente. Y habrán comprobado que la gran mayoría de los comentaristas no las comparten.

Esta animadversión a los judíos, en la que hoy se unen la extrema derecha con la extrema izquierda, lo que no deja de ser curioso, a mí personalmente me parece impresentable. No me cabe duda que hubo, y hay, judíos pérfidos. Pero ese odio a los judíos es absurdo en quienes tienen por Dios a Nuestro Señor Jesucristo, veneran a su Santísima Madre y tiene entre los más grandes santos de la Iglesia a José, Juan el Bautista, Pedro, Pablo, Santiago, Juan, Andrés... Lo quieran o no todos los católicos somos de algún modo judíos.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 22 de julio

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Julio 2014
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031   

    Sindicación