La cigüeña de la torre

El Papa multiplica sus gestos, ¿seguirán sin enterarse?

23.01.09 | 13:18. Archivado en Obispos, Iglesia española

La bomba ha estallado. Una vez más el cardenal Re quiso valerse de este humilde Blog para hacer públicas noticias de mucha importancia. Sólo puedo reiterarle mi agradecimiento emocionado.

También mi reconocimiento a quienes han hecho pública mención de esta torre dejando constancia de su existencia y del crédito que les merece. Como no estoy acostumbrado a eso me llegan más al corazón. Una Voce Málaga, The New Liturgical Movement, Kath.Net, Secretum Meum Mihi, Religión en Libertad, Panorama Católico Internacional, El Sacristán Serrano y seguramente alguna web más de la que no he tenido conocimiento, siguen a esta cigüeña y se fían de ella. O del cardenal Re.

Que mis amigos malagueños me echen flores es seguramente a causa del mutuo afecto que nos profesamos en la certeza de que ambos estamos en la misma trinchera. Con las peculiaridades de cada uno, ciertamente. Pero en la misma lucha. Y lo mismo cabe decir de ReL. Ya me sorprenden más otras lecturas y otras palabras. The extremely well-informed Spanish blogger Francisco José Fernández de la Cigoña.... Pues bendito sea Dios. Yo sólo repetiré aquello de No a nosotros, Señor, no a nosotros, sino sólo a tu Nombre da gloria

Cerrado el capítulo de reconocimientos voy a lo importante. Benedicto XVI está multiplicando gestos, todos en un mismo sentido. Y van ya muchísimos. Tanta insistencia no puede ser una casualidad. El Motu proprio, el levantamiento de las excomuniones, la liturgia cuidadísima en todas las celebraciones pontificias, la comuniónón en la boca, de rodillas y con comulgatorio en sus misas, el altar con los candelabros y la cruz, haber celebrado ya, por lo menos dos veces la misa "mirando a Dios", la utilización del latín en las partes comunes de la misa... Estamos sin duda ante una catequesis. Que desgraciadamente es seguida con escasísimo resultado por los catequizados.

Creo que debemos huir de maximalismos. Ajenos a la voluntad del Papa. Y al sentido común. El levantamiento de las excomuniones no significa la canonización de monseñor Lefebvre ni la condena de Concilio Vaticano II, de los Papa que lo celebraron, ni del Pontífice que decretó la excomunión. Se equivocaría totalmente quien tal pensara. El Vaticano II es un Concilio ecuménico de la Iglesia. Y eso no lo mueve nadie. Con cosas excelentes y otras que se pueden discutir. Como de cualquier Concilio. El Papa no impone que todo el mundo comulgue en la boca y de rodillas. Si así lo quisiera lo habría dispuesto. Es lógico pensar que entiende él que ese es un modo que refleja mejor la adoración al Cuerpo y la Sangre de Cristo. Pero ni en ese modo de ´pensar es infalible ni pretende comprometer la infalibilidad.

En el uso parcial del latín, ciertamente mucho más lógico en Roma con misas a las que asistenten gentes de muchas naciones, ha tenido más eco. Y hoy se oye en misas solemnes el Gloria, el Credo, el Sanctus, el Pater o el Agnus en la lengua oficial de la Iglesia en varias ocasiones.

Sobre el modo extraordinario de celebrar la misa parece claro que el Papa lo quiere y como forma extraordinaria. Pienso que sería hasta herético sostener que la Iglesia ha mantenido casi cuarenta años una misa que no es tal. ¿Dónde quedaría la asistencia del Espíritu Santo? La misa de Pablo VI es tan santa, tan absolutamente santa, como la anterior. En ella se renueva, incruentamente, el sacrificio de Cristo en la Cruz. Ni mejor ni peor. Igual. La nueva es un tesoro y la antigua también. Son los fieles quienes tienen que optar por aquella con la que se sientan más próximos al divino misterio. En la que se encuentren más cerca de Dios.

Es evidente que el modo extraordinario va a ser de minorías. Pero está clarísimo que el Papa quiere que puedan gozar de él. Por eso no se entenden tantas reticencias y tantas zancadilla.

Y a los lefebvristas que sepan acoger el gesto generoso de Benedicto XVI. No es una victoria suya sobre el Papa sino un regalo que el Papa les hace. Ojalá, plenamente reintegrados en la comunión de la Iglesia, sean en ella entrega apostólica al servicio de Dios y de la esposa de Cristo. Una, santa, católica y apostólica.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 20 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930