La cigüeña de la torre

¿Se va el Nuncio?

30.01.07 | 15:07. Archivado en Obispos, Iglesia española

Un asiduo visitante de estas páginas, siempre con buen criterio y tono, me hace una pregunta que creo debe tener contestación no en el post en el que la hace sino con más relevancia: ¿Se va el Nuncio?

Viene diciéndose desde hace algún tiempo pero yo sólo puedo contestar una cosa: no lo sé. Don Manuel Monteiro fue nombrado Nuncio en España el 1 de marzo de 2000. Ya está, pues, a punto de cumplir los siete años en la Nunciatura. Bastantes.

¿Cómo juzgar su mandato? Pues bien y mal. Ha nombrado buenos obispos que, aunque él sea tan lento en eso, han sido muy esperanzadores. Y nos ha dejado a Blázquez, también por su lentitud, como presidente de la Conferencia Episcopal. Esa será la tacha más grave de su nunciatura. Porque Blázquez fue nombrado a causa de su abulia. ¿Lo sabía? ¿Lo quería? Sea lo que fuere, difícil de perdonar.

Pero, como he dicho, ha nombrado, también, excelentes obispos. ¿Mérito suyo? Ya es más dudoso. Creo que en estos días los nombramientos se deben más a otras instancias que al Nuncio. Parece que empeño suyo es el tarraconense Pujol que tampoco es muy entusiasmante.

Monteiro está a punto de cumplir los sesenta y nueve años. ¿Qué pueden hacer con él? Pues, no es fácil. Porque de la nunciatura en España no se puede ir al Tchad o a Sri Lanka. ¿A Roma a un puesto cardenalicio? Pues tampoco nos lo parece. Ya hay dos cardenales portugueses, discretitos ambos, Saraiva y Policarpo, como para que vayan a hacer un tercero. Tagliaferri salió para París. En un cambio de cromos. Pero se había acreditado más. Pues, ¿dóde le mandan?

Algunas salidas hay pero a la baja. Polonia, tras el fracaso de aquel nuncio en el caso Wielgus, Méjico, que creo todavía no han nombrado sustituto de aquella nunciatura, y si lo han nombrado no digo nada, y escasas más.

Nuestro comentarista apunta incluso un sustituto. El italiano Giuseppe Pinto, actualmente nuncio en varias naciones africanas. Con 54 años que tiene me parecería una notabilísima promoción.

Pues, a cruzar los dedos o a encomendárselo al Altísimo. Yo, que tantas coces he dado a monseñor Monteiro, casi preferiría que estuviera algún tiempo más. Con un nuncio de cincuenta y cuatro años, salvo que acreditara notabilísimas dotes que le catapultaran a puestoa más altos, íbamos a estar crucificados durante muchísimo tiempo.

Y casi estoy por el viejo refrán: Más vale malo conocido por bueno que conocer. Teniendo en cuenta que, salvo la gran metedura de pata del portugués que nos trajo a Blázquez a la presidencia de la Conferencia Episcopal, no lo ha hecho tan mal. Démosle dos o tres años más de Nuncio en España y después algún Pontificio Consejo inane. Evidentemente es mi propia opinión. Benedicto XVI hará lo que juzgue oportuno.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 22 de enero

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Enero 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031