Aquaman

Me encanta el mar, hasta el punto que de pequeño quería ser oceanógrafo, y ver lo bien que está hecha esta película, donde te sientes sumergido en un mundo acuático lleno de seres increíbles, es alucinante.

Un musculoso y divertido Jason Momoa, de la mano del polifacético James Wan, consigue desde emerger un submarino del fondo del mar a pulso, hasta dar uno de los besos más apoteósicos del cine a la reina pelirroja Amber Heard.

El problema es que Momoa es un mestizo, hijo del padre humano Temuera Morrison, y de la madre y reina acuática Nicole Kidman, y tiene que disputar su trono en Atlantis con su propio hermano Patrick Wilson, un tirano rubio y repeinado que busca la guerra total.

Además de unas batallas espectaculares de ciencia ficción, contiene una crítica feroz por el desastre ecológico real que está sucediendo en nuestros mares, donde la basura que se tira a sus aguas está acabando con la vida marina, algo que ennoblece el film.

Un nuevo superhéroe llega a las pantallas, es Aquaman, y viene para quedarse.

3½ ★★★½

Sin categoría

Comentarios cerrados.