Muchos Hijos, un Mono y un Castillo

Me parece un film sublime, lleno de detalles sorprendentes y sumamente evocador.

Julia, su protagonista, es genial y disparatada, a la que quieres desde el primer momento, porque entre otras cosas te hace sonreir sin descanso.

Gustavo Salmerón hace de director, productor, guionista y camarógrafo, y logra una naturalidad y una espontaneidad en todo el film inmejorable.

Por la manera de contar las cosas, por una mujer excepcional, por una familia de locos, y por una narrativa limpia y pura, no dejes de verla.

4 ★★★★

Sin categoría

Comentarios cerrados.