Hipócrates

Película de indudable interés que muestra el backstage de un hospital con los problemas habituales que tienen hoy en día todo tipo de centros médicos públicos, sea donde sea.

La ausencia de ética, el enchufismo y, sobre todo, la falta de material médico, se combina con el esfuerzo inhumano de un equipo médico que tienen que decidir en segundos opiniones trascendentales para la vida de los pacientes.

Mezcla comedia con drama de una manera inteligente y profesional, en un film palpitante, emotivo y conmovedor. Es especialmente intensa la secuencia en donde varios médicos tienen que dilucidar entre mantener con vida a una paciente moribunda que quiere morir o consentir su deseo.

La dirección de Thomas Lilti es sobria y realista. El reparto es acertado, sobre todo el papel que desarrolla Reda Kateb, para mí el mejor.

Muy aconsejable.

4 ****

Sin categoría

Comentarios cerrados.