Operación Palace

La excelencia, tanto técnica como periodística, suele acompañar a Évole y a su equipo en el magnífico programa “Salvados”, en La Sexta, pero en la última entrega han tocado el cielo de la originalidad, la creatividad y la Historia, porque cuando pasen tan solo dos inviernos será consagrada esta “Operación Palace” como una obra maestra del periodismo audiovisual y se estudiará en las facultades de medio mundo.

Si la idea de revivir aquel 23-F de una manera diferente fue espléndida, mejor fue ver cómo consiguieron convencer a tanta gente y, sobre todo, cómo lo grabaron y editaron mezclando realidad y ficción. Un auténtico regalo para la audiencia.

Me decía Elías, el productor de “El Chiringuito”, que en general los que tenían más de 50 años no se lo habían creído, pero que los que no llegaban a esa edad habían caído entusiasmados con la farsa, y no le falta razón. Yo, desgraciadamente, le dije desde el primer momento que aquello era otra “Guerra de los Mundos”, aunque creo que tampoco sabía bien de qué le hablaba.

Como para gustos colores, y veo que hay mucha gente que no está de acuerdo con esta teatralización, incluida alguna vaca sagrada, pues tan solo doy mi humilde opinión de que a mi me encantó y espero que la gente de la tele y de otros medios de comunicación busquen formatos e ideas nuevas que rompan con la monotonía de un periodismo estancado que necesita de una fuerte dosis de creatividad para atraer a una audiencia cada vez más aburrida y distante.

Recuerdo también el golazo que le metió Wyoming a Intereconomía con su parodia sobre una bronca a una becaria. Hablé con “Blackman”, el editor, y no nos lo creíamos, pero el presentador entró en barrena y se tragó todo el “sapo” sin escuchar a nadie. Fue una venganza de Wyoming a las continuas críticas que le hacían en el programa “Más se perdió en Cuba” que acalló para siempre.

Acallemos nosotros todos los Golpes de Estado y la eterna mediocridad con un poco de humor y mucha profesionalidad, como han hecho Jordi Évole y su impresionante equipo. Espero que haya más periodistas como él que sigan buscando el corazón latente dentro de las oscuras tinieblas.

Sin categoría

2 comentarios


  1. Faraon

    Si Don Carlos, Èvole y su equipo hizo un gran programa, tanto desde el punto de vista técnico, humorístico y de la elección de los personajes elegidos, aunque la aparición de J.L. Garcí me rompió los esquemas, no me cuadraba en ese ámbito. Ya sabemos que los de siempre, es decir, los listillos de Intereconomía, los salvadores de España, lo han demonizado y han puesto el grito en el cielo, aunque es de esperar de esa panda de ilustrados. Mis felicitaciones a Jordi Èvole a su equipo y a La Sexta por arriesgar, con buen humor (que falta nos hace) y tocar un tema que todavía, los salvadores de la patria, echan de menos que no saliese bien…….. Uffff y menos mal.

  2. ordiales

    Que curioso, me he leido hoy al menos seis crónicas sobre este fabuloso programa, unas a favor y otras en contra, pero ni uno de sus autores reconoce haber creido desde el comienzo en la veracidad del mismo, todos aclaran rápidamente, ” me dí perfectamente cuenta de la falsedad del mismo” pues sabes que no me los creo, tratan de pasar por “listillos” y para mi eso los desacredita, en su pequeña medida tambien tratan de engañar.