Dolor y Gloria

¡Qué suerte tengo en esta mi 400 crítica de comentar una obra maestra, un renacer tan fuerte e inspirador que me tiemblan hasta las pupilas! Es una inmensa sensación de placer volver a vivir la genialidad de Almodóvar en estado puro.

Un largo brutal del `Manchego del celuloide´, con un guion fascinante e ingenioso donde se enfrenta, de una manera extraordinaria, a la verdad oscura del pasado y del presente, y Dios sabe si del futuro.

Una dirección de actores sensacional, un control de la técnica sublime, un dominio del tempo digno de los mejores directores del mundo. Te has salido de la pantalla Pedro.

Y qué decir del reparto, ¡es que no falla ni uno! Una gozada volver a ver a esa Penélope Cruz que te deja con la boca abierta, un Asier Etxeandia divino, y un Banderas, un Banderas… de 10 sobre 10. Hay una secuencia que no sabes si es él o un reflejo del director. Insuperable.

Qué alegría me ha dado ver este film, aunque el cine oliera a pis. Vuelve el mejor Almodóvar. ¡No se te ocurra perdértela!

5 ★★★★★

Sin categoría

Picasso y Degas

En una sesión doble cargada de arte, pintura y escultura, tuve la gracia de acudir a dos films únicos: `El Joven Picasso´y `Degas. Pasión por la perfección´

En la película sobre Picasso, dirigida sobriamente por el inglés Phil Grabsky, experto en documentales de artistas, nos muestra una etapa poco conocida del genio, trasladándonos a los inicios de Picasso en Málaga, donde nació y se crió, para después ir a La Coruña, Barcelona, Madrid y París. Estas 5 ciudades fueron la base de su preparación e influyeron notablemente en toda su creación, con una parte muy interesante de sus periodos `Azul´ y `Rosa´.

Por su parte en `Degas. Pasión por la perfección´, que dirige otro conocido cineasta inglés, David Bickerstaff, también experimentado en films relacionados con el arte más elevado, el contenido nos muestra a un Degas cargado de problemas interiores en la búsqueda constante de la perfección. Era meticuloso y buscaba unas composiciones absolutamente magistrales en su arte realista, hasta que la ceguera fue apartándole de lo que más quería por encima de todo: la excelencia en sus obras.

Me ha gustado más el de Degas, me parece más elaborado e inspirado, aunque la historia de Picasso es sumamente interesante.

No dejes de ver estos dos documentales si te gusta el arte. Son fundamentales para conocer la vida y obra de dos creadores únicos de la pintura y la escultura que han tenido una influencia esencial desde el siglo XIX hasta nuestros días.

3½ ★★★½

Sin categoría

Escape Room

Iba esta vez algo incrédulo a ver este film, porque la temática ya ha sido utilizada en varias ocasiones y no tenía claro que pudiese aportar nada nuevo pero, para no variar, me equivoqué.

Un thriller muy bien pensado, con sorpresas y mucha acción, dan a este film un ritmo trepidante que consigue entretener al espectador en todo momento.

Está bien dirigida por Adam Robitel y solo tiene un grave problema al inicio del film, donde muestra lo que no debería saberse hasta el final.

Mantiene muy bien la tensión y pasas un rato agradable-desagradable con cada trampa del juego mortal. Merece la pena.

3 ★★★

Sin categoría

A la Vuelta de la Esquina

La película trata sobre la vida de unos trabajadores que almacenan, colocan o tiran la comida caducada en un gran supermercado. Contado así puede parecer un rollo, pero es que lo cuentes como lo cuentes se hace monótona e insustancial, a pesar de haber una cierta dosis de amor y muerte que da intermitentes `picos´ al film.

Parece un ensayo de cine experimental, donde la mayoría del tiempo estás mirando a unas personas manejar una grúa que sube y baja paquetes y poco más. Hubiese funcionado mejor desarrollando un guion más intenso donde pasasen más cosas, aunque supongo que el director alemán Thomas Stuber lo que pretende es mostrar esa vida cotidiana y realista y ya está.

A pesar de todo hay un trasfondo sobre la existencialidad que me pareció hechizante, y el actor Franz Rogowsky tiene un áurea especial.

1½ ★½

Sin categoría

El Gordo y el Flaco

Un film que ofrece una visión absolutamente diferente e inesperada de una de las parejas de cómicos más importantes de la Historia.

Bien dirigida y ambientada, `El Gordo y el Flaco´ o `Stan & Ollie´, cuenta la decadencia en la que fueron cayendo estos dos graciosos personajes, interpretados por unos sólidos John C. Reilly y Steve Coogan, cuando se enfrentaron a la aplastante industria cinematográfica de aquellos tiempos.

La peli arranca algo lenta, pero va despertando según va desarrollándose el largo, con un final entrañable y conmovedor, especialmente para los que seguimos desde pequeños los sencillos y divertidos sketchs de estos genios del humor.

No dejes de ver esta tragicomedia para volver a reírte y para pensar también en la escasa diferencia que hay entre el éxito y el fracaso.

3 ★★★

Sin categoría

Mula

Aunque no es de sus mejores films, `Mula´ vuelve a demostrar que cada vez que entramos al cine a ver algo de Clint Eastwood, estamos ante un verdadero `animal cinematográfico´, en el buen sentido de la palabra.

En esta ocasión la trama gira en torno a una persona nonagenaria que abandonó a su familia en el pasado y ahora tiene la posibilidad de ayudarles económicamente, pero nadie sabe ni entiende de donde saca tanto dinero…

Cada gesto, cada mirada, cada silencio. Clint va tejiendo su personaje con muestras de una genialidad natural, innata. Como sin buscarlo te enseña lo más importante que hay en la vida, y el tiempo que hemos desperdiciado todos entregándolo a un trabajo del que no te queda ni el olor a la tierra quemada. ¡Qué razón tiene!

Emocionante y sensible, no dejes de volver a ver a este pedazo de director y de actor, único e irrepetible, y la mezcla con Bradley Cooper funciona a la perfección.

3½ ★★★½

Sin categoría

El Entierro de la Sardina

Mi padre, el locutor, presentador y periodista José Luis Pecker, fue un amante permanente de las tradiciones del pueblo hispano, como el alocado y chispeante `Entierro de la Sardina´, que despide entre risas y chirigotas al Carnaval para dar paso a la estricta Cuaresma. Fue Cofrade e inspirador de la `Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina´, la más importante de Madrid.

Mi hermano José Luis siguió sus pasos desde niño, y sus hijos y sobrinos han mantenido enérgicos las costumbres del abuelo. Todos con sus preciosas capas negras o azules oscuras y esos sombreros de copa que hacen que todo sea un poco más surrealista.

También hay muchas mujeres, las `Boqueronas´, de las que también forman parte sus nietas, que lloran apenadas por la muerte de tan emblemático pescado. Cuenta la leyenda que en el siglo XVIII hubo que enterrar cientos de sardinas por llegar podridas a Madrid, justo en el mismo sitio en el que todavía hoy se celebra el evento, en la Casa de Campo, y el mismo Miércoles de Ceniza, porque era la comida que llevaban en carretas para alimentarse durante la exigente Cuaresma.

El caso es que nunca había ido y este año me agencié una original capa de diseño y un sombrero de copa de los chinos y allí que me fui andando desde la Plaza de Castilla hasta la Plaza de Cascorro. Me hizo mucha ilusión volver a ver en el Rastro la casa de Serafín Villén, un anticuario encantador que fue muy amigo de nuestra familia, donde reposan todos los ataúdes y estandartes de la Cofradía. Allí estaban cargando un camión corto y alto con todo tipo de artículos para el desfile que despide el Carnaval.

Empezó entre una lluvia fina el paso lento de la procesión hasta un bar cercano llamado `La Gloria del Acebo´, donde nos dieron de desayuno una suculenta tortilla de patatas que se deshacía al cogerla y un rico lacón. Nos chupábamos los dedos mientras refrescábamos el gaznate con el primer trago de un buen vino.

De ahí marchamos al `Malacatín´, conocido especialmente por hacer uno de los mejores cocidos de Madrid, donde nos recibieron con un exquisito caldo calentito que nos vino genial, porque la lluvia empezaba a calar los huesos.

En la Plaza de Cascorro hicieron un responso donde leyeron, en la lista de las páginas amarillas, nombres o empresas en un acto solemne donde hay que quitarse el sombrero, mezclando el humor con la muerte. Al final de cada texto gritábamos al unísono `amén´. Después regalaron las `Boqueronas´ un precioso cuadro a la Cofradía frente a la estatua del Eloy Gonzalo, el héroe de Cuba.

Seguimos hasta `La Barca del Patio´, donde nos ofrecieron una paella con calamares recién hecha que nos recompuso el cuerpo. Lo único malo fue que, a la salida, una de las `Boqueronas´ tropezó con un cable de una grúa que se llevaba un viejo Mercedes y casi se rompe una pierna, algo que no le importó lo más mínimo al deshumanizado conductor del camión municipal.

Nos dirigimos entonces al `Café de San Millán´, en plena Plaza de La Latina, donde nos dieron pinchos variados y unas cervecitas frescas bien tiradas.

El próximo lugar fue `La Posada de la Villa´, hostería de 1642, un lugar con sabor donde nada más entrar unos camareros con chaquetas blancas te ofrecen un clarete y otros unas redondas croquetas de bacalao que sabían a gloria bendita.

El último lugar del paseo matutino, siempre acompañados de la espléndida música tocada por una banda de excelentes profesionales, fue la `Marisquería Arcade´, donde nos invitaron a pescaíto frito.

El final del camino fue la Plaza de la Villa, donde nos recibió una divertida Carmena que llevaba, como buena Cofrade de Honor, un sombrero de copa negro. Hizo un buen y escueto discurso sin leerlo y nos invitó a una copa de vino español con canapés y queso manchego.

Y hasta aquí llega mi historia, porque estaba medio enfermo, bastante perjudicado y totalmente empapado y decidí abandonar el funeral para descansar.

Luego me dijeron que todo fue muy bien, pero como no lo viví, no lo cuento.

No sé si iré el año que viene, pero desde luego este año ha sido la mejor despedida posible del Carnaval y de la pobre sardina.

Gracias a todos los que habéis apoyado a la `Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina´ y a los propios Cofrades, repletos de sardinas colgantes, que no dejasteis de cantar, bailar y regalar caramelos, haciendo feliz a muchos madrileños, como le gustaba a mi padre.

Sin categoría

70 Binladens

Espléndido título de este thriller donde la trama se desarrolla dentro de un banco, que es asaltado, y en sus aledaños de Santutxu, Bilbao.

Es brillante la tensión que crea el director Koldo Serra y el guion va estupéndamente, con un ritmo fantástico, hasta los últimos 10´, donde la historia se vuelve tan rocambolesca como increíble, y es una pena, pero lógicamente empeora el resultado final.

El reparto es desigual. Los protagonistas Emma Suárez, Nathalie Poza y Hugo Silva me han gustado, y la mayoría de personajes dan la talla, pero hay otros que no son creíbles desde el primer momento.

Entretenida y bien hecha, pero con un desenlace fallido.

3 ★★★

Sin categoría

Cafarnaúm

Llevaba un final de febrero algo insulso cuando en este arranque caliente de marzo me he llevado dos grandes sorpresas. Por un lado he ido a los Cines Verdi y he estado en una sala abarrotada de gente viendo una película nada comercial. Por otro he tenido la suerte de elegir `Cafarnaúm´, una cinta conmovedora y trágicamente realista que me ha encantado.

La talentosa directora, actriz y guionista libanesa Nadine Labaki da una clase magistral de realización trabajando con los niños Zain Al Rafeea y Boluwatife Treasure Bankoleque, que transmiten a la perfección una situación de extrema pobreza y de `buscavidas´ en una zona gobernada por la corrupción, la ilegalidad, el egoísmo y la miseria.

Excelente también la banda sonora del compositor libanés Khaled Mouzanar.

Pero quizás lo más impactante sea la influencia catastrófica de unas tradiciones machistas, una paternidad salvaje y la falta de una educación esencial para los niños en cualquier parte del mundo.

No dejéis de verla porque os va a emocionar y, por daros un dato más, hacía tiempo que no oía a los espectadores aplaudir al terminar un film, como ocurrió en los Verdi. Eso sí, mi mujer salió angustiada.

4½ ★★★★½

Sin categoría

Mia y el León Blanco

Me encanta la naturaleza y los animales, especialmente los felinos. Y esas imágenes es lo único que he sacado de este film en el que sabes perfectamente todo lo que va a ocurrir. Ni una sorpresa, ni un poco de originalidad, ni siquiera es emocionante.

Una `recurrente´ idea de estar a favor de los animales y en contra de la caza y de su maltrato no es suficiente como para hacer una película que habrá costado muchísimo filmarla, porque trabajar con animales es complicadísimo, mientras se ha descuidado algo esencial: el guion.

De todas maneras les gustará ver el león blanco, que es una belleza, y poco más.

1 ★

Sin categoría