Juntos andemos

La sexta de Bruckner: invitación IV

16.11.13 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Teresa de Jesús, Música, Bruckner

Las IV Moradas del castillo de Teresa de Jesús son muy espaciosas, es en las que más almas entran, decía ella. Son un umbral amplísimo, un lugar donde se produce el paso a una nueva vida –vida mística– donde el creyente deja a Dios ser Dios. La confianza cobra fuerza, se trata de dejarse en las manos de Dios, dice Teresa, de dejarle hacer.

Las dos ideas de fondo de estas moradas son la gratuidad y la dilatación. Dios se da porque quiere y no por más, por puro amor suyo, y ahonda la relación con la persona al encontrar apertura en ella. Al mismo tiempo, la persona descubre en su interior una fuente –que es Dios mismo– que mana sin cesar y que mientras más agua mana, más grande se hace el edificio. La relación con Él ensancha y libera progresivamente de lo que aprisiona.

>> Sigue...


Sábado, 19 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031