Juntos andemos

El perdón

19.09.15 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Teresa de Jesús

El perdón es un misterio. Atrae y estremece, cautiva y asusta, desvela la vulnerabilidad y hace fuerte, todo al mismo tiempo. La oración de la Iglesia dice que Dios muestra con él su poder y los gurús, sabios y terapeutas de todos los tiempos y tradiciones han puesto sobre ese modo de misericordia una de las piedras esenciales de la vida.

Perdonar y ser perdonado, dar y acoger perdón. Descubrir la salud que hay en ese camino de acceso a la verdad personal profunda, camino también a la solidaridad más grande, la que Jesús ofrece con su vida y su palabra.

Teresa de Jesús entendió que en el perdón se hace verdad el seguimiento de Jesús. En la luminosa experiencia de quien ha recibido un: «vete en paz, quedas curado», al acercarse a Jesús y que ha entendido, a la vez: «haz tú lo mismo». Eso le sucedió a ella.

Importa no ser melindrosos ni infantiles, para avanzar en este camino. Teresa decía, con ironía, que hay «unas cositas que llaman agravios, que parece hacemos casas de pajitas, como los niños». Y aún añade: «Vendremos después a pensar que hemos hecho mucho si perdonamos una cosita de estas».

Puede parecer que Teresa es exigente en este terreno. Lo es, pero no como quien pide un esfuerzo superior ni porque crea que el perdón se alcanza por voluntarismo o «a fuerza de brazos». Es exigente porque sabe que sin esta experiencia no se acaba de entrar en el camino de Jesús, en el camino de la verdad y la libertad que llevan a la plenitud.

Por eso, pide poner en Él la mirada. Recuerda «aquella carne divina y sin pecado» que, en el huerto de los Olivos, sufría y escribe: «¿Cómo queremos la nuestra tan fuerte que no sienta la persecución que le puede venir y los trabajos?». El mal que se sufre, se siente. Teresa, siempre humana, sabe lo necesaria que es la paciencia: «Dejad hacer su oficio a la carne». Ni violentar ni perder el paso, se trata de ir haciendo camino.

El Papa Francisco llamaba «coleccionistas de injusticias» a quienes se pasan la vida llevando cuentas del mal que les hacen y recordaba el consejo que da Teresa: «Huya mil leguas de “razón tuve”, “hiciéronme sinrazón”, “no tuvo razón quien esto hizo conmigo”». Los dos apelan al seguimiento de un hombre que fue crucificado, a quien no dieron «una cruz muy puesta en razón», sino que sufrió la mayor sinrazón.

Teresa remite a la experiencia profunda: «No puedo yo creer que alma que tan junto llega de la misma misericordia, adonde conoce la que es y lo mucho que le ha perdonado Dios, deje de perdonar luego con toda facilidad y quede allanada en quedar muy bien con quien la injurió».

Cerca de la misericordia se descubre la verdad propia. Y se comprende, «imprimido en las entrañas», que la paciencia de Dios lo ha alcanzado todo y a todos, que su misericordia envuelve la vida y el mundo. Y ahí se entienden las palabras de Teresa: «¿Por ventura podéis pasar tanto que no debáis más?».

La facilidad para perdonar de la que habla Teresa no es la de la espontaneidad. Por eso, dice también: «No penséis que no ha de costar algo y que os lo habéis de hallar hecho».

El perdón es un don que se adquiere, sin que haya contradicción en ello. Es un regalo, pero cada quien tiene que recorrer por sí el camino hasta el don. Teresa sabía que el miedo puede retener: «No osamos pasar adelante, como si pudiésemos nosotras llegar a estas moradas y que otros anduviesen el camino». Por eso, siempre Jesús, que ha recorrido el camino primero, «que se puso en lo primero en el padecer».

Con sabiduría, Benedicto XVI apuntaba que «perdonar no es ignorar sino transformar». Y pedía oponer al océano del mal un océano de bondad, permaneciendo en la gratuidad: «Nada puede mejorar el mundo si el mal no es superado. Y el mal solo pude ser superado con el perdón… un perdón eficaz; perdón que solo nos lo puede dar el Señor».

Transformar el mal desde el perdón, elegir devolver bien, adelantarse en la gratuidad… todo eso hace –como decía Etty Hillesum– encontrar asomos de eternidad en las tareas cotidianas más pequeñas y, en definitiva, unirse al Jesús vivo que da vida.

Las palabras de Teresa, madre de espirituales, maestra de oración en la Iglesia, no dejan resquicio de duda. Lo único que sirve e importa a Dios es el amor; es lo único que une a Él, pero también, lo único que da verdadera felicidad:

«¡Qué estimado debe ser este amarnos unos a otros del Señor! Pues pudiera el buen Jesús ponerle delante otras, y decir: perdonadnos, Señor, porque hacemos mucha penitencia, o porque rezamos mucho y ayunamos y lo hemos dejado todo por Vos y os amamos mucho; y no dijo porque perderíamos la vida por Vos, y, como digo, otras cosas que pudiera decir, sino solo porque perdonamos».


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Eric 28.08.16 | 22:12

    He mirado sitios baratos para adquirir cosas de gimnasia y lo
    mejor que he visto esta aqui http://www.todoalmejorprecio.es

  • Comentario por PipaJek 12.10.15 | 15:25

    Rodriguez Torres. http://lenitsky.com/holodaet-premera-pesni/ Il doit rendre ses conclusions a la mi-octobre.

  • Comentario por Antonybub 08.10.15 | 22:46

    Здрасте!

    бинарные опционы возврат
    binary options trading software
    лучший индикатор для бинарных опционов

    http://mustachestudio.ru/strategii-binarnyh-opcionov-5-minut-svezhie-serii.php
    http://solopackaging.ru/kto-skolko-zarabotal-na-binarnyh-opcionah.php

    демо платформа бинарных опционов

    http://sablinov.ru/wforex-binarnye-opciony.html

  • Comentario por Ponchikbub 02.10.15 | 03:00

    Привет!

    http://buytimes.ru
    Покупаем элитные часы

  • Comentario por Gema Juan Herranz [Blogger] 19.09.15 | 18:42

    Gracias, José, por tu comentario. Como bien dices, la experiencia del perdón es fundante para el seguimiento. Ahí nos encontramos. Un abrazo.

  • Comentario por José 19.09.15 | 09:37

    (se me acabaron las letras por pesado, pero un esbozo más): la relación perdón-amor. "Se le ha perdonado mucho porque ha amado mucho". Ahí lo dejo
    Un abrazo

  • Comentario por José 19.09.15 | 09:35

    Excelente, Gema, buenos días. La experiencia del perdón. Sentirnos pecadores perdonados. Yo creo que ha sido la experiencia fundante de todos los santos. En los Ejercicios, S.Ignacio le pone al ejercitante casi como uno de los primeros ejercicios de oración la confrontación de la vida de pecado, pero precisamente para hacerle experimentar a continuación el perdón, la caricia y la misericordia de la Ssma Trinidad. Ese "qué ha hecho Xto.por mí, qué he hecho yo por Xto.y qué debo hacer por Xto." marcarán al ejercitante posiblemente y servirán de plataforma para el resto de los Ejercicios.
    Y junto al pan compartido pone Jesús en el evangelio el perdón recibido y otorgado como quehaceres de la realización del Reino: ésa es la voluntad de Dios con la que se realiza el Reino y así podremos invocar a Dios como Padre "nuestro" cuya esencia de Dios-Padre es santificada-realizada en nosotros. Por ahí me parece ir algo del Padre nuestro...no sé.

Sábado, 23 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930