Juntos andemos

Acompañar a Jesús (II)

12.04.14 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Teresa de Jesús

A Teresa de Jesús le conmovía mucho lo que le había sucedido a Jesús tras su entrada en Jerusalén, y en una Cuenta de conciencia escribió lo que hacía cada año al llegar el domingo de Ramos: «Procuraba aparejar mi alma para hospedar al Señor; porque me parecía mucha la crueldad que hicieron los judíos, después de tan gran recibimiento, dejarle ir a comer tan lejos, y hacía yo cuenta de que se quedase conmigo».

En esta misma Cuenta, escribirá algo que entiende de su Señor: «Hija, yo quiero que mi sangre te aproveche, y no hayas miedo que te falte mi misericordia; Yo la derramé con muchos dolores, y gózasla tú con tan gran deleite». Teresa ve al Crucificado en el Cristo viviente, al Señor de la vida en el hombre entregado. Y la experiencia que relata aquí es la de reconocer a Cristo, siervo sufriente, que da su vida para que todos vivan. El siervo de Yahveh que se convierte en luz, para ella y para las gentes.

>> Sigue...


Acompañar a Jesús (I)

05.04.14 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Teresa de Jesús

Dedicado a los hermanos carmelitas descalzos de la República Centroafricana:
A ellos, a cuantos acompañan a Jesús en tierras que sufren conflictos violentos, y a todos los refugiados. Con la esperanza de que entre todos logremos la paz
.

Como un grito desde lo profundo, la voz de Teresa de Jesús se abre en algunos de sus escritos. Salen de sus entrañas palabras que queman. Quiere llegar a Dios, sin duda, pero desde su intimidad abierta está hablando también a las gentes, buscando incendiar a otros para no andar sola su camino de vida.

«¡Oh cristianos!». Cuántas veces, mientras escribe, sale de su pluma esa palabra rasgando el silencio, llamando para despertar las conciencias. Y cada vez que la repite en voz alta, parece resonar la palabra de Jesús: «Vosotros, ¿quién decís que soy yo?».

>> Sigue...


Mística y violencia: apostar por la paz (III)

29.03.14 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Juan de la Cruz

Al comenzar esta reflexión, recordábamos con D. Sölle, esa parte esencial del mensaje cristiano que recuerda que el ser humano es capaz de cambiar. Y hemos visto que Juan de la Cruz propone un camino para hacerlo, para dejarse transformar.

Explicando esta transformación en su Cántico espiritual, dirá que el cambio consiste en dejar a Dios hacer. Lo que Él hace es evacuar todo lo que tiene ajeno de Dios, es decir, todo lo que no es amor, porque –como dirá poco después– Dios no se sirve de otra cosa sino de amor. Por eso, para Juan, apostar por la paz es poder decir: ya no tengo otro oficio, ya solo en amar es mi ejercicio. Es cambiar el móvil de la vida: todo se mueve por amor y en el amor.

>> Sigue...


Mística y violencia: apostar por la paz (II)

22.03.14 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Juan de la Cruz

La pregunta por la implicación de la mística en la vida real siempre está abierta. Como si la mística necesitara continuamente un permiso de residencia en el corazón de los sufrimientos humanos, de sus esperanzas y sueños. Sin embargo, el místico está en las mismas entrañas del mundo, también donde las preguntas no tienen respuesta. Allá donde la vida libra su batalla, a veces tan dura, con sus luces y sus sombras, sus dolores y sus alegrías.

Se entiende que la pregunta permanezca abierta, porque se ha llamado mística a muchas experiencias pseudo-religiosas que producen ensimismamiento y un desentenderse de lo real. Experiencias que terminan por deshumanizar y que, por tanto, restan fuerza al empeño común por crear una vida y un mundo mejor.

>> Sigue...


Mística y violencia: apostar por la paz (I)

15.03.14 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Juan de la Cruz

La paz es uno de los deseos esenciales de la humanidad desde sus orígenes, desde que el ser humano es tal y se encuentra enfrentado a fuerzas negativas que nacen de su interior o le acosan desde fuera. Por ello, cada generación puede y debe hacer su apuesta por la paz, construyendo sobre lo recibido. Y cada presente pide creatividad, empuje y una elección clara para llevar la paz adelante.

A donde quiera que llegue nuestra mirada en el tiempo, la historia de las civilizaciones cuenta la facilidad con que la violencia cobra peso y se extiende. Hace poco más de tres décadas, el psicólogo Otto Klineberg escribía: «Existe la impresión generalizada de que nos encontramos en una era de violencia, de que presenciamos un estallido excepcional de comportamientos violentos en todo el mundo. Basta, sin embargo, un breve repaso de los datos históricos para comprobar que las generaciones anteriores pudieron haber llegado a una conclusión análoga con igual justicia»*.

>> Sigue...


Teresa de Jesús y la Biblia (II): Las tentaciones

08.03.14 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Teresa de Jesús, Evangelio, Biblia

La narración de las tentaciones aparece en los tres evangelios sinópticos: Mateo, Marcos y Lucas. A lo largo de los escritos de Teresa se puede ver cómo ha comprendido este importante pasaje evangélico, que viene a ser un resumen, a la vez que un programa de la vida de Jesús.

Hay referencias explícitas al texto bíblico pero, sobre todo, una larga resonancia. Teresa mira a Jesús, su respuesta a la tentación, su opción de amor y fidelidad. Y pide «poner los ojos… en el verdadero camino», en el que hizo Jesús, para descubrir quién es Él y seguirle.

>> Sigue...


Teresa de Jesús y la Biblia (I)

01.03.14 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Teresa de Jesús, Biblia

Durante siglos, el acceso a la Biblia no ha sido fácil. En el siglo XVI, tras la publicación del Índice de libros prohibidos del inquisidor Fernando de Valdés, fue prácticamente imposible. Y, no obstante, la Biblia es el libro que más ha influido en Teresa de Jesús.

Su vida, su mentalidad, su experiencia creyente íntima y, después, sus escritos están traspasados por la Sagrada Escritura, como ella llamaba siempre a la Biblia. Y la seguridad creciente de que su vivencia es auténtica y no un engaño se apoya en «que vaya conforme a la Sagrada Escritura, y «como un tantico torciese de esto, mucha más firmeza sin comparación me parece tendría en que es demonio que ahora tengo de que es Dios».

>> Sigue...


Conciertos para piano de Ravel: Invitación VI

22.02.14 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Teresa de Jesús, Música, Ravel

Maurice Ravel, uno de los grandes orquestadores de todos los tiempos, compuso dos conciertos para piano durante los años 1929-1931. Mientras escribía el Concierto para piano en Sol M, aceptó la petición del pianista Paul Wittgenstein, que había perdido el brazo derecho en la guerra, y compuso el Concierto para piano para la mano izquierda.

Con estas dos obras, de carácter impresionista –que insinúan y evocan más que señalan o describen– se puede seguir el amplísimo cauce de las VI Moradas. Saborear, al menos, a través de la música, algunos rasgos de la experiencia que refleja Teresa.

>> Sigue...


Extraños familiares

15.02.14 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Edith Stein

«Para los cristianos –decía Edith Stein– no existen los “extraños”. Nuestro “Prójimo” es todo aquel que en cada momento está delante de nosotros y nos necesita». Y añadía que no hay excepciones, ni por ausencia de lazos, ni por gustos, ni por dignidades. Porque «el amor de Cristo no conoce fronteras, no se acaba nunca y no se echa atrás frente a la fealdad y suciedad».

Bajo sus palabras se encuentra el único mandamiento de Cristo: amar a Dios con todo el ser y al prójimo como a uno mismo.

Wessely, un antiguo poeta hebreo, traducía el mandamiento del amor al prójimo diciendo: «Ama a tu prójimo, él es como tú». Es decir, los seres humanos, en cuanto seres humanos, son iguales entre sí, y ahí radica la posibilidad de la obligación de amar al prójimo. —Así lo recoge Hermann Cohen, hablando de este mandamiento*.

>> Sigue...


Para no quedarse enano (y IV): «Nos ayudemos unos a otros»

08.02.14 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Teresa de Jesús

El tema del crecimiento en Teresa de Jesús parece inagotable. Lo es, porque ella escribe al hilo de la vida, arrimada a su experiencia y a la de quienes le rodean. Todo ello hace que su visión sea dinámica, actualizada constantemente por la realidad y las circunstancias cambiantes, hasta el final de su propia vida.

Teresa entiende que crecer es, también, ayudar a que otros lo hagan: aportar, crear redes, comprometerse con los demás. De ahí su insistencia en no andar por libre, como si uno solo se bastara: «Es un género de humildad no fiar de sí… y crece la caridad con ser comunicada, y hay mil bienes que no los osaría decir, si no tuviese gran experiencia de lo mucho que va en esto».

>> Sigue...


Para no quedarse enano III: «Costumbres»

01.02.14 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Teresa de Jesús

Teresa de Jesús escribió sobre «las costumbres que hay en esta casa», para transmitir el estilo de vida que deseaba establecer. Un conjunto de hábitos –líneas de vida– que pueden ir forjando el carácter personal y comunitario. Direcciones interiores que encauzan los deseos y hacen crecer humana, espiritual y relacionalmente.

Tuvo empeño en transmitir algunas costumbres que le parecían sanas y buenas para crecer. Con aquel convencimiento de que «quien no crece, descrece», pensaba que «acostumbrarse» a determinadas cosas ayudaba a no estancarse, a mantener el movimiento positivo.

>> Sigue...


Para no quedarse enano (II): «Algún aparejo»

25.01.14 | 07:00. Archivado en Acerca del autor, Teresa de Jesús

Los aparejos son las cosas necesarias para llevar a cabo algo que uno se propone. En el empeño de no quedar enanos, de crecer en estatura humana y en profundidad espiritual –dos cosas que van siempre ligadas–, Teresa de Jesús tiene mucho que decir.

Al poco de empezar su primera obra, el Libro de la Vida, escribe: «hame parecido… dar algunos avisos de cosas que me parecen necesarias. Pues procúrese a los principios andar con alegría y libertad».

>> Sigue...


Jueves, 17 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930    

Sindicación