Rebuznos humanos y coces del burro “Gorrión”

REBUZNOS HUMANOS Y COCES DEL BURRO “GORRIÓN”
(Alabanza de Cela, el escritor, pero diatriba contra su pobre y ridiculizador “Viaje a la Alcarria”)

Yo soy el burro Gorrión
que soy un burro muy viejo,
tengo ya poca visión
porque me falta el pellejo.

Pero lanzo buena coz
desde cerca y desde lejos.
coceando soy león
que las ancas bien manejo.

I. La Alcarria desfasada

La España en subdesarrollo
“Viaje a la Alcarria” es reflejo,
Y es ya tan viejuno todo
que aporta mal catalejo.

Yo, me pregunto, con todo
por qué sigue el catalejo,
mirando Alcarria de un modo
que es reflejo de lo viejo.

II. La Alcarria de los piojos y lelos

Carros, moscas, cacas, cortos
de mente, tartajas, lelos,
y tanto sabor a escombros
como ruinas , viejas, viejos.

¿La Alcarria en subdesarrollo
queréis que publicitemos,
en nuestros ya tecnológicos
tiempos de tercer milenio?

III. La Alcarria, ¿en qué gasta el dinero?

Pues creo lleno de asombro
que vaya forma de hacerlo,
el más animoso y bobo
el más majadero y lelo.

Enterrar hasta bien hondo
tanto y tanto buen dinero,
por dar de Alcarria una foto
donde todo huele a viejo.

IV. Otro espejo ya, por favor.

Que no hombre, que ya nosotros
ni somos todos tan lelos,
ni somos todos tan bobos
y que se ha quedado viejo

el Viaje a ruinas y escombros
de aquel viajero gallego.
Buscad ya darle otro tono
a aquel mal y antiguo espejo,

que se ríen de nosotros
en tal periplo alcarreño,
y después todos los otros
que lo leen tan perplejos

del color sepia en la foto,
de estos pobres alcarreños
qué harapientos y qué rotos
garrulos de amplio entrecejo.

V. ¿Mala fama y tanto dinero?

Y amén nos trata de tontos
y de modo tan pendejo,
Alcarria le hace famoso,
Alcarria se gasta el dinero,

Sí que resulta curioso
que a libro menor, pequeño,
ya en vida se dio mucho oro
y en muerte se da oro y medio.

VI. Haciendo el tonto

Yo creo que, de algún modo,
sí que hay algo y alcarreño,
que hace más bien el tonto
enterrando el oro y dinero

en libro mondo y lirondo,
y de muy escaso aprecio,
en que salimos muy tontos
y algo tontos sin remedio.

VII. Última coz de Gorrión

Y esto lo ha firmado el burro Gorrión
en el año diecisiete,
ya que no tuvo ocasión
pues subió como un cohete

el rebuzno cual cañón
como rebuznaron todos.
Como un rebuzno de todos,
fue año dieciséis. ¡Ya vete!

Reciba el libro esta coz
que le da el burro Gorrión,
métasele en un rincón
libro de tan poca voz,

que me da a mí la impresión
que un paletismo feroz,
hay en libro tan atroz
y en gasto en tal difusión.

Ojito, Diputación,
que ni el libro es lo mejor
de Cela, ni es la canción
que a esta tierra alaba, no.

Juan Pablo Mañueco (2017)

Sin categoría

Comentarios cerrados.