A don Facundo, maestro en Tórtola (Y a la propia Tórtola, con nombre tan bello que dicen que quizá me he inventado)

A DON FACUNDO, MAESTRO EN TÓRTOLA
(Y a la propia Tórtola de Henares, con un nombre tan bello, que acaban de decirme que si me lo he inventado)

Tórtola de Henares

Aprendiendo, cuerpo a cuerpo, indefensos,
en la escuela que rige don Facundo,
cómo la herencia es que nos deja el mundo,
llenando días de hambre y sed intensos

por saber más y más saberes densos
que llevaran a un tiempo más fecundo.
¿Qué fue de aquel tiempo moribundo
cuyos ecos llegan hasta aquí, extensos?

Llega hasta aquí aquel viento fugitivo
de los años de estudio tortoleños
que ahora recuerdo mientras escribo.

Vuelvo, el pasado al hombro, con los sueños
que aún restan en mí, que sobrevivo
tras los días alegres y risueños.

Sonetos

Comments Closed

2 comentarios


  1. javier domínguez

    Don Facundo Ureta Navalpotro, un santo varón, maestro de escuela a finales de los cincuenta y principios de los sesenta llevando – a golpe de tallo de olivo- a más de 50 alumnos, sin ratios, entre 5 o 6 años y 14 o 15 , más o menos … Nos enseñó a leer, su primera misión y luego los ríos, océanos, montañas, verbos, encender la estufa , etc, … de todos conocido.

    • Juan Pablo Mañueco

      Javier: Pues no recordaba su apellido. En realidad, nunca lo supe. Para mí era don Facundo, el maestro. Sin apellidos. Saludos,