El blog de Juan Molina

Fe y ciencia no son enemigas

19.09.18 | 18:05. Archivado en religión, Actualidad

¿Sabías que fe y ciencia no son enemigas y que, de hecho algunos grandes descubrimientos científicos fueron realizados por sacerdotes y hombres y mujeres de fe?

Algunos episodios del medioevo son usados como tópicos para defender la postura de que la Iglesia ha sido enemiga de la ciencia pero.... ¿realmente es así de sencilla la cosa?

¿Sabías que Copérnico era un monje polaco, por ejemplo?

veamos...

1. Jean Baptiste Carnoy impulsó el estudio de la célula fundando la primera revista científica especializada, La Cellule, en 1884.

2. La Tierra se mueve y el universo no tiene centro. Es lo que escribió Nicolás de Cusa en 1440.

3. Pierre Teilhard de Chardin heredó de su padre la afición a la geología. Como jesuita, viajó por Asia datando los fósiles de cada zona según los estratos donde se habían hallado.

4. El astrónomo Nicolás Copérnico cristalizó la teoría del heliocentrismo, abriendo el camino para que Galileo y otros científicos inaugurasen la astronomía moderna.

5. Roger Bacon introdujo la pólvora en Europa y estudió la luz con ingeniosos experimentos en óptica.

6. El primer animal vivíparo que nació por una fecundación artificial fue obra de Lazzaro Spallanzani. Los experimentos eran su tema de conversación preferido. Lo mantuvo hasta en su lecho de muerte.

7. En 1866, Gregor Mendel publica su experimento sobre las leyes de la herencia genética, que se perdió hasta que se hizo famoso, 40 años más tarde.

8. En 1900 José María Algué presenta su barociclonómetro, un instrumento que mide la fuerza y la trayectoria de los ciclones, imprescindible en los barcos hasta que se inventó la radio.

9. En 1905 Jozef Murgas, pionero de la telegrafía sin hilos, consigue transmitir ondas de radio a una distancia de 30 kilómetros.

10. la abadesa Hildegard von Bingen fue física, filósofa, naturalista, compositora, poetisa y lingüista del medievo. Physica es una obra extensa de nueve volúmenes que se ocupa principalmente del uso medicinal de las plantas, los árboles, las piedras preciosas, los metales y los animales.

El Concilio Vaticano II afirma en Gaudium et Spes 36:

“Si por autonomía de la realidad se quiere decir que las cosas creadas y la sociedad misma gozan de propias leyes y valores, que el hombre ha de descubrir, emplear y ordenar poco a poco, es absolutamente legítima esta exigencia de autonomía. No es sólo que la reclamen imperiosamente los hombres de nuestro tiempo. Es que además responde a la voluntad del Creador. Pues, por la propia naturaleza de la creación, todas las cosas están dotadas de consistencia, verdad y bondad propias y de un propio orden regulado, que el hombre debe respetar con el reconocimiento de la metodología particular de cada ciencia o arte. Por ello, la investigación metódica en todos los campos del saber, si está realizada de una forma auténticamente científica y conforme a las normas morales, nunca será en realidad contraria a la fe, porque las realidades profanas y las de la fe tienen su origen en un mismo Dios. Más aún, quien con perseverancia y humildad se esfuerza por penetrar en los secretos de la realidad, está llevado, aun sin saberlo, como por la mano de Dios, quien, sosteniendo todas las cosas, da a todas ellas el ser. Son, a este respecto, de deplorar ciertas actitudes que, por no comprender bien el sentido de la legítima autonomía de la ciencia, se han dado algunas veces entre los propios cristianos; actitudes que, seguidas de agrias polémicas, indujeron a muchos a establecer una oposición entre la ciencia y la fe.”


"¿Por qué el presbítero de parte la Hostia en el momento de la consagración?"

19.09.18 | 00:20. Archivado en religión, liturgia

Un hermano me preguntó esto:

"¿Por qué el presbítero de parte el pan en el momento de la consagración?"

Partamos de lo que ya nos avisa el nº 55 de la Instrucción Remdemptionis Sacramentum sobre algunas cosas que se deben observar o evitar acerca de la Santísima Eucaristía:

"En algunos lugares se ha difundido el abuso de que el sacerdote parte la hostia en el momento de la consagración, durante la celebración de la santa Misa. Este abuso se realiza contra la tradición de la Iglesia. Sea reprobado y corregido con urgencia."

Por lo tanto una afirmación ya podemos hacer:

NUNCA SE DEBE PARTIR LA HOSTIA DURANTE LA CONSAGRACIÓN.

Ante la pregunta que se realizaba está el por qué no se debe hacer esto.

¿Qué nos dice el Ordenamiento General del Misal Romano en la rúbrica 83?

"El sacerdote parte el pan eucarístico, con la ayuda, si es del caso, del diácono o de un concelebrante. El gesto de la fracción del Pan realizado por Cristo en la Última Cena, que en el tiempo apostólico designó a toda la acción eucarística, significa que los fieles siendo muchos, en la Comunión de un solo Pan de vida, que es Cristo muerto y resucitado para la salvación del mundo, forman un solo cuerpo (1Co 10, 17). La fracción comienza después de haberse dado la paz y se lleva a cabo con la debida reverencia, pero no se debe prolongar innecesariamente, ni se le considere de excesiva importancia. Este rito está reservado al sacerdote y al diácono.

El sacerdote parte el pan e introduce una parte de la Hostia en el cáliz para significar la unidad del Cuerpo y de la Sangre del Señor en la obra de la redención, a saber, del Cuerpo de Cristo Jesús viviente y glorioso. La súplica Cordero de Dios se canta según la costumbre, bien sea por los cantores, o por el cantor seguido de la respuesta del pueblo el pueblo, o por lo menos se dice en voz alta. La invocación acompaña la fracción del pan, por lo que puede repetirse cuantas veces sea necesario hasta cuando haya terminado el rito. La última vez se concluye con las palabras danos la paz."

Nos dice claramente el momento en el que hay que hacer tal partición.

¿Por qué?

El doctor Ralph Keifer nos dice al respecto: «Partir la hostia durante el relato de la Institución es un abuso porque el relato es principalmente una proclamación de por qué celebramos la Eucaristía (…); no es una demostración de lo que hacemos nosotros en la Eucaristía. Si el relato fuera una demostración de lo que nosotros hacemos, lo propio sería no sólo partir el pan sino también compartirlo en ese momento y, una vez dichas las palabras sobre el cáliz, darlo también en ese momento. El relato de la Institución no está concebido como un relato litúrgico dramatizado. Está concebido para proclamar que celebramos la Eucaristía porque es el memorial del Señor»

Podríamos además añadir que teológicamente hay una comunión entre el significado del gesto y el memorial de la Última Cena de nuestro Señor. En el relato de la Institución aparecen cuatro verbos (expresan acción recordemos...) «tomó», «bendijo», «partió», y «dio», y estos cuatro verbos expresan también el tempo celebrativo... cada verbo vendría a identificarse con cada una de estas partes de la santa Misa: con el ofertorio, la consagración, la fracción y la comunión.


comparto una vivencia de la misa de hoy!

15.09.18 | 01:24. Archivado en religión, liturgia

Al final me he decidido a poneros por escrito una vivencia que he tenido esta mañana cuando celebraba la misa de 8 de la mañana como hago a diario... mientras os escribo escucho este enlace bellísimo con todos los cantos gregorianos dedicados a nuestra Madre María...os lo recomiendo ;)

Como ya hemos dicho a lo largo del día el 14 de septiembre la liturgia nos invita a celebrar la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz...

Desde que dio comienzo la celebración hasta el final tuve el corazón en un puño.... sentía una emoción interior que me hacía percibir de manera muy intensa que estaba en terreno sagrado, la presencia del Misterio me inundaba... ya en los ritos iniciales cuando invitaba a la asamblea litúrgica a reconocernos pecadores sentí como si algo se me clavara en el corazón... a la vez se apoderó de mi una sensación profunda de saberme pecador, atrapado por pasiones y hábitos desde mi juventud que parecen enquistados en mi y me recuerdan que es su gracia la que me sostiene.... junto a una sensación de Amor incondicional tan hermoso que me saltaron las lágrimas.... era como si una voz en mi interior me repitiera... "no te das cuenta, Juan, no eres tú...soy Yo... te amo con amor eterno, os amo con amor eterno, sois mis hijos e hijas amadísimos.... no temáis nada... estoy Yo aquí" y uf.... se me erizaba la piel al sentir un amor que me llenaba tantísimo.... al recitar la oración de perdón "Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna..." de nuevo la voz interior... como si dijera "díselo a mi pueblo... háblales de lo mucho que los amo... diles que no teman que no se alejen, que me amen..." y al ser fiesta recitábamos el gloria.... cerré los ojos y quería tomar conciencia de cada una de las palabras que recitábamos... al decir: `porque solo Tú eres Santo, solo Tú Señor, solo Tú altísimo Jesucristo..." de nuevo mis ojos llenándose de lágrimas ....

seguimos con la liturgia de la Palabra y al llegar al ofertorio... cuando me lavaba las manos mientras recitaba en voz baja... "lávame Domine pecatta mea, purifica iniquitatem meam" (Lávame Señor de mis pecados, purifícame de mis iniquidades)... mi corazón en un puño... los pecados que más me duelen en mi vida estaban ahí en ese agua... incondicionalmente Dios siempre me muestra su ternura... y nos adentramos en la plegaria eucarística ... consciente de la presencia del Misterio con esa sensación que inundaba el ambiente elijo la plegaria tercera y de nuevo las lágrimas al rezar "das vida y santificas todo...". Llegamos a la consagración... cambio el ritmo al orar... me inclino con el pan en las manos.... apenas me atrevo a tocarlo... y tras pronunciar las palabras de la institución... elevo al Señor ante su pueblo en un silencio que llena el ambiente de trascendencia... toda la asamblea arrodillada en actitud de adoración y respeto... toda! qué regalo Señor... la fuerza que me transmite tu pueblo, el pueblo al que sirvo... se me entrecortan las palabras me siento emocionado.... pero no quiero molestar o dar espectáculo a la asamblea trato de controlar la situación....pero me apetecería permanecer arrodillado mientras repito "perdón Señor, ten piedad de nosotros Señor..."

Toda la celebración estuve con una sensación como si me agarraran el corazón con una mano.... e invadía un dolor grande por tantos pecados y situaciones de ofensa al Señor... y a la vez una profunda sensación de saberme amadísimo.... la ternura sanadora del Dios de la Vida....

Fe sin duda una celebración hermosa....una manifestación de Dios en el momento más hermoso del día...la celebración de la eucaristía. .... ;)

¡FELIZ! GRACIAS SEÑOR!


Miércoles, 19 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930