El blog de Juan Molina

¿Qué enseña la Iglesia sobre la fecundación In Vitro?

29.10.17 | 01:33. Archivado en religión, Actualidad

El pasado jueves en una clase de bachillerato me preguntaron esto mismo:

¿Qué piensas de la fecundación in vitro?

La Iglesia no la reconoce como un camino moralmente transitable por un clarísimo motivo:

Se fecundan varios óvulos para asegurarse de que alguno prospere en un embarazo. Y qué se hace con los demás óvulos fecundados que no se han utilizado? SE CONGELAN y bien se donan a experimentos científicos o bien se desechan.

Alguien podría preguntarse: Pero ¿qué problema hay con eso? Solo son óvulos fecundados congelados...

La Iglesia enseña que:

"La vida ya concebida ha de ser salvaguardada con extremos cuidados desde el momento de la concepción. El aborto y el infanticidio son crímenes abominables" Gaudium et Spes, 51

"Desde el momento en que el óvulo es fecundado, se inaugura una nueva vida que no es la del padre ni la de la madre, sino la de un nuevo ser humano que se desarrolla por sí mismo. Jamás llegará a ser humano si no lo ha sido desde entonces. A esta evidencia de siempre... la genética moderna otorga una preciosa confirmación. Muestra que desde el primer instante se encuentra fijado el programa de lo que será ese viviente: un hombre, este hombre individual con sus características ya bien determinadas. Con la fecundación inicia la aventura de una vida humana, cuyas principales capacidades requieren un tiempo para desarrollarse y poder actuar" Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, Declaración sobre el aborto procurado, 12 - 13

Y más en concreto, la Instrucción DONUM VITAE (el don de la vida) se afirma en el nº 5 lo siguiente:

¿Qué juicio moral merece el uso para la investigación de embriones obtenidos mediante la fecundación "in vitro"?

Los embriones humanos obtenidos in vitro son seres humanos y sujetos de derechos: su dignidad y su derecho a la vida deben ser respetados desde el primer momento de su existencia. Es inmoral producir embriones humanos destinados a ser explotados como "material biológico" disponible.

En la práctica habitual de la fecundación in vitro no se transfieren todos los embriones al cuerpo de la mujer; algunos son destruidos. La Iglesia, del mismo modo en que condena el aborto provocado, prohibe también atentar contra la vida de estos seres humanos. Resulta obligado denunciar la particular gravedad de la destrucción voluntaria de los embriones humanos obtenidos "in vitro" con el solo objeto de investigar, ya se obtengan mediante la fecundación artificial o mediante la "fisión gemelar". Comportándose de tal modo, el investigador usurpa el lugar de Dios y, aunque no sea consciente de ello, se hace señor del destino ajeno, ya que determina arbitrariamente a quién permitirá vivir y a quién mandará a la muerte, eliminando seres humanos indefensos.

Los métodos de observación o de experimentación, que causan daños o imponen riesgos graves y desproporcionados a los embriones obtenidos in vitro, son moralmente ilícitos por la misma razón. Todo ser humano ha de ser respetado por sí mismo, y no puede quedar reducido a un puro y simple valor instrumental en beneficio de otros. Por ello no es conforme a la moral exponer deliberadamente a la muerte embriones humanos obtenidos in vitro. Por haber sido producidos in vitro, estos embriones, no transferidos al cuerpo de la madre y denominados "embriones sobrantes", quedan expuestos a una suerte absurda, sin que sea posible ofrecerles vías de supervivencia seguras y lícitamente perseguibles."


Carta abierta al Sr Rajoy al Sr Puigdemont

04.10.17 | 10:08. Archivado en Actualidad

Carta abierta al Sr Rajoy al Sr Puigdemont.

Señores presidentes, Rajoy y Puigdemont, no enfrenten más a este pueblo. Dejen de jugar a ver quien es más fuerte y quien puede más y hagan su trabajo, aquel por el que el pueblo les ha elegido: DIALOGUEN. Siéntense a hablar y busquen soluciones a los problemas que tiene la gente a la que sirven

Felipe VI nos dijo ayer:

“Desde hace décadas vivimos en un Estado democrático que ofrece las vías constitucionales para que cualquier persona pueda defender sus ideas dentro del respeto a la ley. Porque, como todos sabemos, sin ese respeto no hay convivencia democrática posible en paz y libertad, ni en Cataluña, ni en el resto de España”

Sean los primeros en escuchar y reflexionar qué parte de responsabilidad tienen en nuestro enfrentamiento. Busquen vías constitucionales adecuadas para buscar soluciones. No se encierren cada uno en su propio convencimiento sin la empatía necesaria para un diálogo que produzca fruto y sea constructivo.

Su responsabilidad es la de hacer todo lo posible y necesario para que la lucha no llegue al enfrentamiento y la ruptura entre ciudadanos en la vida social y cotidiana. Ambos tienen una profunda responsabilidad en lo que está pasando aunque sabemos que también son herederos de un conflicto que desde hace décadas nunca se ha tratado de solucionar con serenidad y dedicación.

Ustedes son los RESPONSABLES de que el problema llegue a la calle. No pueden lavarse las manos dejando que se la ensucie el pueblo y los cuerpos de seguridad del Estado. No es el pueblo con su policía los que tienen que buscar soluciones y dialogar. ¡Son ustedes!

Si no saben solucionar esto sean honestos y dimitan, échense a un lado y dejen paso a otros que sepan dialogar y sentarse a buscar el camino de la concordia y del entendimiento.

Señores presidentes, sean hombres cabales y responsables. No aviven el fuego de la pasión de unos ideales que nos enfrenten en el corazón de este pueblo. Más bien ayúdennos a saber encauzarlos por el camino del respeto, la tolerancia y la convivencia.

Este pulso a ver quién es más fuerte o cabezón solo puede acabar con uno derrotado y otro vencido. Pero quienes luchan son su pueblo. Y su pueblo el 1 de octubre eran tanto quienes querían votar como quienes no querían votar, su pueblo también es su policía que cumplen las órdenes que ustedes les dan. Sean responsables.

Dejemos de construir una España de ganadores y perdedores y aprendamos de los errores del pasado. Construyamos una España que mire hacia adelante y con claridad y esperanza, dejemos de mirar hacia atrás trayendo memorias y situaciones que dejaron tantos hermanos y hermanas en el camino, que hicieron tantas heridas aún no sanadas.
¡Es RESPONSABILIDAD SUYA conseguir esto!


Viernes, 14 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031