Espacio para el espíritu

Viernes de la octava de Pascua

21.04.17 | 08:00. Archivado en Evangelio

La Eucaristía hace a la Iglesia

“Simón Pedro dijo: “Me voy a pescar”. Ellos contestaron; “También nosotros vamos contigo” Fueron, pues, y subieron a la barca, pero aquella noche no pescaron nada. Estaba amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dijo: “Muchachos, ¿tienen algo que comer? Ellos contestaron: “No”. Al bajar a tierra, vieron unas brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dijo: “Traed los peces que acabáis de pescar”. Jesús se acercó, tomó el pan y se lo dio, y lo mismo hizo con el pescado”. (Jn 21,1-14)

Juan relata la tercera aparición de Jesús.
Esta vez, ya no es en casa.
Es el mismo punto de partida, allí donde recibieran la primera llamada a seguirle.
Un relato eminentemente eclesial.

Es Simón Pedro, la cabeza del grupo, el responsable de la primera comunidad eclesial.
Es precisamente él el que decide salir a pescar.
Pero esta vez será ya pescador de hombres.
Así se lo había prometido cuando le llamó.
Pero no es él el único responsable de llevar a los hombres el Evangelio.
No es él el único encargado de atraer a los hombres a la barca de Jesús.
Por eso, el resto de discípulos que estaban con él dicen: “También nosotros vamos contigo”.

Hemos de convencernos de que el Papa no es el único responsable de la Iglesia.
También el resto está llamado a compartir con él la responsabilidad de la evangelización.
Es la Iglesia la que ha recibido el encargo de Jesús.
Y la Iglesia es todo el Pueblo de Dios.
Todos somos responsables de que el Evangelio llegue a todos.
Todos somos responsables de que el anuncio del Reino llegue a todos.
No todos haremos lo mismo.
Pero todos estamos llamados a acompañarle.
Todos estamos llamados a seguirle.
Es el cuerpo entero eclesial el que debe acompañar a la cabeza.

No siempre el anuncio del Evangelio tendrá éxito.
Habrá muchas noches en las que la Iglesia echa las redes y no pesca nada.
Habrá muchas noches en las que amanecerá con la barca vacía y el cansancio en los cuerpos, pero con la sensación de fracaso y desilusión.

Tendremos la impresión de sentirnos solos.
Pero en la orilla está alguien que nos llama.
Es Jesús que desde la orilla se interesa por nuestra labor.
Es Jesús que levanta los ánimos.
Es Jesús quien nos dice que no perdamos la esperanza.
Es Jesús quien nos dice que sigamos echando las redes.
Y es Jesús quien hace posible la “pesca milagrosa”.

Pero la Evangelización tiene siempre dos remos:
El anuncio de la Palabra.
Y el encuentro en la celebración de la Eucaristía.
Cuando llegan a la orilla Jesús ya había encendido el fuego.
Ya había un pez sobre las brasas.
Pero Jesús les pide traigan de lo que ellos han pescado a compartir en la misma Eucaristía.
Predicamos para llevar la buena noticia.
Pero luego invitamos a encontrarnos en la celebración de la Eucaristía.

No hay evangelización sin el anuncio de la Palabra.
No hay evangelización sin anunciar en nombre de Jesús.
No hay evangelización sin comunidad en torno al pan y al vino eucarísticos.
No hay evangelización sin encuentro en torno a la mesa del pan y del vino.
No hay evangelización sin encuentro con Jesús.

La evangelización más que de las estructuras depende de escuchar primero la Palabra de Jesús.
La Evangelización más que de los medios humanos, depende de obedecer la Palabra de Jesús.
La Evangelización necesitará siempre escuchar y anunciar la Palabra.
La Evangelización más que ganar gente para llenar unas estructuras, nos lleva a todos a comer el pan y beber el vino, sacramento pascual de la Muerte y Resurrección de Jesús.
La confesión y experiencia de que está en medio de nosotros.
La Iglesia hace la Eucaristía, pero la Eucaristía hace a la Iglesia.
Sin Eucaristía no hay comunidad y tampoco hay “memoria”.
Y sin comunidad y sin memoria no hay Iglesia.

Puedes visitar mi página web: www.juanjauregui.es


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Www.Aieetsc.Com 22.04.17 | 21:56

    Truly many of fantastic tips! http://www.aieetsc.com/kindle-store-south-africa-discover-where-to-get-your-gadget-books-movies-and-more/

Miércoles, 20 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31