Espacio para el espíritu

La novedad del Reino

18.01.17 | 08:00. Archivado en Evangelio

Miércoles de la segunda semana del tiempo ordinario

Jesús le dijo: “levántate y ponte en pie”. Y a ellos les preguntó: “¿Qué está permitido sábado?; ¿hacer lo bueno o lo malo?”, “salvarle la vida a un hombre o dejarlo morir?” “Extiende la mano”. La extendió y la mano quedó restablecida. Al salir de la sinagoga, los fariseos se pusieron de acuerdo con los herodianos en el modo de acabara con él”. (Mc 3,1-6)

Jesús comienza su predicación:
Anunciando la novedad del Reino.
Anunciando la nueva religión del amor.
Anunciando la nueva religión que sitúa al hombre por encima de todo.
Anunciando la nueva religión que valora al hombre como lo más importante para Dios.
Anunciando la nueva religión que suple la ley por el hombre.

>> Sigue...


Lo principal es la vida

17.01.17 | 08:00. Archivado en Evangelio

Martes de la segunda semana del tiempo ordinario

“Oye, ¿por qué tus discípulos hacen en sábado lo que no está permitido?” El respondió: “El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado; así que el Hijo del hombre es señor también del sábado”. (Mc 2,23-28)

Los obsesivos y los intransigentes siempre crean problemas.
Y los intransigentes religiosos peor.
Pero basan su intransigencia en Dios.

>> Sigue...


Nuestra fe cristiana es fiesta

16.01.17 | 08:00. Archivado en Evangelio

Lunes de la segunda semana del tiempo ordinario

“Vinieron unos y le preguntaron a Jesús: Los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan. ¿Por qué los tuyos no?” Jesús les contestó: “¿Es que pueden ayunar los amigos del novio, mientras el novio está con ellos? Mientras en novio está con ellos, no pueden ayunar. Llegará un día en se llevarán al novio; aquel día sí que ayunarán”. (Mc 2,18-22)

De alguna manera la mayoría de nosotros está convencido en que el camino para llegar a Dios:
Es la penitencia.
Es el ayuno.
Son las privaciones.
Son los castigos al cuerpo.

>> Sigue...


Hablar de lo que hemos visto y oído

15.01.17 | 08:00. Archivado en Evangelio

Domingo segundo del tiempo ordinario

“Juan vio a Jesús que se acercaba a él y exclamó: “Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. A El me refería yo cuando dije: “Detrás de mí viene uno que es superior a mí, porque existe antes que yo”. “Y yo lo he visto, y ha dado testimonio de que él es el Hijo de Dios”. (Jn 1,29-34)

La frase es de A. de Mello: “nadie se emborracha por hablar mucho del vino”. Para emborracharnos hay que beber el vino.

>> Sigue...


Nadie sabe lo que hay en el corazón del hombre

14.01.17 | 08:00. Archivado en Evangelio

Sábado de la primera semana del tiempo ordinario

“Al pasar, vio a Leví, hijo de Alfeo, sentado al mostrador de los impuestos, y la dijo: “Sígueme”. El se levantó y lo siguió.
Y sucedió que estando Jesús a la mesa en casa de Leví, mucho publicanos y pecadores se sentaron con él y sus discípulos. Algunos fariseos les dijeron a los discípulos: “¿Por qué come con publicanos y pecadores?” “No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”.
(Mc 2,13-17)

No sé qué admirar más:
Si la eficacia de la palabra de Jesús.
Si la voluntad y decisión de Leví.

>> Sigue...


Se puede hacer el bien en silencio

13.01.17 | 08:00. Archivado en Evangelio

Viernes de la primera semana del tiempo ordinario

“Volvió Jesús a Cafarnaún, se supo que estaba en casa. Acudieron tantos que no quedaba sitio ni siquiera junta a la puerta. Entonces le llevaron entre cuatro a un paralítico y, como no podían acercarlo a Jesús, a causa del gentío, abrieron el techo encima de donde estaba él y, a través de la abertura que hicieron, descolgaron la camilla con el paralítico. Viendo Jesús la fe que tenían, le dijo al paralítico: “Hijo, tus pecados quedan perdonados”. “Coge tu camilla y vete a tu casa”. “Nunca hemos visto una cosa igual”. (Mc 2,1-12)

Leyendo este relato me convenzo más de varias cosas.
En primer lugar, que hay mucha fe anónima y silenciosa que no vemos.
Aquí nos encontramos con un paralítico y cuatro hombres cargando con él.
Nadie dice una palabra.

>> Sigue...


Cercanos a todos

12.01.17 | 08:00. Archivado en Evangelio

Jueves de la primera semana del tiempo ordinario

“Entonces se le acercó un leproso para pedirle ayuda y, cayendo de rodillas, le dijo: “Si quieres, puedes purificarme”.
Jesús, conmovido, extendió la mano y lo tocó, diciendo: “Lo quiero, queda purificado”.
En seguida la lepra desapareció y quedó purificado.
Jesús lo despidió, advirtiéndole severamente:
“No le digas nada a nadie, pero ve a presentarte al sacerdote y entrega por tu purificación la ofrenda que ordenó Moisés, para que les sirva de testimonio”.
Sin embargo, apenas se fue, empezó a proclamarlo a todo el mundo, divulgando lo sucedido, de tal manera que Jesús ya no podía entrar públicamente en ninguna ciudad, sino que debía quedarse afuera, en lugares desiertos. Y acudían a él de todas partes.”
(Mc 1,40-45)

>> Sigue...


Vivir para los demás

11.01.17 | 08:00. Archivado en Evangelio

Miércoles de la primera semana del tiempo ordinario

“La suegra de Simón estaba en cama con fiebre; se lo dijeron a Jesús y él se acercó, la tomó de la mano y la levantó. Al atardecer, cuando ya se había puesto el sol, la llevaron todos los enfermos y endemoniado. Se levantó de madrugada, se fue a un lugar solitario y allí se puso a orar. Simón y sus discípulos fueron y, al encontrarlo, le dijeron: “Todo el mundo te busca” El respondió: “Vamos a otra parte, a los pueblos cercanos para predicar también allí, que para eso he venido”. (Mc 1, 29-39)

Lástima que Jesús vino demasiado pronto.
Porque él necesitaba una agenda o una de esas tablets, para redactar todas las cosas que tenía que hacer, porque tenía el día lleno.
Su vida estaba llena.
No tenía espacios libres, los enfermos y necesitados se la ocupaban.

>> Sigue...


Enseñar con autoridad

10.01.17 | 08:00. Archivado en Evangelio

Martes de la primera semana del tiempo ordinario

“Jesús y sus discípulos entraron en la Sinagoga en Cafarnaún, y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad. Estaba en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo y se puso a gritar: ¿Qué quieres de nosotros Jesús Nazareno? Jesús lo increpó: “Cállate y sal de él. El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió. (Mc 1,21-28)

Enseñar con autoridad.
Un problema que nos acucia cada día.
Es posible que haya en nosotros demasiado de “escribas”.
Comentar el pasado.
Hablar del pasado.
Pero carente de creatividad en el Espíritu.

>> Sigue...


Con hombres nuevos todo puede cambiar

09.01.17 | 08:00. Archivado en Evangelio

Lunes de la primera semana del tiempo ordinario

“Decía: “Se ha cumplido el plazo, está cerca el Reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio”. Pasando junto al mar de Galilea, vio a Simón y su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando las redes en el mar. Jesús les dijo: “Venid conmigo y os haré pescadores de hombres. Inmediatamente dejaron las redes y la siguieron”. ( Mc 1,14-20)

Jesús comienza su Evangelio haciendo un gran anuncio: “convertíos y creed en el Evangelio”.

>> Sigue...


Marcados por el amor

08.01.17 | 08:00. Archivado en Evangelio

Bautismo del Señor

Lectura del santo Evangelio según san Mateo

En aquel tiempo fue Jesús desde Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara.
Pero Juan intentaba disuadirlo diciéndole: - Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?
Jesús le contestó: - Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere.
Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. Y vino una voz del cielo que decía: - este es mi Hijo, el amado, mi predilecto.

El Bautismo fue un momento clave en la vida de Jesús. Le marcó para toda su vida. Marcó su experiencia de Dios. Marcó la experiencia de sí mismo. Y marcó el camino que tenía por delante.

>> Sigue...


Claves pastorales

07.01.17 | 08:00. Archivado en Acerca del autor

Sábado después de Epifanía

“Al enterarse Jesús de que habían arrestado a Juan, se retiró a Galilea. Dejando Nazaret, se estableció en Cafarnaúm, junto al lago, en el territorio de Zabulón y país de Neftalí. Camino del mar, al oro lado del Jordán, Galilea de los Gentiles. El pueblo que andaba en tinieblas vio una luz grande; a los que habitaban en tierra y sombra de muerte una luz les brilló”. (Mt 4,12-17.23-25)

El Evangelio de hoy pone el marco donde Jesús ejercitó su ministerio salvífico.
Es el marco geográfico donde desarrolló prácticamente toda su actividad.
Tal vez debiéramos leerlo en clave pastoral.
Tal vez la Iglesia debiera verse a sí misma en el cumplimiento de su misión.

>> Sigue...


Jueves, 19 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Sindicación