El BLOG de Juan Antonio ESPINOSA

¿Que cante la Asamblea de la JMJ? ¿Por qué? ¿Para qué?

28.08.11 | 22:08. Archivado en Reflexiones JMJ 2011, Reflexiones sobre liturgia

En mi artículo del día 26 yo comenzaba reconociendo el buen hacer del Coro y Orquesta de la JMJ.

Recuerdo ahora que mi primer LP (año 1968) fue grabado con buena parte de la Orquesta Nacional de España y el gran Coro de la Juventud Amaya de Pamplona, y que las partituras para "voces mixtas, solo y órgano" fueron publicadas meses después. Por eso, de ninguna de las maneras se podría haber hecho alusión en mi artículo a la conveniencia de haber utilizado "guitarritas y panderetas".

Sí, creo que ha sido un acierto contar para esta ocasión con la Orquesta y Coros de la JMJ. Desde aquí les envío mi felicitación más sincera.

Lo que, desde un punto de vista litúrgico, tal vez no haya estado tan acertado sea que la Asamblea de jóvenes peregrinos permaneciese siempre en silencio, sin cantar nada, mientras el Coro -con su director al frente, siempre de espaldas a la Asamblea- interpretaba cada uno de los cantos en las diferentes Celebraciones litúrgicas, como si se tratase de un concierto de música clásica. Así los jóvenes, la Asamblea celebrante, quedaban convertidos en meros espectadores del canto litúrgico.

La lástima es que ¡hubiese sido tan fácil superar esto!... Sólo con que los Obispos, en sus catequesis por parroquias en la mañana del día 17, hubiesen dedicado unos pocos minutos para afianzar musicalmente la primera frase -"firmes en la fe"- del Himno de la JMJ (ya sabemos que el estribillo es demasiado largo para aprenderlo entero), para ajustar algún Aleluya y Antífona responsorial... Y por otra parte, designar a un director-animador de la Asamblea para que en las Celebraciones litúrgicas impulsase el canto de la gran muchedumbre de jóvenes...

Con solo esto las Celebraciones hubiesen adquirido una mayor fuerza, al poder expresar los jóvenes, a través del canto, su fe y su compromiso transformador.

Pero no, nada de esto se hizo.

Y es que la cuestión estriba en que tal vez los organizadores de la JMJ ni se lo debieron plantear: ¿Que cante la Asamblea de jóvenes de la JMJ?. ¿Por qué?. ¿Para qué?.

Probablemente pensaron que éstos estarían mejor callados y que sólo de vez en cuando, aunque se saliesen del "protocolo litúrgico", lanzasen los gritos consabidos: ¡¡Benedicto!! ¡¡Viva el Papa!!.

Estos gritos han llevado a que no pocos piensen que los reunidos esos días en Madrid eran, sobre todo, jóvenes papistas.

La verdad es que , por las calles y Celebraciones litúrgicas, ni una sola vez se escuchó el grito de ¡¡Jesucristo!!, ¡¡Jesucristo!!. Éste hubiese sido el grito más apropiado, si como indicaban los organizadores, el fin de esta JMJ era reunir a jóvenes creyentes en el Dios de Jesús y afianzar su fe en Jesús de Nazaret.

Dicen que Benedicto XVI "ha quedado gratamente sorprendido y ha elogiado y agradecido al Cardenal Rouco todo lo referente a la parte musical de la Jornada". No es de extrañar, pues él conoce bien esas Celebraciones que tienen lugar en la Basílica de San Pedro, amenizadas a veces con una gran orquesta, siempre con un extraordinario órgano, y con la presencia de un buen número de fieles que se limitan a escuchar en silencio las interpretaciones del gran Coro, ubicado en las alturas.

Por eso a Benedicto XVI no le habrá extrañado que en las Celebraciones litúrgicas de la JMJ en Madrid la Asamblea de jóvenes no haya participado en el canto litúrgico y éstos se hayan limitado a escuchar, como simples espectadores, las diferentes interpretaciones de la Orquesta y Coro.

Se ve que él, teólogo asesor durante las Sesiones del Concilio, ha olvidado ya las directrices y los caminos abiertos por la Nueva Liturgia que nació en el Vaticano II.

A pesar de todo, algunos de nosotros seguiremos reivindicando la importancia del Canto del Pueblo, el Canto de la Asamblea. Continuaremos invocando la luz del Espíritu para que el Pueblo de Dios no se deje arrastrar por esta ola de involución y se anime a expresar con fuerza su fe, a través del canto, la vida y la palabra.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Maria 29.09.11 | 11:01

    J.a. Nos empujas a pensar, a celebrar, a orar con los cantos, nuevos y viejos, pero interiorizandolos y luego expresa dolos en voz alta, elevando la plegaria a Dios. El Vía Crucis, como el Rosario no tiene solo dos formas. Son infinitas, incluso como me enseño un gran amigo dominico: tiene 15 estaciones, porque no termina con la muerte, la 15 estación es la base de nuestra fe:la Resurrección. Y no podemos quedar os en el dolor y el golpe de pecho, hay que resucitar! Vivir desde la resurrección como fruto de la pasión, la vida resurge, todo es nuevo, triunfa a pesar de todo! ¿Nos enteraremos alguna vez? Gracias J.A. Por seguir a pesar de todo este retroceso. El pueblo unido por el Reino y haciendo ya el Reino!

  • Comentario por Bebesinsed 03.09.11 | 22:49

    Hasta el presente, sólo conocía dos fórmulas de hacer el Via Crucis. Una, la más popular, recoge momentos que no contemplan los evangelios, como el de la Verónica. La otra, en cada estación, incluye sólo pasajes evangélicos: La oración de Jesús en el huerto, las negaciones de Pedro, la promesa del paraíso al buen ladrón, etc. Puse la televisión cuando el Via Crucis de la JMJ iba por la 8ª estación: La Verónica enjuaga el rostro de Jesús (es la 6ª). Y a continuación leyeron el pasaje de Lucas en el que Jesús consuela (ahora algunos entendidos dicen que no las consuela sino que las riñe) a las piadosas mujeres de Jerusalén (esa sí es la 8ª). Me quedé descolocado porque el orden de las estaciones siguió alterándose, tal vez para hacerlas coincidir con los pasos de Semana Santa.

  • Comentario por Bebesinsed 03.09.11 | 22:37

    Un servidor ya mostró su desacuerdo con Santiago, pero, francamente, aunque canto los nuevos cantos con el mismo entusiasmo, el Amante Jesús mío, Perdona a tu pueblo, Señor (o Perdona el teu poble, Senyor), Per vostra Passió sagrada (soy catalán), Perdón oh Dios mío, etc., que aprendí de pequeño, me siguen gustando. Creo que unos y otros cantos pueden convivir. En la Iglesia, jóvenes y viejos cabemos todos. Ésto es una obviedad. Pero si Santiago se empeña en echar a los mayores (¿quién es él para hacerlo?), ya me veo haciendo las maletas, porque sólo tengo 12 años menos quel el blogger.

  • Comentario por luis javier- madrid 03.09.11 | 18:34

    No estoy de acuerdo a lo que dice Santiago, que solo sabe decir que "deje paso a la gente y se vaya" Supongo que lo que el llama composiciones jóvenes es al "Amante Jesús mío" que se cantó en el Via Crucis del paseo de Recoletos, y lo que llama "participación" será un concepto nuevo que habrá aprendido en el Seminario Conciliar (el otro día decía que era cura). Pues mire usted, yo sé bastante más liturgia que la que le han enseñado a usted, y no estoy de acuerdo con lo que dice, sí con el autor del artículo. Ya se ve de que pie cojea usted. Mientras la Iglesia camine como el cangrejo, estamos listos.

  • Comentario por Santiago 02.09.11 | 10:30

    Le vuelvo a decir:
    1º) No engañe a la gente
    2º) Yo estuve entre los jóvenes y se cantaba el himno cada uno en su lengua (otra cosa es que no se oyese por culpa de la megafonia o que los micrófonos no lo recogiesen -se grita mas cuando se aclama "Benedicto" que cuando se canta); la misa se cantaba también
    3º) Le invito a que deje de ver las cosas en la tele y este entre nosotros los jóvenes
    4º) El concepto "participación" no se reduce a hacer cosas
    5º) Deje sitio a la gente joven, a los compositores jóvenes y retirese
    Gracias

  • Comentario por Bebesinsed 01.09.11 | 14:41

    Creo que si, Hermenegildo. Y en la visita de Benedicto XVI a Brasil en mayo de 2007 supongo que también estaba esta intención, además de estar presente en la V asamblea general del CELAM, celebrada en Aparecida.
    De todas formas, estoy casado con una evangélica y puedo asegurarle que no son el diablo. Antes era católica.

  • Comentario por Hermenegildo 01.09.11 | 11:55

    Si en una celebración litúrgica se quiere tener un acompañamiento musical de altura, es imposible que el pueblo cante en masa, salvo que se trate de piezas muy conocidas como la Misa "de Angelis", lo que convertiría el repertorio musical en repetitivo.
    El pueblo no tiene por qué saber cantar ni la gente siempre tiene ganas de cantar. Lo he observado entre los fieles que acuden a las Misas a las que asisto. La gente suele ser muy perezosa para cantar y no todo el mundo tiene facultades (yo, por ejemplo, no tengo oído musical). Además, un repertorio medianamente escogido requiere de mucho ensayo para que suene bien.

    Bebesinsed: ¿será que la Iglesia quiere poner freno a la pérdida de fieles católicos brasileños en beneficio del protestantismo?

  • Comentario por Bebesinsed 31.08.11 | 21:45

    Los organizadores de futuras JMJ deberían tener en cuenta este detalle: En el primer viaje de Juan Pablo II a México, el pueblo coreaba: ¡Juan Pablo, Juan Pablo! El Papa respondía: ¡Jesucristo, Jesucristo!
    Se ha elegido Brasil como país anfitrión de la próxima JMJ. Es el único país iberoamericano que Benedicto XVI ha visitado como papa. ¿Por qué no lo han tenido en cuenta y no han elegido otro? Cuando se instituyeron las JMJ, se pensó en ir celebrándolas en todos los continentes. ¿Por qué por ahora no se ha celebrado ni una en África? Tal vez si pensaran más en Jesucristo (perdón por atrevirme a decir esto) recordarían que este continente le sirvió de refugio cuando era perseguido a muerte por los soldados del rey Herodes.

  • Comentario por Juan Antonio Espinosa [Blogger] 29.08.11 | 15:38

    Reconozco que no soy un asiduo seguidor de las liturgias vaticanas, sobre todo en esos últimos años. Físicamente no he estado en ninguna de ellas. Tampoco es algo que me quite el sueño. Ha sido la televisión la que me ha posibilitado introducirme algo en sus dinámicas. Recuerdo que en algunas solemnidades especiales no ha sido el órgano el único instrumento. Otros más le acompañaban. Por eso, matizaba yo en mi artículo al referirme a la orquesta con un "a veces". Sobre la ubicación del Coro "en las alturas"... más que intentar subrayar una localización física de sus componentes, dejaba yo traslucir la sensación que a veces trasmiten algunos de ellos, como si se considerasen algo aparte, por ser ellos los "profesionales del canto litúrgico". El canto del Pueblo tiene suficiente entidad en sí mismo, no necesita que nadie le guíe. No basta con que los "fieles" dispongan de un libretto. Lo que se necesita es que haya un Director-Animador para la Asamblea, para impulsar el canto del Pueblo.

  • Comentario por jose 29.08.11 | 00:02

    es verdad lo que dice sobre la JMJ. Pero lo que se nota que este señor no tiene ni idea de las celebraciones en la Basilica de San Pedro. En San Pedro no hay orquestas se canta a cappella y con acompañamiento de organo.. los cantores se encuentran junto al altar y no en alto y los órganos estan junto a altar de la catedra... y la consola junto a los cantores y el coro guia...que no es otra cosa que lo que estableció el CVII. En las celebraciones del Vaticano el pueblo canta bastante mas que en las JMJ. Ademas te regalan un bonito libretto con la celebración y los cantos con partitura...

Sábado, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930