El blog de José Arregi

Más allá de los humanos

25.02.16 | 10:03. Archivado en Ética

En Arroa Behea luce un sol radiante. El sauce reverdece. El petirrojo y la malviz cantan. Una madre joven columpia a su hijita, una y otra vez, suavemente. Llega el tren y luego se va, tra-ca-ta-tá, tra-ca-ta-tá… La madre y la niña siguen jugando. El mundo parece pura armonía, y el ser humano su gloria, su corona, su ángel de la guarda. Con razón canta el salmo judío: “Lo coronaste de gloria y dignidad”. Todos los salmos no bastan para cantar tanta belleza sublime, tanta paz. Misterio del mundo, Gracia de ser.

¿Y tantos horrores humanos? Un padre abusa sexualmente de un bebé de 18 meses, hija de su pareja, y la arroja por la ventana. Ocho mujeres muertas en un mes en España a manos de sus parejas. Personas hechas y derechas que sucumben víctimas del alcohol, del sexo, de la venganza, del dinero. Esta corrupción generalizada. Esas entrañas y fronteras cerradas a hambrientos y a los fugitivos de la guerra. Esta Europa indecente que defiende su bienestar robado a los países más pobres.

Tenía razón San Pablo: “No acabo de entender mi conducta, pues no hago el bien que quiero, sino el mal que aborrezco”. ¿A eso llamamos dignidad, conciencia, libertad? ¿Es libre este pobre ser humano capaz de hundirse en el rencor o en la angustia por un pequeño fracaso, por una simple palabra de ofensa o de crítica, o por el temor de algo que ni siquiera sabe que vaya a suceder? Y nos llamamos Homo Sapiens, y nos creemos los señores del mundo, cuando no somos dueños de nosotros mismos. Y cuanto menos libres nos sentimos más nos empeñamos en dominar a los demás. Y cuanto menos felices somos más daño hacemos y más desgraciados nos volvemos. ¿Qué nos pasa a los humanos?

Antes era fácil: el “pecado original” tenía la culpa de todo. Pero las ciencias, todas ellas a la vez, han vuelto imposible seguir pensando que haya existido alguna vez un paraíso, una caída, un castigo divino. Y han demostrado que todas las formas conocidas de vida en esta tierra son fruto de la evolución de una misma forma inicial, y apuntan con unanimidad creciente la probabilidad de que la vida –tal vez en formas distintas de las que conocemos– sea un fenómeno difundido por todo el universo, aunque ésa es otra historia. Todo nos lleva a pensar que no somos el centro del universo ni la cima de la evolución de la vida.

Las ciencias nos llevan también a pensar que el género Homo, aparecido hace 2 millones de años, y esta especie nuestra Sapiens aparecido hace 150.000 años, no es ni siquiera el centro ni el culmen de la evolución de la vida en nuestro planeta. Nos distingue del resto de los primates una mayor capacidad cerebral, de la que dependen todas las funciones que abusivamente llamamos “específicamente humanas”: la conciencia, la libertad, el lenguaje, el arte, la herramienta, la cultura… Son funciones que, en grados diferentes, se dan en todos los primates y en muchísimas especies animales.

Las diferencias son siempre de grado, aunque quien así lo prefiera puede llamarlas “saltos cualitativos”. Entre el sauce que verdea y la malviz que canta, entre la malviz y el perro, entre el perro el chimpancé, hay muchos y grandes saltos cualitativos, pero dentro de un continuum infinito de complejización creciente. De lo “inferior” emerge lo “superior”. ¿Pero por qué esta necesidad de afirmarnos superiores?

Afortunadamente, no estamos al final de la evolución. La vida seguirá buscando a tientas –y seguro que irá encontrando– nuevas formas vivientes mejor adaptadas, más armónicas –esperemos– que esta nuestra especie tan ambigua todavía, tan contradictoria, tan violenta. Tan incipiente. La evolución nos llevará, en millones de años, a formas posthumanas o transhumanas, con capacidades “superiores”… ¡Ojalá!

Lo nuevo del momento histórico en que vivimos es que la evolución hacia esas formas transhumanas depende cada vez más de nuestra especie, está en nuestras manos. Las neurociencias, la ingeniería genética, las prótesis robóticas externas o internas… más pronto que tarde crearán otros seres más inteligentes que nosotros. No hay duda de que eso sucederá algún día. La duda –enorme, inquietante duda– es si eso será para nuestro bien y el suyo. El gran desafío y nuestra gran responsabilidad es que lo sea.

Empecemos ya, aquí. Demos cada día el pasito que podamos para cuidar la vida, para que vivir sea una gracia para nosotros mismos y los demás, también para la vida de quienes vendrán luego, sean seres humanos o no.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por maribel 12.04.16 | 15:07

    La robótica nos va hacer mas sensibles, mas solidarios, mas"bienaventurados" según el mensaje,obra de Jesús? Hasta ahora el desarrollo tecnológico no ha sido capaz d acabar con l injusticia l desigualdad.De hecho ls recursos que utiliza como materias primas están siendo un expolio y empobreciendo profundamente a un amplio sector del planeta.Esto se hace con robots y cerebros muy inteligentes.Cierto q las palabras q usamos los creyentes, no pueden nombrar ciertas realidades;hoy no nos valen;pero no podemos utiliza otras para ocultarla.
    La sociedad del conocimiento con el desarrollo de las nueva tecnologías ¿Cree que produce mas inteligencia? ¿Nos hará mas libres esa sociedad trashumana? ¿A cuantos?.Amo la Ciencia profundamente y amo a Jesús en la misma medida.La ciencia puede iluminar la religión y la ëtica la ciencia.Una sociedad sin etica es una sociedad de la barbarie. La ciencia tiene q hacerse preguntas, abrirse al misterio tbn y preguntar a los humanos de hoy hacia dnde quer...

  • Comentario por maribel 12.04.16 | 13:54

    La robótica nos va hacer mas sensibles, mas solidarios ; mas ""bienaventurados " según el mensaje y la obra de Jesús ? Hasta ahora el desarrollo tecnológico, no ha sido capaz de acabar con l injusticia l desigualdad.De hecho los recursos que utiliza como materias primas están siendo un expolio de vida y empobreciendo profundamente a un amplio sector del planeta.Esto se hace con robots y cerebros muy inteligentes.cierto que las palabras que usamos ls creyentes, no puden nombrar ciertas realidades;hoy no nos valen ;pero no podemos utiliza otas para ocultarla.
    La sociedad del conocimiento con el desarrollo de las nueva tecnologías ¿Cree que produce mas inteligencia? ¿Nos hará mas libres esa sociedad trashumana? ¿A cuantos?.Amo la Ciencia profundamente y amo a Jesús en la misma medida.La ciencia puede iluminar la religión yla ëtica la ciencia.Una sociedad sin etica es una sociedad de la barbarie. La ciencia tiene que hacerse preguntas , abrirse al misterio y preguntar a l...

  • Comentario por Maribel 12.04.16 | 13:25

    "Mas pronto que tarde la rebotica creará seres mas inteligentes que nosotros " Se que sabe de qué habla, me causa una gran extrañeza que lo deje caer sin mas.habla del tras humanismo. El siglo pasado ya buscó el superhombre, los medios para modificar las condiciones de vida para mejorar la raza. Ya vimos una grave consecuencia.La primera parte del siglo pasado estuvo atravesada por las corrientes eugenesicas, que hoy perviven con otro lenguaje; tal vez posthumanismo.El lenguaje es un gran ocultador de la realidad Yo me pregunto ¿Por qué desear que las máquinas nos hagan mas inteligentes y humanos y; no invirtamos en el desarrollo humano de tantos millones de niños y niñas que no pueden ir a la escuela, por ese mal reparto del dinero , la investigación y la "sociedad del conocimiento? Si sumaramos y aprovecharamos sus inteligencias, tal vez seriamos mas humanos; no sustituya la religion por la ciencia, pues es una verdad tan poco neutral como ella.La ciencia tbn es ideologia

Jueves, 15 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930