La mochila de Jorge Moragas

Llamada a consultas de un Embajador

15.11.07 | 14:15. Archivado en Política Exterior, Iberoamérica, España
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

La llamada a consultas de un Embajador es un mecanismo diplomático tradicional de que disponen los Estados para manifestar su rechazo o desacuerdo con una decisión o actuación concreta de otro Estado con el que mantiene relaciones diplomáticas. Normalmente suele ser temporal (mientras dura el diferendo) pero puede prolongarse indefinidamente aproximándose así a la retirada de Embajadores (lo cual ocurrió durante el régimen de Franco en los años 40) aún manteniendo esas relaciones diplomáticas.

Aunque no es una práctica frecuente, tampoco es inusual. El mes pasado, por ejemplo, Turquía llamó a consultas a su Embajador en Washington a causa de la aprobación en la Cámara de Representantes USA de una proposición parlamentaria que condena el llamado “genocidio armenio”.

Y hace unos años, en 1997, la práctica totalidad de los países de la UE, incluida España, llamaron a consultas a sus Embajadores en Teherán tras la sentencia de un Tribunal alemán que acusaba a Teherán de prácticas de terrorismo de Estado (“Caso Mykonos”- discoteca alemana donde murieron cuatro kurdos a causa de una bomba).

Entre países latinoamericanos, quizá debido a la densidad de sus relaciones bilaterales, no es algo extraño. En 2005, por ejemplo y a causa del conflicto de las papeleras, Uruguay llamó a Consultas a su Embajador en Buenos Aires tras unas declaraciones del gobernador de la Provincia de Entre Ríos en las que acusó a la clase política uruguaya de ser títere de intereses empresariales.

Pero el propio Chávez es quien está más acostumbrado a esta figura. En noviembre de 2003 Chile llamó a Consultas a su Embajador en Caracas debido a las declaraciones de Chávez a favor de la salida al mar para Bolivia, una histórica reclamación de este país a Chile: «Sueño con bañarme algún día en una playa boliviana» fue la frase de Chávez que bastó para que Chile llamara a Consultas a su Embajador

En abril de 2006 Perú llamó a Consultas a su Embajador en Caracas.Perú estaba en plena campaña electoral y Chávez advirtió que si Alan García ganaba las elecciones, como así ocurrió, retiraría a su Embajador en Lima porque García es “un ladrón de cuatro esquinas, corrupto y sin vergüenza y no vamos a tener relaciones con un ladrón de esta calaña”.

En septiembre de 2006, Chávez innovó esta figura al llamar a Consultas a su propio Embajador en Chile, un tal Víctor Delgado, para que el explicara el alcance de unas declaraciones suyas –de Delgado- en las que acusaba a la Democracia Cristiana chilena de tener la misma actitud hacia Chávez que tuvo con Allende y de respaldar el golpe de Estado que sufrió Chávez en 2002.

Ahra comparemos un poquito estos precedentes con las ofensas dispensadas por Hugo Chavez a las instituciones y empresas españolas ¿hay motivo? sí y lo contrario es pensar que con caricias se amansa a la bestia o que con zanahorias convertiremos en vegetariano a un león.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 21 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Los mejores videos

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2014
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031    

    Sindicación