Jesús Mauleón, poeta y cura

Adulación

06.07.17 | 07:00. Archivado en Sociedad,

Antes y después de llegar a sus siempre relativas alturas, más de cuatro le oyeron chancear sobre la adulación. Parecía conocer bien la teoría sobre el arte del halago y citaba algún escritor autorizado de la antigüedad y el testimonio de un famoso personaje del momento.

Pero él no se libró de esta plaga placentera. ¿Tan arduo es el ejercicio del poder? ¿Tan arraigada puede llegar a estar en quienes mandan la necesidad del halago? ¿Tan candorosa o tan espesa llegó a tornarse la mente de quien hasta entonces pasaba por hombre avisado? ¿Tan laborioso es para algunos gobernar sin el aplauso cerrado?

Nuestro personaje fue empujando y alejando de sí a quienes se inclinaban al discernimiento y la crítica incómoda hasta quedarse con un grupo de embelesados incondicionales. Y como el embeleso del adulador es difícil de soportar en silencio, los homúnculos hallaban con frecuencia la ocasión de proclamar ante el mundo los motivos de su éxtasis y pregonar sin pudor las glorias del egregio. Nada importaba que los juegos y los fuegos, que los perfumes de incensario produjeran en los demás una mezcla de atufamiento y afrenta, acaso sólo recias somatizaciones de un sentimiento de vergüenza ajena.

¿Era una suerte de ingenuidad la que guiaba al aupado mandatario? ¿Guiaba parecida ingenuidad, aunque de polo opuesto, a sus turiferarios entusiastas?

Son preguntas de ingenuo. Pues, por lo visto y oído, la adulación, en determinadas circunstancias, sabe aportar refinados o torpes placeres al que la recibe e incomparables delicias a quienes la practican. Y a los aduladores más reflexivos y menos embotados aceptar la odiosidad y hasta la indecencia de una sumisión degradante puede reportarles sabrosas ventajas.

(De Elogio de la ingenuidad, Madrid, Nueva Utopía, 2007, p.155-56).


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 18 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Agosto 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031