Jesús Mauleón, poeta y cura

Samaritano soy (Jn 4,5-42). Domingo III de Cuaresma

16.03.17 | 07:00. Archivado en Oración,

Dime, Señor, quién eres, tú que te sientas cansado junto al manantial de Sicar. Samaritano soy, maravillado y confuso. Dime quién eres y por qué te rebajas a decirme: “Dame de beber”. Dime quién soy yo para escuchar tu voz, tu ruego junto al pozo de Jacob. Suenan tan misteriosas tus palabras cuando me ofreces “agua viva”… Samaritano soy, pobre y mortal, y tú me hablas de un “agua que salta hasta la vida eterna”. ¿De verdad que quien la beba nunca más tendrá sed? Pronto, Señor, dame de ese altísimo surtidor de agua que sacia para siempre y nos hace inmortales.

Sí, adorar a Dios en un templo o en otro no tiene importancia mayor, porque Él está, crea, da vida, ama en todas partes. En todas lo he llamado alguna vez a gritos. En no pocas ocasiones, y esto me hace feliz, con palabras de entregada ternura.

Acabas de adivinar a esa mujer sus cinco maridos, y el sexto, que no es el suyo. Y, a lo que se ve, la has dejado maravillada y temblando. Samaritano soy. Tú me sondeas y me conoces, y adivinas hasta el fondo mi vida sin que precise contártela. Tantas, tantas veces crecieron dentro de mí la confusión y el desorden. Tantas la soledad que me aviva hasta el extremo la sed del agua que tú ofreces.

Junto al pozo de Jacob, espero y espero al Mesías sin saber acaso quién es ni cuándo vendrá. O acaso está hace ya mucho tiempo junto a mí pidiéndome de beber. O lo estoy ya amando con toda la abrasada impaciencia de mi sed. Te estoy amando, Señor, y esperando, como esa mujer, a que vengas por fin un día y “nos lo digas todo”.

Y ahora, Señor, que te he ofrecido un poco de agua abriéndote el pozo de mi alma, ahora que tú me abres el pozo de tu amor sin límites, dejaré mi cántaro e iré corriendo a la ciudad a gritarle a la gente quién eres tú y a contarles todo lo que me has adivinado.

Seguro que muchos vendrán a conocerte y a oír tu voz. Seguro que creerán en ti. No por lo que yo les diga, sino por lo que ellos mismos oigan de ti. Y porque sabrán que tú “eres en verdad el Salvador del mundo”.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 28 de marzo

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Marzo 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031