Jesús Arameo

Otros nombres del Demonio en arameo

27.05.18 | 12:00. Archivado en Sólo se entiende en arameo

Acabamos el post de la semana pasada con un nombre del Demonio en los Evangelios: 'Âḵelqarṣâ', “El que se come (a la gente) a pedazos”. No es el único. Incluso sin hacer una búsqueda exhaustiva, podemos añadir otros cuatro de sus nombres o apodos. En Mateo 4:3 se alude a él como haw damnasse' [“Ese que pone a prueba”], que algunas Biblias traducen “El Tentador”.

En Juan 8:44 Jesús se refiere a él como “el padre de la mentira” (Juan 8:44): meṭṭul dёᶁaġġâlâ' hû 'âᶂ 'aḇûh («porque de la mentira él (es) también su padre»). Y en Mateo 12:27 lo nombra como B°elçëḇûḇ (Mateo 12:27). Aunque quizá el nombre del Demonio que más difundido está entre los hablantes de lenguas semíticas es Sâṭânâ', que significa “el enemigo, el oponente”. Este nombre, de hecho, da lugar a un célebre juego de palabras de Jesús. Jesús, que es la Palabra, tenía un don especial usando las palabras. Sabía confundir a sus adversarios con redes de palabras que tejía con ingenio. Pero, cuando se traducen, a veces pierden algo de su virtud. Por ejemplo, cuando sus enemigos en Marcos 3:22 dicen de él que está poseído y que logra expulsar demonios con el poder de Satanás, Jesús les dice:

ܐܰܝܟ݁ܰܢܳܐ ܡܶܫܟ݁ܰܚ ܣܳܛܳܢܳܐ ܠܣܳܛܳܢܳܐ ܠܡܰܦ݁ܳܩܽܘ

Palabra por palabra: 'aykanâ' [cómo] meshkaḥ [capaz] sâṭânâ' [el enemigo, el oponente] lësâṭânâ' [al enemigo, al oponente] lëmappâqû [a expulsar]. Es, evidentemente, un juego de palabras: Satán, además de nombre propio, es nombre común que significa “enemigo, oponente”. La traducción “¿Cómo puede Satán expulsar a Satán?” no capta el juego de palabras del original arameo, que sería algo así como: ¡Pero cómo va El que se opone a oponerse al que se opone! La frase de Jesús tiene una lógica tan compleja (como de espejos enfrentados) que sus enemigos se quedan mudos y no saben qué contestarle.


El calumniador es un caníbal

20.05.18 | 12:00. Archivado en Sólo se entiende en arameo

Pierden completamente el sustrato arameo las traducciones de Marcos 15:3 que leemos en cualquiera de nuestras Biblias en castellano:

(BLPH) Los jefes de los sacerdotes no dejaban de acusarlo
(BTX3) Y los principales sacerdotes lo acusaban de muchas cosas.
(DHH) Como los jefes de los sacerdotes lo acusaban de muchas cosas
(EUNSA) Y los príncipes de los sacerdotes le acusaban de muchas cosas.
(JÜNEMANN) Y acusábanle los sumos sacerdotes de muchas cosas.
(KADOSH) Los principales kohanim también hicieron acusaciones contra El
(LBLA) Y los principales sacerdotes le acusaban de muchas cosas.
(NT BAD) Los principales sacerdotes lo acusaban de un sinnúmero de delitos.
(NT BESSON) Y los principales sacerdotes le acusaban de muchas cosas
(NTV) Entonces los principales sacerdotes siguieron acusándolo de muchos delitos
(NVI) Los jefes de los sacerdotes se pusieron a acusarlo de muchas cosas.
(RCB) Y los principales sacerdotes le acusaban de muchas cosas.
(SRV) Y los príncipes de los sacerdotes le acusaban mucho.
(TNM) Pero los sacerdotes principales procedieron a acusarlo de muchas cosas.

La versión castellana de la Peshitta de la editorial Broadman & Holman, como no es literal, tampoco nos sirve de nada: (NT Peshitta-ES) "Y los principales sacerdotes lo calumniaban con muchas cosas".

Pero veamos lo que se dice en arameo:

ܘܳܐܟ݂ܠܺܝܢ ܗ݈ܘܰܘ ܩܰܪܨܰܘܗ݈ܝ ܪܰܒ݁ܰܝ ܟ݁ܳܗܢܶܐ ܒ݁ܣܰܓ݁ܺܝܳܐܬ݂ܳܐ

Palabra por palabra: wâ'ḵlîn-(h)waw [Y fueron los que comen] qarṣaw(hy) [sus trozos (de carne)] rabbay [los grandes de] kâhne' [los sacerdotes] bësaġġiyâ'ṯâ' [por muchas (cosas)].

Si no queremos perder la fuerza de la expresión original, tendríamos que traducir algo así como: «Y los sumos sacerdotes, por esto y lo otro, estuvieron calumniando a Jesús (como si se comieran su carne a pedazos)».

“Calumniar” se dice en arameo “comerse los pedazos de alguien”. Desde un punto de vista puramente evangélico, quien calumnia ‒mientras lo hace‒ está actuando como un endemoniado, como si estuviera dejando actuar a Satán a través de él, porque uno de los nombres de Satán en arameo es 'Âḵelqarṣâ', “El que se come a la gente a pedazos” (vide Mateo 4:1, 4:5, 4:8, 4:11, 25:41, Lucas 4:2, 4:3, 4:6, 4:13, 13:16 y Juan 8:44).


Descolonizar a Jesucristo

13.05.18 | 12:00. Archivado en Acerca del autor



Una autodefensa desconcertante

06.05.18 | 12:00. Archivado en Esencial para entender a Jesús

Estamos en la Pasión de Jesús. En concreto, en el juicio ante Pilatos, versículo Marcos 15:2. En arameo:

ܘܫܰܐܠܶܗ ܦ݁ܺܝܠܰܛܳܘܣ ܐܰܢ݈ܬ݁ ܗ݈ܽܘ ܡܰܠܟ݁ܳܐ ܕ݁ܺܝܗܽܘܕ݂ܳܝܶܐ ܗܽܘ ܕ݁ܶܝܢ ܥܢܳܐ ܘܶܐܡܰܪ ܠܶܗ ܐܰܢ݈ܬ݁ ܐܶܡܰܪܬ݁

Palabra por palabra: wësha'l·leh [y preguntóle] pîlaṭâws [Pilatos] 'a(n)t [tú] (h)û [él = eres] malkâ' [el rey] dîhûᶁâye' [de los judíos] hû dên [entonces él] °ënâ' [contestó] we'mar [y dijo] leh [a él] 'a(n)t [tú] 'emart [dijiste]. En castellano plano: «Y le preguntó Pilatos: "¿Eres tú el Rey de los judíos?". Él, entonces, contestó: "Tú lo has dicho"».

Esta respuesta de Jesús es como el reverso fatal de aquella otra pregunta que le habían hecho un poco antes:

ܘܬ݂ܽܘܒ݂ ܫܰܐܠܶܗ ܪܰܒ݁ ܟ݁ܳܗܢܶܐ ܘܶܐܡܰܪ ܐܰܢ݈ܬ݁ ܗ݈ܽܘ ܡܫܺܝܚܳܐ ܒ݁ܪܶܗ ܕ݁ܰܡܒ݂ܰܪܟ݂ܳܐ
ܗܽܘ ܕ݁ܶܝܢ ܝܶܫܽܘܥ ܐܶܡܰܪ ܠܶܗ ܐܶܢܳܐ ܐ݈ܢܳܐ ܘܬ݂ܶܚܙܽܘܢ ܠܰܒ݂ܪܶܗ ܕ݁ܐ݈ܢܳܫܳܐ ܕ݁ܝܳܬ݂ܶܒ݂ ܡܶܢ ܝܰܡܺܝܢܳܐ ܕ݁ܚܰܝܠܳܐ ܘܳܐܬ݂ܶܐ ܥܰܠ ܥܢܳܢܰܝ ܫܡܰܝܳܐ

Palabra por palabra: wëṯûḇ [y otra vez] sha'l·leh [preguntóle] rabb [el grande de] kâhne' [los sacerdotes] we'mmar [y dijo] 'a(n)t [tú] (h)û [él = eres] mëshîḥâ' [el Mesías] bëreh [el hijo de él] damḇarëḵâ' [del Bendito] (Marcos 14:61) hû dên [entonces él] yeshshû° [Jesús] 'emmar [dijo] leh [a él] // 'ennâ' [yo] 'nâ' [yo = soy] wëṯeḥçûn [y veréis] laḇreh [al Hijo de él] dë'nâshâ' [del Hombre] dëyâṯeḇ [el que se sienta] men [de] yammînâ' [la derecha] dëḥaylâ' [del Poder] wâ'ṯe' [y el que viene] °al [sobre] °ënânay [las nubes de] shëmayyâ' [los cielos] (Marcos 14:62). En castellano plano: «Y, de nuevo, le preguntó el Sumo Sacerdote, y dijo: “Tú eres el Mesías, el Hijo del Bendito...”. Él, entonces, Jesús, le dijo: "Yo soy. Y veréis al Hijo del Hombre, sentándose a la derecha y viniendo sobre las nubes de los cielos"».

Obsérvese la increíble forma de defenderse Jesús de las acusaciones: ante un tribunal judío afirma ser “el Hijo del Bendito” (Marcos 14:62) y ante un tribunal romano afirma ser Rey (Juan 18:37). Justo lo que cada uno necesita para condenarlo a muerte. Si Jesús hubiera invertido las respuestas, no habrían podido condenarle ninguno de los dos.


Jueves, 19 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031