Jesús Arameo

Investigando sobre la paz en arameo

25.03.18 | 12:00. Archivado en Sólo se entiende en arameo

En realidad, sorprende bastante al arameo-parlante, leyendo los Evangelios, que una religión inequívocamente de paz como el Cristianismo tenga tan pocas citas evangélicas relativas a la paz. No deja de ser una anécdota, porque, tratándose de un texto sagrado, con solo una nos sería más que suficiente. Pero el hecho es que de las 42 concurrencias de la palabra shёlâmâ' (“paz” en arameo) en los cuatro evangelios, 37 se refieren al saludo o la despedida habitual entre los judíos. Aparte de eso, muy pocas citas más: a Zacarías le oímos hablar de “el camino de la paz” ('urḥâ' dashёlâmâ') (Lucas 1:79), y a Jesús poner un ejemplo de un ejército que se sabe débil y pide negociar la paz (Lucas 14:32); Jesús lamenta que Jerusalem no sepa qué la lleva a la paz (Lucas 19:42), nos recomienda que tengamos paz en él (Juan 16:33) y anuncia la bienaventuranza para los que trabajan por la paz (Mateo 5:9). Y se acabó. Suficiente, pero sin alardes. En Jesús no hay una teoría sobre la paz; sencillamente, porque en este punto no se separa de la opinión general de la mayoría del Judaísmo. La paz no es en el Judaísmo lo contrario de la violencia, sino la culminación del orden de la Naturaleza.

Mientras que nos empeñemos en querer oír a Jesús de Nazaret hablando en griego no vamos a entender aspectos fundamentales de su mensaje. Por una parte, cuando la Pёshîṭtâ' diga shaynâ' (armonía) vamos a verla convertida en la eirêne de los griegos, traducible por “paz”, porque en los pasajes de los sinópticos en griego los términos arameos shёlâmâ' y shaynâ' reciben una misma traducción: eirêne. Y, así, escucharemos a Jesús de Nazaret diciendo que no ha venido a traer paz al mundo, con el disparate que eso supone. Y, por otra, cuando Jesús resucitado se le aparezca a las santas mujeres y en arameo comience a dirigirse a ellas con un “shёlâmâ'” (Mateo 28:9), los evangelios griegos van a ignorar que se trata de una fórmula fija de cortesía espiritual en las lenguas semíticas y traducirán jairete (alegraos); igual que cuando el Ángel viene a anunciar a María la concepción de su hijo: «Alégrate (jaire), llena de gracia» (Lucas 1:28). Alegría y más alegría, pero no shёlâmâ'. Y sin shёlâmâ' la alegría es sólo folklore, fiesta, cáscara.
 
Respecto a la recomendación de Jesús de decir shёlâmâ' al entrar en una casa (Mateo 10:12) y a los que no son nuestros hermanos (Mateo 5:47), la versión griega entiende que hay que “saludarlos” (aspazomai). ¿Saludar a los enemigos? ¿Tan sólo eso? Es un hecho indiscutible ya: en griego la Revelación de Jesús se trivializa; pierde dignidad y baraka. No, nada de saludos: shёlâmâ' es mucho más; es convocar la baraka del encuentro anunciando el milagro de que has sido objeto: el establecimiento del Reino de Dios en ti. Por eso, Casiodoro de Reina, no contento con la frialdad de la traducción “saludadles”, traduce “abrazadles”. Pero la shёlâmâ' es todavía más. Más que saludar o abrazar, más que anunciar alegría, transmitir paz o desear salud. La salud es sólo una de las características de la shёlâmâ'. Pronunciar la shёlâmâ' al entrar en un lugar es compartir con todos sus habitantes una sensación de plenitud, de cumplimiento total, de fin realizado. Cuando el Ángel se anuncia a María con la raíz SH-L-M está comunicando que la orden de Dios ha sido cumplida en ella y que lo que debía acontecer ya ha sucedido, como cuando María va a ver a Isabel embarazada de Juan, o cuando Jesús resucitado se aparece ante las santas mujeres.
 
La shёlâmâ' es el estado de protección de que gozamos cuando llegamos a nuestra plenitud.


Qué significa ḥarbâ' en arameo

18.03.18 | 12:00. Archivado en En arameo "sabe" mejor

Estábamos viendo la semana pasada el versículo de Mateo 10:34 «No he venido a traer shaynâ' sino ḥarbâ». Ya resolvimos que la shaynâ' es la armonía. Pero ¿qué es la ḥarbâ'?.

Las Biblias que suelen usarse en castellano traducían ḥarbâ' por

(BLPH) guerra
(DHH) guerra
(NT BAD) luchas
(JÜNEMANN) cuchilla
(EUNSA) espada
(LBLA) espada
(BTX3) espada
(NT BESSON) espada
(NTV) espada
(NVI) espada
(RCB) espada
(SRV) espada
(TNM) espada
(MH-DuTillet-YA) espada
(MH-ShemTov-YA) espada
(MH-ShemTov-AV) espada
(KADOSH) espada

Los diccionarios arameos nos dicen que ḥarbâ' significa “espada” y, figuradamente, “matanza, destrucción, guerra, castigo, golpe” (Cfr. BROCKELMANN C. lexicon syriacum LS2: 486[254]. SOKOLOFF M. M. A Dictionary of Jewish Palestinian Aramaic 213b. JASTROW, M. A Dictionary of the targumim: 498. PAYNE SMITH, J. A Compendious Syriac Dictionary: 193.  BAR-BAHLULE, H. Lexicon Syriacum: 770:25; 1830:21 ).

Para afinar más, será necesario estudiar el contexto del pasaje evangélico que estamos analizando (Mateo 10:34). Tras declarar Jesús que no viene a traer armonía sino ḥarbâ', pasa a explicar lo que ha querido decir: «He venido para que se dividan el hombre contra su padre, y la hija contra su madre, y la novia contra su suegra, y los enemigos de un hombre (serán) los hijos de su casa» (Mateo 10:35-36). Mejor que traducir “espada”, que da lugar a equívoco (y más en los tiempos violentos en que estamos), podríamos decir que en este contexto ḥarbâ' significa “disensión, desunión, lucha”, lo que en definitiva transforma un hábitat en un “desierto” (ḥurbâ'), en un “lugar desolado” (ḥurbâ'), palabra de la misma familia léxica. Parece que el pasaje correspondiente de Lucas 12:51 daría la razón a los que así argumentasen, pues –al usar Jesús otro término– ofrece menos ambigüedad: «Pensáis vosotros que he venido para establecer la armonía en la tierra. Yo os digo que no; más bien la disensión (pâlgûṯâ')» (Lucas 12:51).


Jesús no pudo decir “No he venido a traer paz a la tierra”

Si vamos a nuestras Biblias en castellano, a ver cómo traducen el versículo de Mateo 10:34, escuchamos a Jesús diciendo una auténtica barbaridad:

(BLPH) No crean que he venido a traer la paz al mundo. ¡No he venido a traer paz, sino guerra!
(BTX3) No penséis que vine a traer paz a la tierra. No vine a traer paz, sino espada.
(DHH) No crean que yo he venido a traer paz al mundo; no he venido a traer paz, sino guerra.
(EUNSA) No penséis que he venido a traer la paz a la tierra. No he venido a traer la paz sino la espada.
(JÜNEMANN) No creáis que he venido a lanzar paz sobre la tierra no he venido a lanzar paz, sino cuchilla.
(LBLA) No penséis que vine a traer paz a la tierra; no vine a traer paz, sino espada.
(NT BAD) ¡No crean que vine sólo a traer paz a la tierra! Vine también a traer luchas,
(NT Besson) No penséis que vine a meter paz sobre la tierra; no vine a meter paz, sino espada
(NTV) ¡No crean que vine a traer paz a la tierra! No vine a traer paz, sino espada.
(NVI) No crean que he venido a traer paz a la tierra. No vine a traer paz sino espada.
(RCB) No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada.
(SRV) No penséis que he venido para meter paz en la tierra: no he venido para meter paz, sino espada.
(TNM) No piensen que vine a poner paz en la tierra; no vine a poner paz, sino espada.
(MH-DuTillet-YA) No piensen que he venido a traer paz a la tierra. No he venido a traer paz, sino la espada.
(MH-ShemTov-YA) En aquella hora dijo Yeshúa a sus discípulos: “No piensen que yo he venido a poner (paz) en la tierra, sino espada.
(KADOSH) No supongan que Yo he venido a traer paz a la tierra. ¡No es paz lo que he venido a traer, sino espada!

Desde un punto de vista judío no es posible que un hombre de Dios en un estado mental sano diga en arameo: «Pensáis que he venido a traer shёlâmâ' (paz) a la tierra. No he venido a traer shёlâmâ' sino espada». Porque Shalom es uno de los Nombres de Dios, y un profeta es precisamente alguien que viene a traer al mundo los Nombres de Belleza de Dios. Es completamente incomprensible que el texto del Toldot Iehoshua (Evangelio de Mateo en hebreo) de Shem Tov Ben Itzjaq traducido al castellano por Avdiel Ben Oved diga que Jesús dijo: «En aquella hora Iehoshúa dijo a sus Talmidím: “No piensen que yo vine para poner shalom en la tierra, sino espada”». Quien quiera que haya supuesto que Jesús dijo esas palabras no ha reflexionado en el despropósito que suponen, o no le importa que quede como un demente.

Y, efectivamente, si vamos a la Pёshîṭtâ', leemos que lo que Jesús nos dice es:

ܠܳܐ ܬ݁ܶܣܒ݁ܪܽܘܢ ܕ݁ܶܐܬ݂ܺܝܬ݂ ܕ݁ܰܐܪܡܶܐ ܫܰܝܢܳܐ ܒ݁ܰܐܪܥܳܐ ܠܳܐ ܐܶܬ݂ܺܝܬ݂ ܕ݁ܰܐܪܡܶܐ ܫܰܝܢܳܐ ܐܶܠܳܐ ܚܰܪܒ݁ܳܐ ܀

Palabra por palabra: lâ' [no] tesbërûn [penséis] de'ṯîṯ [que vine] da'rme' [que pondré] shaynâ' [armonía] ba'r°â' [en la tierra] lâ' [no] 'eṯîṯ [vine] da'rme' [que pondré] shaynâ' [armonía] 'el·lâ' [sino] ḥarbâ' [lo explicaremos la semana que viene]. En castellano plano: «Pensáis que he venido para traer shaynâ' (armonía) en la tierra. No he venido a traer shaynâ' sino ḥarbâ».

Si estudiamos las concurrencias de la palabra shaynâ' en los Evangelios, nos daremos cuenta de que shёlâmâ' y shaynâ' son conceptos completamente diferentes. A diferencia de la shёlâmâ' (paz), que es de Dios y viene de Dios y es Dios, la shaynâ' (armonía) es tan sólo un estado de cosas creado por los hombres (en Marcos 9:50 “armonía entre unos y otros”, en Lucas 11:21 “un fuerte armado en cuya corte reina la armonía”).

Bien traducido (armonía y no paz) sí tiene sentido el texto de Mateo en boca de Jesús. Jesús quiere causar una desarmonía en el mundo porque el mundo no está bien y no es bueno dejarlo tal cual; como sería irresponsable el cirujano que, comprendiendo que el paciente no está bien, no quisiera operarle por no causarle una desarmonía.


La importancia del Recuerdo

04.03.18 | 12:00. Archivado en En arameo "sabe" mejor

Estoy en el pasaje en el que una mujer se acerca a Jesús, estando él en Betania, en casa de Simón el leproso, y derrama sobre los pies del Mesías un carísimo perfume de nardo. Algunos discípulos dicen que eso ha sido un derroche, y Jesús sin embargo alaba el gesto de la la mujer diciendo:

ܘܰܐܡܺܝܢ ܐܳܡܰܪ ܐ݈ܢܳܐ ܠܟ݂ܽܘܢ ܕ݁ܟ݂ܽܠ ܐܰܝܟ݁ܳܐ ܕ݁ܬ݂ܶܬ݂ܟ݁ܪܶܙ ܣܒ݂ܰܪܬ݂ܝ ܗܳܕ݂ܶܐ ܒ݁ܟ݂ܽܠܶܗ ܥܳܠܡܳܐ ܘܳܐܦ݂ ܡܶܕ݁ܶܡ ܕ݁ܥܶܒ݂ܕ݁ܰܬ݂ ܗܳܕ݂ܶܐ ܢܶܬ݂ܡܰܠܰܠ ܠܕ݂ܽܘܟ݂ܪܳܢܳܗ

Palabra por palabra: wa'mîn [y con seguridad] 'âmar-'nâ' [yo (soy) el que dice]¤ lëḵûn [a vosotros] dëḵul 'aykâ' [que doquiera] dëṯeṯkëreç [que se predique] sëḇarṯë(y) [mi proclamación] hâᶁe' [esta] bëḵul·leh [en todo él] °âlmâ' [el mundo] wâ'ᶂ [y también] meddem [cosa] dë°eḇdaṯ [que hizo] hâᶁe' [esta] neṯmal·lal [se hable] lëᶁûḵrânâh [para su recuerdo]. En castellano plano: «Y, con seguridad, yo soy el que os dice que dondequiera que se predique mi Evangelio, en todo el mundo, se hablará de esta mujer y de lo que hizo, en memoria de ella» (Marcos 14:9).

Dûḵrânâ', el recuerdo, es un término de mucho peso en la tradición semita. Uno de los nombres de la Biblia entre los cristianos siríacos es Dûḵrânâ', y también los musulmanes llaman al Corán adz-Dzikr (“El Recuerdo”) (69:48). Aparece el equivalente hebreo también en Génesis 9:16 y en Éxodo 12:14. En I Corintios 11:25 leemos la escena de la Sagrada Cena en la que Jesús dice a sus discípulos que repitan lo que él ha hecho con el pan como dûḵrânâ de él:

ܘܰܢܣܰܒ݂ ܠܰܚܡܳܐ ܘܰܐܘܕ݁ܺܝ ܘܰܩܨܳܐ ܘܝܰܗ݈ܒ݂ ܠܗܽܘܢ ܘܶܐܡܰܪ ܗܳܢܰܘ ܦ݁ܰܓ݂ܪܝ ܕ݁ܥܰܠ ܐܰܦ݁ܰܝܟ݁ܽܘܢ ܡܶܬ݂ܺܝܗܶܒ݂ ܗܳܕ݂ܶܐ ܗܘܰܝܬ݁ܽܘܢ ܥܳܒ݂ܕ݁ܺܝܢ ܠܕ݂ܽܘܟ݂ܪܳܢܝ ܀

Palabra por palabra: wansaḇ [y tomó] laḥmâ' [el pan, el alimento] wawdî [y dio gracias] waqṣâ' [y partió] wëya(h)ḇ [y dio] lëhûn [a ellos] we(')mmar [y dijo] hânaw [este él = este es] pagrë(y) [mi cuerpo] dë°al [que ante] 'appaykûn [vuestras caras] meṯîheḇ [es dado] hâḏe' [esta (cosa)] hëwaytûn °âḇdîn [fuisteis hacedores] lëḏûḵrân(y) [para mi recuerdo, para mi memoria]. En castellano plano: «Y tomó el pan, y dio gracias, y lo partió, y dio a ellos, y dijo: “Esto es mi cuerpo que ante vosotros es entregado; esto lo habreis hecho en memoria mía”» (Lucas 22:19).

Ser recordado es existir para los otros. Si nadie nos recuerda, sólo nos queda confiar que nuestras acciones hayan merecido el recuerdo de Dios. La eternidad es el recuerdo permanente que Dios tiene de ti. Me atrevo a decir que también Dios quiere existir en nosotros y por eso nos pide que le recordemos.


Martes, 17 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031