Jesús Arameo

Juegos de palabras que sólo se entienden en arameo

21.01.18 | 12:00. Archivado en Sólo se entiende en arameo

Los juegos de palabras son habituales en Jesús, pero la mayoría de ellos sólo son reconocibles en arameo. Jesús es un maestro de todo, también del lenguaje. A Jesús le encantaba jugar con esta posibilidad de la lengua, ya fuera para enseñar más a los que amaba o para defenderse mejor de los que querían ser enemigos suyos. Estoy leyendo, por ejemplo, el pasaje de Marcos 9:38-50. En una Biblia al uso (BLPH) leemos:

Mar 9:38 Juan le dijo: — Maestro, hemos visto a uno que estaba expulsando demonios en tu nombre y se lo hemos prohibido, porque no es de los nuestros.
Mar 9:39 Jesús contestó: — No se lo prohiban, porque nadie puede hacer milagros en mi nombre y al mismo tiempo hablar mal de mí.
Mar 9:40 El que no está contra nosotros, está a nuestro favor.
Mar 9:41 Y el que les dé a ustedes a beber un vaso de agua porque son del Mesías, les aseguro que no quedará sin recompensa.
Mar 9:42 A quien sea causa de pecado para uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que lo arrojaran al mar con una piedra de molino atada al cuello.
Mar 9:43 Si tu mano va a ser causa de que caigas en pecado, córtatela. Porque más te vale entrar manco en la vida eterna que con tus dos manos ir a parar a la gehena, al fuego que nunca se apaga,
Mar 9:44 [donde el gusano que los roe no muere y el fuego no se extingue].
Mar 9:45 Y si tu pie va a ser causa de que caigas en pecado, córtatelo. Porque más te vale entrar cojo en la vida eterna que con tus dos pies ser arrojado a la gehena,
Mar 9:46 [donde el gusano que los roe no muere y el fuego no se extingue].
Mar 9:47 Y si tu ojo va a ser causa de que caigas en pecado, arrójalo lejos de ti. Porque más te vale entrar tuerto en el reino de Dios que con tus dos ojos ser arrojado a la gehena,
Mar 9:48 donde el gusano que los roe no muere y el fuego no se extingue.
Mar 9:49 Todo ha de ser salado al fuego.
Mar 9:50 La sal es buena, pero si se vuelve insípida, ¿cómo recobrará su sabor? ¡Tengan sal en ustedes mismos y vivan en paz unos con otros!

Pero hay palabras o frases que no acaban de entenderse, o que pierden su gracia original. Por ejemplo, en esta versión que hemos usado, el versículo “Si tu mano va a ser causa de que caigas en pecado” pierde por completo los guiños lingüísticos que refleja el original:

ܐܶܢ ܕ݁ܶܝܢ ܡܰܟ݂ܫܠܳܐ ܠܳܟ݂ ܐܺܝܕ݂ܳܟ݂ ܦ݁ܣܽܘܩܶܝܗ

Palabra por palabra: 'en [si] dên [por tanto] maḵshëlâ' [(es) la que hace tropezar] lâḵ [a ti] 'îᶁâḵ [tu mano] pësûqêh [córtala]. Un makshëlânâ' es un obstáculo, algo que te hace tropezar. No nos podemos hacer una idea de cómo debió llamar la atención de su auditorio a menos que lo traduzcamos literalmente: "si te tropiezas con tu mano...". Más chocante aún debió ser el último de los ejemplos: "si te tropiezas con tu ojo", pero, para entonces, el auditorio ya había comprendido que ese tropezar al que se refería Jesús no era en un sentido literal, sino cualquier forma de cometer un error. Porque no se trataba de decir cosas raras ni de confundir a la gente sino de llamar su atención para luego transmitirles un mensaje.

Toda pérdida de lenguaje -aunque sea en un matiz mínimo- es algo a lamentar, tratándose de una Revelación. Otras veces, nos encontramos con que el versículo está bien traducido, pero, al no contar con los recursos del idioma original, no se comprenden. Por ejemplo, el versículo 49 (“Todo ha de ser salado al fuego”) es correcto. En arameo dice:

ܟ݁ܽܠ ܓ݁ܶܝܪ ܒ݁ܢܽܘܪܳܐ ܢܶܬ݂ܡܠܰܚ

Palabra por palabra: kul ġêr [pues todo] bënûrâ' [con candela] neṯmëlaḥ [será salado]. Es correcto; pero no se entiende. Sabemos que se usaba la sal en diversas ceremonias religiosas [tal como se deduce de Levítico 2:13: «Sazona con sal todas tus ofrendas de grano, para acordarte del pacto eterno de Dios. Nunca te olvides de poner sal a las ofrendas de grano»]. Bueno, es un dato a tener en cuenta. Pero la realidad es que el versículo sigue sin comprenderse. El hecho de que la traducción sea correcta no la hace más comprensible en castellano. El secreto de este versículo reside, de nuevo, en un juego de palabras del arameo de Jesús. La raíz verbal de “salar” M-L-Ḥ también significa “dispersar”: Cfr. LS2: 766[390]; DJPA: 309a; DJBA: 677b; Jastrow: 788; Drower/Macuch: 260a; Payne-Smith:~2133; J. Payne-Smith: 276; Levy Ch-W: 2:37; Audo: 2:58. Por tanto, la primera parte del versículo también significa: “Todo a base de fuego será dispersado”. Jesús les está queriendo decir a sus discípulos que los van a dispersar a fuerza de fuego (de tormentos, de persecuciones, de infierno en la tierra) y a él lo van a “salar”, como se hace con las víctimas de los sacrificios.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 20 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031