Jesús Arameo

Fuera de los pobres no hay Salvación

17.06.18 | 12:00. Archivado en Sólo se entiende en arameo

"Fuera de los pobres no hay Salvación", decía Jon Sobrino. Es lo primero que se me viene a la cabeza al leer el pasaje de Lucas 4:18 en que Jesús se ha levantado en una sinagoga de Nazaret y lee del Tanaj unas palabras de Isaías que dicen:
 
ܪܽܘܚܶܗ ܕ݁ܡܳܪܝܳܐ ܥܠܰܝ ܘܡܶܛܽܠ ܗܳܕ݂ܶܐ ܡܰܫܚܰܢܝ ܠܰܡܣܰܒ݁ܳܪܽܘ ܠܡܶܣܟ݁ܺܢܶܐ
 
Palabra por palabra: rûḥeh [el Espíritu de Él] dëmâryâ' [del Señor] °ëlay [sobre mí, conmigo, cerca de mí, hacia mí] wëmeṭṭul [y por causa de] hâḏe' [esta (cosa)] mashḥan(y) [me ungió] lamsabbârû [para albriciar]  lëmeskînne' [a los pobres].

Me parece maravillosa la expresión lamsabbârû lëmeskînne' (para albriciar a los pobres). La Buena Nueva que trae Jesús, encomendado para ello por el Espíritu del Señor, es para los pobres, para los meskînne' (que ha dado en castellano por una desafortunada derivación “mezquino”). El verbo S-B-R “anunciar, predicar, declarar, llevar”, de la misma raíz que subbârâ' (“anunciación”) o mësabbërânâ' (“mensajero”).
 
Estas palabras son del Tanaj, de Isaías (61:1-3), y Jesús simplemente las lee. En la Peshitta las tenemos en arameo según las cita el Evangelista. En el Tanaj hebreo no difieren demasiado: Rûaḥ [El Espíritu] 'Aḏōnāy [del Señor] Yahweh [Dios] °ālāy [sobre mí] // ya°an [porque] māshaḥ [ha ungido] Yahweh [Dios] ’ōṯî [a mí] lëḇashshêr [para predicar] °ănāwîm [a los afligidos, a los pobres, a los humildes, a los oprimidos].
 
Los que reciben la Buena Nueva en el texto de Isaías (los °anāwîm ) y en el texto de Lucas (los meskînne') son y no son exactamente la misma gente. Los °anāwîm son quienes se inclinan (de por sí, o quizás ante otros o ante ciertas situaciones), los que se doblegan, los humildes. Los meskînne' son los pobres, los que “están quietos”, aquellos que han dejado de moverse para buscarse la vida; a eso sabe la raíz verbal S-K-N. Pero, por eso mismo, porque ya no son capaces de alimentarse por sí mismos, la Presencia [la shejiná de los judíos (SH-K-N), la sakîna de los musulmanes (S-K-N)] los acoge y los protege. Los profetas son profetas de la Presencia, y la Presencia busca el lugar de la pobreza y la humildad para hacer su morada. Se aleja de los que ya son, y de los que tienen. El Evangelio es un auspicio de lo que les espera a los que lo han perdido todo. Menos a Dios.


Barrabás en arameo, ¡qué extraño apodo!

10.06.18 | 12:00. Archivado en Sólo se entiende en arameo

Esta semana he seguido leyendo la Pasión de Jesús. Despierta mi interés el nombre, o el apodo, de ese personaje que Pilatos pone junto a Jesús, para que el pueblo libere a uno de los dos: Barrabás.

Leemos en la Peshitta (Marcos 15:7):

ܘܺܐܝܬ݂ ܗ݈ܘܳܐ ܚܰܕ݂ ܕ݁ܡܶܬ݂ܩܪܶܐ ܒ݁ܰܪ‌ܐܰܒ݁ܰܐ ܕ݁ܰܐܣܺܝܪ ܗ݈ܘܳܐ ܥܰܡ ܥܳܒ݂ܕ݁ܰܝ ܐܶܣܛܰܣܺܝܢ ܗܳܢܽܘܢ ܕ݁ܩܶܛܠܳܐ ܒ݁ܶܐܣܛܰܣܺܝܢ ܥܒ݂ܰܕ݂ܘ

Palabra por palabra: wi'yṯ-(h)wâ' [y había] ḥaᶁ [uno] dëmeṯqëre' [que era llamado] bar'abba' [Barrabás] da'sîr-(h)wâ' [que atrapado fue] °am [con] °âḇday [los que hacen] 'esṭassîn [sedición] hânûn [esos] dëqeṭlâ' [que asesinato] be'sṭasîn [en sedición] °ëḇaᶁ(w) [hicieron]. En castellano plano: «Y había uno que era llamado Barrabás, que fue atrapado con los que hacen sedición, esos que hicieron asesinato en su sedición».

¡Qué extraña coincidencia! ¡Qué situación tan absurda! Pilatos da a elegir al pueblo entre dos personas: la una era llamada Bar'abba' [que, literalmente, significaría “bar (el hijo de, la criatura de) 'abba' (el padre)”] y la otra Jesús [que dice de sí mismo que es bareh Abba' “El Hijo de Él/La criatura de Él; del Padre”]. La pregunta al pueblo podía escucharse casi como un trabalenguas: «¿Qué queréis que os suelte: a Barabba' o al bar-Abba'?». Y, por si fuera poco, hay fuentes que revelan que ambos se llamaban “Jesús”; reseña Renan en su Vida de Jesús, «El nombre de “Jesús” (que tenía Barrabás) ha desaparecido de la mayor parte de los manuscritos. Esta lectura tiene, sin embargo, a su favor muy grandes autoridades» (ed Edaf. Madrid, 1985. pág. 275).

¿Se ha desdoblado el recuerdo de Jesús en dos personas distintas, por alguna clase de distorsión en la narración de la Pasión, y Jesús y Barrabás eran la misma persona? ¿Existía de verdad ese Barrabás y ponerlo junto a Jesús fue una estratagema de Pilatos, para confundir al pueblo y que dejaran libre a Jesús? De hecho, que Pilatos era un hombre sutil lo sabemos por alguna que otra muestra que nos da su lenguaje en los Evangelios. En Marcos 15:12 cuando ya el pueblo ha elegido liberar a Barrabás, le da una última oportunidad para que reflexionen, con un maravilloso “que vosotros llamáis”:

ܗܽܘ ܕ݁ܶܝܢ ܦ݁ܺܝܠܰܛܳܘܣ ܐܶܡܰܪ ܠܗܽܘܢ ܡܳܢܳܐ ܗܳܟ݂ܺܝܠ ܨܳܒ݂ܶܝܢ ܐܢ݈ܬ݁ܽܘܢ ܐܶܥܒ݁ܶܕ݂ ܠܗܳܢܳܐ ܕ݁ܩܳܪܶܝܢ ܐܢ݈ܬ݁ܽܘܢ ܡܰܠܟ݁ܳܐ ܕ݁ܺܝܗܽܘܕ݂ܳܝܶܐ

Palabra por palabra: hû [él] dên [entonces] pîlaṭâws [Pilatos] 'emar [dijo] lëhûn [a ellos] mânâ' [qué] hâḵîl [por tanto] ṣâḇên-'ë(n)ttûn [deseantes vosotros] 'e°beᶁ [hacedor] lëhânâ' [a éste] dëqârên-'ë(n)ttûn [que llamantes vosotros] malkâ' [el rey] dîhûᶁâye' [de los judíos]. En castellano plano: «Él, entonces, Pilatos, dijo a ellos: Así pues, ¿qué queréis que haga con éste que vosotros llamáis “El Rey de los judíos”?».

La pregunta de Pilatos tiene toda la intención: no dice "que se llama a sí mismo", o “que llaman”, “que hay quien llama”, sino “que vosotros llamáis”. Pero la sutilidad de Pilatos no puede nada frente a la brutalidad de los que odiaban la inocencia de Jesús.


Ungir al Ungido

03.06.18 | 12:00. Archivado en Sólo se entiende en arameo

Acaba la Pasión, Jesús ha muerto y las santas mujeres van a su tumba. Estamos en Marcos 16:1

ܘܟ݂ܰܕ݂ ܥܶܒ݂ܪܰܬ݂ ܫܰܒ݁ܬ݂ܳܐ ܡܰܪܝܰܡ ܡܰܓ݂ܕ݁ܠܳܝܬ݁ܳܐ ܘܡܰܪܝܰܡ ܕ݁ܝܰܥܩܽܘܒ݂ ܘܫܳܠܽܘܡ ܙܒ݂ܰܢ ܗܶܪܽܘܡܶܐ ܕ݁ܢܺܐܬ݂ܝܳܢ ܢܶܡܫܚܳܢܳܝܗ݈ܝ

Palabra por palabra: wëḵaᶁ [y cuando] °eḇraṯ [pasó] shabbëṯâ' [la Shabbat] maryam [María] magdëlâytâ' [Magdalena] wëmaryam [y María] dëya°qûḇ [de Jacob = Santiago] wëshâlûm [y Salomé] çëḇan [compraron] herûme' [perfumes] dëni'ṯyân [con los que vendrán] nemshëḥânây(hy) [ungirán a él]. En castellano plano: «Y, cuando pasó el sábado, María Magdalena y María de Santiago y Salomé compraron perfumes con los que vendrán y le ungirán».

Esta palabra, nemshëḥânây(hy), “le ungirán”, es de la misma raíz que “Mesías”. Estamos, por tanto, ante una interesante resonancia: óleo para ungir al Ungido por Dios. Las santas mujeres siguen creyendo en él. Los hombres que seguían a Jesús no sabemos dónde están y qué ofrendas tienen en sus corazones para Jesús; pero ellas se han dispuesto a ir a su tumba, sin otra pretensión que perfumar a un muerto y ungirle, a pesar de que murió sin que ninguna revolución libertadora se hubiera producido en Israel.


Otros nombres del Demonio

27.05.18 | 12:00. Archivado en Sólo se entiende en arameo

Acabamos el post de la semana pasada con un nombre del Demonio en los Evangelios: 'Âḵelqarṣâ', “El que se come a la gente a pedazos”. No es el único. Incluso sin hacer una búsqueda exhaustiva, podemos añadir otros cuatro de sus nombres o apodos. En Mateo 4:3 se alude a él como haw damnasse' [“Ese que pone a prueba”], que algunas Biblias traducen “El Tentador”.

En Juan 8:44 Jesús se refiere a él como “el padre de la mentira” (Juan 8:44): meṭṭul dёᶁaġġâlâ' hû 'âᶂ 'aḇûh («porque de la mentira él (es) también su padre»). Y en Mateo 12:27 lo nombra como B°elçëḇûḇ (Mateo 12:27). Aunque quizá el nombre de Demonio que más difundido está entre los hablantes de lenguas semíticas es Sâṭânâ', que significa “el enemigo, el oponente”. Este nombre, de hecho, da lugar a un célebre juego de palabras de Jesús. Jesús, que es la Palabra, tenía un don especial usando las palabras. Sabía confundir a sus adversarios con redes de palabras que tejía con ingenio. Pero, cuando se traducen, a veces pierden algo de su virtud. Por ejemplo, cuando sus enemigos en Marcos 3:22 dicen de él que está poseído y que logra expulsar demonios con el poder de Satanás, Jesús les dice:

ܐܰܝܟ݁ܰܢܳܐ ܡܶܫܟ݁ܰܚ ܣܳܛܳܢܳܐ ܠܣܳܛܳܢܳܐ ܠܡܰܦ݁ܳܩܽܘ

Palabra por palabra: 'aykanâ' [cómo] meshkaḥ [capaz] sâṭânâ' [el enemigo, el oponente] lësâṭânâ' [al enemigo, al oponente] lëmappâqû [a expulsar]. Es, evidentemente, un juego de palabras: Satán, además de nombre propio, es nombre común que significa “enemigo, oponente”. La traducción “¿Cómo puede Satán expulsar a Satán?” no capta el juego de palabras del original arameo, que es algo así como: ¡Pero cómo va El que se opone a oponerse al que se opone! La frase de Jesús tiene una lógica tan compleja (como de espejos enfrentados) que sus enemigos se quedan mudos y no saben qué contestarle.


El calumniador es un caníbal

20.05.18 | 12:00. Archivado en Sólo se entiende en arameo

Pierden completamente el sustrato arameo las traducciones de Marcos 15:3 que leemos en cualquiera de nuestras Biblias en castellano:

(BLPH) Los jefes de los sacerdotes no dejaban de acusarlo
(BTX3) Y los principales sacerdotes lo acusaban de muchas cosas.
(DHH) Como los jefes de los sacerdotes lo acusaban de muchas cosas
(EUNSA) Y los príncipes de los sacerdotes le acusaban de muchas cosas.
(JÜNEMANN) Y acusábanle los sumos sacerdotes de muchas cosas.
(KADOSH) Los principales kohanim también hicieron acusaciones contra El
(LBLA) Y los principales sacerdotes le acusaban de muchas cosas.
(NT BAD) Los principales sacerdotes lo acusaban de un sinnúmero de delitos.
(NT BESSON) Y los principales sacerdotes le acusaban de muchas cosas
(NTV) Entonces los principales sacerdotes siguieron acusándolo de muchos delitos
(NVI) Los jefes de los sacerdotes se pusieron a acusarlo de muchas cosas.
(RCB) Y los principales sacerdotes le acusaban de muchas cosas.
(SRV) Y los príncipes de los sacerdotes le acusaban mucho.
(TNM) Pero los sacerdotes principales procedieron a acusarlo de muchas cosas.

La versión castellana de la Peshitta de la editorial Broadman & Holman, como no es literal, tampoco nos sirve de nada: (NT Peshitta-ES) "Y los principales sacerdotes lo calumniaban con muchas cosas".

Pero veamos lo que se dice en arameo:
ܘܳܐܟ݂ܠܺܝܢ ܗ݈ܘܰܘ ܩܰܪܨܰܘܗ݈ܝ ܪܰܒ݁ܰܝ ܟ݁ܳܗܢܶܐ ܒ݁ܣܰܓ݁ܺܝܳܐܬ݂ܳܐ

Palabra por palabra: wâ'ḵlîn-(h)waw [Y fueron los que comen] qarṣaw(hy) [sus trozos (de carne)] rabbay [los grandes de] kâhne' [los sacerdotes] bësaġġiyâ'ṯâ' [por muchas (cosas)].

Si no queremos perder la fuerza de la expresión original, tendríamos que traducir algo así como: «Y los sumos sacerdotes, por esto y lo otro, estuvieron calumniando a Jesús (como si se comieran su carne a pedazos)».

“Calumniar” se dice en arameo “comerse los pedazos de alguien”. Desde un punto de vista puramente evangélico, quien calumnia ‒mientras lo hace‒ está actuando como un endemoniado, como si estuviera dejando actuar a Satán a través de él, porque uno de los nombres de Satán en arameo es 'Âḵelqarṣâ', “El que se come a la gente a pedazos” (vide Mateo 4:1, 4:5, 4:8, 4:11, 25:41, Lucas 4:2, 4:3, 4:6, 4:13, 13:16 y Juan 8:44).


Descolonizar a Jesucristo

13.05.18 | 12:00. Archivado en Acerca del autor



Una autodefensa desconcertante

06.05.18 | 12:00. Archivado en Esencial para entender a Jesús

Estamos en la Pasión de Jesús. En concreto, en el juicio ante Pilatos, versículo Marcos 15:2. En arameo:

ܘܫܰܐܠܶܗ ܦ݁ܺܝܠܰܛܳܘܣ ܐܰܢ݈ܬ݁ ܗ݈ܽܘ ܡܰܠܟ݁ܳܐ ܕ݁ܺܝܗܽܘܕ݂ܳܝܶܐ ܗܽܘ ܕ݁ܶܝܢ ܥܢܳܐ ܘܶܐܡܰܪ ܠܶܗ ܐܰܢ݈ܬ݁ ܐܶܡܰܪܬ݁

Palabra por palabra: wësha'l·leh [y preguntóle] pîlaṭâws [Pilatos] 'a(n)t [tú] (h)û [él = eres] malkâ' [el rey] dîhûᶁâye' [de los judíos] hû dên [entonces él] °ënâ' [contestó] we'mar [y dijo] leh [a él] 'a(n)t [tú] 'emart [dijiste]. En castellano plano: «Y le preguntó Pilatos: "¿Eres tú el Rey de los judíos?". Él, entonces, contestó: "Tú lo has dicho"».

Esta respuesta de Jesús es como el reverso fatal de aquella otra pregunta que le habían hecho un poco antes:

ܘܬ݂ܽܘܒ݂ ܫܰܐܠܶܗ ܪܰܒ݁ ܟ݁ܳܗܢܶܐ ܘܶܐܡܰܪ ܐܰܢ݈ܬ݁ ܗ݈ܽܘ ܡܫܺܝܚܳܐ ܒ݁ܪܶܗ ܕ݁ܰܡܒ݂ܰܪܟ݂ܳܐ
ܗܽܘ ܕ݁ܶܝܢ ܝܶܫܽܘܥ ܐܶܡܰܪ ܠܶܗ ܐܶܢܳܐ ܐ݈ܢܳܐ ܘܬ݂ܶܚܙܽܘܢ ܠܰܒ݂ܪܶܗ ܕ݁ܐ݈ܢܳܫܳܐ ܕ݁ܝܳܬ݂ܶܒ݂ ܡܶܢ ܝܰܡܺܝܢܳܐ ܕ݁ܚܰܝܠܳܐ ܘܳܐܬ݂ܶܐ ܥܰܠ ܥܢܳܢܰܝ ܫܡܰܝܳܐ

Palabra por palabra: wëṯûḇ [y otra vez] sha'l·leh [preguntóle] rabb [el grande de] kâhne' [los sacerdotes] we'mmar [y dijo] 'a(n)t [tú] (h)û [él = eres] mëshîḥâ' [el Mesías] bëreh [el hijo de él] damḇarëḵâ' [del Bendito] (Marcos 14:61) hû dên [entonces él] yeshshû° [Jesús] 'emmar [dijo] leh [a él] // 'ennâ' [yo] 'nâ' [yo = soy] wëṯeḥçûn [y veréis] laḇreh [al Hijo de él] dë'nâshâ' [del Hombre] dëyâṯeḇ [el que se sienta] men [de] yammînâ' [la derecha] dëḥaylâ' [del Poder] wâ'ṯe' [y el que viene] °al [sobre] °ënânay [las nubes de] shëmayyâ' [los cielos] (Marcos 14:62). En castellano plano: «Y, de nuevo, le preguntó el Sumo Sacerdote, y dijo: “Tú eres el Mesías, el Hijo del Bendito...”. Él, entonces, Jesús, le dijo: "Yo soy. Y veréis al Hijo del Hombre, sentándose a la derecha y viniendo sobre las nubes de los cielos"».

Obsérvese la increíble forma de defenderse Jesús de las acusaciones: ante un tribunal judío afirma ser “el Hijo del Bendito” (Marcos 14:62) y ante un tribunal romano afirma ser Rey (Juan 18:37). Justo lo que cada uno necesita para condenarlo a muerte. Si Jesús hubiera invertido las respuestas, no habrían podido condenarle ninguno de los dos.


Los pronombres acentúan la intimidad en la oración

29.04.18 | 12:00. Archivado en En arameo "sabe" mejor

El post de hoy trata de un asunto nimio; aparentemente nimio. Pero no puedo dejar de detenerme en el aspecto que revela. Estoy leyendo Marcos 14:36. Las Biblias al uso traducen:

(BLPH) Decía: — ¡Abba, Padre, todo es posible para ti! Líbrame de esta copa de amargura; pero no se haga lo que yo quiero, sino lo que quieres ‣ 4 pronombres (personales, posesivos o reflexivos).
(BTX3) Y decía: ¡Abba (Padre), todas las cosas son posibles para ti! ¡Aparta de mí esta copa! pero no lo que Yo quiero, sino lo que Tú ‣ 4 pronombres.
(DHH) En su oración decía: “Abbá, Padre, para ti todo es posible: líbrame de este trago amargo; pero que no se haga lo que yo quiero, sino lo que quieres tú” ‣ 4 pronombres.
(EUNSA) Decía: -¡Abbá, Padre! Todo te es posible, aparta de mí este cáliz; pero que no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú ‣ 4 pronombres.
(JÜNEMANN) «Abbá, el Padre, todo posible a ti: traspasa este cáliz de mí; empero, no lo que yo quiero, sino lo que tú» ‣ 4 pronombres.
(KADOSH) "¡Abba!" (esto es, "Querido Padre") "Todas las cosas son posibles para ti. ¡Retira esta copa de mí! ¡Pero que sea Tu voluntad, no mi voluntad!" ‣ 4 pronombres.
(LBLA) Y decía: ¡Abba, Padre! Para ti todas las cosas son posibles; aparta de mí esta copa, pero no sea lo que yo quiero, sino lo que tú quieras ‣ 4 pronombres.
(NT BAD) —Padre, Padre —oraba—, para ti todo es posible. Aparta de mí esta copa. Pero hágase tu voluntad, no la mía ‣ 4 pronombres.
(NT BESSON) y decía: Abba, Padre, todo te es posible, aparta de mí este cáliz; mas no lo que yo quiero, sino lo que tú quieres ‣ 4 pronombres.
(NVI) Decía: «Abba, Padre, todo es posible para ti. No me hagas beber este trago amargo, pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú.» ‣ 4 pronombres.
(RCB) Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son posibles para Ti; aparta de Mí esta copa; mas no lo que Yo quiero, sino lo que Tú ‣ 4 pronombres.
(SRV) Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son á ti posibles: traspasa de mí este vaso; empero no lo que yo quiero, sino lo que tú ‣ 4 pronombres.
(TNM) Y decía: “Abba, Padre, todas las cosas te son posibles; remueve de mí esta copa. No obstante, no lo que yo quiero, sino lo que tú quieres” ‣ 4 pronombres.

Podríamos seguir, porque casi todas las versiones que se encuentran en nuestra lengua recogen 4 pronombres (personales, reflexivos y posesivos) en este versículo. Excepcionalmente NTV llega a 5: «Abba, Padre —clamó—, todo es posible para ti. Te pido que quites esta copa de sufrimiento de . Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía».

En general, podemos decir que estas traducciones están bien. No hay nada que reprocharles, puesto que están en el idioma que están, y gracias a ello llega a los lectores a los que llegan. Pero en arameo todo sabe mejor. Creo haber dicho ya antes esta frase ¿Verdad?

Veamos cómo se dice en arameo:

ܘܶܐܡܰܪ ܐܰܒ݂ܳܐ ܐܳܒ݂ܝ ܟ݁ܽܠ ܡܶܕ݁ܶܡ ܡܶܫܟ݁ܰܚ ܐܰܢ݈ܬ݁ ܐܰܥܒ݁ܰܪ ܡܶܢܝ ܟ݁ܳܣܳܐ ܗܳܢܳܐ ܐܶܠܳܐ ܠܳܐ ܨܶܒ݂ܝܳܢܝ ܕ݁ܺܝܠܝ ܐܶܠܳܐ ܕ݁ܺܝܠܳܟ݂

Palabra por palabra: we'mmar [y dijo] 'aḇâ' [Padre] 'âḇ(y) [Padre mío] kul meddem [toda cosa] meshkaḥ [capaz] 'a(n)t [tú] 'a°bar [pasa] men(y) [de mí] kâsâ' [el cáliz] hânâ' [este] 'el·lâ' lâ' [pero no] ṣeḇyân(y) [mi querer] dîl(y) [el que es mío] 'el·lâ' [sino] dîlâḵ [el que es tuyo]. En castellano plano: «Y dijo: «Padre, Padre mío, eres el que lo puede todo, haz que pase de este cáliz. Pero no sea mi voluntad, la mía propia, sino la tuya»» ‣ 6 pronombres.

¿Qué diferencia veo entre las versiones al uso y la traducción desde el arameo?

1) En primer lugar, las versiones desde los manuscritos griegos recogen “Abba, Padre”, pero en arameo toda la escena es mucho más íntima. Jesús dice: “Padre, Padre mío”. Empieza diciendo: “Padre”, en general, Padre de todas las criaturas; pero, enseguida, “Padre mío”.

2) Y en segundo lugar, cuantos menos pronombres aparezcan en la traducción más difuso es todo, menos concreto, menos personal. Los pronombres son fundamentales en una relación. Sin “tú” y “yo” la relación se vuelve una entelequia. En una oración (como la del pasaje de hoy) en la que el que está orando sufre y el que está escuchando tiene en su mano evitarle el sufrimiento, los pronombres lo son todo.

Algunos pensaran que exagero en mi manera de leer el Evangelio, tan puntillosa, en la que no me resigno a perder nada de la literalidad. Según mi punto de vista, a quien no le importan los mínimos matices de las palabras de alguien no puede presumir de amor por ese alguien.


¿Por qué a Jesús en arameo se le llama mârâ'?

22.04.18 | 12:00. Archivado en Sólo se entiende en arameo

Hemos dicho en el post de la semana anterior que María Magdalena dice a los discípulos que se le ha aparecido, o que ha visto, a “nuestro mârâ'”. ¿Qué sabemos de este término? ¿Cuándo se usa mârâ' (o su plural: mâre')? Tan sólo a partir del Evangelio de Marcos ya podemos llegar a sólidas conclusiones:

Marcos 2:28 – Y también por tanto es mârâ' del sábado el Hijo del Hombre ‣ El mârâ' es Jesús.
Marcos 7:28 – Entonces, ella contestó, diciendole: «Sí, mi mârâ', pero también los perros desde debajo de las mesas comen los trozos de los hijos» ‣ El mârâ' es Jesús.
Marcos 9:24 – y enseguida gritó el padre del niño, mientras lloraba, y decía: «Yo tengo seguridad, mârâ' mío, pero ayuda mi falta de seguridad» ‣ El mârâ' es Jesús.
Marcos 11:3 – «Y si alguien os dice por qué hacéis vosotros esto, decidle que es necesario para nuestro mârâ', e inmediatamente lo enviais para acá» ‣ El mârâ' es Jesús.
Marcos 14:31 – Sin embargo, él (Pedro) más iba hablando: «aunque supusiera para mí la muerte, no ocultaré (conocerte), mi mârâ'». Y asimismo dijeron todos los demás ‣ El mârâ' es Jesús.
Marcos 16:19 – Entonces, Jesús, nuestro mârâ', después que habló con ellos, ascendió a los cielos y se sentó a la derecha de Dios ‣ El mârâ' es Jesús.
Marcos 16:20 – Ellos, entonces, salieron y predicaron en todo lugar, y nuestro mârâ' fue quien les ayudaba, y confirmaba la palabra de ellos con señales que iban haciendo ‣ El mârâ' es Jesús.
Marcos 13:35 – «Despertad, por tanto, que no sabéis vosotros cuando viene el mârâ' de la casa, en el atardecer o en mitad de la noche, o con el llamado del gallo, o al alba» ‣ El mârâ' es el dueño de la casa.
Marcos 10:42 – Y los llamó Jesús y les dijo: «Sabéis vosotros que aquellos que se consideran dirigentes de los pueblos sus mâre' son; y sus grandes se empoderan sobre ellos» ‣ Los mâre' son los dirigentes.
Marcos 12:9 – «¿Qué harán, por tanto, los mâre' de la viña? Vendrá y aniquilará a esos campesinos, y dará la viña a otros» ‣ Los mâre' son los dueños de la viña.

Es decir, frente al término “El Señor” (Mâryâ') que jamás se usa para nadie que no sea Dios, el término mârâ' se usa para Jesús y para cualquier mortal que sea (o al que se le considere) dueño u organizador de algo; el que pone las reglas: el dueño de una casa, el propietario de una viña o el dirigente de un pueblo.


En arameo "El Señor" (Mâryâ') es Dios

15.04.18 | 12:00. Archivado en Sólo se entiende en arameo

Estamos en Juan 20:18. Leemos en nuestras Biblias al uso:

(BLPH) María Magdalena fue a donde estaban los discípulos y les anunció: — He visto al Señor y esto es lo que me ha encargado.
(BTX3) Miriam de Magdala fue a dar las nuevas a los discípulos: ¡He visto al Señor! y les manifestó que le había dicho estas cosas.
(DHH) Entonces María Magdalena fue y contó a los discípulos que había visto al Señor, y también les contó lo que él le había dicho.
(EUNSA) Fue María Magdalena y anunció a los discípulos: -¡He visto al Señor!, y me ha dicho estas cosas.
(JÜNEMANN) Viene María, la Magdalena, anunciando a los discípulos: que «he visto al Señor y esto me ha dicho».
(LBLA) Fue María Magdalena y anunció a los discípulos: ¡He visto al Señor!, y que El le había dicho estas cosas.
(NT BAD) María Magdalena corrió en busca de los discípulos.
—¡He visto al Señor! —les dijo, y les comunicó el mensaje.
(NT Besson) Fué María, la de Magdala, a anunciar a los discípulos que había visto al Señor, y que estas cosas le dijo.
(NTV) María Magdalena encontró a los discípulos y les dijo: «¡He visto al Señor!». Y les dio el mensaje de Jesús.
(NVI) María Magdalena fue a darles la noticia a los discípulos. «¡He visto al Señor!», exclamaba, y les contaba lo que él le había dicho.
(RCB) Fue entonces María la magdalena para anunciar a los discípulos que había visto al Señor, y que El le había dicho estas cosas.
(SRV) Fué María Magdalena dando las nuevas á los discípulos de que había visto al Señor, y que él le había dicho estas cosas.
(TNM) María Magdalena fue y llevó las nuevas a los discípulos: “¡He visto al Señor!”, y que él le había dicho estas cosas.
(BIBLIA JERUSALEN) Fue María Magdalena y dijo a los discípulos que había visto al Señor y que había dicho estas palabras.

Todas las Biblias recogen “He visto al Señor”. Pero en arameo dice:

ܗܳܝܕ݁ܶܝܢ ܐܶܬ݂ܳܬ݂ ܡܰܪܝܰܡ ܡܰܓ݂ܕ݁ܠܳܝܬ݁ܳܐ ܘܣܰܒ݁ܪܰܬ݂ ܠܬ݂ܰܠܡܺܝܕ݂ܶܐ ܕ݁ܰܚܙܳܬ݂ ܠܡܳܪܰܢ ܘܰܕ݂ܗܳܠܶܝܢ ܐܶܡܰܪ ܠܳܗ ܀

Palabra por palabra: hâydên [entonces] 'eṯâṯ [vino] maryam [María] magdëlâytâ' [la de Magdala] wësabbëraṯ [y declaró] lëṯalmîḏe' [a los discípulos] daḥçâṯ [que vió] lëmâran [a nuestro señor] waḏhâlên [y que estas (cosas)] 'emmar [dijo] lâh [a ella]. En castellano plano: «Entonces, vino María, la de Magdala, y declaró a los discípulos que vió a nuestro Señor y que estas cosas le dijo».

Dice a “nuestro señor” (mâran) (que es como sus discípulos llamaban a Jesús), no al Señor (Mâryâ'). “El Señor” (El Mâryâ') en los Evangelios nunca es Jesús; siempre es Dios. Veamos un estudio del término Mâryâ' en el Evangelio de Marcos:

Marcos 1:3 – El clamor que llama en el desierto: “Preparad la Vía de Él, del Mâryâ', y allanad sus senderos”» ‣ El Mâryâ' es Dios.
Marcos 2:26 – cómo entró en la casa de Dios, cuando Abitar era el Gran Sacerdote, y comió el pan de la mesa del Mâryâ', ese que no está permitido que se coma, más que a los sacerdotes, y lo dio también a los que con él estaban?» ‣ El Mâryâ' es Dios.
Marcos 11:9 – y esos que le precedían y los que le seguían fueron gritando y diciendo: «Hosanna, bendito es el que viene en el nombre del Mâryâ'» ‣ El Mâryâ' es Dios.
Marcos 12:11 – «De la presencia del Mâryâ' llegó a ser ésta, y hay en ella maravilla a nuestros ojos» ‣ El Mâryâ' es Dios.
Marcos 12:29 – Jesús es el que le dice: «El primero de todos los mandamientos (es): “Escucha, Israel, El Mâryâ', nuestro Dios, es el Señor-Uno”» ‣ El Mâryâ' es Dios.
Marcos 12:30 – « “Y que ames al Mâryâ', tu Dios, con todo tu corazón y con todo tu ánimo, y con todo tu entendimiento, y con toda tu fuerza”. Éste es el primer mandamiento» ‣ El Mâryâ' es Dios.
Marcos 13:20 – «Y, si no fuera porque El Mâryâ' ha acortado los días esos, no habría vivido cuerpo mortal» ‣ El Mâryâ' es Dios.

Por tanto, El Mâryâ' (El Señor) es siempre Dios; de hecho, es una denominación exclusiva de Dios, que no comparte con ninguna otra criatura. Si María Magdalena hubiera dicho en arameo que había visto al Señor (es decir, a Dios mismo), no la habrían tomado por loca, sino que seguramente la habrían lapidado.


¿Bienaventurados los pacíficos o los pacificadores?

08.04.18 | 12:00. Archivado en Esencial para entender a Jesús

Un último apunte sobre la paz. En la bienaventuranza de Mateo 5:9, Jesús ¿qué dice? ¿A quiénes dedica esta bienventuranza? En nuestras Biblias, traducciones al uso, encontramos de todo. Pero, más o menos, estas traducciones pueden agruparse en dos: a) los pacíficos, y b) los pacificadores.

GRUPO A

(EUNSA) Bienaventurados los pacíficos
(TNM) Felices son los pacíficos, puesto que a ellos se les llamará ‘hijos de Dios’.

GRUPO B

(JÜNEMANN) Bienaventurados los pacificadores
(MH-DuTillet-YA) Felices los pacificadores
(RCB) Bienaventurados los pacificadores
(SRV) Bienaventurados los pacificadores
(BIBLIA JERUSALEN) Bienaventurados los que trabajan por la paz
(DHH) Dichosos los que trabajan por la paz
(NVI) Dichosos los que trabajan por la paz
(BLPH) Felices los que trabajan en favor de la paz
(BTX3) Bienaventurados los que procuran la paz
(NTV) Dios bendice a los que procuran la paz
(LBLA) Bienaventurados los que procuran la paz
(KADOSH) ¡Bendecidos aquellos que hacen Shalom!
(MH-ShemTov-AV) Benditos los que persiguen el shalom
(MH-ShemTov-YA) Felices los que persiguen la paz
(NT BAD) ¡Dichosos los que luchan por la paz
(NT BESSON) Bienaventurados los pacifistas

Pero “pacíficos” y “pacificadores” no son lo mismo. Los pacíficos no tienen necesariamente que ser pacificadores, y los pacificadores no tienen necesariamente que ser pacíficos. Si nos guiamos por la versión aramea, la correcta es la Opción B y, en este caso, la mayoría de los traductores tendría la razón:

ܛܽܘܒ݂ܰܝܗܽܘܢ ܠܥܳܒ݂ܕ݁ܰܝ ܫܠܳܡܳܐ ܕ݁ܰܒ݂ܢܰܘܗ݈ܝ ܕ݁ܰܐܠܳܗܳܐ ܢܶܬ݂ܩܪܽܘܢ ܀

Palabra por palabra: ṭûḇayhûn [el bien de ellos] lë°āḇday [para los esclavos de, para los hacedores de] shëlâmâ' [la paz] daḇnaw(hy) [que los hijos de él] da'l·lâhâ' [de Dios] neṯqërûn[serán llamados]. Literalmente, por tanto, en arameo se nos dice “los que trabajan por la paz, los esclavos de la paz (°âḇday shёlâmâ')”], masculino plural, forma constructa, participio activo, del peal de la raíz verbal °-B-D, cuyo sustantivo masculino singular sería °āḇdā' (esclavo).


La shёlâmâ' es protección

01.04.18 | 12:00. Archivado en Sólo se entiende en arameo

Acabamos el post de la semana pasada diciendo que “La shёlâmâ' es el estado de protección de que gozamos cuando llegamos a nuestra plenitud”. De ahí el reproche de Jesús a Jerusalem por no darse cuenta de que la shёlâmâ' que él trae es la protección que sus habitantes necesitan para no sucumbir:

ܘܟ݂ܰܕ݂ ܩܪܶܒ݂ ܘܰܚܙܳܗ ܠܰܡܕ݂ܺܝܢ݈ܬ݁ܳܐ ܒ݁ܟ݂ܳܐ ܥܠܶܝܗ ܀
ܘܶܐܡܰܪ ܐܶܠܽܘ ܟ݁ܰܝ ܝܳܕ݂ܰܥܬ݁ܝ ܐܰܝܠܶܝܢ ܕ݁ܺܐܝܬ݂ܰܝܗܶܝܢ ܕ݁ܰܫܠܳܡܶܟ݂ܝ ܐܳܦ݂ܶܢ ܒ݁ܗܳܢܳܐ ܝܰܘܡܶܟ݂ܝ ܗܳܫܳܐ ܕ݁ܶܝܢ ܐܶܬ݂ܟ݁ܰܣܺܝ ܠܗܶܝܢ ܡܶܢ ܥܰܝܢܰܝܟ݁ܝ ܀
ܢܺܐܬ݂ܽܘܢ ܠܶܟ݂ܝ ܕ݁ܶܝܢ ܝܰܘܡܳܬ݂ܳܐ ܕ݁ܢܶܚܕ݁ܪܽܘܢܶܟ݂ܝ ܒ݁ܥܶܠܕ݁ܒ݂ܳܒ݂ܰܝܟ݁ܝ ܘܢܶܐܠܨܽܘܢܶܟ݂ܝ ܡܶܢ ܟ݁ܽܠ ܕ݁ܽܘܟ݁ܳܐ ܀
ܘܢܶܣܚܦ݂ܽܘܢܶܟ݂ܝ ܘܠܰܒ݂ܢܰܝܟ݁ܝ ܒ݁ܓ݂ܰܘܶܟ݂ܝ ܘܠܳܐ ܢܶܫܒ݁ܩܽܘܢ ܒ݁ܶܟ݂ܝ ܟ݁ܺܐܦ݂ ܥܰܠ ܟ݁ܺܐܦ݂ ܚܠܳܦ݂ ܕ݁ܠܳܐ ܝܺܕ݂ܰܥܬ݁ܝ ܙܰܒ݂ܢܳܐ ܕ݁ܣܽܘܥܪܳܢܶܟ݂ܝ ܀

Traducido al castellano: «Y cuando se aproximó y vio la ciudad lloró sobre ella, y dijo: "¡Si acaso supieras en qué consiste tu paz, al menos en este día! Pero ahora se ha ocultado a tus ojos. Porque vendrán días sobre ti en que tus enemigos te rodearán, y te oprimirán por todas partes, y te derribarán, y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, porque no has comprendido el tiempo del castigo (su°rânâ')"» (Lucas 19:41-44).
 
El advenimiento de la shёlâmâ' supone  ̶y sólo se percibe desde su raíz semítica ̶ la realización de todo aquello a lo que el ser humano aspira. Por tanto, tiene una dimensión inequívocamente escatológica, relacionada con shûlâmâ': el fin de los tiempos.


Lunes, 18 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930