Blog de Jairo del Agua

¿Rezar por los difuntos? - (¡Mejor ocúpate de los vivos!)

24.10.18 | 08:00. Archivado en Religión

difuntos

¿Podemos hacer algo por los difuntos? ¿Ellos pueden hacer algo por nosotros? He ahí otro tema de urgente profundización y purificación.

Deberíamos empezar por convencernos de que la muerte, para los cristianos, es una liberación, una meta, una pascua: el paso a la tierra prometida. NO un motivo de tristeza y, menos aún, de penitencia reparadora.

Puede que haya tristeza y llanto por la separación humana, por el dolor sensible, por la tragedia a veces. Pero todo eso debería estar arropado y consolado por la fe (segura confianza) en la felicidad eterna.

Los que mueren, mueren para vivir. No sabemos el camino que aún tendrán que recorrer, pero estamos ciertos de que pasaron definitivamente a la orilla de la Vida.

Por tanto, los signos y oraciones deberían ser de esperanza y alegría por la etapa superada (en la forma posible a cada cual), por el desembarco en los brazos del Padre. En los símbolos litúrgicos debería dominar el blanco y no el morado penitencial que ya no tiene sentido.
.

Descansar en paz

Lo primero que podemos hacer por nosotros y por nuestros difuntos es "aceptar" su descanso en la paz. Ya entraron en la, para nosotros, inalcanzable eternidad. No puedes hacer nada más por ellos, como no puedes operarte de apendicitis por el que entró en el quirófano o como no puedes examinarte por tus hijos.

Esas "ánimas" por las que te preocupas tendrán que hacer, ellas solitas, su propia rehabilitación y su vuelta al Padre para poder ver su rostro. Nada puedes hacer y nada hay que temer porque están caminando bajo el impulso de la Misericordia infinita.

El único y universal remedio, lo que realmente puedes hacer "aquí y ahora" es: "Vencer el mal con abundancia de bien" (Rom 12,21) con el impulso y experiencia de los que partieron. Únicamente puedes ensanchar el bien que pugna por inundar tu vida. Te propongo estos tres avances bajo la sonrisa de tus difuntos:

1. Rectificar los malos funcionamientos que heredaste (parte del pecado original), muy sutiles a veces, porque suelen ser subconscientes y no nos hemos parado a concientizarlos.

2. Perdonar, perdonar de corazón las posibles heridas que te causaron, hasta que no quede ni rastro de resentimiento. No porque necesiten tu perdón, sino porque ese perdón es la medicina que necesitan tus heridas. Y recuerda: perdonar NO es apretar los dientes y olvidar el dolor de tus heridas. Perdonar es comprender. Comprendiendo tu propia fragilidad (conociéndote a ti mismo) entrarás en la comprensión de la limitación de los que te hirieron.

3. Seguir el buen ejemplo que te dejaron. Es la mejor forma de amar y honrar su memoria. Tiene sentido nombrarles en la santa Misa para sentirnos orando "CON ellos", pero NO "POR ellos", para seguir sintiendo su aliento y ejemplo de vida, para concientizar que pertenecen a tu misma Iglesia y siguen viviendo en ella.
.

Admirar

Amar es admirar y admirar nos lleva a imitar lo que admiramos. Si admiramos (amamos), es que esa persona nos atrae. Si nos atrae, es porque ya tenemos en nosotros algo de eso que admiramos.

La "presencia interior" de tus difuntos (más que su recuerdo cerebral) estimulará eso que pugna por crecer en ti. Esa sería la gran finalidad de honrar a los muertos. ¿Qué admiraste y qué sigues amando en tus difuntos? Si no hay amor, solo queda sensiblería u obligación mental o rutina externa. Nada de su "vida" te ha quedado, solo recuerdos muertos.

Si lo que te queda es amor, es un disparate hacer cambalaches con el Cura o con Dios. Tus difuntos no necesitan estipendios. Ya han desembarcado en las manos del Padre. Dedica tus dineros a los pobres vivos o a las necesidades de la Iglesia caminante. Los que ya pasaron no lo necesitan.

Lo que ellos desean -con toda seguridad- es que aproveches bien su buen ejemplo y rectifiques sus errores, que sigas tu camino y despliegues todos tus dones. ¡Eso será para ellos aire fresco! ¡Eso es lo urgente, realista y espiritualmente eficaz! Lo otro, los negocios espirituales y el "dios negociador", son pura idolatría.
.

HIJO PRODIGO

Otra cosa es que necesites apoyar el dolor de la ausencia en la ternura del Padre. Hazlo sin reservas. Puede, incluso, que sea un consuelo para ti poner a tus difuntos en la mesa del altar y oír sus nombres. Puede que eso te recuerde su buen ejemplo. Hazlo si es positivo para ti, pero sin pagar contraprestación alguna.

No olvides que la Eucaristía (acción de gracias) es totalmente gratuita, es puro don del Señor, invitación a imitarle: "Haced esto en memoria mía" (Lc 22,19).

No hay culpas que pagar, ni sacrificios purificadores, ni méritos que aplicar para sacar a los muertos del "fuego".

Lo que intentamos vivir, bajo el signo de una "comida fraterna", es la vivificante presencia y ejemplo del Señor: amor, unión, paz, alegría… y motivación mutua para caminar hacia los brazos del Padre. Y el ejemplo de los que le siguieron antes que nosotros (nuestros santos y difuntos) nos puede ayudar sobremanera.

¿Todavía crees en el "avaro ídolo" que se queda con tu hambre o tu dinero para "compensar" las culpas de tus muertos? ¿Acaso no descubriste al Dios de los cristianos, todo perdón, todo misericordia, todo atracción, todo gratuidad? Repítelo muchas veces en tu interior: ¡El Dios verdadero es infinita gratuidad! Solo tu cerrazón y alejamiento podrán privarte de su abundancia derramada.
.

Procura saltar sobre las esperpénticas fórmulas canónicas: "óyenos", "acuérdate…" o "recuerda…". ¿Pero a qué "desmemoriado ídolo" rezamos? ¿Acaso has olvidado tú a tus difuntos? ¿Cómo puede haberlos olvidado su Padre? ¿No se sentiría ofendida una madre terrícola a la que suplicases: acuérdate de tu hijo fallecido? ¿Cómo podemos pronunciar esas necedades? "Guías ciegos…" (Mt 23,16).

Si alguien, desde fuera, observase nuestros rezos oficiales, tendría que concluir que oramos a un "dios con alzhéimer", al que hay que repetir y repetir que no olvide.

No hemos leído la Escritura y NO creemos en el Dios verdadero que jamás olvida a sus hijos:

"Estoy a la puerta y llamo..." (Ap 3,20).

"¿Se olvida una madre de su criatura, no se compadece del hijo de sus entrañas? ¡Aunque ella se olvide, yo no te olvidaré!" (Is 49,15).

"En la palma de mis manos te llevo tatuado" (Is 49,16).

No sigo para no cansarte. Pero sigue tú leyendo, por ejemplo, "El Cantar de los Cantares"...
.

tortuguita 3

Me gusta imaginar a nuestros muertos eclosionando bajo la arena como tortuguitas marinas. Unos llegarán más crecidos y otros menos. Unos saldrán muy cerca del agua y otros muy lejos. Pero todos, absolutamente todos, tras la carrera de la última purificación por la arena, se sumergirán en la Inmensidad y encontrarán, por fin, su destino.

Unos lo habrán intuido y gozado ya en esta vida. Para otros será una sorpresa verse liberados de inconsciencias, errores, oscuridades y rebeldías. Se encontrarán con el Padre que negaron o ignoraron y empezarán a comprender… Tal vez todo eso requiera el esfuerzo que no hicieron en vida, la rehabilitación necesaria para ser capaces de "ver" lo que no quisieron o pudieron ver en esta tierra.

¿Cómo será esa rehabilitación? Eso pertenece al misterio y no se nos ha revelado. Lo que sabemos con certeza es que "Dios lo será todo en todos" (1Cor 15,28). Esa es nuestra fe, esa nuestra esperanza, esa la alegría de recordar a nuestros muertos. Por eso, cuando pongas a tus seres queridos sobre el altar, piensa que ya caminan o han llegado a la Luz, sin posible retorno.

Nada cambiará con tus rezos, ni el difunto, ni el Dios de la Misericordia que se derrama permanentemente sobre todos: sobre nosotros y sobre ellos.

Lo único que puede cambiar es tu corazón. Todavía estás en camino y puedes elegir. Todavía puedes cambiar e inundar tu vida de bien y paz, para desembarcar más cerca de la Felicidad cuando eclosiones en la ribera del Mar.

Tu cambio, tu elección del bien, repercute en la Iglesia universal. Eso te están gritando desde el otro lado -estoy seguro- los que te quieren. Tu propio progreso no te costará un céntimo, solo algún esfuerzo. Pero merece la pena, ya lo verás.

¡Y cómo alegrarás a los que te esperan!

________________________________________________________________________

________________________________________________________________________

.
Meditaciones desde la calle

Muerte

.

.

.

.

.

.

.

.

Muertos

Finalidad de la vida

_______________________________________________________________
.
Aquí tienes mi nuevo Libro en formato digital. Son 5 fascículos independientes. Puedes pedirlos a jairoagua@gmail.com y los recibirás en tu correo-e gratuitamente.

cenefa 13

__________________________________________________________________________


Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Antonio Llaguno 12.11.18 | 12:07

    Saruce,
    por supuesto que la oración puede cambiar algo.
    Puede cambiarte a ti (y a mi y a cualquiera que ora)
    Tú (y yo, e incluso Mondongo) somos los instrumentos de Dios para construir el reino.
    Y la Oración es el mejor vehículo de cambio que hay.
    No para mucho más, pero solo eso es más que suficiente.
    Recuerda como oraba el muchacho de uno de los últimos post: "¿Que puedo hacer yo para ayudarte?"
    Ese es el camino

  • Comentario por Jairo [Blogger] 11.11.18 | 20:54

    .
    Querido amigo Saruce:

    Dices: "Creo que del post sale un poema que engancha, pero que también repele el alma confiada".

    Lo sé. Hacerse RESPONSABLES y ACTORES de la propia vida da miedo cuando nos han educado en ese "providencialismo" del "dios tapa agujeros". Pero ser ADULTO requiere dar ese paso. Dios NO ACTÚA pero siempre está detrás: "Todo es para bien de los que aman al Señor", para facilitarnos el camino y la rectificación.

    Dices: "Fue el mismo Jesús Quien nos animó a orar, sin dibujar líneas rojas".

    El Evangelio NO puede bajar al detalle, ni recoge TODO. Lo dice San Juan al final del suyo: "Si se escribiera todo lo que dijo e hizo Jesús NO cabría..."

    Por tanto, si ese tal Jairo te presenta "líneas rojas", tal vez solo está tirando del hilo...

  • Comentario por saruce 10.11.18 | 12:52

    En una de las múltiples relecturas del post (ya he comentado, en diversas ocasiones, que suelo leer los textos del blog, a cachitos, degustando la prosa, y como herramienta de meditación, muy a mano), he encontrado un párrafo que me cuesta digerir:
    "Nada cambiará con tus rezos, ni el difunto, ni el Dios de la Misericordia que se derrama permanentemente sobre todos: sobre nosotros y sobre ellos".
    Puede que no cambien los difuntos, ni el Dios al que me dirijo durante la oración, pero considero que no hay palabras, sentimientos, ni intenciones vacuas, y sí, en cambio, una conversación interactiva con Dios.
    Creo que del post sale un poema que engancha, pero que también repele el alma confiada.
    Fue el mismo Jesús Quien nos animó a orar, sin dibujar líneas rojas.
    En mi desconocimiento de Dios, creo que orar no representa tiempo perdido, sino provechoso.
    Y ES QUE ¡es tan grande dirigirse a Dios!.

  • Comentario por Antonio Manuel 09.11.18 | 10:57

    Los comienzos del segundo tercio del siglo XX nunca debieron existir. Una población con alto nivel de analfabetismo, altamente estratificada: poderosos muy poderosos, pobres muy pobres... fue fácilmente utilizada por el "populismo" de entonces. Se sembró odio y se recogieron sus frutos. Triste historia para olvidar y pasar página. Cuando digo "olvidar la historia" no digo olvidar a los más inocentes actores de la misma: familias sencillas sufridoras de todo tipo de crímenes, en los campos de batalla y en el campos de los asesinatos por venganza.
    Debemos aprender las lecciones de la historia y no volver a repetir los horrores, aunque la pólvora no arda, del rencor; así no es posible la recuperación del entendimiento en la sana discrepancia.

  • Comentario por Antonio Llaguno 08.11.18 | 18:05

    Sr, Mondongo (habría sido mucho más llevadero Mandingo, pero que le vamos a hacer)
    La prueba de que en este blog importa y mucho lo que usted y yo pensemos es que en su misericordiosa paciencia, Jairo nos permite escribir en él.
    En cuanto al supuesto servicio de Franco a la Iglesia, permítame corregirle.
    Franco no sirvió a la Iglesia. Franco se sirvió de la iglesia.
    Y por ello con buen criterio la Iglesia, en vez de librar al franquismo (Franco estaba ya bien muerto) de la democracia, se libró del franquismo gracias a su apoyo a la democracia.
    Apoyo sin el cual la democracia, difícilmente podría haber llegado de forma tan pacífica.
    Y es que el buen uso de las preposiciones es imprescindible en una lengua tan hermosa como el español (antes llamado castellano).
    Por último usted es libre de escribir "apoyo" como le salga de los tegumentos procreativos, pero si lo hace sin "y" o con "h" lo hará mal.
    Exactamente igual que con sus supersticione...

  • Comentario por Antonio Llaguno 08.11.18 | 17:57

    Llevas razón en una cosa Lector.
    Lo único que une a "Ayuno" y a "Llaguno" es "Ninguno"
    Y es que me gusta comer bien.
    Pero no me guardes rencor. Soy solo un hereje pecador y por eso como lo que me da la gana.
    Piensa y disfruta en lo que esa falta de ayuno hará por llevarme a ese horroroso infierno en el que crees.
    Un infierno en el que solo nos darán de comer comida inglesa.
    Tiemblo solo de pensarlo.

  • Comentario por Alberto Mondongo Lugo 08.11.18 | 00:12

    Sr. Llaguno:
    Lo que usted piense, lo que yo piense, o lo que piense el insigne profesor Ricardo García Villoslada, pensado está.

    Aquí lo único que importa es lo que piense nuestro gurú Jairo, quien sería bueno que se mojase sobre el servicio de defensa de la Iglesia que realizó Franco con su Cruzada contra el rojerío asesino, y por lo que merecería la canonización mucho más que el torturado tarado mental de Lutero, cuyas ocurrencias causaron más muertes de las que provocó el bando cruzado en la guerra civil española.
    Que si Jairo opina que no, yo obedezco, que para eso estoy en su blog, y no quiero hacerme acreedor de sus agrias críticas.

    Y llo la palabra "hapollo" la escribo como me dé la gana. Solo tengo que conseguir unos cuantos seguidores y la RAE, que es un poco como los anglicanos, se la acabará tragando.

    (un saludo a Lector, que es el único que me comprende)


  • Comentario por Luiscar73 08.11.18 | 00:00

    El Señor nos hizo "co-redentores" en EL por puro Amor y por ese mismo Amor que derrama mediante el Espiritu Santo en nuestros corazones hace que pidamos unos por otros secundando con nuestra voluntad SU voluntad, que es que todos nos amemos como El nos Amo. Lo que pasa es que la supersticion es una deforma de la religion que sucede siempre fuera de la Gracia y de la Comunion con Dios.
    En conclusion, Dios actua en las personas cuando estan en Gracia y Comunion con EL y si estas piden ,por ejemplo, por los difuntos, es Dios quien las mueve, es el mismo Amor de Dios el que actua, el que salva, y quiere que sea asi para involucrarnos a nosotros en la Redencion y santificar nuestras almas. Si esto no se entiende, quizas es que no hemos sido formados e in-formados por el Espiritu Santo; hay muchos espiritus pero solo uno es de Dios y es para hacernos pensar que si lo Santos de todos los siglos piensan una cosa y nosotros otra, quizas seamos nosotros los que estamos equivocados.

  • Comentario por Lector 07.11.18 | 17:55

    Y mondongo con ene de las de ayuno, ninguno y Llaguno.

  • Comentario por Antonio Llaguno 07.11.18 | 08:01

    Por cierto Mondomgo,
    "apoyo" es con y griega

  • Comentario por Antonio Llaguno 07.11.18 | 08:00

    Sr. Mondongo.
    No estaba preocupado, sólo era un chiste (muy bueno por cierto)
    Efectivamente, no se a Jairo, pero a mi eso de las beatificaciones me importa un pito.
    Tuve la suerte de conocer en vida suficientes santos como para no necesitar recurrir a los que propongan otros.
    La Iglesia cuando santifica a alguien, lo que hace es proponerlo como modelo de asunción de la voluntad de Dios.
    Pero le diré una cosa sobre eso del péndulo.
    Lo más divertido de los péndulos es que sus leyes se establecen para sistemas aislados en un campo de gravedad g...y entre usted y yo, esto de la santidad apenas tiene gravedad ninguna.
    Usted va a seguir pensando que Franco fue santo (aunque nadie entienda por qué) y yo que era un criminal y aunque un papa lo declarara santo o hereje, ni usted ni yo íbamos a cambiar de opinión.
    Y ¿Sabe una cosa? Al resto del mundo se la trae al pairo lo que pensemos usted y yo.

  • Comentario por Antonio Llaguno 07.11.18 | 07:50

    Lector,
    también rimo con "mas guapo que ninguno" y como lo del "ayuno" no es verdad (mi perímetro abdominal así lo confirma).
    En cuanto a lo que usted prefiera, me interesa lo mismo que un plato de espinacas: le falta sabor.

  • Comentario por Alberto Mondongo Lugo 06.11.18 | 22:57


    Y gracias a Lector 06.11.18 | 19:50 por su apollo.

  • Comentario por Alberto Mondongo Lugo 06.11.18 | 22:55


    Sr. Llaguno:

    Mi infancia fue estupenda, gracias por preocuparse.

    El Papa Francisco puede beatificar y canonizar a todos los comunistas que quiera, que para eso es el que manda. Además, como eso de las canonizaciones seguro que tampoco le gusta a Jairo, y la oración de intercesión está prohibida por los de la "fe adulta y chachipiruli", poco importa el asunto.

    Pero, ojito con los movimientos pendulares: después de él tocará hacer justicia con los del otro extremo. Y Franco está el primero de la fila: su Cruzada contra el bando rojo exterminador de católicos le da méritos sobrados.

    By the way: Jairo parece estar convencido de que compartirá destino en el más allá con Hitler y Lutero. Yo también estoy convencido de ello.

  • Comentario por Jairo [Blogger] 06.11.18 | 20:00

    .
    Ruego encarecidamente:

    Un poco de RESPETO. A los vivos (que aquí comentan) y a los muertos. No somos nosotros los que podemos JUZGAR, ni siquiera llamar "raca"...

    Propongo lo que ya expuse en el "post": PERDONAR sin más. Y dejar a la Misericordia Infinita que coloque a cada cual donde le corresponda.

    Algunos se van a llevar una sorpresa monumental cuando lleguen a destino y se encuentren de vecinos a Franco, Lutero, Hitler, etc...

    De ello estoy convencido. Por eso no me atrevo a llamar criminal, ni hereje a nadie. Aunque sé perfectamente qué conductas NO debo imitar.
    .

  • Comentario por Lector 06.11.18 | 19:50


    Entre Llaguno y Mondongo, opto por éste último pues concentra pingüe sustancia. El primero teclea mucho, pero rima con ayuno.


  • Comentario por Antonio Llaguno 06.11.18 | 11:30

    Javier.
    Son los autodefinidos católicos "pata negra" los que necesitan pertenecer a una Iglesia (como si fuera el club de campo) para sentirse seguros y tranquilos.
    Yo no y sólo hablo por mi, no por Jairo.
    Ser o no católico no es importante. Cristo no fue católico y Dios tampoco lo es.
    Como dice un cura amigo mío, lo de menos es si tú (por cualquier otro, no personalizo en usted) ceres o no en DIos: lo verdaderamente importante es que Dios cree en ti.
    Yo solo soy cristiano, sin apellidos. Seguidor del maestro de Nazareth. Y participo de los ritos y costumbres de la Iglesia católica por educación, por costumbre y porque es la que más se acerca (sobre todo ahora con la primavera de Francisco) según mi pobre criterio a la verdad evangélica.
    Ya sabe eso de la conciencia bien formada y seguirla a ser posible.
    Ya sabe usted (y si no lo sabe es una pena) que fuera de la Iglesia SÍ hay salvación.

  • Comentario por Antonio Llaguno 06.11.18 | 11:24

    Sr. Mondongo (si no es chufla, ha debido tener una infancia difícil)
    Si espera que la Iglesia Católica, gracias a la cual, entre otros (incluida la inteligencia de Juan Carlos), los herederos políticos del dictador fueron eliminados de la vida pública española, canonice al dictador asesino, es que todavía cree en Papá Noel.
    La iglesia acaba de canonizar a Romero y al Papa que más hizo por que Franco dejara el poder (ninguno de la cuerda de usted) y no veo yo a Francisco subiendo a los altares a Paquito Patascortas (añorado por usted....y por nadie más con un cociente intelectual un poco mayor de 30).
    Es cierto que la esperanza es lo último que se pierde pero, ya sabe usted que quien espera desespera,


  • Comentario por Javier 06.11.18 | 11:00

    Llaguno pregunta qué mas da que una doctrina sea católica o protestante.

    Lo que no da igual es pretender ser católico creyendo lo que los protestantes. Es algo tan elemental como ser coherente con lo que uno cree. Si yo creo que no hay que rezar por los difuntos, ni pedir la intercesión de los santos, etc, no me puedo llamar católico. No es dogmatismo. Es sentido común. Si Jairo lo tuviera, se haría miembro de cualquier iglesia protestante o fundaría una. Seguidores no le iban a faltar.

  • Comentario por Alberto Mondongo Lugo 06.11.18 | 01:04

    Sr. Llaguno (no es chufla, es como dice llamarse):
    Antes canonizará la Iglesia a Francisco Franco Bahamonde, que la defendió de la escoria criminal comunista, que al pirado de Lutero, puede estar seguro.

    Rezo por sus muertos y por los del insigne profesor Ricardo García Villoslada, a pesar de las ocurrencias de Jairo.

  • Comentario por FARTUCU 05.11.18 | 20:14

    A mí me encanta el "mondongo" de morcilla, que sirven en el "Barrio Húmedo " . Y, si es "harto de vino" y además quedo "fartucu", ya me veo en la "séptima morada", y, hasta con un poquillo de dinero, me pueden canonizar...

  • Comentario por Antonio Llaguno 05.11.18 | 17:44

    Sr. Mondongo (no es chufla, es como dice llamarse)
    El día que Franco sea santo las ranas criarán pelo entre sus patas.
    Ni Juan Pablo tuvo valor para canonizarlo.
    Canonizar a un asesino como ese sería un ejemplo de que Cristo ya no vive en la Iglesia.

  • Comentario por Jarto del Vino 05.11.18 | 10:08

    El autor de este blog se presenta como católico, y dice cosas que no lo son. Y lo que es peor, se permite pontificar y tratar de convencer a los incautos de que lo que dice es lo que tienen que creer, porque él lo dice. Y encima manda al infierno a los que le muestran sus errores.
    Por si hay alguien aquí interesado en la fe católica, traigo solo un par de fuentes:

    «La Iglesia peregrina, perfectamente consciente de esta comunión de todo el cuerpo místico de Jesucristo, desde los primeros tiempos del cristianismo honró con gran piedad el recuerdo de los difuntos y también ofreció sufragios por ellos; "pues es una idea santa y piadosa orar por los difuntos para que se vean libres de sus pecados" (2 M 12, 46)"» (Concilio Vaticano II, Lumen Gentium 50)

    Y la catequesis del Papa Francisco del 30 de noviembre de 2016, en la que recuerda que "La última obra de misericordia espiritual pide rogar a Dios por los vivos y por los difuntos."

    Ruego por tí, ...

  • Comentario por Francisca 05.11.18 | 01:53

    Gracias, aprendí mucho sobre, nuestros difuntos, muy claro. Gracias

  • Comentario por Antonio Manuel 04.11.18 | 17:06

    Las canonizaciones son procesos de hondo rigor y de capital importancia para declarar la vida de un ser humano como ejemplar en los valores del seguimiento de Jesús, y otorgar el título de Santo; y, así, constituirse en modelo hacia nuestras conductas.

  • Comentario por Alberto Mondongo Lugo 04.11.18 | 00:12

    Pues un no menos insigne profesor mío, cuyo nombre no daré por discrección, afirmaba allá por 2017 que "algún día, no muy lejano, Francisco Franco Bahamonde, nuestro añorado Caudillo, será canonizado por la Iglesia Católica". Y sí, hay mucho pirado entre los profesores insignes, porque una cosa no quita la otra, y esto es un poco como todo.

  • Comentario por José Luis Suárez Sánchez 02.11.18 | 20:14

    Totalmente de acuerdo con Antonio Llaguno. No voy a entrar en polémica, porque estamos para construir y respetarnos, no para escupirnos. Sólo una anécdota: allá por 1970, escuchaba en clase de Historia de la Iglesia de labios del insigne profesor Ricardo García Villoslada la siguiente expresión: "algún día, no muy lejano, Lutero será canonizado por la Iglesia católica". Hay mucho Evangelio por la calle sin "etiquetas"...

  • Comentario por Antonio Llaguno 02.11.18 | 14:14

    ¿y qué mas da que una doctrina sea católica o protestante? ¿Quien está seguro de poseer la verdad?
    Ni siquiera quienes se dicen católicos "pata negra" pueden tener de verdad la certeza de estar en la verdad.
    Y si la tienen allá ellos, porque ninguno la tenemos.
    De eso se trata tener fe. Y, no hablaré por Jairo sino por mi, a mi me trae sin cuidado que Alicia o Javier piensen que soy católico o no-
    No sólo no son nadie para juzgar sino que yo tampoco les juzgaré a ellos.
    Por eso prefiero hablar de lo que YO HAGO y no de lo que DEBERÍAN HACER LOS OTROS.
    Ya hay demasiados "evangelizadores dogmáticos" por ahi para convertirme yo en otro.
    Y yo lo que hago en este día es rezar CON mis muertos que también los tengo.
    Y hay una tradición que me encanta:los mexicanos (mi mujer lo es) recuerdan y ofrecen estos días a sus muertos porque creen que si les olvidan desaparecen de la memoria y llegan a la "muerte final"
    No se si es cierta pero es ...

  • Comentario por Antonio Manuel 31.10.18 | 10:13

    El victimismo produce en las personas reacciones inexplicables. A Javier se le acusa de "catolicista ritual" encaminado a la "perdición". Un discurso puede estar lleno de "doctrina católica" y reflejar también ideologías de la doctrina protestante. Una apreciación así no justifica la acusación peyorativa y del aviso a la perdición.
    En la RAE, el término "secta" tiene varias acepciones; una, la que se indica en primer lugar: " Doctrina religiosa o ideológica que se aparta de lo que se considera ortodoxo". Esta definición se aproxima bastante a los postulados del "blogger" en sus "posts". ¿Porque no inquerir el "sentido" que le daba Alicia, y así pronunciarse?; es fuerte acusar de un delito penal a una persona, lo que se hace si se dice autora de una "calumnia".

  • Comentario por Lector 28.10.18 | 22:34

    Saruce, mucho me temo que aquí el que necesita muchas de esas "tilitas" de las que hablas es el amigo Jairo, cada vez que algún lector le hace alguna observación crítica, o sin crítica alguna como en el caso de Javier. Algún desajuste llevará el hombre en su conciencia para precisar tanta hierba calmante cada vez que le roza el viento, ¿no?

  • Comentario por Judith Salazar Samaniego 28.10.18 | 12:04

    Apreciado Jairo del Agua

    Gracias por tu aporte sobre el día de difuntos. Me encanta confirmar algo de lo que vivo y fortalecer el proceso del Camino que intento trazar cada día. Y millón de GRACIAS por el ofrecimiento de tu libro el mismo que solicito me envíes a este correo

    Desde ya muchas gracias

    BENDICIONES de parte de la Suma y eterna Comunidad la TRINIDAD

    Judith hsc




  • Comentario por Alicia 28.10.18 | 02:50


    Lo de su apelación a la moral católica, no siendo católico, ha sido divertido.
    Seguiré su consejo de no volver a aparecer por aquí: está claro que solo le gusta que de den la razón.
    (algo típico de gurú de una secta)


  • Comentario por Javier 27.10.18 | 23:53

    ¿Quién te ha dicho que soy católico?
    Solo digo que tu discurso es propio de un protestante evangélico. Los protestantes no rezan a santos, no piden por sus difuntos. O sea, como tú. ¿Cuál es el problema en señalar eso?

  • Comentario por Jairo [Blogger] 27.10.18 | 21:25

    .
    Alicia:

    Me parece muy bien que sigas tu conciencia y reces por quien quieras. Pero eso NO te permite denigrar a otros hermanos llamándoles SECTA (con la carga negativa que esa palabra conlleva).

    Eso es una CALUMNIA y, como tal, un pecado. Al menos en la Moral Católica.

    Javier:

    Te digo lo mismo que a Alicia. Y añado que si tu "catolicismo" es de ritos, costumbres, usos y tradiciones erradas... caminas hacia la perdición...

    Si hubieras siquiera leído la meditación actual, habrías caído en que está llena de "doctrina católica". Y te pongo solo un ejemplo:

    El único y universal remedio, lo que realmente puedes hacer "aquí y ahora" es: "Vencer el mal con abundancia de bien" (Rom 12,21).

    Seguid vuestro camino y no tiréis piedras a los que queremos seguir CON LIBERTAD el nuestro.
    .

  • Comentario por Javier 27.10.18 | 17:45

    Magnífico discurso protestante. Desde luego, no católico.

  • Comentario por Alicia 26.10.18 | 23:21


    Yo, como no soy de la secta de Jairo, puede permitirme seguir rezando por los muertos.

  • Comentario por saruce 26.10.18 | 20:01

    David, también voy por ideas paralelas a la que expones.
    Cuando asisto a un funeral religioso, me da la impresión de que estoy dejando al fallecido en manos de Dios, y cuando salgo al exterior, me siento ¿por qué no decirlo?, tranquilo y feliz.
    Posiblemente sea por mi formación religiosa, ya que pienso que la "ventanilla de inscripciones para entrar en el Reino de Dios" se abre para los hijos de Dios, cuando éstos pasan a otra vida.
    A veces me he dejado llevar por sentimientos diversos, y me he "visto" hablando con algunos de mis familiares o amigos, ya fallecidos.
    Y lo cierto es que nunca he salido decepcionado tras esas charlas.

    Un abrazo.
    Y puedes creerme, no me tengo por criador ni creador de dioses, ya que imaginación no llega a tanto.

  • Comentario por David 26.10.18 | 00:07

    Amigo Jairo: Realmente me gusta que hayas tocado este tema: hablar de la muerte con esperanza. En mi entorno, incluso más cercano, me es muy difícil hablar de ella. Normalmente mi comentario es recordar que están mejor que nosotros, porque están ya en las manos de Dios y la genta me mira con cara de sorpresa o como si estuviera en otra onda. Aun la gente que sé que les duele la muerte de esa persona es reacia a hablar de esa manera. En cierto modo me siento incomprendido y me da pena el no poder hablar con paz de este tema."
    Realmente has puesto en estas letras el "punto sobre la i", pues muchas personas piensan que tienen que encargar muchas misas para estar tranquilas y que sus familiares fallecidos puedan salir pronto del purgatorio.
    Otra cosa que recalcas en el escrito es el tema de las oraciones en estas celebraciones. También a mí me hacen daño en el formato que están escritas. Son como si Dios necesitase que le recordemos que nos ama. ¿Cómo poder cambiarlo?

  • Comentario por Antonio Llaguno 25.10.18 | 16:14

    Mi madre murio no hace mucho.
    Éste es un tema que me afecta, y bastantH.
    Hace tiempo que decidí no rezar por ella.
    Lo que hago es rezarcon ella
    Aunque no esté

  • Comentario por Antonio Manuel 25.10.18 | 14:12

    Al orar a Dios, ponemos nuestra esperanza en Él. El Padre Nuestro, oración que el Señor nos enseñó, manifiesta un "canto" de esperanza; las peticiones que contiene se acompañan con el compromiso individual y firme: Perdónanos como nosotros perdonamos... El Padrenuestro es la oración central y base de todas las demás.
    Dinero. Si mi oración va con "dinero por delante", no es una oración, es un insulto; el dinero no vale para "comprar" el perdón, y mucho menos para comprar otras "imaginadas prebendas milagrosas"; Dios no acepta "cohechos". El dinero es útil para.. paliar el hambre, favorecer al educación, dar auxilio en las desgracias... para los más necesitados, y "para las necesidades de la Iglesia caminante".

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Martes, 20 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930