Blog de Jairo del Agua

No reces al "dios jueputa". No existe. - (Una historia real para abrir los ojos)

01.09.18 | 08:00. Archivado en Religión

.

Traigo hoy una historia real contada por un Abad benedictino que sabe mucho de oración y de a Quién rezan él y sus monjes.

A algunos les dejará indiferentes porque están paralíticos, como muchos de "aquel tiempo", aposentados en la prepotencia de "su verdad de papeles". Pero a otros les puede servir para convencerse de que no existe un Dios intervencionista y milagrero.

La "administración del mundo" se nos ha confiado a los hombres para que, con "autonomía y libertad", construyamos un mundo feliz, tanto a nivel personal como social.

Esto no significa que estemos abandonados, todo lo contrario. Estamos dotados de "inteligencia, voluntad y libertad" (a imagen y semejanza del Creador) para tener éxito en esa administración autónoma.

Ese Dios, que aparentemente nos ha dejado solos, nos inunda y circunda por todos lados ("en Él somos, nos movemos y existimos") para que acertemos a ELEGIR el bien y permanezcamos en el esfuerzo de construir un mundo mejor, cada vez mejor. Y, por supuesto, para que superemos los guijarros de este camino terrenal.

Por desgracia, esto no nos lo suele decir la "casta religiosa" (de cualquier religión). Tienen pavor a la LIBERTAD. Y nos inducen a pensar y actuar como si Dios pudiera meter la mano continuamente en nuestro mundo, tanto para darnos garrotazos como para repartir dulces, concesiones y milagros. Se conforman con que reconozcamos que existe un Dios, al que manipular con nuestras oraciones para obtener su favor puntual.

Y si, de paso, asistimos a sus templos y dejamos unas perrillas, ellos podrán vivir de su inmovilismo y prepotencia.

Pues bien, vayamos a la historia real y reflexionemos (si nos dejan los adoquines con que nos amueblaron la cabeza y nuestra fe religiosa).

Jairo del Agua
.

1. Corrían los primeros años de este nuevo milenio. Nuestra región de algún modo estaba dominada por la guerrilla de las FARC y del ELN. Constantemente había atentados contra las torres de conducción de la energía cercanas a nuestro monasterio.

Nos tocó presenciar combates muy de cerca entre la guerrilla y el ejército: Fuego cruzado desde los helicópteros contra los subversivos, refugiados en las montañas vecinas a nuestra propiedad.
Por supuesto que nuestra oración era insistente por la paz y la pacificación del país y de nuestra región.

2. El Jueves Santo, después de celebrar la Misa de la Cena del Señor y la comida festiva en silencio (con la lectura de los capítulos 13 a 17 del Evangelio de San Juan como tema de fondo), pasamos a LA HORA SANTA en la iglesia monástica, delante del Monumento.

Estábamos los monjes, los huéspedes y unos pocos visitantes que se arriesgaron a venir a esa hora (8 p.m.). El hermano encargado de la celebración, después de las lecturas y alguna reflexión, moderó la oración de los fieles enunciando primero él sus propias peticiones y dejando espacio libre para peticiones espontáneas. Entonces, una mujer, con voz fuerte, casi varonil, hizo la siguiente petición:

Señor, tú eres todopoderoso,
tú lo puedes todo,
sólo tú puedes darle la paz a Colombia,
la paz que Colombia necesita:
¡ACTÚA!

A mí me dio taquicardia, quedé como en shock, ante lo que acababa de escuchar, y no sabía por qué. Terminé la jornada preocupado y pensativo, con cierto sabor amargo en el alma.
.

3. "El indio acata a los tres días", decimos en nuestra tierra. Es decir que al indio lo engañan y no se da cuenta sino después.

Aquí el indio era yo. No sé si demoré tres días, o tres semanas, o tres meses. El caso es que en algún momento recibí una inspiración del Espíritu Santo que me reveló el significado de aquella petición, algo así como la traducción de lo que había escuchado el Jueves Santo:

Señor, tú eres todopoderoso,
tú lo puedes todo,
sólo tú puedes darle la paz a Colombia,
la paz que Colombia necesita:
¡ACTÚA, viejo hijueputa!

¿Será que Dios es un "viejo hijueputa" que no le da la gana de actuar y está dejando que nos matemos y acabemos con todo en este lindo país?

4. Caí entonces en la cuenta de quién es Dios y cómo actúa. El Padre de nuestro Señor Jesucristo es un Padre amoroso, es todo bondad y ternura, es lo mejor de mí mismo... habita lo más íntimo de mí mismo. Habita en cada uno de sus hijos.

No está por allá arriba en los cielos, lejos de nosotros, despreocupado de nosotros, o muy preocupado de ver cómo nos hace sufrir y aguantar, enviándonos calamidades desde allá para probar nuestra fe, etc.
.

5. Desde esa toma de conciencia, que recapituló todo lo que yo había experimentado hasta entonces, que recapituló mis dudas, las incoherencias de la doctrina en que yo creía, se hizo posible que cambiara mi manera de orar, en concreto la "oración de petición".

Ya no le pedía a Dios que enviara desde el cielo la paz que sólo él puede dar porque es todopoderoso, o que curara a un enfermo, o que le diera trabajo a un desempleado, etc.

¡Nada de eso puede hacer él! ¡Nada tiene que ver él con la guerra, el conflicto, el que a alguien le dé una enfermedad, o que alguien se cure, o que alguien consiga trabajo o lo pierda!

Sería un dios muy injusto enviando a unos una cosa y a otros otra. Aliviando a un enfermo y dejando a otro enfermo que se muera en medio de atroces sufrimientos.

Ahora cuando "pido" por la paz de Colombia, más que pedir, le expreso a mi Padre, a mi ABBA, a mi papacito lo que más deseo. Él ya nos dio la paz... la llevamos todos en el corazón porque Dios habita en el corazón de cada uno. Entonces le digo: "¡Que todos los colombianos seamos agentes de paz por el diálogo, la reconciliación y la justicia social!"

El Dios OMNIPOTENTE, el TODOPODEROSO... es el Dios NADA PODEROSO.
.

Nada puede hacer si nosotros no se lo permitimos. Habrá paz si nosotros dejamos que la paz de Dios que ya está en nosotros fluya por nuestra vida.

O si he de rezar por un enfermo: "Que fulano de tal, que ha pedido que oremos por él, y todos los demás enfermos, experimenten la fortaleza y el consuelo que tú les das en medio de su fragilidad".

6. Para terminar, para entender todo esto, sería bueno trascribir aquí lo que escribió el gran teólogo español Andrés Torres Queiruga al final de su libro (breve y que se puede bajar de internet) "Creer de otra manera":

//Como no queda ya espacio para grandes elucubraciones, prefiero terminar con la anécdota contada por un autor brasileño (1). Alguien me la sugirió, escuchando de mí este tipo de ideas. A mí me ha ayudado y pienso que puede aclarar lo dicho más que muchos discursos teóricos:

-- ¿Rezas a Dios, pequeño?

-- Sí, cada noche

-- ¿Y qué le pides?

-- Nada. Le pregunto si puedo ayudarle en algo.
.

Ayudar a Dios, colaborar con Él, echarle una mano en su afán por ayudarnos. ¡Qué extraño de entrada y que justo y precioso de fondo!

Si somos capaces de situarnos así ante Él, no sólo cuando descubrimos un dolor o un problema en el mundo, sino incluso cuando notamos nuestras carencias y nuestros fallos, estaremos orientando el espíritu en la dirección adecuada.

En la de un Amor que nos sobrepasa hasta sernos imposible creer de verdad en él, que no quiere otra cosa a no ser que "todos los hombres se salven" (1Tim 2,4), que solicita nuestra colaboración, y que incluso en los fallos, cuando nos condenamos a nosotros mismos, "Él es más grande que nuestro corazón, y conoce todo" (1Jn 3,20)//.
.

Humberto Rincón Fernández
Monje Benedictino
Abad del Monasterio Santa María de la Epifanía.
Guatapé (Antioquia)
.
_____________________

(1) Luego he podido comprobar que la cuenta J.L. Martín Descalzo, Razones para vivir, Madrid 1990, 168.
.

NOTA del Blogger:

Casi todas las "oraciones oficiales" dicen de una u otra forma:
¡ACTÚA, ACTÚA, ACTÚA! Es decir, se dirigen al inexistente "dios jueputa", en vez de fortalecernos y motivarnos a ACTUAR y CONSTRUIR NOSOTROS el Reino en este mundo desde el Dios que nos habita e impulsa.

¿Qué haremos los fieles?

Solo se me ocurren dos cosas:

1. Aprender a ORAR de otra manera y a un Dios real (mucho he escrito sobre el verdadero rostro de Dios, revelado en el Evangelio).

2. Insistir "a tiempo y a destiempo" (2Tim 4,2) a nuestros "clericales guías" que se conviertan al Evangelio y nos alimenten con sano alimento y no con sucedáneos: "apacienta mis ovejas" (Jn 21,17).

Sin ningún miedo, porque dice el Evangelio:

"¡Qué bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas! Así está escrito:

´Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan es inútil, porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos´ (Is 29,13).

Dejáis de lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres" (Mc 7,6).

.


.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Aquí tienes mi nuevo Libro en formato digital.

Son 5 fascículos independientes. Puedes pedir los que quieras a jairoagua@gmail.com y los recibirás en tu correo-e gratuitamente.


.


Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Antonio Llaguno 14.09.18 | 12:09

    Y tal y como puedes comprobar te ha contestado, empleando como "argumento" un artículo del famoso ex protestante (y ex algunas cosas siniestras más) LFPB que ya en su día trató de que te quitaran responsabilidades parroquiales (como buen inquisidor que es) simplemente por tener dos dedos de inteligencia y no creer en las mismas supersticiones que él.
    Ciertamente hago bien en leerlos lo mínimo posible.
    Son útiles en catequesis. Yo los uso a menudo, pero para exponer la vertiente más siniestra, errónea y triste en que puede llegar la religión cuando se la reviste de artificio y superstición.
    Solo les falta defender que la Tierra es plana y el Sol gira en torno a ella.
    Pero ya sabes: Ladran, luego cabalgamos.

  • Comentario por Jairo [Blogger] 13.09.18 | 22:22

    .
    Amigo Antonio: Al fin no he resistido la tentación de poner este comentario en la Seudocatólica:

    "Por desgracia, miran pero no ven y escuchan pero no oyen, no sea que se conviertan..."

    Este jovencito debe de decir esto por la Web en la que escribe, sin darse cuenta, el pobre, si mata, espanta o escandaliza.

    Lo que es SEGURO es que CALUMNIA. Pero su MORAL catoliquísima NO le permite ver el tablón de sus ciegos ojos.
    .

  • Comentario por Antonio Llaguno 13.09.18 | 15:56

    Amigo Jairo, has vuelto a llamar la atención de la Inquisición.
    No suelo pasarme mucho por las páginas reaccionarias de la Iglesia pero ayer pude ver que uno de los blogueros de cabecera de Infocatólica, el ínclito Bruno Moreno, ha utilizado tu último artículo para poner a parir al abad que citas.
    Lo hace incluyendo un link a tu página (supongo que sin tu permiso) y permitiendo que toda la jauría de inquisidores que suelen participar en su página se despachen a gusto no contigo (aunque sí con lo que defiendes) sino con el abad citado de forma no solo inquisitorial sino acercándose a la amenaza y ¿al delito?
    Incluso uno de los responsables de esa web (al que seguro ya conoces), el Sr. Luis Fernando, quién increíblemente se define a si mismo como "apologeta" a pesar de no tener ni el bachiller terminado, afirma en un "comentario" que hay que echar de la Iglesia a gente como tú y el abad en cuestión.
    Pues bien, le reto a que nos eche.
    Por favor !Échenos! A v...

  • Comentario por MARIA MAGDALENA ORA PRO NOBIS 12.09.18 | 17:49

    Es un testimonio extraordinario. Estoy totalmente de acuerdo en que a Dios no hay que pedirle nada. Es absurdo. Antes de pedir, Él ya sabe lo que hay que dar. Oedir qué? Si nos diera todo lo que pedimos, no nos moriríamos nunca. El mundo puede parecer injusto, pero en esa injusticia hay uns Justicia que tal vez lleguemos algún día a conocer. Mientras tanto, simplenente estemos con Dios. En lo bueno y en lo malo, él esta con nosotros. Eso es lo único que importa. No pedir. Con todo, yo le pido a María Magdalena que ruegue por nosotros. Pero es una petición global y abierta. No pido nada para mí ni para nadie.

  • Comentario por saruce 09.09.18 | 19:21

    Entre otras ideas que llegan a mi mente, todas ellas con buena voluntad, y mucho respeto, llego a la conclusión, quizás errónea, pero satisfactoria para mí, de que la oración más correcta a Dios consiste en reconocer la humildad del orante con respecto a la magnificiencia, la majestad, y el amor de Dios.
    Si nos dirigimos a cualquier persona humana, personaje social de ringorrango, o pobre sin recursos de ningún tipo, establecemos un protocolo que la educación recibida, o la veteranía, y la experiencia en la vida, nos ofrece adecuadamente.
    Pero para dirigirnos a Dios, mi perfecto desconocido, solo me baso en lo que dijo el Maestro, Jesús de Nazaret, que le hablemos como a un padre.
    No que le hagamos promesas, no que le exijamos esto o lo otro, no que le citemos en el bar de la esquina...
    Sin subterfugios, mostrando nuestro amor por los demás, y por supuesto, sin tonterías.
    Un abrazo

  • Comentario por Joseto 08.09.18 | 19:35

    Según mi opinión, el Autor no ha perdido la fe en Dios, sino que -como consecuencia de su fe adulta- ha modificado su imagen de Dios. Así su oración no se dirige a un Dios milagrero, que a base de plegarias, insistentemente repetidas, suelta algunas migajas a sus hijos. Ahora, nos toca a nosotros "redimir al mundo" y no esperar a otro Mesías, porque el Reino de Dios ya ha llegado y nos corresponde a nosotros hacerlo presente.
    Aquel viejo Señor, distante y todopoderoso, habita en nosotros y quiere que todos se salven contando con nuestra libertad. Pienso que cada uno percibe a Dios como un ser personal, al que nos dirigimos con fe adulta.

  • Comentario por Antonio Manuel 08.09.18 | 14:17

    Dijo Jesús... "O hay acaso alguno entre vosotros que al hijo que le pide pan le dé una piedra; o si le pide un pez, le dé una culebra? Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que se las pidan! «Por tanto, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros a ellos; porque ésta es la Ley y los Profetas.". (Mateo 7, 7-12).
    En este blog se hace referencia a muchas oraciones, pero nunca he leído que su autor se haya referido al Padre Nuestro. Y ahora que el Papa Francisco es autor de un libro en el que reflexiona sobre la oración origen de todas las demás, sería un buen momento.

  • Comentario por Pedro 08.09.18 | 08:59

    Muy bien. Estoy de acuerdo.
    En el Padre Nuestro pido iluminación y salud para conseguir el pan de cada dia.
    Lo demás (viento, lluvia, sol, etc) no depende de mí.

  • Comentario por Joaquín 07.09.18 | 12:49

    El autor de este artículo ha perdido la fe.
    Yo por mi parte seguiré pidiéndole cosas a Dios tal como Jesús nos enseñó y tal como lo vemos en los Evangelios. Y no pienso quitar del Padrenuestro la petición del pan nuestro de cada día, ni la de que no nos deje caer en la tentación ni la de que nos libre del mal.

  • Comentario por Pepe Jacobo 07.09.18 | 09:42

    Pues vaya pifia de dios es el idolo de este abad y de Jairo. Si el Reino tenemos que construirlo nosotros, haciendo un mundo mas justo, pues han pasado 2000 años y yo no he visto nada.
    La realidad es que el Reino ya esta entre nosotros; lo quieran y lo vean Jairo y el abad o no. Si ellos prefieren construir un reino, pues ale, ya muchos lo han hecho, seguro que si lo consiguen estarán muchas cosas muy bien, no lo dudo; pero también habrá muchas cosas mal y sufrimientos y tarde o temprano se derrumbará. Y además el abad debería dejar el monasterio porque eso no casa mucho con ser monje la verdad.

  • Comentario por María Esther Mimenza Martínez 05.09.18 | 02:03

    Me encantó. porque me da la esperanza de que la iglesia se esta renovando . En lo que a mi respecta yo platico con mi Padre , amigo , hermano, somos confidentes. Él es mi todo. Lazos de unidad,; la religión no basta Dios tiene que estar en lo íntimo de nuestro ser.

  • Comentario por Antonio Manuel 03.09.18 | 18:48

    ¿Alguien puede creer que la Iglesia Católica culpa a Dios de los males materiales que afligen al ser humano?.
    Haría bien el monje en enseñar y orientar a la mujer, antes que acusar de incoherente a la doctrina "que él conocía", y ¿cuál era esa doctrina?, ¿la de la Iglesia Católica?; si el monje lo cree así, debe pedir ayuda, su desorientación es grande.

  • Comentario por Ernesto Eraso 03.09.18 | 05:33

    me ha gustado el discernimiento espiritual que pones Juan lo mismo que lo adjuntado por el Abad del Monasterio de Antioquia de los Benedictinos en Colombia. Sea bendecida tu tarea. ¡Fuerte y fraterno abrazo!

  • Comentario por Manu 02.09.18 | 22:30

    Yo no quiero ser indiferente, ni paralítico, ni aposentarme en la prepotencia de mi verdad de papeles.
    No, yo quiero ser un tipo tan humilde como Jairo.
    ________________________

    Pues harás muy bien, querido Manu.

    Mi humildad consiste en hacerme consciente de que TODO lo he recibido, que mi luz debo ponerla sobre el candelero y no esconderla debajo de la cama, que mis pocos o muchos talentos debo trabajarlos para multiplicarlos y que todo lo que hago sea para bien de los hijos de Dios (aunque NO todos entiendan mis palabras y las tiren a la papelera con mi aplauso).

    La humildad de bajar la cabeza, confesarse pecador una y otra vez, rebajar la autoestima, aparentar ser pobre e ignorante, para que los otros te ensalcen... me parece pura hipocresía. Prefiero el camino de la SINCERIDAD y la LIBERTAD puestas al servicio de mis hermanos. Aunque algunos sientan envidia de mi "túnica con mangas"... Y me llamen "soñador"...

    En mi Blog tienes 2 preciosas meditaciones sobre la HUMILDAD. Leelas y medítalas. Te harán bien.
    .

  • Comentario por saruce 02.09.18 | 20:41

    No deseo presentarme como ejemplo de nada, y menos aún de buen cristiano, ni de persona sabia, pero creo que puedo aportar mi humilde experiencia de veterano en la fe en Dios, personalidada especialmente en Jesús, en su madre, María, y en muchas ocasiones, en su padre putativo, José.
    Como mi desconocimiento de Dios es bastante acentuado, podéis deducir que poco puedo precisar acerca de las personas de Dios Padre y del Espíritu Santo.
    Pero creo las palabras de Jesús en los Evangelios, creo en su mensaje de amor, creo en la hermandad de los seres humanos, y también creo en Dios como padre amoroso, compasivo y misericordioso.
    Y aunque a algunos les resulte poco menos que una inutilidad, suelo "hablar" con Dios, con María y José, y normalmente mis palabras suelen ser de agradecimiento y de petición de ayuda.
    Quizás no he llegado a intimar con Dios, ni establecer una buena amistad, pero creo que mi fe y mi amor proceden de Él.

  • Comentario por Javier Solís 02.09.18 | 16:54

    Padre:¡Gracias por esas "palabras de vida eterna". En mi juventud ejercí elsacerdocio con la fuerza de un volcán hasta provocar el rechazo del arzobispo de San José de Costa Rica. Curiosamente comprobé que el pueblo fiel, pobres y ricos, buscaban a un dios que no fuer el viejo hijueputa ese, menos el clero y menos os monseñores vestidos de morado.A mis 81 años, sigo en lamisca tarea -sin mismo canonice obviamente. La clerecía nacional no tiene fe, solo buscan la vida cómoda, el dinero.... compañado de la lujuria, como en los siglos 17 y 18 en Roma y Europa. Pero elresiduum populi se levantará . No sé si llego a gozarlo en esta vida. Un abrazo lleno de entrega a su tarea. js

  • Comentario por Antonio Llaguno 02.09.18 | 15:40

    Prepárate Jairo para recibir barbaridades.
    No lo van a entender.
    Me encantó la oración del brasileño/Martín Descalzo.
    Te la cojo prestada.

  • Comentario por Miren Begoña Sánchez Aranzeta 02.09.18 | 14:07

    Me gusta lo que escribe Jairo del Agua. Muchas gracias!

Domingo, 23 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930