Blog de Jairo del Agua

¿A quién oramos? III - (La necia intercesión)

06.07.18 | 08:00. Archivado en Religión

.

(Esta parte es muy muy importante. No he podido cortarla y me ha salido muy larga. Podéis leer por separado cada apartado con provecho. Perdonadme.)

.

Quien intercede pretende recordar a Dios "sus deberes" o que un enchufado se los recuerde. Es decir, pretende instruir a Dios y se muestra más misericordioso que Él, puesto que el "intercesor" SÍ se acuerda de hacer misericordia.

El "intercesor" se considera bueno y misericordioso (y seguramente lo es). Pero con su oración manifiesta que el Dios al que reza ya no es tan bueno y misericordioso, puesto que necesita que alguien le empuje a hacer misericordia. Considera que uno o más intermediarios aduladores le convencerán.

Esto ya sería suficiente para calificar de "necia" tal práctica. Aquí podría dar por terminado este escrito. Pero insistiré un poco más por si quiebro la terquedad de la rutina en alguna conciencia.

Cuando oigo hablar de intercesión, me chirrían todos los goznes. "Interceder", en nuestra preciosa lengua española, significa "hablar en favor de otro para conseguirle un bien o librarlo de un mal".
.

1. La intercesión por alguien vivo

Cuando intercedemos por una persona nos comportamos como si Dios fuese un potentado, que no conoce a nuestro colega, y "se lo recomendamos" para que le haga algún favor. Estamos rebajando a Dios a la estatura de un "poderoso hombrecillo" y a nuestro amigo a la condición de "desconocido" en vez de "hijo".

¡Qué dos errores tan enormes! Si estuviéramos seguros de que Dios es Padre, que nos conoce y cuida uno a uno (“hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados” – Lc 12,7), que se vuelca permanentemente por mí y por el otro, nos daría vergüenza recomendar a alguien a su propio Padre.

Por eso la oración de intercesión me parece un disparate promocionado desde arriba (como tantas otras bárbaras antiguallas). Es una necedad de puro necio ("ignorante y que no sabe lo que podía o debía saber; falto de inteligencia o de razón; terco y porfiado en lo que hace o dice" RAE). Y no me da rubor alguno gritarlo a los cuatro vientos. Cuando se trata de orar por alguien, a lo más que llego es a musitar:"Señor QUIERO acogerle, amarle y apoyarle como Tú lo haces".
.

2. La intercesión de la Virgen y los Santos

Tampoco es real ni posible la intercesión de los Santos o de la santa Madre. No necesitamos intermediarios, recomendaciones, ni enchufes. (Aquí algunos me mandarán a hacer puñetas, pero les animo a seguir leyendo, salvo que sus "ideológicos y gregarios prejuicios" les hayan cegado).

Dios nos quiere más que todos ellos juntos porque su amor es infinito y el de ellos finito. No necesita que nadie se lo recuerde tirándole de la manga.

La gran ayuda de los Santos y de la Madre es su ejemplo. Son las montañas del horizonte que nos ayudan a orientarnos, los indicadores que jalonan y animan nuestro camino. A veces necesitamos besar el indicador agradecidos, incluso descansar a su sombra, pero es de necios agarrarse al indicador y dejar de caminar. Tan necio como intentar beber del cartel que te señala la Fuente. Tan necio como confundir al lazarillo con la Luz.
.

3. El origen de la intercesión

El origen de la intercesión me parece verlo -un caso más- en las adherencias judías del cristianismo y especialmente en el principio de expiación: "La Justicia siempre exige reparación". O expías tú o expía otro por ti. O ruegas tú o ruega otro por ti. Hay que saturar al Poderoso con méritos, reparaciones y súplicas para conseguir borrar su enfado y que nos sea propicio.

No hemos asimilado el rostro del Padre revelado por Cristo. No le hemos hecho ningún caso: "a vino nuevo, odres nuevos" (Mt 9,17), por eso hay tanto Evangelio vertido por el suelo.

Nos mantenemos atados al temor, a la medida, al "diente por diente". No nos hemos abierto al Dios Amor, al Dios Padre y Madre que nos busca insistentemente. Todavía pensamos que hay que enviarle poderosos emisarios, personalidades influyentes, repetidas solicitudes, para doblar su brazo y obtener su favor.
.

4. La intercesión a la inversa es la buena

Yo entiendo la intercesión a la inversa. Es el Padre el que nos llama, el que nos envía mensajeros y lazarillos que nos despierten y orienten.

Nuestra Madre, los Santos y cuantos nos quieren bien interceden ante nosotros con su ejemplo y sus palabras. Cuando nos acercamos a ellos nos gritan por dónde se regresa al Padre, nos convencen de la certeza de su amor. Nos repiten: "Haced lo que Él os diga" (Jn 2,5), por ahí se llega.

El favor de Dios está garantizado. No es necesario que nadie le empuje para que salga a buscarnos. Él siempre nos espera en el camino con los brazos abiertos y la mesa puesta. No lo digo yo -mero copista- lo afirma el Evangelio.

Nuestro Dios, el de Jesús de Nazaret, el de la "parábola del hijo pródigo" (Lc 15,20), no necesita intercesores. ¿Lo creeremos algún día? ¿O seguiremos creyendo a los curas antes que al Señor? Él mismo en su despedida nos lo dejó bien claro: "Yo no os voy a decir que rezaré por vosotros al Padre, porque el mismo Padre os ama, ya que vosotros me habéis amado y habéis creído que yo salí de Dios" (Jn 16,26).
.

5. La intercesión por los difuntos

¿Y la intercesión por los difuntos? Un disparate aún peor porque, además, lo han convertido en negocio.

¿Es decente decirle a Dios que recuerde? ¡Pero qué desmemoriado es ese ídolo, al que rezan los rutinarios, empujados por una liturgia indecente!

¿Y no es ofender a Dios el ponerle "deberes"? Menos mal que Él no se ofende por nada. ¿Será que los difuntos caen en la nada o en un fuego terrible y somos nosotros quienes tenemos que salvarlos?

Cuando alguien muere salta a los brazos de la infinita Misericordia. Ya no podemos hacer nada por ellos, traspasaron nuestras fronteras. Hay que socorrer y ayudar a los "vivos" y no a los "muertos". Acoger, consolar, acompañar, abrazar y ayudar a los que se quedan huérfanos, viudos, solos, doloridos por la ausencia del que se fue. Esa es nuestra misión cristiana. Nunca decirle a Dios que sea misericordioso. ¿Podrá olvidar cuál es su esencia?

Y si recordamos a nuestros muertos que sea para no olvidar su ejemplo y su sabiduría, perdonando sus errores. Eso es lo cristiano. Y jamás PAGAR por las oraciones de nadie. Eso es un grave pecado que se llama "simonía".

Si Jesús apareciese de nuevo iba a correr con un vergajo a los "guías ciegos" que han montado un negocio con los muertos. "In illo tempore" negociaban en las afueras del templo con palomas y corderos ("no hagan de la casa de mi Padre una casa de comercio" Jn 2,16). Nuestros contemporáneos lo han superado: Han metido el negocio en el templo y en el mismísimo altar. ¡Pobre Pueblo de Dios, cegado y sometido por unos "guías ciegos" absolutistas y embriagados de sí mismo!

"Guardaos de los maestros de la ley, a los que les gusta llevar vestidos ostentosos, ser saludados en las plazas, ocupar los primeros puestos en las sinagogas y que devoran los bienes de las viudas mientras aparentan hacer largas oraciones" (Lc 20,46).

Insistiré una vez más: Nuestro Dios no necesita mediadores, ni influencias, ni expiaciones, ni holocaustos, ni sacrificios, ni pagos para rescatar a los muertos. Somos nosotros los que necesitamos despertar de nuestra inconsciencia, de nuestro aletargado sueño, de nuestro complejo de esclavos.

Nuestro Dios es un Torrente, una Catarata infinita, la Atmósfera que nos da vida. Vivimos por Él, con Él y en Él, llamados por nuestro nombre, deseados, esperados, amados y abrazados... Nuestra tragedia es que no lo creemos, ni nos enseñan a creerlo. Huimos, vivimos escondidos como miserables cuando somos herederos enormemente ricos. Es realmente una tragedia, una enorme tragedia de la que podemos y debemos salir.
.

6. Abandonar la necia intercesión

Por tanto, ni intercesión, ni intercesores. Desde que lo he descubierto, mi relación con la Madre y los Santos es más cercana, más fluida, más amorosa. Ya no les pido, ni siquiera les hablo, les escucho y con ellos adoro: "Glorifica mi alma al Señor y salta de júbilo…" (Lc 1,46).

Ya no intento influir EN ellos, me dejo influir POR ellos. Me he dado cuenta que la oración no consiste en "pedir" sino en "abrir" a quien está deseando entrar.

Cuando se trata de orar por otro ya no "intercedo" -pretensión fatua- sino que me dejo empapar de fraternidad, amor, ayuda… hacia esa persona o grupo. Ahora sé que "el mismo Padre los ama", no necesitan influencias.

Cuando "vivo" el amor a una persona y se lo cuento al Señor, no consigo nada especial del Cielo. Solo consigo que mi amor se ensanche, crezca y se oriente a esa persona concreta.

Si esa persona está presente en mi vida, sin duda notará mi amor en múltiples detalles (trato, sonrisa, apertura, paz, escucha, apoyo, luces, etc.). ¡Mi oración ha sido eficaz! ¡He ayudado al otro!

Si esa persona está ausente, la fuerza de mi amor le llegará secretamente. Las vivencias espirituales se transmiten a más velocidad que la luz. Si la telepatía -por ejemplo- está demostrada, ¿cómo no creer en las energías espirituales?

Cuentan que las lágrimas de santa Mónica conmovieron a Dios y le concedió la conversión de su hijo Agustín. ¡Totalmente falso! Fue el amor y la insistencia de una madre lo que movió al hijo a abrirse al Dios que su madre reflejaba. Y, ya se sabe, en cuanto Él encuentra un resquicio… nos inunda.

Disparata quien afirma que "arranca" favores a Dios. Nada hay que arrancar, lo tenemos todo pre-concedido porque Él está pirrado por nosotros. Somos nosotros los que tenemos que "arrancarnos" de nuestra necedad e indolencia para caer en sus brazos.

Pretender "transformar" o "conmover" a Dios para que nos sea favorable es un tremendo error y una infantil idolatría. Somos nosotros los que debemos transformarnos en "su imagen y semejanza" (nuestra identidad profunda) y conmovernos ante el bien que evitamos y el mal que promovemos o no frenamos.

La verdadera oración se nota en esta sencilla ecuación: oración = transformación. Cuando decididamente busco que el bien me inunde, estoy creciendo yo y llamando al corazón del otro. Si abre, mi oración será eficaz también para él.

Cuando la oración hace crecer el bien en mí, redunda en el retroceso del mal en el otro. Cuando ambos nos sumergimos en el Bien, la oración nos convierte en racimo que madura al Sol. Es la "comunión de los santos", "vencer el mal con abundancia de bien" (Rom 12,21).

La oración por otro no es un triangulo: YO suplico al CIELO para que ayude al OTRO. Más bien es una conexión horizontal entre YO y el OTRO. Se parece a ese infantil juego del agua en el que cargamos nuestros globos o juguetes en el mar y nos empapamos con algazara el uno al otro . El frescor y la caricia del agua nos empuja a sumergimos con alegría en el inmenso Mar cercano, siempre abierto y disponible.

La oración -toda clase de oración- o es transformante o no es NADA. Por eso es esencial preguntarse:

- ¿A quién estoy orando? ¿Con quién conecto?
- ¿Con el lejano "ídolo cicatero" al que pretendo arrancar algún favor?
- ¿O con el Dios Torrente cuyo amor gratuito se está volcando permanentemente sobre mí?
.

7. La buena intención del Pueblo

Alguna vez me ha interpelado alguien y me ha dicho: Eres un bruto hablando y escribiendo estas cosas. No tienes en cuenta la "buena intención" de los sencillos fieles.

A lo que suelo contestar: ¿Y dónde está la erudita buena intención de los "sabios y entendidos" que guían al Pueblo? ¿Es que son más tontos que yo? A esto ya no me suelen responder.

Pero lo más grave no es eso. Lo gravísimo es que la "buena intención" NO basta, de ninguna manera basta. Es básico identificar a quién oras, a qué Dios te estás dirigiendo. ¿Al Abba de Jesús o a ídolos varios?

Con "buena intención" rezaban y sacrificaban a los dioses del Olimpo. Con "buena intención" adoraban al sol muchos terrícolas. Con "buena intención" se sacrificaban vírgenes y niños en distintos pueblos y épocas. Con "buena intención" quemaban los inquisidores a seres humanos. Y hoy mismo, con "buena intención" se practica el terrorismo religioso…

Y, sobre todo, lo más importante para los cristianos:

Con un celo exquisito y "buenísima intención" crucificaron al Señor unos guías religiosos totalmente legales y ortodoxos. Pero los cristianos judíos se lo atribuyeron (y seguimos atribuyendo hoy con nuestros "guías ciegos") a la "expresa voluntad del Padre"… ¡Qué disparate!

Hoy mismo los guías de nuestra Iglesia con "buenísima intención" -no me cabe duda- conducen al Pueblo por oscuras cañadas.

Con prepotencia porque no escuchan a los fieles laicos, con absolutismo porque imponen sus "verdades erradas" (a la luz de una mínima inteligencia), con pertinacia y rutina porque no hay visos de que quieran cambiar.
.

¿Ante esto qué debo hacer YO con mi "buena intención" de mínimo fiel laico?

¿Seguir a los crucificadores o al Crucificado?

"Se cumple en ellos la profecía de Isaías: Porque el corazón de este pueblo se ha vuelto insensible; se les han embotado los oídos, y se les han cerrado los ojos. De lo contrario, verían con los ojos, y oirían con los oídos, entenderían con el corazón y se convertirían, y yo los sanaría" (Mt 13,15 - Is 6,9).

La buena intención NO basta. De ninguna manera basta.

Hay que VER y OÍR. Seguir al Espíritu Santo que te empuja desde dentro con inteligencia y libertad. No somos esclavos, sino "hijos de Dios", incluso frente a nuestros Jerarcas religiosos.

.

.

.

.

Aquí tienes mi nuevo Libro en formato digital.

Son 5 fascículos independientes. Puedes pedir los que quieras a jairoagua@gmail.com y los recibirás en tu correo-e gratuitamente.


.


Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Antonio Llaguno 17.07.18 | 10:17

    Pedro.
    Lo que yo creo es que lo único que un cristiano fiel puede pedir a Dios es "que se haga su voluntad"
    Y luego darle gracias.
    Esa es la oración cristiana de verdad.
    y eso que en mi vida, he experimentado varias veces la "intercesión de Dios".
    Pero independientemente de que yo se lo pidiera, con el tiempo ves que es que esa era la voluntad de Dios.
    Dejarse llevar por Él y dar gracias.
    Y todo lo demás, no sobra, pero aporta muy poco.
    Hacer de la vida de uno una alabanza a Dios y una acción de gracias.
    Decía un misionero congoleño que conocí en Taizé hace años que "el amor no existe, solo existen las pruebas de amor"
    Pues eso, la oración consiste en amar a Dios y dejarse amar por Él.
    y eso solo se consigue amando al prójimo. (incluso a Antonio Manuel, sí)

  • Comentario por Antonio Llaguno 17.07.18 | 10:11

    Antonio Manuel, no es que no poseas mi inteligencia (que es la mía en cualquier caso), es que no posees ninguna.
    Y abundando en las tonterías que usted escribe, ¿Cuál es el problema de no ser católico (o más bien de no ser lo que los ultras definís como católico)?
    ¿Me va a llevar eso al infierno?
    ¿Es usted uno de esos inquisidores que dicen que "Extra eclesiam nula salus"?
    ¿Está usted diciendo que estas personas (que no eran católicas) han sido condenadas al fuego del infierno?
    - Martin Luther King - protestante
    - Mohandas Ghandi - indú
    - Frére Roger de Taizé - protestante
    - Oskar Schindler (el de la lista) - protestante
    - Salah Farah (se interpuso entre terroristas islamicos y los viajeros de un autobus para evitar la separtación y asesinato. Fue asesinado por ello) - Musulman
    - Desmond Tutu - Protestante
    - Steve Biko - "Religión africana"
    No señor Antonio Manuel, no soy lo que usted llama "católico".
    Como ...

  • Comentario por Pedro 16.07.18 | 20:41

    ¿Qué tiene que ver esto con la oración tradicional de petición?

    Absolutamente todo.

    Rezar por las necesidades propias y las de los demás es parte esencial de la fe cristiana. El Evangelio y el resto del Nuevo Testamento dan testimonio de ello

  • Comentario por Antonio Manuel 16.07.18 | 18:14

    Dice el Sr. Llaguno, con la chulería característica, ¿ Y qué ?.
    Pues nada, siga con lo suyo. Y sepa que estoy muy contento de no poseer su inteligencia.

  • Comentario por Antonio Llaguno 16.07.18 | 15:33

    Pedro escribió:

    "Pedimos sustento -pan nuestro de cada día-, pedimos perdón, pedimos no caer en la tentación y pedimos ser librados de todo mal."

    ¿Y que tiene que ver esto con la oración tradicional de petición?
    Te has olvidado de la petición más importante del Padrenuestro: "¡¡¡Hágase ti voluntad!!!"
    En ella esta todo dicho.

  • Comentario por Antonio Llaguno 16.07.18 | 15:29

    Ya que de oracion hablamos, así debió sonar hace 2000 años el padrenuestro en boca del Maestro:
    https://www.youtube.com/watch?v=N93li9Djnpg&feature=youtu.be
    Es solo un regalo

  • Comentario por Pedro 16.07.18 | 13:37

    En el padrenuestro pedimos por nosotros. Pedimos sustento -pan nuestro de cada día-, pedimos perdón, pedimos no caer en la tentación y pedimos ser librados de todo mal.

    Pero es que además, el evangelio es una constante muestra de peticiones a Dios. Y Cristo puso como ejemplo a la viuda que no deja de insistir en pedir justicia a un juez injusto.

    Interceder por los demás es una de las condiciones esenciales para ser cristiano. Y este señor dice que es una necedad.

  • Comentario por Antonio Llaguno 16.07.18 | 09:33

    Pedro,
    si lees con atención el Padrenuestro verás que el pensamiento de Jairo es totalmente coherente con la oración del Maestro.
    No pide nada concreto, sino hacer la voluntad de Dios y la subsistencia cotidiana (podía haber pedido que le tocara la lotería) y que esa voluntad se haga en nosotros.
    Le glorifica y adora.
    Establece un compromiso NUESTRO con Él (así como nosotros perdonamos...) y pide que nos libre del mal.
    No veo incoherencia con el estilo de rezar de Jairo.
    Mire, le contaré un cuento: Cuando iban a canonizar a Don Bosco, el promotor de la fe preguntó al viento ¿Cuándo rezaba D. Bosco? Lo que el Papa zanjó contestando ¿Cuándo no rezaba D. Bosco?
    Así le gusta rezar a Jairo. Y yo le envidio.


  • Comentario por Antonio Llaguno 16.07.18 | 09:26

    La platónica dualidad cuerpo-alma es una de las cosas que más daño ha hecho al pensamiento cristiano original y es fuente de religiones tan perniciosas para la salud mental como el gnosticismo.
    Sí. Dejé la catequesis....después de 30 años de catequista y de más de 300 jóvenes acompañados en la fe. No es mala cifra.
    No. No comparto las enseñanzas oficiales de la iglesia. ¿Y sabe por qué? Porque Dios me regalo una inteligencia y compartir en el siglo XXI algunas enseñanzas oficiales (por ejemplo el relato del Génesis) es despreciar la Inteligencia, es decir hacer mal uso del regalo de Dios.
    Y en cuanto a los años del papa polaco. Quizás para usted hayan sido luminosos. En mi opinión sumió a la Iglesia en un oscurantismo propio del Siglo XIII.
    Tuvo cosas buenas (alguna encíclica social), pero hizo mucho daño al pensamiento libre y realmente cristiano.
    Es mi opinión. Si esto quiere decir que no soy católico, no lo soy.
    ¿Y qué?

    Fin de la cl...

  • Comentario por Antonio Llaguno 16.07.18 | 09:20

    Querido Antonio Manuel, vamos por partes (que diría el amigo Jack), siento tener que explicar esto. De verdad cería que eras más inteligente.
    Ser católiuco me la pela porque Cristo no fue católico (fue judío) y los primeros apóstoles tampoco.
    Unos dicen que la Iglesia se denomina a si misma Católica (que significa Universal), a partir del papa Clemente (año 95 aprox. y otros que a raíz de la condena del marcionismo, primera herejía importante.
    Ser "católico" es un apellido y a mi (manías de uno) me interesan los nombres, es decir "Cristiano", ·seguidor de Cristo".
    El alma es un concepto platónico (griego) no cristiano ni judío, por supuesto. Los judíos, ni siquiera los fariseos que sí creían en la resurrección, no creían en algo llamado alma. Los reñatos de la Resurrecciónndel Maestro, son de un resucitado en cuerpo, en carne y en el Credo, afirmamos creer en la resurrección de la carne no del alma.

    Sigue la lección en otro comentario.

    ...

  • Comentario por Pedro 13.07.18 | 22:17

    Ahora voy a analizar la tesis del artículo. Si le he entendido bien, no debemos pedir a Dios nada en favor de otros. Y la razón es que Dios sabe lo que es lo mejor para todos y no hace falta que se lo pidamos.

    Me equivoqué preguntando a qué iglesia evangélica pertenece Jairo. No hay un solo protestante capaz de argumentar así.

    En realidad, si no debemos rezar por otros, ¿a cuento de qué debemos rezar pidiendo algo para nosotros mismos? Dios ya sabe lo que nos conviene sin que se lo pidamos. Por tanto, dejemos de rezar pidiendo cosas.

    Me pregunto por qué Jesucristo enseñó el Padrenuestro. Según Jairo, no hacía falta.

  • Comentario por Antonio Manuel 12.07.18 | 22:21

    Ser o no ser católico se la "pela".
    Salvar el alma, si es que existe tal cosa.
    Dejó la catequesis de su parroquia, pero le siguen dando la comunión.
    No comparte las enseñanzas oficiales de la Iglesia.
    Los años oscuros del papado Wojtila.
    ...
    No se preocupe señor Llaguno, desde luego no engaña usted a nadie. Y si todo se la "pela", ¿ porqué le preocupa a usted Dios, la Iglesia Católica, etc.?

  • Comentario por Pedro 12.07.18 | 18:52

    Yo no soy guardián de nada. Ni siquiera he dicho si soy cristiano y católico. Lo único que reclamo es coherencia. Quien escribe lo que el señor Jairo no puede pretender ser católico. Y mucho menos acusar de fariseos a quienes señalan algo tan evidente.

  • Comentario por Antonio Llaguno 12.07.18 | 11:41

    Periquín acusar a Jairo de soberbio y victimista es solo muestra de que no conoces a Jairo.
    Hay que ser muy valiente para defender sus criterios durante tantos años, especialmente durante los años oscuros del papado de Wojtila durante los cuales también defendió Jairo estas posturas.
    Y le recordaré, que a diferencia de ustedes, guardianes de la verdad y la sacrosante tradición, los pobres herejes como Jairo o como yo mismo nunca hemos tildado a los carcas de herejes o los hemos enviado a la hoguera.
    Ustedes a nosotros sí.
    Y menos mal que vivimos de nuestro esfuerzo laboral porque si hubiéramos sido como esos honestos teólogos a los que el cancerbero bávaro del papa polaco suspendió como enseñantes y escribientes (Rahner, Kung, Boff, Gutierrez, Sobrino,...) nos habrian ustede socndenado además a la miseria y al hambre.
    No señor Perico, no. No somos víctimas. Estamos hartos de persecuciones pero no somos victimas.
    Porque no hay más dicha en la vida que...

  • Comentario por Antonio Manuel 11.07.18 | 21:53

    Comentario por Jairo [Blogger] 11.07.18 | 19:49. ESTE COMENTARIO NO PUEDE SER DEL BLOGGER JAIRO. Es demasiado ruín.
    Espero que lo desmienta.

  • Comentario por Pedro 11.07.18 | 21:38

    Jairo, arremete usted contra las enseñanzas de la Iglesia Católica y luego se hace la víctima acusando de farisesos a los que le dicen que no es católico.

    Detrás de tanta fachada beata en su discurso, apenas hay algo más que un alma enferma de soberbia.

  • Comentario por Jairo [Blogger] 11.07.18 | 19:49

    .
    Traducción evangélica del comentario de Amanda y algún otro católico "pata negra":

    "Te doy gracias porque no soy como los demás seres humanos: estafadores, injustos, adúlteros; ni como ese publicano de Jairo y demás cuadrilla.

    Yo soy judía judía del Pueblo elegido. Y seguiré a pies juntillas las indicaciones de los escribas y fariseos de mi tribu. Por supuesto gritaré "¡crucifícale, cricifícale!" cuando me lo indiquen. Yo siempre sigo lo que me mandan porque soy súper buena..." (Lc 18,11).

  • Comentario por Antonio Llaguno 11.07.18 | 16:43

    Queridos amigos.
    No puedo hablar por Jairo pero yo no engaño a nadie.
    Yo no he dicho que yo sea católico.
    Entre otras cosas porque con todo el respeto del mundo, ser o no católico "me la pela"
    Quien piense que la salvación de su "alma" (Si es que existe tal cosa) depende del apellido con que acompañe su condición de discípulo del Nazareno, patina.
    Hace tiempo que dejé la catequesis en mi parroquia (De forma cordial y amistosa. Aún siguen dándome la comunión) porque no podía compartir las "enseñanzas oficiales" de la Iglesia Santa Católica y demás.
    Por tanto Srta. Amanda. No se lleve usted a engaño si se engaña es porque quiere ver fantasmas donde no los hay.
    El dilema está en si es lo que pensamos los progresaurios como yo o lo que piensan los carcarodontes como usted lo que realmente predico Jesús.
    ¿Está usted segura de su prédica?
    No creo.
    Pero ahora que no nos oye nadie le diré que da igual.
    No importa que usted crea o no en Dios, lo que importa es que Dios cree en usted (mola ¿eh?).

  • Comentario por Antonio Manuel 11.07.18 | 12:08

    Aparece otra, Amanda (si no es un "troll" que bromea con esto) que juzga la conciencia de otros.
    Por si tiene la duda, le diré que soy creyente en Dios, Padre para los cristianos, en Jesús, Dios encarnado como humano , y en la Iglesia Católica (Universal) como comunidad de creyentes en Jesús y su Evangelio.

  • Comentario por Amanda 11.07.18 | 02:22

    A mí no me importa que Jairo y Antonio Manuel no sean católicos.
    Como se suele decir, hay gente pa tó.
    Pero es importante que no engañen a nadie.

  • Comentario por Pedro 10.07.18 | 20:20

    Señores, esto es muy simple. Jairo va por libre. Como tantos otros a lo largo de la historia. Pero entonces no tiene sentido que pretenda ser católico, porque eso supone aceptar una serie de dogmas.
    A mí me pareció que era protestante por lo que escribe en este artículo. Por eso le pregunté. Y como me respondió que era católico, le dije que no tiene sentido que pretenda serlo creyendo lo que cree.
    Y no hay más.

  • Comentario por Antonio Manuel 10.07.18 | 00:45

    Jesús, como judío, era observante y practicante de su religión. Jesús denunciaba con vehemencia la hipocresía de ciertos grupos religiosos que imponían normas que ellos no cumplían y/o les beneficiaban y que nada tenían que ver con la voluntad de Dios. Lo que Jairo dice aquí no se concilia bien, en mi opinión, con la enseñanza de Jesús. Jesús hacía lo que hacía porque Él era Dios, y su juicio era verdadero, porque no era su juicio humano, sino el del Padre; Jesús hacía la voluntad de Dios. Jesús repitió muchas veces esta circunstancia. Las acusaciones de Jesús eran verdad, ya que Él es la Verdad. Nuestros juicios pueden ser temerarios y dolosos. El pensamiento crítico nada tiene que ver con la soberbia de considerarse suficiente y en posesión de la única verdad -esta verdad solo es humana- permitiéndome prejuzgar las intenciones de los demás y de manera especial de aquellos que tienen responsabilidades en la Comunidad Católica.

  • Comentario por Karl 10.07.18 | 00:07


    Las declaraciones de los venerables y ociosos progresaurios que pululan por esta web cada vez son más sorprendentes. Veamos, el tal Jairo:

    - no cree en la redención mediante la Cruz; el dolor de la Cruz no salva
    - no cree en la oración del intercesión
    - no cree en las oraciones por los muertos,
    - es un iconoclasta en cuanto a las imágenes religiosas y los templos
    - los curas deben desaparecer, por lo visto; y con ellos, todo el planteamiento jerárquico de la Iglesia
    - rechaza el ayuno y la mortificación corporal
    - etc.
    Y, lo más llamativo, siente un rechazo demoníaco hacia la Cruz.

    Pero, oigan, le preguntan en su blog si es protestante, y va el tío y sale con: "Pertenezco a la Iglesia Católica Apostólica y Romana".

    Y yo, claro, soy primera bailarina del Bolsoi.

    Porque, ya saben, últimamente lo que eres no es lo que eres, sino lo que sientes o eliges ser, aunque no lo seas. O algo así.

  • Comentario por Alberto 09.07.18 | 19:15

    Creo que Pedro debe ser nuevo por aquí.

    Tiene razón Antonio Llaguno: Jairo es un "cristiano" digamos "genérico", sin apellido, como suelen ser los blogueros y articulistas de Religión Digital, y como suelen serlo también sus adeptos (como Llaguno).

    Eso quiere decir que, aunque se autoproclamen "católicos" una y otra vez, no debemos creerlos, porque ellos mismos no creen una buena parte de los que la Iglesia Católica predica y vive. Pero es que se vive tan bien contra la Iglesia...


  • Comentario por Antonio Llaguno 09.07.18 | 18:45

    Por otra parte D. Pedro.
    No existe lo "católico" o lo "protestante".
    Ambas son ramas del mismo árbol y ambas tienen raiz en cristo.
    Solo existen los "cristianos". Los seguidores del Maestro. De Jesús el Nazareno.
    lo demás son "apellidos" que tratan de separar pero ya no separan.
    Que Jairo (o yo) no somos "católicos" según usted...¿Y que?
    Cristo tampoco lo era (Para su información era judío)

  • Comentario por Antonio Llaguno 09.07.18 | 18:42

    Sr. Pedro
    Usted no entiende nada.
    Jairo es un cristiano cuya fe ha llegado ya a la aceptación absoluta de la voluntad de Dios.
    Y por eso reza como reza. Yo le envidio.
    Si lee usted el Padrenuestro verá que coincide plenamente con el modelo de oración que Jairo defiende.
    Ojala, algún día sea yo capaz de aceptar como él la voluntad de Dios en mi vida.
    Mientras tanto seguiré rezando como siempre y tratando de que mis peticiones coincidan con la voluntad de Dios que, sin duda, es lo mejor que me puede pasar.
    Y no se olvide se una cosa. Ni intecesión de santos y vírgenes ni niños muertos (por cierto que no hay nada más estúpido que vanagloriarse de la virginidad).
    La oración de verdad, la buen es siempre acción de gracias.
    Y lo demás son mandangas supersticiosas.
    Gracias Jairo, como siempre.
    Como mínimo por interpelar. No muchos son capaces.

  • Comentario por Pedro 08.07.18 | 23:03

    ¿Cómo va a ser usted católico si niega algo tan fundamental para la fe católica como es la intercesión de los santos y muy especialmente de la Virgen María?

    Es como si yo afirmara que soy musulmán y dijera que el Ramadán es un invento.

    A mí me parece muy respetable que usted crea lo que quiera, pero al menos sea honesto y no diga que es lo que no es. Su postura en este tema es protestante, no católica.

  • Comentario por Pedro 08.07.18 | 12:28

    .
    ¿A qué iglesia evangélica pertenece usted?
    _____________

    Pertenezco a la Iglesia Católica Apostólica y Romana (No sé si HOY es tan evangélica como debiera). Por eso me preocupan sus desviaciones, como a Jesús las de los judíos de su época.

    Solemos hacer más caso a los desconocidos, que a los que ya conocemos.

    Y, claro está, al que dice algo más parecido a lo que yo sé, a lo mío, a lo de los míos.

    Lo malo es que Dios -la verdad- no suele andar por esos caminos.

    San Pablo nos enseña que, o aceptamos nuestros defectos, errores y debilidades, o nunca sabremos nada de nada.

    Y los 'ezequieles' de hoy, ¿nos dirían que -como los israelitas- no queremos escuchar?

    ¡Qué importante sería que escuche al que no piensa como yo!

    Jairo del Agua

  • Comentario por Estela Henao 07.07.18 | 18:51

    Excelente comentario. Encuentro muy pertinentes y me han ayudado mucho para revisar mis "comportamientos" religiosos sembrados en mi ser años atrás por personas muy buenas pero cuyas enseñanzas no hemos sabido o querido cambiar,.
    Le agradezco a Jairo del agua estos comentarios y le pido agradecido me envíe todos los demás que nos son ofrecidos gratuitamente. Muchs gracias y que Dios lo bendiga.



  • Comentario por Estela Henao 07.07.18 | 18:43

    Excelente comentario. Encuentro muy pertinentes y me han ayudado mucho para revisar mis "comportamientos" religiosos sembrados en mi ser años atrás por personas muy buenas pero cuyas enseñanzas no hemos sabido o querido cambiar,

  • Comentario por Antonio Manuel 06.07.18 | 11:42

    ...te agrada su buen corazón.

  • Comentario por Antonio Manuel 06.07.18 | 11:40

    Toda oración ha de seguir el mensaje del Padrenuestro. Allí se utiliza el "subjuntivo", el deseo del orante: sea, venga, hágase, dános; y el compromiso condicionado: perdona; y finalmente dos peticiones para conseguir algo que supera al ser humano: no caer en la tentación y protegernos ante el mal (apartarnos de Dios).
    Todas las demás oraciones quieren acercar nuestra alma al ejemplo y al camino seguido por los Santos.
    Jesús dijo: "Pedid y se os dará..."(Mateo 7, 7-12), pasaje que termina: "¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que se las pidan! «Por tanto, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros a ellos esta es la Ley y los Profetas»."
    En este "post" de Jairo, se incide en lo negativo, presuponiendo que las conciencias de los orantes van a lo interesado, en el egoísmo.
    Nos se si Jairo tiene hijos, pero como ejemplo, cuando un hijo te pide algo en favor de su hermano, aún tu sabiéndolo, te agra...

Martes, 17 de julio

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031