Blog de Jairo del Agua

¿A quién oramos? III - (La necia intercesión)

06.07.18 | 08:00. Archivado en Religión

.

(Esta parte es muy muy importante. No he podido cortarla y me ha salido muy larga. Podéis leer por separado cada apartado con provecho. Perdonadme.)

.

Quien intercede pretende recordar a Dios "sus deberes" o que un enchufado se los recuerde. Es decir, pretende instruir a Dios y se muestra más misericordioso que Él, puesto que el "intercesor" SÍ se acuerda de hacer misericordia.

El "intercesor" se considera bueno y misericordioso (y seguramente lo es). Pero con su oración manifiesta que el Dios al que reza ya no es tan bueno y misericordioso, puesto que necesita que alguien le empuje a hacer misericordia. Considera que uno o más intermediarios aduladores le convencerán.

Esto ya sería suficiente para calificar de "necia" tal práctica. Aquí podría dar por terminado este escrito. Pero insistiré un poco más por si quiebro la terquedad de la rutina en alguna conciencia.

Cuando oigo hablar de intercesión, me chirrían todos los goznes. "Interceder", en nuestra preciosa lengua española, significa "hablar en favor de otro para conseguirle un bien o librarlo de un mal".
.

1. La intercesión por alguien vivo

Cuando intercedemos por una persona nos comportamos como si Dios fuese un potentado, que no conoce a nuestro colega, y "se lo recomendamos" para que le haga algún favor. Estamos rebajando a Dios a la estatura de un "poderoso hombrecillo" y a nuestro amigo a la condición de "desconocido" en vez de "hijo".

¡Qué dos errores tan enormes! Si estuviéramos seguros de que Dios es Padre, que nos conoce y cuida uno a uno (“hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados” – Lc 12,7), que se vuelca permanentemente por mí y por el otro, nos daría vergüenza recomendar a alguien a su propio Padre.

Por eso la oración de intercesión me parece un disparate promocionado desde arriba (como tantas otras bárbaras antiguallas). Es una necedad de puro necio ("ignorante y que no sabe lo que podía o debía saber; falto de inteligencia o de razón; terco y porfiado en lo que hace o dice" RAE). Y no me da rubor alguno gritarlo a los cuatro vientos. Cuando se trata de orar por alguien, a lo más que llego es a musitar:"Señor QUIERO acogerle, amarle y apoyarle como Tú lo haces".
.

2. La intercesión de la Virgen y los Santos

Tampoco es real ni posible la intercesión de los Santos o de la santa Madre. No necesitamos intermediarios, recomendaciones, ni enchufes. (Aquí algunos me mandarán a hacer puñetas, pero les animo a seguir leyendo, salvo que sus "ideológicos y gregarios prejuicios" les hayan cegado).

Dios nos quiere más que todos ellos juntos porque su amor es infinito y el de ellos finito. No necesita que nadie se lo recuerde tirándole de la manga.

La gran ayuda de los Santos y de la Madre es su ejemplo. Son las montañas del horizonte que nos ayudan a orientarnos, los indicadores que jalonan y animan nuestro camino. A veces necesitamos besar el indicador agradecidos, incluso descansar a su sombra, pero es de necios agarrarse al indicador y dejar de caminar. Tan necio como intentar beber del cartel que te señala la Fuente. Tan necio como confundir al lazarillo con la Luz.
.

3. El origen de la intercesión

El origen de la intercesión me parece verlo -un caso más- en las adherencias judías del cristianismo y especialmente en el principio de expiación: "La Justicia siempre exige reparación". O expías tú o expía otro por ti. O ruegas tú o ruega otro por ti. Hay que saturar al Poderoso con méritos, reparaciones y súplicas para conseguir borrar su enfado y que nos sea propicio.

No hemos asimilado el rostro del Padre revelado por Cristo. No le hemos hecho ningún caso: "a vino nuevo, odres nuevos" (Mt 9,17), por eso hay tanto Evangelio vertido por el suelo.

Nos mantenemos atados al temor, a la medida, al "diente por diente". No nos hemos abierto al Dios Amor, al Dios Padre y Madre que nos busca insistentemente. Todavía pensamos que hay que enviarle poderosos emisarios, personalidades influyentes, repetidas solicitudes, para doblar su brazo y obtener su favor.
.

4. La intercesión a la inversa es la buena

Yo entiendo la intercesión a la inversa. Es el Padre el que nos llama, el que nos envía mensajeros y lazarillos que nos despierten y orienten.

Nuestra Madre, los Santos y cuantos nos quieren bien interceden ante nosotros con su ejemplo y sus palabras. Cuando nos acercamos a ellos nos gritan por dónde se regresa al Padre, nos convencen de la certeza de su amor. Nos repiten: "Haced lo que Él os diga" (Jn 2,5), por ahí se llega.

El favor de Dios está garantizado. No es necesario que nadie le empuje para que salga a buscarnos. Él siempre nos espera en el camino con los brazos abiertos y la mesa puesta. No lo digo yo -mero copista- lo afirma el Evangelio.

Nuestro Dios, el de Jesús de Nazaret, el de la "parábola del hijo pródigo" (Lc 15,20), no necesita intercesores. ¿Lo creeremos algún día? ¿O seguiremos creyendo a los curas antes que al Señor? Él mismo en su despedida nos lo dejó bien claro: "Yo no os voy a decir que rezaré por vosotros al Padre, porque el mismo Padre os ama, ya que vosotros me habéis amado y habéis creído que yo salí de Dios" (Jn 16,26).
.

5. La intercesión por los difuntos

¿Y la intercesión por los difuntos? Un disparate aún peor porque, además, lo han convertido en negocio.

¿Es decente decirle a Dios que recuerde? ¡Pero qué desmemoriado es ese ídolo, al que rezan los rutinarios, empujados por una liturgia indecente!

¿Y no es ofender a Dios el ponerle "deberes"? Menos mal que Él no se ofende por nada. ¿Será que los difuntos caen en la nada o en un fuego terrible y somos nosotros quienes tenemos que salvarlos?

Cuando alguien muere salta a los brazos de la infinita Misericordia. Ya no podemos hacer nada por ellos, traspasaron nuestras fronteras. Hay que socorrer y ayudar a los "vivos" y no a los "muertos". Acoger, consolar, acompañar, abrazar y ayudar a los que se quedan huérfanos, viudos, solos, doloridos por la ausencia del que se fue. Esa es nuestra misión cristiana. Nunca decirle a Dios que sea misericordioso. ¿Podrá olvidar cuál es su esencia?

Y si recordamos a nuestros muertos que sea para no olvidar su ejemplo y su sabiduría, perdonando sus errores. Eso es lo cristiano. Y jamás PAGAR por las oraciones de nadie. Eso es un grave pecado que se llama "simonía".

Si Jesús apareciese de nuevo iba a correr con un vergajo a los "guías ciegos" que han montado un negocio con los muertos. "In illo tempore" negociaban en las afueras del templo con palomas y corderos ("no hagan de la casa de mi Padre una casa de comercio" Jn 2,16). Nuestros contemporáneos lo han superado: Han metido el negocio en el templo y en el mismísimo altar. ¡Pobre Pueblo de Dios, cegado y sometido por unos "guías ciegos" absolutistas y embriagados de sí mismo!

"Guardaos de los maestros de la ley, a los que les gusta llevar vestidos ostentosos, ser saludados en las plazas, ocupar los primeros puestos en las sinagogas y que devoran los bienes de las viudas mientras aparentan hacer largas oraciones" (Lc 20,46).

Insistiré una vez más: Nuestro Dios no necesita mediadores, ni influencias, ni expiaciones, ni holocaustos, ni sacrificios, ni pagos para rescatar a los muertos. Somos nosotros los que necesitamos despertar de nuestra inconsciencia, de nuestro aletargado sueño, de nuestro complejo de esclavos.

Nuestro Dios es un Torrente, una Catarata infinita, la Atmósfera que nos da vida. Vivimos por Él, con Él y en Él, llamados por nuestro nombre, deseados, esperados, amados y abrazados... Nuestra tragedia es que no lo creemos, ni nos enseñan a creerlo. Huimos, vivimos escondidos como miserables cuando somos herederos enormemente ricos. Es realmente una tragedia, una enorme tragedia de la que podemos y debemos salir.
.

6. Abandonar la necia intercesión

Por tanto, ni intercesión, ni intercesores. Desde que lo he descubierto, mi relación con la Madre y los Santos es más cercana, más fluida, más amorosa. Ya no les pido, ni siquiera les hablo, les escucho y con ellos adoro: "Glorifica mi alma al Señor y salta de júbilo…" (Lc 1,46).

Ya no intento influir EN ellos, me dejo influir POR ellos. Me he dado cuenta que la oración no consiste en "pedir" sino en "abrir" a quien está deseando entrar.

Cuando se trata de orar por otro ya no "intercedo" -pretensión fatua- sino que me dejo empapar de fraternidad, amor, ayuda… hacia esa persona o grupo. Ahora sé que "el mismo Padre los ama", no necesitan influencias.

Cuando "vivo" el amor a una persona y se lo cuento al Señor, no consigo nada especial del Cielo. Solo consigo que mi amor se ensanche, crezca y se oriente a esa persona concreta.

Si esa persona está presente en mi vida, sin duda notará mi amor en múltiples detalles (trato, sonrisa, apertura, paz, escucha, apoyo, luces, etc.). ¡Mi oración ha sido eficaz! ¡He ayudado al otro!

Si esa persona está ausente, la fuerza de mi amor le llegará secretamente. Las vivencias espirituales se transmiten a más velocidad que la luz. Si la telepatía -por ejemplo- está demostrada, ¿cómo no creer en las energías espirituales?

Cuentan que las lágrimas de santa Mónica conmovieron a Dios y le concedió la conversión de su hijo Agustín. ¡Totalmente falso! Fue el amor y la insistencia de una madre lo que movió al hijo a abrirse al Dios que su madre reflejaba. Y, ya se sabe, en cuanto Él encuentra un resquicio… nos inunda.

Disparata quien afirma que "arranca" favores a Dios. Nada hay que arrancar, lo tenemos todo pre-concedido porque Él está pirrado por nosotros. Somos nosotros los que tenemos que "arrancarnos" de nuestra necedad e indolencia para caer en sus brazos.

Pretender "transformar" o "conmover" a Dios para que nos sea favorable es un tremendo error y una infantil idolatría. Somos nosotros los que debemos transformarnos en "su imagen y semejanza" (nuestra identidad profunda) y conmovernos ante el bien que evitamos y el mal que promovemos o no frenamos.

La verdadera oración se nota en esta sencilla ecuación: oración = transformación. Cuando decididamente busco que el bien me inunde, estoy creciendo yo y llamando al corazón del otro. Si abre, mi oración será eficaz también para él.

Cuando la oración hace crecer el bien en mí, redunda en el retroceso del mal en el otro. Cuando ambos nos sumergimos en el Bien, la oración nos convierte en racimo que madura al Sol. Es la "comunión de los santos", "vencer el mal con abundancia de bien" (Rom 12,21).

La oración por otro no es un triangulo: YO suplico al CIELO para que ayude al OTRO. Más bien es una conexión horizontal entre YO y el OTRO. Se parece a ese infantil juego del agua en el que cargamos nuestros globos o juguetes en el mar y nos empapamos con algazara el uno al otro . El frescor y la caricia del agua nos empuja a sumergimos con alegría en el inmenso Mar cercano, siempre abierto y disponible.

La oración -toda clase de oración- o es transformante o no es NADA. Por eso es esencial preguntarse:

- ¿A quién estoy orando? ¿Con quién conecto?
- ¿Con el lejano "ídolo cicatero" al que pretendo arrancar algún favor?
- ¿O con el Dios Torrente cuyo amor gratuito se está volcando permanentemente sobre mí?
.

7. La buena intención del Pueblo

Alguna vez me ha interpelado alguien y me ha dicho: Eres un bruto hablando y escribiendo estas cosas. No tienes en cuenta la "buena intención" de los sencillos fieles.

A lo que suelo contestar: ¿Y dónde está la erudita buena intención de los "sabios y entendidos" que guían al Pueblo? ¿Es que son más tontos que yo? A esto ya no me suelen responder.

Pero lo más grave no es eso. Lo gravísimo es que la "buena intención" NO basta, de ninguna manera basta. Es básico identificar a quién oras, a qué Dios te estás dirigiendo. ¿Al Abba de Jesús o a ídolos varios?

Con "buena intención" rezaban y sacrificaban a los dioses del Olimpo. Con "buena intención" adoraban al sol muchos terrícolas. Con "buena intención" se sacrificaban vírgenes y niños en distintos pueblos y épocas. Con "buena intención" quemaban los inquisidores a seres humanos. Y hoy mismo, con "buena intención" se practica el terrorismo religioso…

Y, sobre todo, lo más importante para los cristianos:

Con un celo exquisito y "buenísima intención" crucificaron al Señor unos guías religiosos totalmente legales y ortodoxos. Pero los cristianos judíos se lo atribuyeron (y seguimos atribuyendo hoy con nuestros "guías ciegos") a la "expresa voluntad del Padre"… ¡Qué disparate!

Hoy mismo los guías de nuestra Iglesia con "buenísima intención" -no me cabe duda- conducen al Pueblo por oscuras cañadas.

Con prepotencia porque no escuchan a los fieles laicos, con absolutismo porque imponen sus "verdades erradas" (a la luz de una mínima inteligencia), con pertinacia y rutina porque no hay visos de que quieran cambiar.
.

¿Ante esto qué debo hacer YO con mi "buena intención" de mínimo fiel laico?

¿Seguir a los crucificadores o al Crucificado?

"Se cumple en ellos la profecía de Isaías: Porque el corazón de este pueblo se ha vuelto insensible; se les han embotado los oídos, y se les han cerrado los ojos. De lo contrario, verían con los ojos, y oirían con los oídos, entenderían con el corazón y se convertirían, y yo los sanaría" (Mt 13,15 - Is 6,9).

La buena intención NO basta. De ninguna manera basta.

Hay que VER y OÍR. Seguir al Espíritu Santo que te empuja desde dentro con inteligencia y libertad. No somos esclavos, sino "hijos de Dios", incluso frente a nuestros Jerarcas religiosos.

.

.

.

.

Aquí tienes mi nuevo Libro en formato digital.

Son 5 fascículos independientes. Puedes pedir los que quieras a jairoagua@gmail.com y los recibirás en tu correo-e gratuitamente.


.


Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Antonio Llaguno 25.07.18 | 11:54

    Pedro, lo único que te dije es que si los montanistas ayunaban es la prueba más patente de que yo no lo soy.
    Una buena paella o un pincho de tortilla (con cebolla of course) y mejor fuera de horas, es uno de los mejores placeres que Dios ha regalado al hombre.
    Pero abundando en la herejía, el caso es que yo no creo qn la existencia de las herejías sino en la de las pajas mentales.
    No existen herejes sin inquisidores y ambos, lo que hacen es ponerse a discutir sobre cosas que no pueden saber con certeza.
    No hay nada más tedioso que la discusión de un inquisidor con un hereje.
    Por eso suelo pasar de "adoctrinamientos" y de "inquisiciones".
    Prefiero ser un cristiano (así sin apellidos como católico, ortodoxo, tradicional, progre, o demás ) libre que es como Dios me creo.
    Y tratar de descubrirle cada día, en cada paso que doy y con cada hermano con que me encuentro.
    ¿Puede haber algo más hermoso?

  • Comentario por Antonio Llaguno 25.07.18 | 11:46

    Antonio Manuel dijo:

    "Sr. Llaguno, imagine 7.350 milones de "intermediaciones" , por un número indeterminado de veces al día. ¿ No le parece necesario una obligada armonización, promovida por el mismo Dios, Jesús, para la comunidad de creyentes cristianos, y también para otras comunidades, que desconociendo a Cristo, buscan el bién y la felicidad del ser humano ?"


    ¿Tan poco "Todopoderoso" entiende usted a Dios que necesita que le organicemos las intermediaciones?
    ¿De verdad piensa que Dios está ahi en el cielo como iun pasmarote esperando que venga Antonio Manuel a "discrenirle" los mensajes de oración?"
    Tocay, le aseguro una cosa. Dios es capaz de atender 7350 millones de oraciones y 7350 millones mas si es necesario y de nercesotar un "secretario" se me ocurren millones de personas más cualificadas que tú. (Obviamente yo no soyuno de ellos)
    Está a un paso de declarar a Dios hereje excomulgado.
    Ten cuidadin

  • Comentario por Antonio Manuel 24.07.18 | 02:10

    "....Nuestro Dios, el de Jesús de Nazaret,..." Este es la única referencia directa a Jesús en este "post" y se mencionan algunos apartados del Evangelio escogidos para reforzar el argumento expuesto. ¿ Porque no se dice claramente que Jesús de Nazaret es Dios encarnado? ¿ Porque se obvian las palabras de Jesús sobre como orar? Desde que sigo los "post" de Jairo, nunca he leído referencia alguna al Padrenuestro.
    Si por creer en Jesús, Dios encarnado, en su Evangelio, en su Iglesia como comunidad de creyentes en Cristo, se me acusa e insulta es que puedo estar en el buen camino. No obstante, yo no quiero ofender a nadie, y pido perdón por no saber expresarme mejor. Mi opinión es sobre lo que está escrito, y a la hemeroteca del blog me remito; yo no juzgo a quién escribe, solo pretendo dejar patente la contradición que yo detecto en relación con lo que leo en el Evangelio y sus referencias al A.T.
    Jairo quiere paz, pues yo no seré el que se la perturbe. Adios

  • Comentario por Antonio Manuel 23.07.18 | 16:37

    ...sepamos "vernos" y "apoyarnos"...
    Ya dije en una ocasión, que yo creo a Jesús y no a Jairo. Pido a Jesús y al Espíritu Santo que ilumine mi entendimiento para discernir en donde está la Verdad.
    Jairo "casi" no menciona a Jesús, ni acepta de buen grado su Evangelio (Jairo rechaza muchas partes del Evangelio porque, según él, fue escrito por judíos "interesados").
    "... Cuando tú entregas (habla Jairo en primera persona) "lo mejor de ti mismo", acrisolado por largas búsquedas en oración, puedes ser y de hecho eres un rayito del Espíritu Santo...", este mensaje me deja perplejo. ¿Falta de humildad sincera? ¿Tener el convencimiento de que su obra personal le sitúa como "mensajero" del Espíritu Santo?. Tampoco le valen los sacrificios y esfuerzos de millones de personas que durante más de tres mil años quisieron acercarse a Dios: son cementerios de personas célebres, de libros sabios, ... ¿No es soberbia un desprecio como éste?, y al final un dibujo que aplaude Carmen ...
    _______________________________

    ¡Ah NO, Antonio Manuel, eso NO te lo consiento! Que afirmes sin ruborizarte: Jairo "casi" no menciona a Jesús, ni acepta de buen grado su Evangelio (Jairo rechaza muchas partes del Evangelio...).

    Eso es una CALUMNIA pública de tomo y lomo de la te tendrás que confesar, si quieres comulgar. Tú sigue tu integrismo y hasta tu ignorancia como quieras y puedas, pero deja en PAZ al tal Jairo que evidentemente NO digieres, ni entiendes.

    Con sinceridad, te haría bien leer a escritores de tu "cuerda" y de tu estadio de "crecimiento". Y te va rematadamente mal JUZGAR a quien NO conoces, ni entiendes.

    Jairo

  • Comentario por Rally 23.07.18 | 13:33

    .
    Muchas gracias Jairo, ahora he comprendido perfectamente que debo dejar la oración y sobretodo de hablar con la virgen María. Gracias de verás por abrirme los ojos.
    _______________________

    Amigo lector, si has sacado esa conclusión vas en dirección totalmente OPUESTA a mi propuesta y explicaciones.

    Este ínfimo escritor hace oración personal "todos los días" en un tiempo sin medida (puede ser una hora, y media o dos).

    Mi trato con Madre es magnífico y constante. La tengo entronizada en casa en lugar preferente y bien cuidado con plantas vivas. La acompañan Francisco de Asís y un angelote al que he nominado como Ángel de la Alabanza. Por toda la casa hay cuadros y fotos que me la recuerdan. Yo sé que me acompaña siempre y con ELLA convivo en todo momento.

    Pero no le pido nada y mucho menos que interceda.

    Te suplico que vuelvas a leer. Y si no, espera al 25-07 en que piublicaré más ACLARACIONES.

    De Jesús de Nazaret se escandalizaron muchos, demasiados. Por eso lo crucificaron. Las NOVEDADES (el "vino nuevo") a muchos no diré que se les indigesta, sino que directamente lo RECHAZAN sin probarlo. A mí me ha servido de mucho aquello de que "el que tenga oídos para oir que oiga"...

    Un cariñoso saludo.

    Jairo

  • Comentario por Carmen María 22.07.18 | 23:45

    .
    ¡Qué bonita imagen, Jairo! ¡Y precioso mensaje!

    ____________________________

    Amiga Carmen María, he intentado repetidamente agradecerte tus comentarios por correo-e, pero me vienen devueltos.

    Si me das un correo-e correcto, lo volveré a intentar.

    Jairo

  • Comentario por Jairo [Blogger] 21.07.18 | 20:49

    .

  • Comentario por Pedro 20.07.18 | 22:49

    A. Llaguno, los montanistas creían que estaban en la era del Espíritu Santo, y que el mismo les llevaba a una mejor comprensión de las cosas de Dios, muy por encima de lo que la Iglesia pudiera enseñar.
    A ellos les dio por el rigorismo, como les podía haber dado por el laxismo. La clave es creerse uno más listo que los apóstoles, especialmente San Pablo, y todos los santos, doctores, papas y concilios. Y atribuir esa "inteligencia" superior al Espíritu Santo.

    De repente, no existe un sacrificio vicario expiatorio en la Cruz, la intercesión por los demás es una barbaridad, el Antiguo Testamento es poco más o menos lo que decía Marción; y todo ello con el sello del "Espíritu Santo" según el señor Jairo.

  • Comentario por Antonio Manuel 20.07.18 | 22:13

    Sr. Llaguno, imagine 7.350 milones de "intermediaciones" , por un número indeterminado de veces al día. ¿ No le parece necesario una obligada armonización, promovida por el mismo Dios, Jesús, para la comunidad de creyentes cristianos, y también para otras comunidades, que desconociendo a Cristo, buscan el bién y la felicidad del ser humano ?

  • Comentario por Antonio Manuel 20.07.18 | 21:57

    Sí, Jairo; pero yo no sabré que estoy siendo intermediario. Yo creo en la intervención del Espíritu Santo, y en la "presencia" de Jesús (Mateo 18, 20). Dice el Papa Francisco: "...El primer Paráclito es Jesús, el "otro" es el Espíritu Santo..."...Las diversas intervenciones del Espíritu Santo forman parte de una acción armónica, de un único proyecto divino de amor. La misión del Espíritu Santo consiste en generar armonía –Él mismo es armonía– y obrar la paz en situaciones diversas y entre individuos diferentes. La diversidad de personas y de ideas no debe provocar rechazo o crear obstáculos, porque la variedad es siempre una riqueza...."
    Dios actúa en la pluralidad, no en la individualidad. Dios actúa en las relaciones de los seres humanos. El Padrenuestro habla en plural, y nuestro perdón está condicionado por el grado de como perdonamos a los demás.

  • Comentario por Antonio Llaguno 20.07.18 | 14:05

    Amigo pedro le puedo asegurar que si los montanistas de marras exageraban los ayunos yo soy cualquier cosa menos montanista.
    ya se que no me ha acusado de eso pero es que so del ayuno, a las 14::00 h y sin haber comido....
    Y amigo Antonio Manuel, cuentan de un devoto que se pasaba el día rezando a Dios, pidiéndole que mejorara las condiciones de vida de tantas personas necesitadas.
    Rezaba constantemente: "Dios mí, padre bueno, ayuda a todos estos pobrecitos que te necesitan tanto. Dales de comer, encuéntrales trabajo, consuélalos en su aflicción, ....
    Hasta que un día, Dios, que estaba teniendo unas semanas con mucho stress laboral, mando a su arcángel favorito a aparecerse ante este devoto orante.
    El arcángel Rafael se puso en camino y se lo encontró de rodillas rezando lo mismo de siempr.
    Y le dijo: "Oye, que dice Dios que te ha puesto a ti para arreglar esas cosas"
    Y es que Dios tiene muchos intermediarios. 7350 millones de intermediario con...

  • Comentario por Pedro 19.07.18 | 22:48

    Usted necesita investigar más lo que era el montanismo y el papel que daba al Espíritu Santo contra la idea de que toda la Revelación había terminado y sido puesta por escrito.

  • Comentario por Jairo [Blogger] 19.07.18 | 22:30

    .

  • Comentario por Jairo [Blogger] 19.07.18 | 22:14

    .
    Y SÍ, Antonio Manuel, el Espíritu Santo necesita INTERMEDIARIOS.

    Y TÚ podrías ser uno de ellos.

    ¿Qué fueron entonces los Profetas y los Santos?

    Cuando tú entregas "lo mejor de ti mismo", acrisolado por largas búsquedas en oración, puedes ser y de hecho eres un rayito del Espíritu Santo, ínfimo y efímero, pero real. Puede que alumbres como el candil del Evangelio.

    ¡Qué pena que no sepamos VERNOS y APOYARNOS, en vez de DESPRECIARNOS!

    ¿Qué dice el Evangelio de "vuestra luz"?
    .

  • Comentario por Jairo [Blogger] 19.07.18 | 22:04

    .
    "Montanismo":

    "Doctrina herética predicada por Montano en el siglo II, que negaba el reingreso en la Iglesia a los que pecaban mortalmente, rechazaba las segundas nupcias y exageraba los ayunos".
    ____________________

    Desde luego NO creo que sea mi caso. Nada más opuesto a mi predicación.

    Y si este católico, tan ortodoxo, no ha descubierto que TODOS somos ÁNGELES para nuestros hermanos; que TODOS somos portadores de la Palabra cuando hablamos desde lo "hondo", es que NO ha descubierto al Espíritu Santo ni la Comunión de los Santos.

    Suele pasar a los que se guían por cuadrículas humanas y tienen una "fe de papel"...

    Deseo de todo corazón que no sea el caso de este hermano que me llama hereje.


  • Comentario por Pedro 19.07.18 | 16:55

    Que el señor Jairo no haya corregido el comentario idolátrico de Carmen María indica muy bien ante qué nos encontramos.

    El montanismo renace cual ave Fénix. No creo que tenga mucho vuelo en esta ocasión.

  • Comentario por Antonio Manuel 19.07.18 | 14:00

    ¿ Cree Carmen María que el Espíritu Santo necesita de "intermediarios" para "hablarle" a su corazón?. Demasiada responsabilidad para Jairo si tiene que ser "pregonero" del Espíritu de Dios. Jairo aporta lo que le dicta su corazón, y lo hará como ser humano y si es iluminación del Espíritu, él mismo no lo sabrá.

  • Comentario por Carmen María 18.07.18 | 20:22

    Yo también creo que el Espíritu Santo nos habla a través de Jairo del Agua, y que sus novedades nos llegan a través de él. Siempre hay nuevos aires que llegan del Espíritu y renuevan la Iglesia.

  • Comentario por Jairo [Blogger] 18.07.18 | 19:50

    .
    No es bueno "descalificar", mejor aportar argumentos. Perdonad mi injerencia.

    Estoy preparando mi próxima meditación. Por si ayuda a VER a unos y otros comentaristas os adelanto este párrafo:

    La "doctrina", recogida en libros, es la contabilidad pasada, el cierre anterior, la cristalización del pasado. ¿No habrá que estar muy atentos a las "novedades" del Espíritu? ¿Algún católico sincero puede pensar que ya le hemos agotado? El Evangelio dice cómo actuar: "poner la luz en el candelero" (Mt 5,15).

    ¿Acaso tú y yo no somos Iglesia? ¿Cómo se renovará la Iglesia si cada uno no aporta su propia renovación?

    ¿Qué es nuestra Iglesia? ¿Un cementerio de personajes célebres, de libros sabios, de rutinas multiplicadas? ¿O tal vez un Pueblo que camina, progresa, avanza, se renueva y busca apasionadamente al Padre del que nunca debió alejarse?

    Los que creen que la Iglesia está asegurada por la "doctrina oficial" son unos ingenuos, razonan como terrícolas, de tejas para abajo.

    El "seguro a todo riesgo" de nuestro Pueblo está suscrito por el Espíritu Santo, no hay nada que temer...


  • Comentario por Antonio Llaguno 18.07.18 | 10:26

    Podrían ser más largas aún Antonio Manuel
    Pero estamos limitados a 1000 caracteres.
    Eso sí de lo que no me puede usted acusar es de no tener las cosas claras.
    No me llame anti-católico. A mi me encantan los católicos. Los católicos de verdad no los fanáticos ultra integristas nostálgicos de Fray Tomás de Torquemada.
    Mi párroco es católico y me cae muy bien. (un poco facha pero mola)
    Y mi madre lo era y la quería con locura.
    La mayoría de los herejes no somos anti-nadie. Si acaso somos anti-algo. Anti normas. Anti-juzgar al prójimo. Anti-supersticiones. Anti-ornamentos. Anti-parafernalia.
    Ya ves, pequeñas manías.
    Pero aclararme....lo tengo clarísimo.

  • Comentario por Antonio Manuel 18.07.18 | 00:27

    Mire señor Llaguno, usted no se aclara, y yo no quiero ser motivo para sus largas peroratas. Una cosa le agradezco: ahora estoy más seguro y convencido de mi credo al comprobar como "se las gastan" los "iluminados" anti-católicos.

  • Comentario por Antonio Llaguno 17.07.18 | 17:25

    Y no solo la lengua Antonio Manuel.
    Más cosas.
    Las únicas cosas decentes que escribes son las que copias de otros como yo.
    Pero tu sigue tranquilo. Te respalda la sacrosanta y firme tradición de 2000 años de superstición e ingnorancia.
    Y los que nos quedan, porque cada día sabemos menos cosas de verdad.
    Siga pues usted firme en esa Iglesia sin la que no hay salvación.
    Cuando ambos lleguemos al Padre (y créame que le deseo que tarde mucho en llegar ese día) y no nos pida el carnet de católico sino todo eso de "Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí" lo peor no será quedarse con el carnet de la Iglesia de Roma en la mano, sino la cara de tontolculo que se le quedará a quien lo presente.
    Yo trataré de presentarle otras cosas, porque carnet....como no le presente el del Atleti...

  • Comentario por Antonio Manuel 17.07.18 | 16:19

    Sr. Llaguno. Yo repito lo que usted escribe, y a eso lo llama usted tonterías. Todas las demás definiciones que pone en mi autoría se las inventa usted. Busque en mis comentarios, y repítalo aquí, donde yo defino alma, católico, infierno, protestante, ... y si no puede, muérdase usted la lengua, que la tiene muy "larga",

  • Comentario por Antonio Llaguno 17.07.18 | 10:17

    Pedro.
    Lo que yo creo es que lo único que un cristiano fiel puede pedir a Dios es "que se haga su voluntad"
    Y luego darle gracias.
    Esa es la oración cristiana de verdad.
    y eso que en mi vida, he experimentado varias veces la "intercesión de Dios".
    Pero independientemente de que yo se lo pidiera, con el tiempo ves que es que esa era la voluntad de Dios.
    Dejarse llevar por Él y dar gracias.
    Y todo lo demás, no sobra, pero aporta muy poco.
    Hacer de la vida de uno una alabanza a Dios y una acción de gracias.
    Decía un misionero congoleño que conocí en Taizé hace años que "el amor no existe, solo existen las pruebas de amor"
    Pues eso, la oración consiste en amar a Dios y dejarse amar por Él.
    y eso solo se consigue amando al prójimo. (incluso a Antonio Manuel, sí)

  • Comentario por Antonio Llaguno 17.07.18 | 10:11

    Antonio Manuel, no es que no poseas mi inteligencia (que es la mía en cualquier caso), es que no posees ninguna.
    Y abundando en las tonterías que usted escribe, ¿Cuál es el problema de no ser católico (o más bien de no ser lo que los ultras definís como católico)?
    ¿Me va a llevar eso al infierno?
    ¿Es usted uno de esos inquisidores que dicen que "Extra eclesiam nula salus"?
    ¿Está usted diciendo que estas personas (que no eran católicas) han sido condenadas al fuego del infierno?
    - Martin Luther King - protestante
    - Mohandas Ghandi - indú
    - Frére Roger de Taizé - protestante
    - Oskar Schindler (el de la lista) - protestante
    - Salah Farah (se interpuso entre terroristas islamicos y los viajeros de un autobus para evitar la separtación y asesinato. Fue asesinado por ello) - Musulman
    - Desmond Tutu - Protestante
    - Steve Biko - "Religión africana"
    No señor Antonio Manuel, no soy lo que usted llama "católico".
    Como ...

  • Comentario por Pedro 16.07.18 | 20:41

    ¿Qué tiene que ver esto con la oración tradicional de petición?

    Absolutamente todo.

    Rezar por las necesidades propias y las de los demás es parte esencial de la fe cristiana. El Evangelio y el resto del Nuevo Testamento dan testimonio de ello

  • Comentario por Antonio Manuel 16.07.18 | 18:14

    Dice el Sr. Llaguno, con la chulería característica, ¿ Y qué ?.
    Pues nada, siga con lo suyo. Y sepa que estoy muy contento de no poseer su inteligencia.

  • Comentario por Antonio Llaguno 16.07.18 | 15:33

    Pedro escribió:

    "Pedimos sustento -pan nuestro de cada día-, pedimos perdón, pedimos no caer en la tentación y pedimos ser librados de todo mal."

    ¿Y que tiene que ver esto con la oración tradicional de petición?
    Te has olvidado de la petición más importante del Padrenuestro: "¡¡¡Hágase ti voluntad!!!"
    En ella esta todo dicho.

  • Comentario por Antonio Llaguno 16.07.18 | 15:29

    Ya que de oracion hablamos, así debió sonar hace 2000 años el padrenuestro en boca del Maestro:
    https://www.youtube.com/watch?v=N93li9Djnpg&feature=youtu.be
    Es solo un regalo

  • Comentario por Pedro 16.07.18 | 13:37

    En el padrenuestro pedimos por nosotros. Pedimos sustento -pan nuestro de cada día-, pedimos perdón, pedimos no caer en la tentación y pedimos ser librados de todo mal.

    Pero es que además, el evangelio es una constante muestra de peticiones a Dios. Y Cristo puso como ejemplo a la viuda que no deja de insistir en pedir justicia a un juez injusto.

    Interceder por los demás es una de las condiciones esenciales para ser cristiano. Y este señor dice que es una necedad.

  • Comentario por Antonio Llaguno 16.07.18 | 09:33

    Pedro,
    si lees con atención el Padrenuestro verás que el pensamiento de Jairo es totalmente coherente con la oración del Maestro.
    No pide nada concreto, sino hacer la voluntad de Dios y la subsistencia cotidiana (podía haber pedido que le tocara la lotería) y que esa voluntad se haga en nosotros.
    Le glorifica y adora.
    Establece un compromiso NUESTRO con Él (así como nosotros perdonamos...) y pide que nos libre del mal.
    No veo incoherencia con el estilo de rezar de Jairo.
    Mire, le contaré un cuento: Cuando iban a canonizar a Don Bosco, el promotor de la fe preguntó al viento ¿Cuándo rezaba D. Bosco? Lo que el Papa zanjó contestando ¿Cuándo no rezaba D. Bosco?
    Así le gusta rezar a Jairo. Y yo le envidio.


  • Comentario por Antonio Llaguno 16.07.18 | 09:26

    La platónica dualidad cuerpo-alma es una de las cosas que más daño ha hecho al pensamiento cristiano original y es fuente de religiones tan perniciosas para la salud mental como el gnosticismo.
    Sí. Dejé la catequesis....después de 30 años de catequista y de más de 300 jóvenes acompañados en la fe. No es mala cifra.
    No. No comparto las enseñanzas oficiales de la iglesia. ¿Y sabe por qué? Porque Dios me regalo una inteligencia y compartir en el siglo XXI algunas enseñanzas oficiales (por ejemplo el relato del Génesis) es despreciar la Inteligencia, es decir hacer mal uso del regalo de Dios.
    Y en cuanto a los años del papa polaco. Quizás para usted hayan sido luminosos. En mi opinión sumió a la Iglesia en un oscurantismo propio del Siglo XIII.
    Tuvo cosas buenas (alguna encíclica social), pero hizo mucho daño al pensamiento libre y realmente cristiano.
    Es mi opinión. Si esto quiere decir que no soy católico, no lo soy.
    ¿Y qué?

    Fin de la cl...

  • Comentario por Antonio Llaguno 16.07.18 | 09:20

    Querido Antonio Manuel, vamos por partes (que diría el amigo Jack), siento tener que explicar esto. De verdad cería que eras más inteligente.
    Ser católiuco me la pela porque Cristo no fue católico (fue judío) y los primeros apóstoles tampoco.
    Unos dicen que la Iglesia se denomina a si misma Católica (que significa Universal), a partir del papa Clemente (año 95 aprox. y otros que a raíz de la condena del marcionismo, primera herejía importante.
    Ser "católico" es un apellido y a mi (manías de uno) me interesan los nombres, es decir "Cristiano", ·seguidor de Cristo".
    El alma es un concepto platónico (griego) no cristiano ni judío, por supuesto. Los judíos, ni siquiera los fariseos que sí creían en la resurrección, no creían en algo llamado alma. Los reñatos de la Resurrecciónndel Maestro, son de un resucitado en cuerpo, en carne y en el Credo, afirmamos creer en la resurrección de la carne no del alma.

    Sigue la lección en otro comentario.

    ...

  • Comentario por Pedro 13.07.18 | 22:17

    Ahora voy a analizar la tesis del artículo. Si le he entendido bien, no debemos pedir a Dios nada en favor de otros. Y la razón es que Dios sabe lo que es lo mejor para todos y no hace falta que se lo pidamos.

    Me equivoqué preguntando a qué iglesia evangélica pertenece Jairo. No hay un solo protestante capaz de argumentar así.

    En realidad, si no debemos rezar por otros, ¿a cuento de qué debemos rezar pidiendo algo para nosotros mismos? Dios ya sabe lo que nos conviene sin que se lo pidamos. Por tanto, dejemos de rezar pidiendo cosas.

    Me pregunto por qué Jesucristo enseñó el Padrenuestro. Según Jairo, no hacía falta.

  • Comentario por Antonio Manuel 12.07.18 | 22:21

    Ser o no ser católico se la "pela".
    Salvar el alma, si es que existe tal cosa.
    Dejó la catequesis de su parroquia, pero le siguen dando la comunión.
    No comparte las enseñanzas oficiales de la Iglesia.
    Los años oscuros del papado Wojtila.
    ...
    No se preocupe señor Llaguno, desde luego no engaña usted a nadie. Y si todo se la "pela", ¿ porqué le preocupa a usted Dios, la Iglesia Católica, etc.?

  • Comentario por Pedro 12.07.18 | 18:52

    Yo no soy guardián de nada. Ni siquiera he dicho si soy cristiano y católico. Lo único que reclamo es coherencia. Quien escribe lo que el señor Jairo no puede pretender ser católico. Y mucho menos acusar de fariseos a quienes señalan algo tan evidente.

  • Comentario por Antonio Llaguno 12.07.18 | 11:41

    Periquín acusar a Jairo de soberbio y victimista es solo muestra de que no conoces a Jairo.
    Hay que ser muy valiente para defender sus criterios durante tantos años, especialmente durante los años oscuros del papado de Wojtila durante los cuales también defendió Jairo estas posturas.
    Y le recordaré, que a diferencia de ustedes, guardianes de la verdad y la sacrosante tradición, los pobres herejes como Jairo o como yo mismo nunca hemos tildado a los carcas de herejes o los hemos enviado a la hoguera.
    Ustedes a nosotros sí.
    Y menos mal que vivimos de nuestro esfuerzo laboral porque si hubiéramos sido como esos honestos teólogos a los que el cancerbero bávaro del papa polaco suspendió como enseñantes y escribientes (Rahner, Kung, Boff, Gutierrez, Sobrino,...) nos habrian ustede socndenado además a la miseria y al hambre.
    No señor Perico, no. No somos víctimas. Estamos hartos de persecuciones pero no somos victimas.
    Porque no hay más dicha en la vida que...

  • Comentario por Antonio Manuel 11.07.18 | 21:53

    Comentario por Jairo [Blogger] 11.07.18 | 19:49. ESTE COMENTARIO NO PUEDE SER DEL BLOGGER JAIRO. Es demasiado ruín.
    Espero que lo desmienta.

  • Comentario por Pedro 11.07.18 | 21:38

    Jairo, arremete usted contra las enseñanzas de la Iglesia Católica y luego se hace la víctima acusando de farisesos a los que le dicen que no es católico.

    Detrás de tanta fachada beata en su discurso, apenas hay algo más que un alma enferma de soberbia.

  • Comentario por Jairo [Blogger] 11.07.18 | 19:49

    .
    Traducción evangélica del comentario de Amanda y algún otro católico "pata negra":

    "Te doy gracias porque no soy como los demás seres humanos: estafadores, injustos, adúlteros; ni como ese publicano de Jairo y demás cuadrilla.

    Yo soy judía judía del Pueblo elegido. Y seguiré a pies juntillas las indicaciones de los escribas y fariseos de mi tribu. Por supuesto gritaré "¡crucifícale, cricifícale!" cuando me lo indiquen. Yo siempre sigo lo que me mandan porque soy súper buena..." (Lc 18,11).

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Jueves, 13 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31