Blog de Jairo del Agua

¡No adoréis a nadie, a nadie más que a Él! - (Solo para laicos no clericales)

20.11.17 | 08:00. Archivado en Religión

El tinglado religioso que tenemos montado está más cerca de la superstición que de la fe. Porque la fe no es ciega, ni debe serlo. Nos han dado una inteligencia -en la que incluyo la intuición- y un ser (el "corazón bíblico", lo más profundo de la persona) que es "el sonar" para detectar a Dios en el mar de oscuridades en que vivimos.

No hay, por tanto, un choque entre ciencia y religión. Lo que se da, por desgracia, es un "choque de rigideces" cuando unos u otros se creen en posesión de la "verdad absoluta", algo muy frecuente en la religión.

Sería bueno reconocer con humildad que vivimos en un mundo evolutivo, tanto a nivel global como individual, también en la religión. Lo dice expresamente el Evangelio: "Muchas cosas tengo que deciros todavía, pero ahora no estáis capacitados para entenderlas. Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará a la verdad completa. Pues no os hablará por su cuenta, sino que os dirá lo que ha oído y os anunciará las cosas venideras" (Jn 16,12).

Y el Espíritu siempre está viniendo y continuará viniendo hasta que nos envuelva en su seno. Algunos todavía creen que vino el pajarito "in illo témpore" y se volvió a la jaula. ¡Pobres! Viven enredados en "viejas letras" en vez de abrir la inteligencia y el corazón con la "libertad de los hijos de Dios" porque a liberarnos vino Cristo.
.

Pretenden conservarlo en frasquitos de cloroformo y están muy seguros de haberlo capturado en un Libro, cuyo contenido -curiosamente- ha sido seleccionado y canonizado por "hombres", limitados y falibles.

Y para mayor despropósito a esa "selección humana" la han consagrado como inamovible "Palabra de Dios". Cuando es evidente que contiene muchas "luces", pero también densas "sombras", sobre todo en el AT. Diré más, contiene muchísima paja y hasta blasfemias, aunque para aquellos primitivos literatos fuesen verdad absoluta.

Hoy esa "rigidez y exageración sagradas" carecen del más mínimo sentido común para un mundo adelantado e inteligente. No en balde nos consideran -con cierta sorna- una de las religiones del Libro, algo así como fanáticos noveleros. Será muy difícil desde ahí llevarnos a una auténtica e imprescindible religión.

Agradezco a los "sabios y entendidos" que me hayan hecho esa selección y por eso la medito. Pero me atengo a las intuiciones de mi corazón. En el propio Libro se lee: "Pondré mi ley en su interior, la escribiré en su corazón, y seré su Dios y ellos serán mi pueblo" (Jer 31,33). Y por ello me ciño a esta razonable opinión: "La Biblia y el corazón dicen lo mismo. Por eso (y sólo por eso) la Biblia es revelación". (Franz Rosenzweig - Filósofo judío). A lo que añado: "Cuando se da esa consonancia interior, porque muchas veces no se da".
.

Algo parecido pasa con la fe. La mayoría del Pueblo de Dios cree con la "fe del ciego". Es decir, creen lo que "el lazarillo" les cuenta, aunque el pícaro se coma su queso y se beba su vino.

Ese "lazarillo" no es otro que el estamento clerical (los famosos "sabios y entendidos"). Previamente, se han preocupado de consagrar una determinada fe como "verdad absoluta" y han amenazado con expulsión del Pueblo y condena eterna a quien la racionalice u opine otra cosa.

Podría relatar errores supinos de mi vida que tuvieron su origen en esa "fe del ciego", en ese sometimiento a lazarillos irrazonables, pero no es el momento. En mi caso, detrás de esa falta de "autonomía", no había una ceguera religiosa (yo buscaba a Dios sinceramente) sino ignorancia, ausencia de conciencia profunda y una apoteósica inseguridad.
.

Cuando eres inseguro y tienes miedo de quebrar la moral (eso que llaman "voluntad de Dios"), te cuelgas de quien supones te ayudará a ver. Aunque más tarde compruebes que de "ver" poco y mucho de "someterte", que de "servidores" nada y mucho de "príncipes dominadores". Con numerosas y gloriosas excepciones...

Y es que la fe no es "creer lo que no vimos" o no se ve. Todo lo contrario. La fe supone VER (meditar y entender hasta donde puedas) y ADHERIRSE a algo o Alguien que previamente has visto o intuido. Ya decían los escolásticos "nihil vólitum quin precognitum", es decir, nada se puede querer si antes no se conoce.

¿Conoces a Dios? Pues si no le conoces, al menos un poquito, no le puedes amar. Así que no me digas que cumples el primer mandamiento. Por desgracia, en nuestra Iglesia Católica, hoy y ahora, coexisten muchos ídolos y dioses falsos a los que rezamos, inducidos por ese "lazarillo" que nos somete con su prepotencia de supuesto "enviado de Dios". No hay más que ver la liturgia oficial.
.

Y lo digo con ese descaro -de que algunos me acusan- porque me estoy convirtiendo en un "caza idolatrías" profesional.

La búsqueda del verdadero rostro de Dios es en mí tan intensa, continua y visceral que no puedo renunciar a ella. "El celo de tu casa me devora" (Jn 2,17). Confieso que muchas veces me siento tentado de imitar a Moisés y hacer beber a los "idólatras oficiales" el oro de sus propios becerros.

Cuando Pablo afirma que no son las obras las que justifican sino la fe, no está hablando de la "fe del ciego", está hablando de adherirse a quien previamente has identificado en tu corazón. Solo por eso podemos cantar: "Benditos los pies del mensajero", que me hicieron VER para después ADHERIRME con pasión a quien vi y me sedujo.

Si la "eminente clase religiosa" (los laicos somos disciplinada clase de tropa) no te lleva a VER, si te hablan desde "arriba", si te tratan cómo súbdito o como esclavo, si no admiten que les tutees, que les enseñes, que les corrijas o que les quieras sinceramente, entonces no son "mensajeros". Son solo carceleros que te mantienen encerrado en sus cuadrículas obsoletas. Entonces no te están conduciendo a la AUTONOMÍA y LIBERTAD, signos ciertos de la madurez humana y de los "hijos de Dios". Entonces no son buena sino malísima noticia. ¡Huye de ellos!
.

Lo dice el Evangelio: "¡Ay de vosotros, fariseos, que pagáis el diezmo de la menta y de la ruda y de todas las legumbres, y olvidáis la justicia y el amor de Dios!

¡Ay de vosotros, fariseos, que os gusta ocupar los primeros asientos en las sinagogas y ser saludados en las plazas! ¡Ay de vosotros, que sois como sepulcros que nadie ve y sobre los que caminan los hombres sin saberlo!...

¡Ay de vosotros también, doctores de la ley, que echáis sobre los demás cargas insoportables, y vosotros no las tocáis ni con un dedo!... ¡Ay de vosotros, doctores de la ley, que os habéis apoderado de la llave del saber, y ni entráis vosotros ni dejáis entrar a los demás!…

Guardaos del fermento de los fariseos, que es la hipocresía. Pues nada hay tan oculto que no se llegue a descubrir, y nada tan secreto que no se llegue a saber" (Lc 11,42 y ss).
.

Por todo eso insisto e insistiré:

No adoréis el Libro, servíos de él en lo que os ayude a ser mejores, más divinos y más humanos. No temáis rechazar rotundamente las blasfemias y barbaridades que contiene porque de ninguna manera son "palabra de Dios".

No adoréis a Vírgenes y Santos que nada pueden hacer por nosotros, tan solo mostrarnos su ejemplo y sabiduría. Ante un Dios que se derrama plenamente sobre sus criaturas es un pecado creer en el "dios botijo" que solo sus "cortesanos intermediarios" pueden inclinar sobre los sedientos. Un "dios manipulable" no puede ser el Dios verdadero. La "intercesión" es una farándula inventada por los "doctores" antes descritos.
.

No adoréis a Curas, Obispos o Papas, tan pecadores como nosotros cuando no más. Aceptad su ejemplo y sabiduría cuando estéis seguros de que os hacen bien. Pero huid de su orgullo, prepotencia, desprecio, cuadrículas y puertas cerradas. Ni son Dios, ni su palabra es divina, aunque lo pretendan. La auténtica "Palabra" está sembrada en el fondo del corazón, búscala, óyela, síguela.

No roguéis, ni mucho menos paguéis, por los muertos. Cuando eso hacemos somos unos prepotentes y orgullosos ante la Misericordia Infinita, que no necesita que la enseñemos su oficio o la empujemos a cumplirlo. Simplemente imitad los buenos ejemplos de los que nos precedieron, perdonad sus injurias, aprended de su sabiduría.

No adoréis las basílicas, las grandes catedrales, los oros y joyas, con que pretendéis sobornar a Dios ("para Dios lo mejor") porque eso os delata y os acusa de "no saber de qué espíritu sois" (Lc 9,55). Al Dios verdadero lo descubrirás en la naturaleza, en los sencillos, en los misericordiosos, en los necesitados, en el fondo preciosísimo de tu corazón, desde el que puedes construir la mejor adoración.

Dios no quiere piedras, monumentos o tesoros, nos quiere a nosotros sus hijos para hacernos felices desde dentro y ayudarnos a construir nuestra propia vida. Esa es su mejor catedral y nuestra mejor ofrenda. "La gloria de Dios es que el hombre viva" (San Ireneo). "He venido para que tengan vida y la tengan abundante" (Jn 10,10)

En definitiva, sumerjámonos fielmente en esta determinación sagrada: "No adoréis a nadie, a nadie más que a Él", al Abba y a Hijo que nos lo mostró.
.


.

.

.

.
.


Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por saruce 24.11.17 | 14:25

    Con vuestro permiso, amigos.
    Me reitero en lo ya expuesto en varias ocasiones:
    Desde mi personal punto de vista, considero que si Dios, o el mismo Jesús de Nazaret, como Segunda Persona divina, se hubiese planteado que le conociésemos a fondo, habría aparecido en el mundo, unos cuantos siglos después, o bien hubiese utilizado otros métodos distintos de los que los que ya conocemos.
    Creo que no poseo la verdad absoluta, aunque pienso que estoy cerca de ella, como muchos de vosotros.
    Y esa aproximación a "mi verdad" me anuncia que yo no poseo la capacidad de analizar, ni de de limitar, ni de juzgar cualquiera de los destellos de Dios, en el que creo.
    Y no lo digo acogiéndome a una falsa humildad, sino a la realidad de mi existencia, cuando ya me considero próximo a dejar este terruño, años más, o menos.
    Creo que a nosotros, los cristianos, no nos define más que el amor, tanto como sistema de vida, como camino y objetivo.

  • Comentario por Antonio Llaguno 24.11.17 | 11:32

    Es que lo que sería un atraso sería que los planteamientos (de Jairo o de cualquiera) lo que tuvieran es un sesgo de la ontoteología medieval (por ejemplo la de Sato. Tomas de Aquino) en un siglo XXI donde un chaval que termina el bachillerato (con aprovechamiento) conoce mejor el mundo y el universo que lo conocía el Santo de Aquino.
    La gran diferencia entre el planteamiento de Jairo (y mío también) y el tuyo (Antonio Manuel) es que tú aceptas como verdad incuestionable toda la tradición de la Iglesia mientras que yo (voy a hablar solo de mi en este caso, si Jairo quiere ya se adherirá o no) la reconozco trufada de las "opiniones" (tan buenas como la mía) de infinidad de cristianos (con tan buena intención como yo) que han tratado de entender el mismo mensaje que yo. (el de Jesús....y de muchos más).
    La libertad de entender a Dios es uno de los regalos más grandes que el mismo Dios nos ha dado.
    El desnudarla de accesorios es una tarea apasionante y al mismo tiempo s...

  • Comentario por Antonio Manuel 24.11.17 | 10:37

    Jairo
    Me has puesto una "etiqueta" que pones en la palestra cada vez que quieres argumentar lo acertado de tus argumentos. En la hemeroteca de este blog se puede comprobar como rechazas la Biblia y los Evangelios en aquellos textos que plasman lo que tu niegas. Las palabras de Jesús, que recogen los Evangelios, que no están en la línea de tus argumentos, las eliminas, aduciendo que se escribieron según el entendimiento de entonces "intoxicado" por la tradición judaica. Te esfuerzas mucho en definir a Dios, al Abba, pero no quieres de consejero al propio Dios, en Jesús. Ser cristiano es tener Fe en Jesús -sea uno católico, protestante, ortodoxo, copto, etc. El mensaje de Jesus debe tomarse de manera contextual, no literal. Yo prefiero creer a Jesús de Nazaret y no a Jairo, y por tanto voy a la fuente única que tenemos y que Dios puso a nuestra disposición.
    En mi opinión, tus planteamientos tienen un sesgo de la ontoteología racionalista de la filosofía del último siglo y med...

  • Comentario por Jairo [Blogger] 23.11.17 | 21:45

    .
    Es una pena Antonio Manuel que NO seas más libre, siquiera para CUESTIONARTE si lo que dice este Religioso (ya fallecido), teólogo y un verdadero sabio, tiene alguna consistencia.

    Te recomiendo la lectura de ese libro póstumo en que habla NO de Filosofía, sino del Dios de los Cristianos y de los muchos "dioses falsos" que nos hemos fabricado incluso desde dentro de la propia Iglesia.

    Opino, con el Papa Francisco, que TODOS debemos participar en la RECONSTRUCCIÓN de la Iglesia, como en tiempos de San Francisco.

    Contigo es muy difícil, porque debes de estar perfectamente instalado y feliz en la CONSTRUCCIÓN existente.

    Te lo digo con todo el mucho cariño que te tengo, aunque no sea más que por tu constancia en sufrirme durante tanto tiempo...
    .

  • Comentario por Antonio Manuel 23.11.17 | 20:47

    Las dos primeras afirmaciones se dan en el Dios de los cristianos, así se contemplan en los Evangelios. En mi opinión, el resto de las afirmaciones forman parte de los muchos análisis filosóficos sobre dios (no necesariamente el revelado en la Biblia) y de la transcendecia del ser humano también tratada en el ámbito filosófico. Con todo, como simples enunciados, no se entienden bién. Decir que Dios se parece a mi libertad, o que la voluntad de Dios es mi voluntad (sobra decir cuando decido en conciencia, ya que toda la actuación del ser humano es siempre en conciencia), me parece limitar a Dios a la dimensión puramente humana. En definitiva me parece que este debate es filosófico y que nada tiene que ver con la Fe en Jesús como Dios venido a nosotros.

  • Comentario por Jairo [Blogger] 23.11.17 | 20:00

    .
    6. Hacia el Dios de la libertad que hace dueños

    Con el fin de resumir en algunas expresiones la centralidad del mensaje que hemos querido comunicar en este capítulo, y que vayamos forjando una imagen del Dios de la libertad, propongo estas expresiones:

    - Dios no impone, se expone. Pasar de la imagen de un Dios que manda, prohíbe, impone, al Dios que propone desde el interior de la conciencia y, por tanto, se expone a ser rechazo por la libertad humana.

    - Dios no quiere nada que no brote de nuestra libertad.

    - Lo que más me asemeja a Dios es la libertad.

    - La voluntad de Dios es mi propia voluntad cuando decido en conciencia.

    - ¡Sé dueño! El grito de la llamada cristiana a la libertad.

    - La religión cristiana es la religión de la libertad.

    - La gran tarea del cristiano es ser dueño.


    José Mª Mardones en "MATAR A NUESTROS DIOSES"
    .

    (Quien desee el Libro completo puede pedírmelo)

  • Comentario por Antonio Llaguno 23.11.17 | 17:40

    Antonio Manuel
    No pongas en mi boca lo que yo no digo. Los sofistas pasaron ya de moda.
    Dios es libre de hacer lo que le de la gana.
    Lo que pasa es que si es totalmente bueno y totalmente sabio, no puede hacer otra cosa que amarnos.
    Yo no estoy diciendo más que si Dios no fuera así no sería digno de ser adorado.
    El que de ahí se deduzca o no que Él es así, es un paso que tú puedes o no dar (yo sí lo doy).
    No es tan difícil de entender.
    Es lo que tiene la libertad, que los buenos (y suponemos que Dios lo es) la usan para el bien no para el mal, para amar no para reprimir.
    Dios fue libre de crearnos o no. Pero una vez decidió crearnos, no fue ya libre, pues al amarnos está condicionado. Pero pudo no crearnos. (Aunque hay quien sostiene que ni siquiera. Que tenía necesidad de crear. Pero eso ya es para Champions y yo sólo soy del Atleti)

  • Comentario por Antonio Manuel 23.11.17 | 17:22

    Claro, la libertad es para mi solo, para Dios no; Él tiene que hacer lo que "a mi me parece que debe hacer porque es bueno". Él nos creó libres, a su imagen y semejanza, ¡ ah ! excepto en la libertad, que Él no tiene.

  • Comentario por Antonio Llaguno 23.11.17 | 14:10

    "El Consejo Pontificio para la Cultura aprobó por unanimidad una petición que insta al Papa Francisco a renunciar a la condena del padre jesuita Teilhard de Chardin"

    ¡¡¡QUE GRAN NOTICIA!!!

  • Comentario por Antonio Llaguno 23.11.17 | 11:25

    Es posible, pero si no hacemos lo que nos dice ¿Hay castigo? Pues vaya una libertad

  • Comentario por Antonio Manuel 23.11.17 | 11:09

    Yo le dije: "...vivir a Cristo, habrá que hacerlo como Él nos pide que lo hagamos..." , no dije lo que Él "nos ordenó" que hiciéramos. No es "obedecer", es elegir.
    Cristo dijo que Dios es Abba, y lo repite continuamente; dijo esto, pero también dijo muchas más cosas. ¿Porqué nos quedamos solo con una y desechamos las que parecen estar enfrentadas con nuestra opinión? Hay quien descalifica ciertas partes del Evangelio, aduciendo que fue escrito en esas partes porque derivan de las enseñanzas judaicas, de la Ley de Dios y los Profetas, a la que Cristo respetó siempre y vino a dar Plenitud.

  • Comentario por Antonio Llaguno 23.11.17 | 09:43

    ...CONTINUO
    Por último le diré algo, Cristo dijo que Dios es Abba, padre.
    Pues bien, yo amo a mi padre. Lo amo profundamente y él a mi.
    Pero igual que un hijo debe "honrar a su padre" como dicen los mandamientos y debe hacerlo por amor.
    Un padre debe ser digno de su hijo (también por que lo ama).
    No vale cualquier Dios.
    Un Dios indigno de sus criaturas sería un Dios mediocre. Quizás a usted no le importe adorar a un Dios mediocre o quizás (como me decía un infocatólico no hace mucho) piense que es lo que hay y que mejor obedecer que el infierno debe ser una putada.
    Pues no para mi es preferible un infierno que adorar a un Dios que no merece nuestra adoración.
    Muchos de los dioses de la antigüedad eran así, copias burdas de seres humanos magnificados. Con superpoderes.
    Lo siento Sr. Manuel, yo creo en Dios no en Superman.
    Y precisamente porque es un Dios tan grande es por lo que es amor. No podría ser otra cosa. No sería digno...

  • Comentario por Antonio Llaguno 23.11.17 | 09:36

    Bien argumentado Antonio Manuel.
    Pero logicamente algo tengo que decir.
    Fundamentalmente tres cosas:
    1ª sobre el asunto de la duda. Yo no tengo certeza ninguna. Lo que pasa es que creo con mucha vehemencia pero internamente, la duda es constante. Dios no se presenta de forma fácil y descubrirle es tarea larga pero apasionante.
    Siempre estaré dispuesto a ser convencido de otra cosa...siempre que traten de hacerlo sin insultar mi inteligencia como hacen algunos tradicionalistas.
    2ª Discrepo profundamente que vivir a Cristo sea "hacer lo que Él nos dice" sin más. Vivir a Cristo es tratar de entenderlo comprender el sentido de lo que dice y convencerse de que es el camino, la verdad y la vida.
    "Hacer lo que nos dice " es obedecer y obedecer no se compone bien con el tema de la libertad.
    Es decir, si nos deja libres pero nos castiga si no obedecemos, ¿¡Que mierda de libertad es esa!?
    SIGO...

  • Comentario por Antonio Manuel 22.11.17 | 20:16

    "...El tradicionalista necesita de certezas, cánones, normas, códigos, leyes. Así puede vivir tranquilo..."; "...Hay que vivir en las normas. En el temor de Dios, en el temor al infierno. Yo no. Si Dios fuera así, no merecería ser adorado. Yo no adoro a Dioses mediocres. ...",esto lo dice ahora, cuando antes había dicho: "...No, yo al menos, no juzgo a quienes viven una religión anclada en los rituales simplemente defiendo el derecho a vivir a Cristo de otra forma....". No parece haber mucha duda.
    Para vivir a Cristo, habrá que hacerlo como Él nos pide que lo hagamos, no existe ese "derecho", hay libertad para hacerlo o no; si la "otra forma..." no es como Él nos pidió, pues no será "vivir a Cristo", será otra cosa.

  • Comentario por Antonio Llaguno 22.11.17 | 10:53

    Y lo de la duda lo digo yo, no Jairo.
    Soy yo (jairista declarado) quien duda y quien vive dudando permanentemente
    Por eso Dios me tiene tanta paciencia

  • Comentario por Antonio Mnauel 22.11.17 | 10:51

    Sr. Llaguno
    Lo de la "evidencia" lo dice el propio Jairo, no yo.

  • Comentario por saruce 21.11.17 | 19:57

    Sin dirigirme a alguien en particular, ni desear crear una nueva polémica, quiero contar o explicar algo que ha llegado a mi mente.
    Cuando te enamoras de una persona, lo haces de modo inconsciente, en la mayoría de las ocasiones, y te aferras a ese amor, con todas las fuerzas, sin la menor duda, y sin atender a razones. Y hasta puedes llegar a desenamorarte, como dice la copla, y recaer nuevamente.
    Pero en este caso, ha existido algo físico, es decir, una sonrisa, una mirada, un olor, una palabra, previos, que ha dado origen a esa relación amorosa.
    Y decimos que hemos elegido "por nosotros mismos", un sentimiento cabal, fuerte y duradero.
    Yo considero que a Dios no lo elegimos, sino que Él nos elige, y que nuestra labor, en este caso, es aceptar, aceptarle como Padre y Creador, desconociendo las consecuencias, y fiándonos de nuestros maestros y consejeros espirituales.
    Y por nuestra fe, confiando en Él.
    ...

  • Comentario por Antonio Llaguno 21.11.17 | 15:03

    Sr. Manuel
    Quién tenga "evidencias" de Dios, que las disfrute.
    Yo tengo dudas.
    Lo cuál es estupendo porque me permite reflexionar y seguir en búsqueda.
    No puedo hablar por Jairo, pero no es muy consecuente tener muchas certezas con la vida de alguien que lleva buscando a Dios desde que nació y no es un chaval.
    El tradicionalista necesita de certezas, cánones, normas, códigos, leyes.
    Así puede vivir tranquilo. reposando sobre la responsabilidad de cumplir no la de buscar.
    Porque ¿Y si lo que encuentra no le gusta?
    Mejor las normas conocidas que la misericordia por conocer.
    ¡Ay! Si tuviéramos tanta fe como la que se contiene en un grano de mostaza, ¡Cuán fácil sería vivir en la confianza de Dios!
    Pero no. Hay que vivir en las normas. En el temor de Dios, en el temor al infierno.
    Yo no.
    Si Dios fuera así, no merecería ser adorado.
    Yo no adoro a Dioses mediocres.

  • Comentario por Antonio Manuel 21.11.17 | 10:43

    Sr. Llaguno
    Jairo habla de "evidencia", usted de "duda"... el argumento se queda "cojo". "Entre líneas" significa "de forma no explícita, sino sobrentendida", y no el vacío que viene a determinar "entrelineas", por tanto me quedo en la duda, valga la repetición, de lo que quiere decir.
    Sobre la ciencia/religión, me quedo con lo que expone que dijo Max Planck. He de decir también que su reflexión me parece congruente en relación con mi percepción sobre ese tema.

  • Comentario por Antonio Llaguno 21.11.17 | 09:39

    CONTINÚO...
    Pero lo que esos científicos materialistas no reconocen es que la característica de la Ciencia es que ninguna verdad es absoluta y que cualquier premisa es cierta hasta que la realidad, la experiencia, consigue falsarla, es decir encuentra una circunstancia en la que no se cumple.
    Cuanto más avanzamos en conocimiento científico, más es palpable que queda mucho por saber y lo que es mejor, que es probable que no lo sepamos nunca. Hoy somos conscientes de que la incertidumbre y la probabilidad son lo que gobiernan la materia (en caso de que exista la propia materia).
    Por lo tanto la pregunta sería ¿Es falsable la teoría de la existencia de Dios? La respuesta es NO. Y no solo eso sino que es perfectamente compatible con los conocimientos actuales, hasta el punto de ser más plausible que muchos (puedo dar detalles).
    Esto abre un mundo maravilloso, como decía Max Planck: "Para los creyentes, Dios está en el principio y para los científicos al final de tod...

  • Comentario por Antonio Llaguno 21.11.17 | 09:31

    me gustaría comentar el asunto Ciencia-Religión (que no es exactamente razón-fe).
    Es muy común escuchar que la Ciencia no es compatible con la Religión. Es una premisa completamente falsa. Y no solo porque existen múltiples científicos (y muy buenos) que son creyentes (obsérvese que no digo cristianos, no es el tema). El problema es que no muchos cristianos se atreven a abordar el asunto desde un punto de vista racional y recurrimos normalmente a argumentos que sin ser malos, no son aceptables para una mente científica...y de ahí no sabemos salir.
    Pretender el mantenimiento de puntos de vista religiosos medievales (Trento p.e.) que se dan de bruces con el conocimiento del mundo actual es una pérdida de tiempo y categoría.
    Hay que analizar el "teísmo" desde un punto de vista racional. La Ciencia, si se analiza correctamente, no ofrece al ser humano ninguna certeza metafísica (de hecho muchos científicos negarán la existencia de la propia metafísica)
    SIGO...

  • Comentario por saruce 20.11.17 | 13:55

    ...Los detractores y enemigos de la Iglesia Católica utilizan esa religiosidad, más afectiva y folclórica, que interiorizada y apostólica, y se sirven de esa mal llamada pureza ideológica, para criticar cualquier signo externo de religiosidad.
    Pero estos últimos no saben distinguir entre Jesús, el Hijo de Dios, el fundador del cristianismo, que nos enseñó su mensaje de amor, que vivió y resucitó por nosotros, y que permanece en el sagrario, y en nuestros corazones, y esos otros líderes sociales y políticos, que buscan el poder temporal, que les permita dominar a sus propios seguidores.
    Nadie, antes de Jesús de Nazaret, habló del amor entre las personas, del amor a Dios, y a toda su creación.
    Y nunca nadie habló a los seres humanos, indicándoles que servir a los demás, es servir y amar a Dios.
    Ese es el núcleo de nuestra fe, por mucho que algunos piensen que es más útil disfrazar la verdad, que contarla tal cual es.

  • Comentario por Antonio Llaguno 20.11.17 | 13:35

    Antonio Manuel, lo malo de leer entre líneas es que hay veces que entre líneas solo hay espacio vacío.
    Hay hoy cristianos muy afectos al clero (a determinado clero, claro) y muy sumisos.
    Deducir que Jairo piensa que quienes viven una fe ritual son malos cristianos es deducir demasiado.
    Los "jairoianos" no están (¿estamos?) en posesión de la verdad, si acaso están (¿estamos?) en posesión de la duda.
    La diferencia entre un cristiano tradicionalista y lo que Jairo plantea es que el tradicionalista no sabe vivir en la duda mientras que "nosotros" no sabemos vivir en otro sitio.
    De ahí esa búsqueda permanente de la que Jairo habla.
    No, yo al menos, no juzgo a quienes viven una religión anclada en los rituales simplemente defiendo el derecho a vivir a Cristo de otra forma.

  • Comentario por Saruce 20.11.17 | 13:33

    De completo acuerdo con Jairo, en cuanto a su frase "No hay, por tanto, un choque entre ciencia y religión", aunque yo sí creo que los hay, y probablemente los habrá entre (seudo) científicos y (seudo) religiosos.
    Aquí abajo, en la tierra de María Santísima, como se suele denominar a Andalucía, irónicamente, la religiosidad popular (que algunos dicen que es la auténtica), poco o nada tiene que ver con la religión católica.
    Y también, nuestros teólogos y exégetas de la Biblia, hacen encajes de bolillos para equilibrar y acompasar nuestro credo a esa religiosidad popular.
    Que siempre exista un buen engrase entre las diferentes piezas de las que consta una religión, como son los religiosos que viven de la misma, los templos, los recursos, y muy especialmente, los creyentes, que son la base (y lo que suele importar mucho, el número de seguidores o adeptos).
    ¿Hemos olvidado las creencias, aposta, o por pura ignorancia?.
    ...

  • Comentario por Antonio Manuel 20.11.17 | 13:17

    "Marcadamente afecto y sumiso al clero y a sus directrices" (RAE, definición del concepto "clerical")
    ¿Alguien puede creer que los cristianos de hoy son, de manera destacada, "afectos y sumisos" al clero? Puede que la devoción a una religión sea más o menos ritual o que el respeto a los ritos reflejen unas actitudes, que no tienen porque ser un obstáculo para acercarse a Dios, a Jesús, desde la oración personal, reflexiva y esperanzada.
    Seguro que hay fieles cuyo nivel religioso solo alcanza al rito y a la costumbre; pero yo no me atrevería a juzgar, como en el texto se hace, sobre las conciencias de los demás.
    La parte final del texto tiene un sesgo subliminal -no adoréis- para dejar caer que las expresiones materiales -libros, santos, muertos, basílicas, ...- están ahí para acusarnos de lo malos cristianos que somos...
    Me parece deducir que para Jairo, solo los "Jairoianos" son los que están en posesión de la verdad...¿?

  • Comentario por Antonio Llaguno 20.11.17 | 11:39

    .....CONTINUO
    Cuando llegó el día de la Virgen y la imagen de la Virgen de la Peña de Francia iba a visitar el pueblo.
    Llegó la sacristana y nos pidió que sacáramos a San José (Patrón del pueblo) a ver a su esposa, porque si no la Virgen se cabrea y no llueve.
    Allí estaba un universitario petulante (yo mismito) que le dijo: "¿Pero hija como puedes creer esas cosas? Es una imagen de madera y tu eres más leída que eso" a lo que me contesto: " Tu sácala"
    Sacamos la imagen y al día siguiente cayó una tormenta de verano como solo caen en Extremadura.
    En medio del diluvio tuve que ir a comprar el pan (la sacristana era la panadera) y al verme llegar empapado me preguntó con sorna: "¿Que, llueve o no llueve?"
    No quiero decir que fuera causa directa sino que ¿Quiénes somos nosotros para juzgar la religiosidad de los demás?
    Desde entonces respeto a todos (salvo a los inquisidores que me anatemizan a mi, que solo los compadezco)

  • Comentario por Antonio Llaguno 20.11.17 | 11:34

    Jairo, abordas varios temas en tu artículo, a cual más interesante.
    El de la Ciencia/Religión es un debate apasionante que si quieres, algún día abordamos en serio. Es sorprendente rascar un poco en él.
    En cuanto al otro asunto, yo sí que creo que a Dios se le puede conocer.
    Obviamente Él no se da a conocer de manera obvia, porque eso limitaría nuestra libertad y condicionaría nuestro aprendizaje a amar.
    Pero sí que es posible conocerle.
    La fe estriba en estar abierto a esas "presencias" divinas a esas hierofanías del padre que se nos presenta a cada un@ tal y como cada un@ necesita.
    Por eso a mi la religión me gusta como la poesía de Juan Ramón: desnuda, sin ropajes, sin ornamentos.
    Eso hace que muchos me llamen hereje, porque pienso que muchas de las formas tradicionales de creer son supersticiones.
    Pero hay que tener cuidado.
    te cuento una anécdota: Hace muchos años, estaba yo en un campo de trabajo en las Hurdes .......SIGO

  • Comentario por Antonio Llaguno 20.11.17 | 09:46

    Si en medio de la Iglesia
    te sientes hoy, hermano,
    como un leproso antiguo,
    ¡no atropelles el tránsito
    ni dejes el Camino!

    Pere Casaldaliga


Miércoles, 18 de julio

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031