Blog de Jairo del Agua

Creo en un Dios sostenible I - (Un Dios interior y personal)

15.09.17 | 08:00. Archivado en Religión

Vivimos en la época de la sostenibilidad. Queremos una economía sostenible, una creación de empleo sostenible, una ecología sostenible, etc. Es decir queremos que el entorno material que nos rodea progrese, pero que ese progreso perdure y no sea circunstancial. Aspiramos a un bienestar duradero, queremos avanzar por camino firme. Eso quiere decir sostenible.

¿Y en el importantísimo mundo espiritual? ¿Buscamos un Dios sostenible o nos agarramos a cualquier "diosecillo" aprendido o instaurado por nuestra cofradía? Me temo que esta segunda opción sea la mayoritaria, seguramente en todas las religiones. Como soy católico, reflexionaré desde mi religión.

Si preguntamos a los católicos por qué lo son, muchos responderán que nacieron en un ambiente católico, que se educaron en el catolicismo, que se han habituado a sus prácticas religiosas, que están confortablemente instalados donde están, que buscar ("buscad y hallareis" – Mt 7,7) conlleva dudas, inseguridad, disconfort. Incluso habrá algunos que respondan que da lo mismo, que lo importante es tener una religión para poder pedir por sus "necesidades" y tener un "respaldo divino".


.

Por desgracia, nuestra "fragilidad" humana y nuestro limitado "poder" han incubado dioses aberrantes. Recordemos tan solo la atávica costumbre de sacrificar vidas humanas, de la que no se libraron ni los monoteístas judíos.

A medida que el ser humano ha sido capaz de disminuir su grado de "fragilidad" (las enfermedades, por ejemplo) y ha aumentado su "poder" sobre el entorno (explotación de recursos naturales e invención de nuevos instrumentos, por ejemplo) ha disminuido exponencialmente el recurso a divinidades y religiones.

De ahí que se culpe a la Ciencia de tal alejamiento, puesto que ella ha sido el motor de citados progresos. ¡Nada más contrario a la realidad! La Ciencia no hace más que evidenciar a Dios y derribar ídolos , muchas veces con la oposición de las supersticiones religiosas.

La verdadera causa del olvido de Dios está en que nos han enseñado y aún nos imponen un "dios insostenible". Es decir, un "dios falso, circunstancial, tergiversado por la mente humana" y por tanto no perdurable, no sostenible. (Además de otras causas como la polarización del mundo en la "materialidad" y alejamiento de la "espiritualidad").
.

Nada más empezar a leer "Matar a nuestros dioses" de José Mª Mardones, me encuentro menciones como éstas:

- "Distorsión de la verdadera imagen cristiana de Dios"

- "A menudo Dios es una carga pesada, muy pesada"

- "Esas imágenes de Dios no son el Dios de Jesús, sino su negación"

- "Hay que cambiar nuestras imágenes de Dios… Frecuentemente ni lo hacemos, ni nos ayudan a hacerlo en la Iglesia".

Pues bien, desde la actualidad en la que escribo... (¡Ay Señor, cómo hemos olvidado tus "signos de los tiempos"!) me he sentido "empujado" a insistir en las básicas "imágenes sostenibles" y rebatir, una vez más, las blasfemas "imágenes insostenibles" que todavía reinan en nuestra Iglesia. A pesar de que muchísimos teólogos y curas "convertidos al Evangelio" emiten ya en otra onda. Pero no parece suficiente, la Institución sigue anclada en un pasado oscuro.
.

Sostenible es solo el Dios interior y personal, encontrado y paladeado, fuerza y motor de nuestra humanidad. Innumerables citas evangélicas lo corroboran. Por ejemplo, todas las que hablan de "encontrar" o del "reino de Dios".
.

Por contra, estamos colgados de un ausente "dios intervencionista", irracional, trasnochado y oficializado: Dios arriba sentado en su trono y nosotros abajo, en nuestro destierro terrenal.

Casi toda nuestra actividad religiosa consiste en convencerle para que "baje" y nos socorra. O en insistir a la Virgen y a los Santos para que le convenzan.

Al error del "dios intervencionista" sumamos el error de pensar que estas personas santas -humanas como nosotros- nos comprenderán mejor por ser de nuestra raza, tendrán más misericordia que el mismísimo Dios y le persuadirán de que "actúe" y nos socorra. Lo cual es una blasfemia, consentida y cultivada por los responsables religiosos, que oficialmente han instaurado la absurda "intercesión"(1).
.

Con estos mimbres ya tenemos formada la imagen consciente o subconsciente de un "dios campana" al que hay que repiquetear, con la larguísima soga de nuestras peticiones, para que se entere de cuáles son nuestras necesidades. O le despierten sus enchufados del cielo.

O la imagen de un "dios perchero" al que le colgamos ("le encomendamos" decimos, porque nosotros SÍ que somos compasivos) las necesidades de nuestros prójimos. Y con ese "colgamiento" nos sentimos liberados y satisfechos de nuestra solidaridad (lo practicamos a diario en las preces litúrgicas).

O la imagen de un "dios cicatero" al que hay que arrancarle (sic) los favores a base de martillearle. O la imagen de un "dios inmisericorde" que necesita ser continuamente empujado por sus cortesanos para que nos mire desde allá arriba y deje caer alguna brizna consoladora.

(Os confieso que hace mucho tiempo que no rezo POR nadie. Como mucho, rezo CON alguien y me uno a sus deseos o medito cómo AYUDAR a ese alguien y ser las "manos de Dios" para él).

Estas y otras imágenes, de las que hablaré más adelante, no son más que vomitivos del Dios verdadero al que suplantan. No estoy exagerando. Muchísimos católicos somos o hemos sido "idólatras". Copio al religioso Mardones: "Son imágenes que nos encontramos fácilmente en la pastoral, en la catequesis, en las homilías, en conferencias, en programas de radio y en charlas cotidianas"(2).

¿Todos estos "dioses", con los que convivimos, concitarán muchas adhesiones y atraerán a los alejados, jóvenes, dubitativos, ateos…? Creo que no, solo causarán muchas deserciones, indiferencias, sarcasmos y rechazos.
.

Ya nos incriminó Pablo: "Por vuestra causa es blasfemado el nombre de Dios entre las gentes" (Rom 2,24). Y, anteayer, el Vaticano II ya reconoció que "el ateísmo o no creencia de muchos está causado por las malas imágenes que ofrecemos de Dios".

¿Entonces? ¿Por qué se quiere mantener oficialmente un "dios insostenible, falso, utilitario y trasnochado"? No tengo respuesta, para mí es inexplicable. Solo hallo un paralelo en el Evangelio: "como decís que veis, seguís en pecado" (Jn 9,41). O tal vez esta dejación de nuestros dirigentes guarde similitud con su ostentación frente al "no llevéis ni bastón, ni alforja, ni pan, ni dinero, ni dos túnicas…" (Lc 9,3).

O con los "monumentos faraónicos" frente al portal de Belén, al hogar de Nazaret, a la desnudez de la custodia de la cruz. O con "una Iglesia pobre para los pobres" repleta de oro, plata, piedras preciosas, arte, museos, promocionadas orfebrerías y demás "valores" materiales, porque "¿lo mejor?" es para Dios. Me hiere profundamente que vivamos hoy, "de hecho", en las antípodas del Evangelio. Es todo lo que puedo decir.

¿Por qué católicos de buena voluntad siguen acudiendo a esos "ídolos limitados e insostenibles"? Eso tiene más fácil explicación:

+ Porque nos lo inocularon de pequeños y eso es muy difícil de cambiar. Salvo que se haga un camino de búsqueda y maduración personal al que pocos nos empujan. Han sacralizado la "piedad popular" y ahí nos suelen abandonar con todas nuestras supersticiones, egoístas devociones, cadenas mentirosas y folclores seudoreligiosos.

+ Porque -y esto es lo más importante- nuestra indigencia, nuestra limitación y nuestra fragilidad nos empujan instintivamente hacia un "algo o alguien poderoso" que nos pueda socorrer. El "instinto religioso" es connatural al ser humano y así lo corrobora la historia.

Como no siempre nos predican al Dios verdadero hay que buscarle personalmente con insistencia. Trabajo que una mayoría ni intenta. Casi siempre nos apoyamos en la "divinidad" que nos enseñan o nos imponen los poderosos. Y las manifestaciones religiosas suelen venir impuestas por los poderosos de cada religión. Pero toda esa "historia religiosa" tiene el mismo origen: la realidad de nuestra fragilidad, de nuestra indigencia humana.

Nuestra necesidad de "agarrarnos a un clavo ardiendo" nos mantiene en rutinas religiosas y en devociones superfluas, difundidas como milagrosas. Se practica una religión como quien "juega a la lotería", a ver si nos toca el milagro. Esa es la religión de muchísimos. Pocos, muy pocos, buscan la "experiencia interior" de un Dios que intuyen muy íntimo y cuyo trato les aporta energía, luz y amor.

Es decir, nos solemos conformar con la externa "copa de la religión" (de la forma y tamaño que los jefes imponen) pero vacía del "vino de la espiritualidad", del contacto y experiencia personal con un Otro que nos trasciende, acompaña y abraza.
.

La noticia esencial de la Buena Noticia no es otra que la "revelación" de un Dios Padre y Madre que nos habita y nos conduce a la "liberación" del yugo del poder religioso. "El sábado es para el hombre y no el hombre para el sábado" (Mc 2,27).

Alguno me objetará: Tu Dios interior y personal es muy individualista. Los católicos somos Comunidad de creyentes.

Y yo le replicaré: ¿Amigo mío, qué es lo que da "calor de hogar" a la Comunidad? ¿Los troncos bien apilados en la leñera o los que arden en la chimenea concreta e individual de cada católico?
.
_____________________________
.

(1) Interceder: "Hablar en favor de alguien para conseguirle un bien o librarlo de un mal".

(2) "Matar a nuestros dioses", Cap. 1 Imágenes idólatras de Dios
.

(Continuará)
.

.


Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Carmen 18.10.17 | 20:58

    También dijo Jesucristo " pedid y se os dará" Y su Madre intercedió por los novios en la boda de Cana, y sirvieron el vino mejor que habian probado nunca. También dijo que el perfume que derramó sobre sus pies María Magdalena no era un despilfarro como dijeron sus enemigos ya que El solo estaría un tiempo con ellos y luego partiría.
    El arte, la música, las joyas, la arquitectura...casi siempre financiados por los fieles o por mecenas, son patrimonio de todos, si se venden se perderán para siempre, y suele pasar que los que dan parte de su dinero para mantener su pequeña iglesia y los que arriesgan sus vidas en guerras por sus bellas imágenes (como quien conserva una foto de su ser querido) también son generosos con el projimo, dudo que lo sean muchos de los que quieren que la Iglesia pierda las raíces y el devenir de su Historia.
    El Dios interior es lo esencial pero a traves de nuestros ojos, oídos y olfato (olor del incienso,, etc) sentimos la grandeza de nuestro Padre.

  • Comentario por Carmen 18.10.17 | 20:56

    También dijo Jesucristo " pedid y se os dará" Y su Madre intercedió por los novios en la boda de Cana, y sirvieron el vino mejor que habian probado nunca. También dijo que el perfume que derramó sobre sus pies María Magdalena no era un despilfarro como dijeron sus enemigos ya que El solo estaría un tiempo con ellos y luego partiría. El arte, la música, las joyas, la arquitectura...casi siempre financiados por los fieles o por mecenas, son patrimonio de todos, si se venden se perderán para siempre, y suele pasar que los que dan parte de su dinero para mantener su pequeña iglesia y los que arriesgan sus vidas en guerras por sus bellas imágenes (como quien conserva una foto de su ser querido) también son generosos con el projimo, dudo que lo sean muchos de los que quieren que la Iglesia pierda las raíces y el devenir de su Historia. El Dios interior es lo esencial pero a traves de nuestros ojos, oídos y olfato (olor del incienso,, etc) sentimos la grandeza de nuestro Padre.

  • Comentario por Carmen 18.10.17 | 20:55

    También dijo Jesucristo " pedid y se os dará" Y su Madre intercedió por los novios en la boda de Cana, y sirvieron el vino mejor que habian probado nunca. También dijo que el perfume que derramó sobre sus pies María Magdalena no era un despilfarro como dijeron sus enemigos ya que El solo estaría un tiempo con ellos y luego partiría.
    El arte, la música, las joyas, la arquitectura...casi siempre financiados por los fieles o por mecenas, son patrimonio de todos, si se venden se perderán para siempre, y suele pasar que los que dan parte de su dinero para mantener su pequeña iglesia y los que arriesgan sus vidas en guerras por sus bellas imágenes (como quien conserva una foto de su ser querido) también son generosos con el projimo, dudo que lo sean muchos de los que quieren que la Iglesia pierda las raíces y el devenir de su Historia.
    El Dios interior es lo esencial pero a traves de nuestros ojos, oídos y olfato (olor del incienso,, etc) sentimos la grandeza de nuestro Padre.

  • Comentario por Gacelaa desde Murcia 04.10.17 | 21:40

    De regreso de unas vacaciones con amigos del alma por nuestra querida España me siento muy triste.¿ Como es posible tamaño disparate ? yo no quiero poner la bandera de España en mi casa ,porque alguien falta ,mi hermana Cataluña .Hoy no estoy para casi nada solo para pensar ,reposar, esperar y confiar. Buenas noches a todos.

  • Comentario por saruce 04.10.17 | 15:09

    Perdona mi interrupción, amigo Jairo, y no me lo tomes en cuenta, si te molesto.
    A mi edad me escandalizan pocas cosas, pero hay circunstancias religiosas, referentes a mi amada Iglesia Católica, que me levantan el ánimo, como ese deleznable recuento de papeletas de ese paripé de consulta que se llevó a cabo el uno de octubre pasado.
    Hay que ser descerebrados, y me refiero al cura que celebraba la misa, y a los católicos que asistían a la ceremonia religiosa, para no parar la misa, durante el recuento de papeletas, que para colmo, algunos dicen que eran más falsas que los euros de madera.
    No entro en el terreno político, pero en lo religioso, lamento que en pleno siglo XXI, nuestra Iglesia Católica tenga en sus cuadros y jerarquía, gente de esa índole espiritual.
    ¡Que Dios les perdone, como yo les perdono!.

  • Comentario por Jairo [Blogger] 30.09.17 | 21:30

    .
    Comentario al último artículo de mi amigo José Manuel Vidal, que acabo de colgar en su página:

    Amigo mio, desde el respeto y afecto que te tengo: Los Obispos no deben meterse en bandos, pero SÍ predicar el Evangelio. Por eso y no por lo otro me dice mucha gente que son unos COBARDES y que no les representan.

    ¿Te has dado cuenta que los líderes catalanes del momento, además de los errores políticos (en los que no entro), lo que están quebrando es el AMOR, la UNIDAD y la PAZ? ¡Valores de la esencia cristiana! Están fomentando justo lo contrario: ODIO, DESUNIÓN y VIOLENCIA (hoy 30-09 no sabemos hasta qué extremo). Basta ver la TV.

    Pero nuestros Obispos no saben, no contestan, y cuando lo hacen hablan de DIÁLOGO. ¿Con el MAL? ¿Con la ILEGALIDAD, con la PREPOTENCIA ("por cojones" lo que nos da la gana)? Y TODO eso contra los mismos acobardados y amenazados CATALANES que no les siguen (más del 50%).

    Te aseguro que hay muchísimos sensatos católicos INDIGNADOS... Esperemos que no rebotados y en huida. No suelo entrar en Política, tú lo sabes. Porque además me tachan de "extrema izquierda" (pobre de mí). Pero de los Obispos se espera, como mínimo, que evangelicen. Y ahí SÍ entro.

  • Comentario por José Luis González Regueiro 27.09.17 | 12:24

    Hermano Jairo, me gusta el título de tu artículo, creer en un Dios sostenible. Me ha generado inquietud pero una inquietud sana, que me ayude a ir purificando mi imagen de Dios y mi manera de relacionarme con El. así como ir ayudando a mis feligreses a que hagan lo mismo (aquí me llevo sorpresas porque la verdad es que para ellos es una gozada descubrir esto). Yo creo que es tan sencillo como atreverse a creer en el Dios del Evangelio y relacionarse con El como lo hacia Jesús. Cierto que cuesta desprenderse de costumbres, rutinas, tradiciones de una educación religiosa de muchos años, pero es algo que tenemos que hacer. Por ello tus reflexiones son muy importantes porque motivan e interrogan a los que las leemos. Animo y adelante.

  • Comentario por Antonio Manuel 25.09.17 | 13:44

    ¡ Cuánto me gustaría tener la "evidencia personal de Jairo" en las cosas de Dios !
    Todo lo que para uno es "evidente", excluye todas las "evidencias" de los demás. El conocimiento se convierte en único, y ese conocimiento es el mío. La uniformidad hacia lo mío es lo único válido.
    (RAE: Evidente: Cierto, claro, patente y sin la menor duda.)
    Saruce potencia su Fe y su amor a Jesús, porque para él las cosas de Dios no son tan evidentes. Acercarse a Dios a través del Camino que Jesús nos indicó se hace desde el corazón, y no desde la razón humana. Conformar a Dios en mi razón, no es amar a Dios con el corazón, con la Fe en su Hijo.
    El Totem de las tribus era la expresión tangible para acceder a las deidades buenas y protegerse de las deidades malas; sus creencias estaban más "allá" del icono totémico.

  • Comentario por Jairo [Blogger] 24.09.17 | 19:30

    .
    De ninguna manera, amigo Saruce. Tienes el derecho (y el deber) de NO CALLAR. No nos prives de tus comentarios desde tu caleidoscopio.

    Y tienes razón: Esta meditación es larga y hasta pesada. Quédate, si quieres, con la imagen final y con las negritas finales. Ahí tienes un magnífico resumen, pegadito al Evangelio.

    Preguntas tú: ¿Somos coherentes con nuestra fe, y con nuestros conocimientos acerca de Dios y de la vida? Y te respondo: La mayoría NO. Nos solemos conformar con lo que los teólogos llaman "via corta de la Teodicea", es decir, con los afectos del corazón, siempre necesitado de un Otro.

    Me parece importantísimo (y por eso escribo estas cosas) que la CABEZA alumbre la identidad de ese Otro. Llenos de contradicciones ni será firme nuestra instintiva fe, ni crecerán nuestros afectos.

    HOY no podemos amar a Dios como amarían a su Tótem los individuos de una tribu ancestral. Pregunto con San Pablo: "¿Entonces para qué vino Cristo?".

    Por desgracia, sobreviven en nuestra religión (y en todas) muchos "tótem" que hay que derribar si queremos identificar siquiera los colores del caleidoscopio. Si ves un grumo negro, es que el caleidoscopio está roto.

    Los que saben dicen: "Para una religión madura es imprescindible que CORAZÓN, CABEZA y MANOS estén concordes". Te invito a ti y a todos los lectores a MEDITAR (no solo leer) cuanto he escrito. Y si fuera preciso, a dejarte "desestabilizar". Agarrados a un terruño no se puede avanzar mucho...

    Dicho esto, resumo: Lo que te sirva, aprovéchalo. Lo que no te mueva, deséchalo. En las partes siguientes se irán viendo más luces y más colores (para mí evidentes, después de muchos años de búsqueda y oración).
    .



  • Comentario por saruce 24.09.17 | 11:42

    ...No es de extrañar, pues, que nos sea tan dificultoso comprender a los demás, tratar de pensar cono ellos, aunque nos creamos poseedores de la mejor de las voluntades, y nos supongamos inundados de empatía hacia el resto.
    Continuamos siendo diferentes, o lo que a mí me resulta maravilloso asumir, el concepto individual del ser humano, capaz de enamorar a todo un Dios, que le cede su paternidad divina, por razones inalcanzables para nuestra inteligencia.
    ¿Se debería actuar, "así o asao", como decimos por aquí abajo, o establecemos nuevas rutas de comportamiento, basadas en ese lenguaje de origen divino, inventado por Jesús de Nazaret?.
    Nunca coincideremos en un diagnóstico certero, al analizar nuestros defectos, como individuos y como sociedad, pero si cuidamos el respeto, y practicamos el amor al prójimo, estaremos edificando un lugar, tanto espiritual como material, donde sea posible la felicidad.

  • Comentario por saruce 24.09.17 | 11:25

    Os prometo "callarme" durante unos días, de veras.
    Como ya dije en mi primer comentario, este post me resultó muy denso, además de extenso, y creí que debería aprovechar esas circunstancias.
    ¿Creemos bien (en Dios, se supone), o lo hacemos de forma defectuosa?.
    ¿Somos coherentes con nuestra fe, y con nuestros conocimientos acerca de Dios y de la vida?.
    Siempre recuerdo los sucesivos caleidoscopios que he ido regalando a "mis pequeños", hijos y nietas.
    Ninguno me mostraba el mismo dibujo, al mirar a través del visor, aunque lo intentara reiteradamente.
    Y, como les decía, como ejemplo, cada una de esas facetas, fases o dibujos caprichosos, casuales, o seudocientíficos, es como cada uno de nosotros, los seres humanos, diferente.
    Sin embargo, no somos tan diferentes, cuando usamos el lenguaje universal del amor, quizás porque nuestros objetivos son los demás, en general, y en particular.
    No es de extrañar, pues...

  • Comentario por Gacela desde Murcia 22.09.17 | 22:00

    Me ha gustado mucho la aclaración de Antonio Manuel así debería ser siempre ..¿Si te he entendido bien querías decir,,,,? y entonces y así nos pondríamos de acuerdo mejor. Si he leído alguna vida de santos siempre ha sido para imitarlo y nunca como intercesor porque verdad es que a veces en la vida real recurrimos a personas de nuestra confianza para que ilumine nuestra decisión. Nuestro Padre es el hilo mas directo que tengo.

  • Comentario por saruce 22.09.17 | 18:43

    ...(continúo), o en mi corazón, o que ha modificado mis sentimientos.
    Y ES QUE Dios no utiliza un E-mail, ni participa en las Redes, ni siquiera pone el "O.K." del Wathsapp, para decirme que ha recibido mi llamada.
    Y así como yo me dirijo a él, con toda confianza, eso sí, considero que he de repetirle algunos mensajes, aunque alguno pueda tacharme de cansino, para expresarle mis peticiones, o simplemente mi estado de ánimo.
    Porque cuando me presento ante Jesús Sacramentado, y miro ese sagrario donde se encuentra, casi siempre le digo lo mismo, después del saludo que "tenemos establecido".
    Y nada me deja más confortado que pedirle amor para todos, tomando a los "míos" como referencia.
    No descubro nada nuevo si le doy gracias a cualquier hora, porque mi vida, a mi edad, se llena de alegrías, a diario, aunque las enfermedades, el viento y la lluvia parezcan hacerme la puñeta.
    ¿Dios conseguidor, o esperanza?.
    Sí, o algo de eso.

  • Comentario por Saruce 22.09.17 | 18:26

    Y voy con otro tema que aludes, Jairo, y con el que no comparto algunas de las conclusiones que expones, aunque, es cierto que tampoco poseo certezas contundentes para desarrollarlo.
    En alguna otra ocasión he comentado mi beligerancia a todo lo que signifique teología, en el sentido de asumirla como un conocimiento específico y adicional de Dios.
    Para aclarar más mi posición, cuando me cito a Dios, me refiero a "mi amado y desconocido Dios".
    Y creo con toda firmeza que "alguien" ha de mostrarme, enseñarme, iluminarme sobre Dios, ya que mi fe no es tan férrea, ni tan marmórea, que me baste para ampliar mis conocimientos sobre Él.
    Únicamente tomo como referencia a Jesús, el Hijo de Dios, y ayudado de ciertas lecturas, y de algunas palabras que considero verdades, entrego mi confianza a Dios, y le pido que me guíe.
    Pero la respuesta (a mí, personalmente), es tan sutil que puedo creer que se ha recibido en mi conciencia...

  • Comentario por Antonio Manuel 21.09.17 | 18:39

    Apreciado Saruce, nunca me molestaran tus palabras. Pido perdón si las mías si lo hacen.
    Yo no digo que acudo a un Santo para que me consiga algo del Padre. Yo digo que acudo a un Santo para que me ayude a encontrar el camino que ha de llevarme al Padre; después claro que pido al Padre.
    La devoción a los Santos era el Ejemplo de su vida, para imitación nuestra. No se cuando, pero derivó hacia el "amigo al que pido recomendación". San Antonio de Padua realizó muchos milagros, en aquel momento lo normal sería que si me acercaba a él, obtendría mi petición, y quizás por derivación llegamos a la tradición de visitar a un Santo para pedir su intercesión, pero todo el mundo sabe que es el Padre el que nos escucha.

  • Comentario por saruce 20.09.17 | 18:19

    Te ruego que no te molestes, Antonio Manuel, por referirte una pequeña parte de la charla que, en tiempos previos a la Semana Santa, nos impartió un afamado teólogo español, conocido por su lucidez.
    Uno de nosotros, todos jóvenes estudiantes, de "diecitantos" años, le preguntó al teólogo la posibilidad de recurrir a los santos, cuando tuviésemos necesidad de pedir algo a Dios, y la respuesta de éste no se hizo esperar:
    ¿Quién de vosotros - repreguntó, divertido -, recurre al vecino, o al amigo de su padre, para que éste interceda en asuntos familiares?.
    Desde entonces, recuerdo con una sonrisa aquella anécdota, y me reafirmo más en la paternidad de Dios.
    ¿Quién nos atenderá mejor que nuestro Padre, que por ser Dios, es omnipotente?.
    ¡Qué pena que los santos no sean todopoderosos, como el mismo Dios...!.
    Pero, a decir verdad, ¿para qué queremos más intercesiones de santos, si Dios no se nos ha quejado nunca?.
    Un abrazo.

  • Comentario por Antonio Manuel 19.09.17 | 23:14

    Se habla mucho de un dios próximo, amable, que nos quiere, que me acompaña... eso lo puede hacer un buen amigo.
    Veo que se habla poco de Jesús, sí el de Nazaret, verdadero Dios venido a nosotros. Él nos mostró como Dios nos acoge. Si algo conocemos de Dios, es porque Jesús nos lo dijo. No hay otro que nos pueda decir más de Dios, de ese Dios de Amor en el que creemos los cristianos.
    Cuantas veces pedimos ayuda a los amigos, ¿porqué no podemos pedir ayuda a los Santos de nuestra devoción para que sepamos encontrar el Camino que nos conduce a Dios? , ¿o es que solo me relaciono con "mi dios"?

  • Comentario por Gacela desde Murcia 19.09.17 | 20:43

    El principio del curso ...promete. Sí nos han vendido lo mismo que les vendieron a ellos sus formadores .Ahora existe la facilidad de buscar en otros pozos de rebuscar y comparar de discernir lo que aprendí con lo que vivo HOY." La no creencia de muchos está causado por las malas imágenes que ofrecemos de Dios". Es cierto que nos podemos desviar de la Iglesia institución pero si sabemos beber, en nuestra búsqueda interior en el compromiso con el débil en hacer mas humano nuestro pequeño mundo cotidiano la equivocación puede ser menor. Como dice Jairo en contacto y experiencia personal con el que nos trasciende nos acompaña nos quiere, del que intuimos que está de nuestro lado
    que nos habla a través de los acontecimientos de la vida .

  • Comentario por Gacela desde Murcia 19.09.17 | 20:41

    El principio del curso ...promete. Sí nos han vendido lo mismo que les vendieron a ellos sus formadores .Ahora existe la facilidad de buscar en otros pozos de rebuscar y comparar de discernir lo que aprendí con lo que vivo HOY." La no creencia de muchos está causado por las malas imágenes que ofrecemos de Dios". Es cierto que nos podemos desviar de la Iglesia institución pero si sabemos beber, en nuestra búsqueda interior en el compromiso con el débil en hacer mas humano nuestro pequeño mundo cotidiano la equivocación puede ser menor. Como dice Jairo en contacto y experiencia personal con el que nos trasciende nos acompaña nos quiere, del que intuimos que está de nuestro lado
    que nos habla a través de los acontecimientos de la vida .

  • Comentario por Saruce 19.09.17 | 18:44

    Que tengáis un dichoso principio de curso.
    Extenso y denso post, Jairo, de lo que me congratulo.
    Parece señal inequívoca de que el verano ha sido aprovechado, convenientemente.
    No deseo generalizar, en este primer comentario sobre el tema propuesto, pera a escala personal, creo no poseer la sabiduría, y menos aún los criterios básicos para ser compañero de Jesús de Nazaret, y ofrecerle mi apoyo, con suficiencia y dignidad.
    Y no se trata de falsa humildad, sino de claro reconocimiento de mis capacidades, y de mis inseguridades.
    Yo creo que sería de los que fuesen tras Él, unas veces en silencio, y otras hablando, bajito, claro está, para rogar por "los míos", y hacerle llegar mis palabras y mis intenciones y deseos.
    Y de los que se asustarían al caminar sobre las aguas, aún cuando le viese con la mano extendida, diciéndome "ven, no temas".
    Mi naturaleza es débil, pero mi fe crece con los años, creo yo.

  • Comentario por Semper reformanda 19.09.17 | 17:42

    Así es tal como lo plantea Jairo y en un todo de acuerdo con el comentario de Patricia Paz. Nos han transmitido una imagen caricaturesca de Dios que debe ser "evangelizada". Por suerte hoy día la gente está más educada, más formada que antaño, y puede discernir por sí misma cuando le pretenden vender imágenes religiosas que tropiezan con el sentido común, con la razón y con la misma fe en un Dios que es definido como "Amor" en la misma Escritura. Hoy no andamos con vueltas. Cuando se insiste mucho en este tipo de trampa para bobos, la mayoría se retira de las instituciones religiosas en busca de espacios de espiritualidad más maduros y libres.
    Seguimos adelante, Jairo, ayudando a tantos a descubrir el rostro del Abba que nos regaló Jesús.

  • Comentario por Antonio Manuel 19.09.17 | 17:15

    ¿Cree patricia paz en la oración que nos enseñó Jesús, el Padrenuestro? ¿Cree, también, en el Evangelio de Jesús que conocemos?
    Si realmente cree, ¿cómo dice lo que escribe?
    Yo creo que Jairo debe explicarse mejor y no definir un dios al libre albedrío de cada uno.

  • Comentario por patricia paz 18.09.17 | 21:14

    Jairo, una vez más has dado en el clavo!! Es horrible la imagen de dios que tienen muchas personas, realmente incomprensible. Muchas veces me pregunto cómo se puede creer en un dios que nos manda cosas horribles, que podría intervenir en nuestro favor y no lo hace y que necesita "lobbistas" para escucharnos y hacernos el milagro que necesitamos. Y es verdad también que desde la Iglesia se anima este tipo de dios, no hay más que escuchar las oraciones litúrgicas... amén de novenas, indulgencias y milagros necesarios para las canonizaciones. Espero con impaciencia tus próximas entregas sobre este tema.

  • Comentario por Antonio Manuel 16.09.17 | 11:00

    El "blogger" hace una caricatura de la Iglesia, y no se da cuenta que está haciendo una caricatura de la sociedad occidental actual. Hay santurrones en todas las esferas sociales: religiosos, políticos, deportivos, culturales, etc. Estos necesitan la materialidad, lo tangible, lo placentero, etc. Sus dioses son creados por intereses espurios y promovidos para beneficio de dominio de voluntades.
    La Iglesia promueve la fidelidad al Evangelio, hoy de manera clara y notoria. Claro está que la Iglesia está inmersa en nuestra sociedad, y los males de ésta también le afectan.
    No es cuestión de "definir" a Dios, eso ya lo hace Jesús. Se debe promover la desaparición del analfabetismo funcional y el aumento de la dósis del pensamiento crítico. Si el reproche se dirige a culpar a los demás, la razón del argumento desaparece.

Martes, 12 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031