Blog de Jairo del Agua

"La gaviota" - (Otra parábola de resurrección)

01.05.17 | 08:00. Archivado en Educación, Religión

Gaviotas - Cruchy

Es de noche.
No sé dónde duermen las gaviotas.
Tampoco sé si sueñan.
Se abrigarán con la oscuridad
y esperarán la mañana que siempre llega.

Déjame que te cuente
de una gaviota
que vi esta tarde.

Voló suave,
dirigida y cierta,
junto a mí.
¡Me dijo tanto!

Con su silencio intenso,
con su vuelo cierto,
con su hacerse al viento.
Déjame que te cuente.
¡Me dijo tanto!

Gaviotas 2

Me dijo que hace tiempo
vivió lo incierto,
se sintió muy sola
y se unió a los vientos.

Le pregunté en silencio.
Voló suave,
dirigida y cierta,
y me contó este cuento:

Cuando era niña
encontré una roca
alta, erguida, más alta que las olas.
En ella me posé tranquila
y me sentí gaviota.

Era mi roca.
Desde allí veía,
volaba un poco
y luego volvía.
Era mi roca.
En ella vivía.

Gaviotas 4

Me sentía gaviota.
Miraba las olas.
Cazaba tranquila.
Con mis pies en la roca
la vida seguía.

Pero un mediodía
la roca se hundió
sin razón.
sin aviso,
sin ton y sin son,
la roca se hundió.

¡Pobre gaviota!
Sin castillo quedó,
sin paz,
sin vida, sin sol,
sin su mirador.

Le dio miedo el viento,
el mar enfureció.
El miedo, las olas,
la noche, el dolor,
todo le asaltó.

Gaviotas 5

En silencio,
con su vuelo limpio,
suave en el viento,
segura en el tiempo,
miró hacia lo lejos
y luego me dijo:

La roca se hundió,
¿para qué mis patas?
¿para qué mi sol?
¿para qué las alas?
¿para qué los vientos?
¿para qué soy yo?
La roca se hundió.

Entre su vuelo y el viento,
con mi silencio, entendí el dolor.
¿Gaviota qué pasó?

Gaviotas 3

Con mirada limpia,
con el ala abierta,
con su vuelo cierto,
mi gaviota calló,
sonrió al cielo,
jugó con el viento,
me miró y finalmente dijo:

¡Ahora la roca soy yo!
Descubrí mi vuelo,
perdí el miedo al viento,
soy un ser nuevo.
¡La roca soy yo!

El castillo y el sol,
la paz, la vida,
la gracia del vuelo,
el cielo, las olas,
el mar y los juegos,
el viento... ¡soy yo!

Gaviotas 9
Me sentí gaviota,
descubrí mi vuelo,
perdí miedo al viento,
soy un ser nuevo.
¡La roca soy yo!
Y también soy la luz...

Extendí mis alas
y mi Dios, que es vida,
me levantó hacia sí.

Y ya no sé si en vuelo
me acaricia el Cielo
o soy yo
quien le acaricia a Él.
.

Peter A. Fraile (1)

_________________________

(1) Peter A. Fraile, sicólogo, teólogo y formador, es el creador de los Cursos "Integración de valores" y "Dinámica de la bondad".
___________________________________________________________________
.
¡La roca soy yo!

Contra toda la "educación colgada" que nos han dado y todos los vientos del mundo.

Colgados de los otros, de la moda, de nuestros malos funcionamientos, del cuerpo, del ambiente, de la religión, de Dios...

Solo cuando se descubre que la Religión forma parte de mí mismo, que Dios es "lo más íntimo de mí mismo" (como decía san Agustín), "tú mejor tú" (como diría Pedro Salinas), solo entonces embocamos el camino de la plenitud, abrimos la alas y volamos hacia nuestra "misión de ser" en este mundo terrenal. Para encontrarnos e inundarnos de un Dios que nos levanta y no nos encadena.

Y se palpa la felicidad ya aquí...

¡Os lo deseo a todos con toda la pasión de mi corazón!
.

Jairo del Agua

Z - cenefa flores

Z - cenefa flores

.

LA VOZ DE LOS LECTORES:

Meditaciones

Cada vez que leo un nuevo artículo suyo, Jairo, repaso gozosa los que ya poseo y siempre encuentro algún pensamiento nuevo que me alimenta. Encontrar sus artículos fue como aire renovado. A veces, releyendo, me parecen totalmente nuevos. ¡Me alegra tanto su frescura! Por eso ansío que siga escribiendo con premura. Ya sé que no es sencillo, que ud. escribe desde lo hondo y eso no se puede forzar. Pero no deje de hacerlo, por favor.

Tiene algo especial dentro de su ser que le sobrepasa, le impulsa, le llama... respetando absolutamente su libertad. Está siendo llamado a descargar espaldas cansadas, indecisas, sumisas en exceso a la autoridad (porque así las formaron), agobiadas, no realizadas, sin encontrar al Dios que de alguna manera intuyen.

Tiene el don de pacificarme, suspenderme en el tiempo, sentir el gozo de la Palabra viva, animar mi seguimiento, confirmarme que merece la pena seguirle, aprender de Él, entregarme sin límites, buscarle incansablemente, amarle con toda la fuerza de mi corazón, dejarle hacer, y hacer yo, al mismo tiempo, aquello que esté en mis manos.

Que Él le bendiga a manos llenas, le ilumine para que siga sembrando con la semilla de su palabra escrita, de su querer encendido -que nos descubre sin rubor- para hacer que nuestros corazones se enciendan del mismo modo. ¡¡Gracias, mi buen Jairo, por haber entrado en mi vivir!!

Pilar blog

María Pilar García de Aguirre
Zaragoza - España

..

..

Z - cenefa flores

Z - cenefa flores

_________________________________________________________________________


Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por José Luis Suárez Sánchez 03.05.17 | 18:50

    Como nada tengo que decir, presto mi voz a Juan Salvador Gaviota: "su manera de demostrar el amor era compartir algo de la verdad que había visto, con alguna gaviota que estuviese pidiendo sólo una oportunidad de ver la verdad por sí misma...
    "Gaviota que ve lejos vuela alto...Las gaviotas de donde has venido (las de la manada, las que sólo se ocupan de la pitanza)se lo pasan en tierra,graznando y luchando entre ellas. están a mil kilómetros del cielo..."
    "Al expulsarte, las otras gaviotas sólo se han hecho daño a sí mismas, y un día se darán cuenta de ello; y un día verán lo que tú ves. Perdónales y ayúdales a comprender..."
    "No se debe amar el odio y el mal. Tienes que practicar y llegar a ver la verdadera gaviota, ver el bien que hay en cada una y ayudarlas a que lo vean en sí mismas. Eso es lo que quiero decir por amar"
    "Mira con tu entendimiento, descubre lo que ya sabes, y hallarás la manera de volar..."

  • Comentario por Mar 03.05.17 | 10:34

    Sr Tomás Pérez
    Tampoco yo entiendo el motivo de sus descalificaciones, crítica y a qué artículo de Jairo del Agua se refiere (?).
    He leído con atención los comentarios de abajo y, sinceramente, no veo ningunas muestras de intolerancia o actitudes hostiles hacia su persona... Le animo a compartir con nosotros su punto de vista y sus opiniones pero no en tres frases abruptas. Que tenga buen día.

  • Comentario por tomás pérez catalán 02.05.17 | 18:56

    Tras las muestras de intolerancia que observo, esas actitudes hostiles hacia todo lo que no sea ensalzar al autor con cursiladas nefandas, creo que no volveré por este blog. Tienes ustedes un problema de comprensión lectora. O quizás les ciegue su infantil fascinación por el autor. Adiós.

  • Comentario por Manuel_RH 02.05.17 | 15:19

    O yo me he perdido algo o este tomás pérez se ha equivocado de blog.

    No entiendo nada de lo que dice. En cualquier caso poco tiene que ver con el post de la gaviota.

    Por qué tendrán tanto empeño en presumir de cristianismo quienes tanto tienen que aprender !!!

  • Comentario por Antonio Manuel 02.05.17 | 14:03

    Pérez Catalán
    ¿Cuál es su aportación? Las descalificaciones ya las leo. ¿Qué le pasó a usted en los años 60's? ¿Malas experiencias en el seminario? ¿Estuvo usted en el seminario?
    ¿Por que no nos dice su "verdad" de la persecución de Hitler y sus "nazis" a los judíos? Si se lo calla no podremos comparar las "versiones" de esos hechos y, de ser necesario, volver a las "aulas no universitarias". También a mi me cuesta creer que esas persecuciones tuvieran la causa en un ambiente antisemita de una sociedad por sus creencias cristianas, por lo que me gustaría tener más luces sobre este asunto.

  • Comentario por Gacela desde murcia 02.05.17 | 11:55

    Estoy muy de acuerdo en que esta ventana es para compartir vivencias,sentimientos pensamientos nunca será para vejar ,lo que no estamos de acuerdo lo respetamos .Cada uno puede sentir a Dios de muchas formas y querer compartirlas,sabiendo que no hay una inquisición detrás de lo que escribimos.Hace años a un comentarista le dije "Que hace una persona como tu en un sitio como este " hay que descalzarse para acercarse a los hermanos.Siento tener que decirte esto pero así lo pienso
    !Que pena Jose Luis que digas que no puedes aportar nada! A Jairo le pregunté por ti. Después de estar tiempo sin entrar por circunstancias de mi vida.¿Seguimos entrando juntos a las 22?

  • Comentario por José Luis Suárez Sánchez 02.05.17 | 11:30

    Señor Pérez: esta es una mesa orientada a partir y COMPARTIR vivencias, sentimientos, pensamientos...; y RESPETARLOS, lo cual no quiere decir estar de acuerdo. Y, si no está de cuerdo, tenga la generosidad de ofrecer sus opiniones, fundamentadas en sus estudios y experiencia, que seguro tienen mucho que aportarnos. Desprestigiar, ridiculizar, no conduce a nada. Cuando no tenemos nada que aportar es mejor callarnos y ponernos en disposición de acoger, de aprender...
    Por mi parte, me aparto porque nada tengo que ofrecer, pero sí leo todos los comentarios, porque estoy abierto a aprender, a enriquecerme con las aportaciones de los demás, también de las suyas. Soy así de egoísta. ¡Qué vamos a hacer!

  • Comentario por tomás pérez catalán 02.05.17 | 03:50

    El artículo del Señor Jairo es un cúmulo de lugares comunes de niños de primaria. Me devuelve al seminario de mitad de los 60s. Ahora bien, cuando habla de la persecución del nazismo casi como consecuencia del ambiente antisemita en una sociedad cristiana, está demostrando o no tener idea de la historia ni del contexto en que esto sucede. Otro colaborador que tiene que volver a las aulas, y no universitarias. Lee, por favor, Jairo.

  • Comentario por Gacela desde Murcia 01.05.17 | 19:10

    !Gracias saruce por aclararme que aquí no ha pasado nada! Que todo ha sido un vendaval en el litoral pero como estaba ausente y descubrir que echaba en falta a comentaristas habituales ....me dio por pensar de mas aclarado !
    Que precioso lo de la gaviota nada la puede hundir ella es su roca!!
    Creo que los que aquí nos acercamos hemos dejado el traje de la primera comunión y hemos madurado en el seguimiento de Jesús(o al menos la gran mayoría) y por eso seguimos aquí .Me uno a Maria Pilar y recuerdo la primera vez que leí algo de Jairo me impactó tanto que lo llamé y luego fui a Madrid a conocerlo,con motivo de un viaje.Su libro recuerdo que lo regale a varias personas .Ahora un cariño para Jairo no sufras demasiado tu eres tu roca ,te queremos ,me permito hacerlo en plural sigue ,sigue por favor aunque sea para los que te seguiremos allende los mares ja,ja,ja. M.Pilar sigue con nosotros aunque no entres en debates yo nunca lo hago tampoco .



    ...

  • Comentario por Mar 01.05.17 | 15:26

    Gracias Jairo por esta poesía que hace volar la imaginación...
    Permíteme añadir breves frases de otro escritor:

    "Los pájaros vuelan sin temor a estrellarse contra el suelo"...
    "Para avanzar, doy un paso en el vacío"...
    "Solo se puede perder lo que no es uno mismo. Se es lo que se es para siempre"...
    "A veces perder es ganar, y no encontrar lo que se busca es encontrarse"...
    (Alejandro Jodorowsky)

    Un saludo cordial. Que tengas muy buena tarde.

  • Comentario por saruce 01.05.17 | 12:58

    Mientras leía el poema, estaba observando la llegada de dos gaviotas a la azotea de unos vecinos.
    Se acercaron a unos paneles de energía solar, y compartieron el agua que salía de una válvula del aparato, con un par de palomas, de color gris oscuro, que tomaban el sol, plácidamente.
    Cuando saciaron su sed, levantaron el vuelo, majestuoso, como siempre, y se dejaron llevar por la brisa, hasta un tejado próximo.
    A pesar de su belleza, en algunos lugares próximos al mar se las teme por su voracidad, aunque no por ello pierden belleza.
    ¿Os imagináis una barco de pesca, navegando con la mar tranquila, rodeado de delfines, y escoltado por una bandada de gaviotas?.
    Os aseguro que es de una belleza plástica, inenarrable.
    Elegiste un precioso poema, Jairo.
    Un abrazo.

  • Comentario por Manuel_RH 01.05.17 | 10:41

    Aunque no soy muy de poemas debo reconocer que me ha encantado este canto a la libertad. Esta gaviota tuvo la suerte de que se hundió la roca a la que permanecía anclada, pero no sucede así en nuestra vida en la que permanecemos atados a las enseñanzas de nuestra infancia sin hacerlas madurar, o al pensamiento de filósofos ilustres que el tiempo barrerá, o a la autoridad hueca de quienes nos quieren dominar. Hay que descubrir la libertad y tener el coraje de volar sin miedo.

  • Comentario por Jairo [Blogger] 28.04.17 | 21:04

    .
    Caminante que aqui llegares 2

Lunes, 25 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930