Blog de Jairo del Agua

Lo que deseo para ti

08.01.17 | 08:00. Archivado en Religión

Cada año, cuando llega el derrumbe del calendario, nos intercambiamos deseos de felicidad y brindis generosos. Nos deseamos suerte, prosperidad, salud, alegría, paz… Damos por sentado que el nuevo año nos traerá sus veleidades, ante las que poco o nada podremos hacer.

Por eso nos repetimos hasta la saciedad: ¡Feliz año! Y lo decimos con sinceridad, confiando que nuestro conjuro les traiga y nos traiga esa mejora de la situación, esa ansiada felicidad.

Hay, incluso, quienes están convencidos que la diosa suerte les elegirá si pasan la frontera con roja ropa interior, si logran tragar las uvas a lomos del reloj o si quiebran la razón golpeándose contra el alcohol.

¡Pobres de nosotros! ¡Banales y efímeros deseos! Nada se consigue si no se trabaja por conseguirlo. La casa de la vida se derrumbará ante el primer rugido del viento si no construimos sobre roca.

¿Que cómo se construye? La privilegiada herramienta que los humanos tenemos es la libertad, bien lubricada por la inteligencia y la voluntad. Son nuestras decisiones las que nos acercan o nos alejan de la tan deseada suerte.

Es verdad que el "ambiente humano" (los otros) nos facilitará o entorpecerá la construcción o el acicalamiento de la vida. Pero siempre será nuestra libertad la que ponga la última palabra o el último grito. No existen actos neutros, unos nos construyen y otros nos destruyen.

Por eso, ante este óbito bullanguero de otro año, te deseo con toda la fuerza de mi corazón:
.

QUE TU LIBERTAD ELIJA:

_____________________________

AMAR en lugar de odiar.
_____________________________

REÍR en lugar de llorar.
_____________________________

CREAR en lugar de destruir.
_____________________________

PERSEVERAR en lugar de renunciar.
_____________________________

ALABAR en lugar de criticar.
_____________________________

CURAR en lugar de herir.
_____________________________
.
.
_______________________________

DAR en lugar de hurtar.
_______________________________

ACTUAR en lugar de aplazar.
_______________________________

CRECER en lugar de consumirte.
_______________________________

BENDECIR en lugar de maldecir.
_______________________________

VIVIR en lugar de morir.
_______________________________
.

.

Esto es lo que deseo para ti en el recién parido año y siempre.

.

_________________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________________


Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Jairo [Blogger] 18.01.17 | 22:00

    .
    Toy en dique seco. Perdonad mi silencio. Pero me uno a la oración de todos a las 22:

    "Que lo haga bien, Señor, que lo haga bien y haga mucho bien"


    Amenazo con volver pronto...

  • Comentario por Oliva 18.01.17 | 20:29

    ¡Pues bendita nieve, Gacela! Para algunos 38 años es toda una vida: preciosa estampa para la oración de esta noche Y... ¡Sí que nos pueden hacer llegar tus fotos! Si quieres, envíaselas a Jairo: él nos las reenviará.

    ¡Abrazos!

  • Comentario por Gacela desde Murcia 18.01.17 | 20:12

    NIEVE en Murcia hacia 38 años que no se veía. Aparte de lo precioso que estaba todo ¡¡¡la sed que tenían nuestras tierras,los campos marrones¡¡¡Bueno que como estoy muy contenta os lo comunico y pena no poder mandaros fotos.Hasta las diez en que nos sentiremos juntos

  • Comentario por Oliva 18.01.17 | 20:04

    ¡Grande, Castillejo! ¡GENIAL! ¡Uno más! Esto hace que me den ganas de bailar! ¡Venga! ¿quién más? ¡Que la acción de gracias no muerde, ni duele, familia! Y el Padre Bueno está encantado con cualquier tipo de oración: con una mirada, con una palabra, silentes, alborotadas, breves, extensas...

    Gacela, cerraré los ojos para ver las estrellas, pero procuraré primero retirar la olla o la sartén de la candela. Porque si yo para orar tuviese que esperar a a estar parada, probablemente no oraría nunca.

    ¡Nos vemos a las 22:00!

  • Comentario por Castillejo 18.01.17 | 19:17

    Qué bonito eso de poner una hora de oración en común. Me uno, o sea: ya hay uno más en la cadena y, por supuesto, si algún día se me va por alto, entonces lo intensificaré cuando me percate. Lo haré por todos, por todas y por lo bueno que pasa y por lo terrible que también pasa...hasta por lo que nos pasa desapercibido.

  • Comentario por Gacela desde Murcia 17.01.17 | 19:47

    Oliva para que te sirve la imaginación? cierra los ojos y mira el firmamento lleno de estrellas allí estamos a esa hora las estrellas de Jairo " todos unidos a todos" ¿No es bonito?.Antes de casarnos la vida nos separó momentaneamente a Juan mi marido y a mi , hicimos lo mismo ,a una hora determinada mirábamos a una estrella y allí juntos hablábamos pues lo mismo....allí pedimos a Dios fuerza y alegría para todos.Bueno Ramón que allí estaré esperando y pensando por estos blogueros que miran en la misma dirección y busca lo mismo ser mejores personas .Lo dicho .Y se me olvidaba que la alegría nos inunde a todos.

  • Comentario por Oliva 17.01.17 | 15:21

    ¡Ay, Ramón, la leche! A mi a las 22:00 no me invites a mirar al cielo que fuera hace un frío que pela y la sonrisa se me queda en mueca (por debajo de 15º las temperaturas me parecen gélidas y aquí no alcanzamos los 13º de máxima) y al techo no me gusta mirar (jajajajaja).

    ¡Abrazos!

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 17.01.17 | 12:54

    Ahi estamos, querida Gacela. En la amistad y en la oración celebraremos tus alentadoras noticias. Ayer supe también que un conocido, tras un ictus de secuelas valoradas en principio como fatales, salía del hospital con esperanzas de una lenta recuperación. Algo es algo. Lo importante es que estás ya en tu casa: me refiero a la tuya propia y a esta del blog. Y, hablando de esta casa común nuestra, la del blog de Jairo, mis querida Oliva e Isabel, el encuentro telemático de las 22 horas es algo muy simple: una simple mirada al cielo para dar gracias por el día vivido; reunirnos mentalmente para hacer solo eso, para decirle a Dios: "gracias". Recuerdo, no obstante, que es una simple propuesta que no obliga -faltaría más- a nada a nadie. Pero es hermoso y reconfortante hacerlo. Hoy, por ejemplo, ¿por qué no dar gracias por la recuperación de saruce y de Gacela y por esa nueva aparición del Guadiana, quiero decir, Isabel G? ¿Y por tantas otras cosas que cada uno podemos agradecer?

  • Comentario por saruce 17.01.17 | 11:57

    ¡Enhorabuena, Gacela!.
    Eres la segunda persona, en veinticuatro horas, que me da un testimonio positivo, tras un ictus.
    El de ayer fue el caso de un amigo, que padeció el ictus hace un par de mes, y ahora hace vida normal, normal.
    Bienvenida al mundo de los "resucitados" a la vida.
    A partir de ahora (que conste que no tengo nada de profeta), apreciarás más el tiempo, los segundos, los días y los años, y "agarrarás" la vida con más intensidad, si cabe.
    Un abrazo, desde el estrecho, donde luce un día maravilloso, con el mar de color turquesa, sin viento, y con un frío bastante soportable.
    Una delicia, vamos.

  • Comentario por Isabel G 17.01.17 | 02:31

    Algunos de nosotros participamos como comentaristas del blog Permanecer en su amor, de una meditadora mexicana llamada Lucía Gayón. Ella te envía, si lo deseas, extractos de textos contemplativos. E incluye preguntas que responde el que quiere.hay mucho material en Internet sobre el tema. Bienvenida Gacela. Te felicito por la forma en que has encarado tu problema de salud, poniéndote en las manos de Jesús

  • Comentario por Isabel G 17.01.17 | 02:26

    Gracias Ramón por tus bellas palabras, Es un gran estímulo para mi fe cristiana que se desprende de tus palabras. Y la bondad que emana de tus escritos. Y gracias Oliva por tus bellas palabras. Quería comentarte que yo practico una forma de oración cristiana llamada oración contemplativa. Intenta que cada uno pueda profundizar su encuentro con Dios y trascender aquellos obstáculos que nos distraen. Nosotros nos sentamos en un lugar cómodo,tratando de que sea a la misma hora. Cerramos los ojos . Y pronunciamos interiormente el nombre de Jesús o nos concentramos en la respiración.Durante unos 20 minutos. Es una tradición antigua, que fue recuperada Por Tony de Mello, John Main y otros sacerdotes católicos. Nos reunimos todas las semanas en una iglesia y hacemos retiros más largos, algunas veces,

  • Comentario por Oliva 16.01.17 | 21:19

    ¡GACELA! ¡Qué alegría tenerte aquí de nuevo. Te escribí hará una semana. Te dejo aquí de nuevo el mensaje:

    GACELA acaba de escribir en "El niño sembrador". ¿Cómo estás, "muchacha"?, ¿de vuelta a casa? En tu último mensaje decías tener la impresión de ser como el Guadiana, que aparece y desaparece. Es una pena cuando desapareces, porque siempre entras con alegría y es un placer leerte (pizpireta, eso es lo que pienso cuando te veo aparecer, Gacela)...

    ¡Qué bueno que sintieras tan cerquita el cariño de Dios! ¡Y qué alegría volver a leerte de nuevo. A las 22.00 agradeceré al cielo por tenerte otra vez cerca. Descansa, déjate mimar y no te alejes del Blig, por favor.

  • Comentario por Gacela desde Murcia 16.01.17 | 20:50

    Soy Gacela y hace tiempo que no he entrado en el blog. Hace quince días estuve ingresada a consecuencia de un Ictus pero ya estoy en casa.Parece ser que sin secuelas graves me di cuenta que era un Ictus desde el primer momento y nos fuimos a urgencias todo fue muy rápido y en una semana había desaparecido los síntomas.Los médicos fenomenales.....pero quien me curo de los miedos y con tanta paz y aceptación fue Dios .Ha sido una experiencia de que Dios me acompañaba y lo sentía cerca muy grande,en las enfermeras que me atendían en las comidas ricas en la habitación, desde la que veía el sol, en las personas que hacían la cama para que me encontrara bien, en mi familia los amigos la lectura la música...?Porque os cuento todo esto? porque ha sido mi manera de experimentar a Dios cerca ,sin cosas extraordinarias en mi día a día cotidiano.Espero que os cardéis de mi alas diez y juntos demos gracias a Dios .El primer día de llegar esa noche a mi lado murío una persona y pude encomendarla a

  • Comentario por Oliva 16.01.17 | 20:31

    Queridos compañeros/as. Quería preguntaros algo. ¿Alguno de vosotros reza a las 22:00 con alguna oración especial o en concreto? Si es así, ¿podría compartirla o compartir alguna que le guste? Me gusta hacerlo de ese modo, porque me parece que esa forma de orar nos acerca más. O así me siento, al menos.

    Un abrazo. ¡Nos vemos a las 22:00!

  • Comentario por Oliva 16.01.17 | 20:25

    Aunque suene a trabalenguas, creo que el hecho de compartir un mismo Padre Bueno no nos hace hermanos. Justo a la inversa, la condición de hijos de Dios, nuestra filiación, proviene del reconocimiento profundo de nuestros lazos fraternos y de la actitud responsable y respetuosa con lo creado. Esto supone, como recuerda Ramón, reconocer que "cuanto acontece, incluso en la parte del mundo más alejada de nosotros, nos concierne a todos [pues] todos [somos] hermanos al amparo de las alas protectoras de un mismo Padre benevolente". Y en ese marco se comprende que Isabel, muy acertadamente, nos apremie a tomar partido en la línea de "las palabras finales de Jairo: alabar, dar, actuar, perseverar, etc , [pues] se hacen aquí [en su pueblo] muy necesarias". Querida Isabel: llevaré a tu pueblo en mis oraciones. Un fuerte abrazo y ánimo: Oliva.

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 16.01.17 | 12:42

    Gracias, Isabel, por hacernos partícipes de inquietudes tan humanas y tan urgentes. A veces, instalados en nuestras cómodas rutinas, nos peleamos por banalidades y matices, cual niños que enredan con lo que tienen más a mano, sin darnos cuenta de que un poquito más allá de nuestras narices, no muy lejos, se viven terribles dramas humanos por terrorismo, guerras, sequías y fríos. Démonos cuenta o no, cuanto acontece, incluso en la parte del mundo más alejada de nosotros, nos concierne a todos. Al menos eso es lo que predica la fe cristiana: todos hermanos al amparo de las alas protectoras de un mismo Padre benevolente. Ojalá nuestras fuerzas y medios materiales pudieran atravesar montañas y mares para ejercer una acción paliativa directa. Ante la rabia de tal imposibilidad, vaya, al menos, nuestra cercanía fraternal con una oración que pida a Dios que eche una mano a todos, aunque sepamos que no es necesario pedírselo para que Él lo haga. Bienvenida a este hogar de Jairo.

  • Comentario por Isabel G 15.01.17 | 23:40

    Quiero mandar un saludo especial a saruce, Oliva, Ramón y Jairo. No les contesté antes porque, a veces, no tenía señal mi teléfono celular y el calor, en algunas localidades, llega a más de 40 grados

  • Comentario por Isabel G 15.01.17 | 23:36

    Acabo de regresar de mis vacaciones en la provincia de Salta, noroeste argentino. Las palabras finales de Jairo: alabar, dar, actuar, perseverar, etc , se hacen aquí muy necesarias. La Argentina está atravesando un momento de emergencia climática terrible. han fallecido cuatro personas en la entrada de la Quebrada de Humahuaca, arrastradas por una corriente de lluvia y lodo. hay muchos turistas(nacionales y extranjeros) varados, que intentan ir o regresar a Chile. Y no pueden seguir por esta causa y por conflictos en la aduana chilena. En la Puna de la provincia de Jujuy, un altiplano árido y muy elevado, hay una sequía impresionante por la acción de la corriente marina de El Niño, que viene desde el océano Pacífico. La gente no tiene agua, están muriendo los animales y la ayuda se hace difícil por la gran altura(hay localidades a más de 4000 m)y los caminos, empinados y altos(muchos sin asfalto)La gente es muy religiosa y sigue creyendo en Jesús

  • Comentario por Oliva 13.01.17 | 15:06

    Y, ciertamente, me siento incómoda realizando un comentario de este tipo, Saruce, porque de la adversidad sabes tú más que yo; y te pido disculpas. Pero justamente por ello creí que tu comentario a esta entrada iba a ir en esa línea: un canto al vitalismo bajo la forma de esperanza cuando el viento sopla en contra y solo queremos huir. Y un canto al vitalismo bajo forma de impulso y júbilo en los momentos de viento a favor, cuando más sencillo parece resultarnos optar libremente por "amar, reír, crear, perseverar, alabar, curar, dar, actuar, crecer, bendecir y vivir" a aquellos que han caído (o han sido tumbados) y no saben cómo alzarse nuevamente: creo que ese es el núcleo de las bienaventuranzas. Sobre ello dejaste tú un bello ejemplo la semana pasada, Saruce, cuando decías: "si queréis ver florecer la bondad en vivo, no tenéis más que visitar un hospital de día...". Una frase de Ramón preciosa: "Nada de cuanto hemos sufrido, vivido y amado se pierde. Todo en Él es presente." Abrazos

  • Comentario por Oliva 13.01.17 | 13:50

    ¡Una alegría doble!: Ramón y Saruce. No creo que sea simplemente profundo vitalismo, Saruce (yo no lo soy). En momentos álgidos esa intensidad a la que aludes puede no ser tan necesaria. Pero en las turbulencias esa pasión no es sino una imprescindible cuestión de esperanza, de horizonte, de andamiaje; es decir, se trata, precisamente, de un remedio contra lo que tú alertas: "nuestra infinitésima existencia humana" y "que provoca que un simple dolor de garganta, nos tumbe". Es entonces cuando lo más firme es evocar nuestro horizonte y mantener la esperanza en que los días volverán a despejarse. Eso y repetir aquello de: "que cuando llegue el dolor, que sé que llegará, no se me enturbie el amor, ni se me nuble la paz" o aquello otro de: "no permitas que me aleje de Ti". Y lo dice quien ante la adversidad se esconde bajo losa (como en estas últimas semanas). El segundo remedio contra nuestra frágil humanidad ya lo dijo Ramón: no estamos solos: el cristianismo es proyecto comunitario.

  • Comentario por saruce 13.01.17 | 12:41

    Oliva, Ramón, os suelo leer con atención, y he de comentaros que estoy muy de acuerdo con algunos de vuestros pensamientos y planteamientos.
    Me encanta observar que sois vitalistas, o mejor aún, apasionadamente vitalistas, con valores similares a los que me atraen, en estos temas espirituales, o quizás bajándolos de rango, solamente personales.
    Me seduce defender la libertad del ser humano, por encima de las ataduras de cualquier tipo, y considero que las bienaventuranzas son el canto poético más hermoso que nos deja el hombre Jesús, en los evangelios.
    El Padrenuestro es para mí, como el nombramiento oficial de Hijos de Dios, con el sello de La Palabra.
    Pero no podemos olvidar nuestra infinitésima existencia humana (que no miseria), que provoca que un simple dolor de garganta, nos tumbe, si remisión.
    De acuerdo que hay que vivir con amor, pasión y entrega, pero sin prisas.
    No se trata de una carrera, sino de un paseo.

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 13.01.17 | 11:30

    Querida Oliva: seguimos con este diálogo de tú a tú, pero de amplia resonancia, comunitario, abierto a todos como lo es su contenido. Hablas del "Padrenuestro" y de las "bienaventuranzas", ¡casi na! En la perfumería que regentó mi mujer había frasquitos de "esencia" que, de aquella, ya valían cincuenta y sesenta mil pesetas. Estas otras esencias cristianas valen el universo. Ambas son lo miso: el primero como oración y las segundas como acción. La oración, como muy bien precisa Jairo, no es pedirle a Dios cosas sino ayuda para hacerlas o conseguirlas nosotros por nuestros propios medios (es esta una muy hermosa y fecunda dimensión de la libertad humana: somos libres para amar, no para odiar); las bienaventuranzas ponen de relieve el despliegue de esa labor en favor de todos los seres humanos. Hablar de la Iglesia de los pobres es un eufemismo, pues, ahondando en nuestras carencias y mortalidad, todos los hombres somos inmensamente pobres.

  • Comentario por Oliva 12.01.17 | 19:34

    los que eligen ser, en ese sentido, pobres, porque Dios estará en el centro de sus vidas y no les faltará amor y vida para entregar a manos llenas. Desde esta opción de vida y fe, dichosos y benditos por tanto seremos nosotros y quienes sufren, porque desde nuestra libertad habremos escogido ser consuelo para ellos. Si desde esa misma libertad elegimos la dinámica de ser pan entregado y agua o vino derramado, benditos y dichosos seremos nosotros y aquellos sometidos, pues sabremos dar la tierra en herencia compartida para todos. Si decidimos y elegimos libremente apostar por la voluntad del Padre Bueno, dichosos y benditos nosotros y quienes claman paz y justicia porque sabremos responder desde la paz y la justicia buscadas. Y dichosos y benditos nosotros cuando elegirnos libremente abrirnos al Espíritu, porque no nos faltará el empuje para "amar, reír, crear, perseverar, alabar, curar, dar, actuar, crecer, bendecir y vivir" y seremos llamados hijos. Este año, seamos bienaventuranzas.

  • Comentario por Oliva 12.01.17 | 19:11

    Pues también yo me quedo con las tortas, Ramón; es decir, paso a dar mi parecer. Últimamente trato de comprender dos pasajes que me parecen centrales para nosotros, pero cuyo significado se me escurre: el Padrenuestro y las Bienaventuranzas. Creo, además, que ambos están estrechamente ligados, aunque no alcanzo a ver por qué ni por dónde. Precisamente, esta entrada de Jairo me ha traído a la mente las bienaventuranzas. Ramón dice que Jairo condensa el cristianismo en: "amar, reír, crear, perseverar, alabar, curar, dar, actuar, crecer, bendecir y vivir". Yo añadiría algo más que me parece fundamental en la disertación de Jairo: la elección desde la libertad. Creo que ahí es donde está la clave de su entrada y eso es, precisamente lo que me hace establecer vínculos con las bienaventuranzas. Y pido perdón por mi libre interpretación. Dichosos y benditos los que de forma sana se reconocen frágiles y limitados y se abandonan confiadamente a las manos del Padre Bueno, los que eligen ser...

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 12.01.17 | 12:12

    Oliva, lo siento, pero, ante la falta de pan, buenas son tortas. Lo digo por tu espera de Saruce y Gacela, los cuales no tardarán en hacer aquí una descarga para compartir con nosotros sus tesoros. Aunque falte mucho para el "Domingo de Ramos", tras la escucha del enlace que nos facilitaste, me sumo de corazón a tu propuesta de acción de gracias. Sin duda, es lo más bonito de todo un "día de gracia". Ayer, por ejemplo, en el blog contiguo de Antonio Piñero, hice un comentario a propósito de la muerte de Puente Ojea y esta mañana he hecho otro. No está fuera de lugar dar gracias a Dios por la vida de un ateo tan vindicativo como sincero pues, cuando menos, nos exige clarificar nuestras posiciones y depurar de intereses espurios nuestras actuaciones. ¡Qué grande es la muerte a la hora de sacar conclusiones sobre la vida! Muchos opinan que la vida es injusta, pero yo la veo como el alto horno en que Dios nos va transformando lentamente en sí mismo.

  • Comentario por Oliva 10.01.17 | 16:01

    El silencio no va conmigo; eso, por descontado. Por muy sencillo que me lo "pinte" Saruce. Iba a decir que si tuviese que pasar una Pascua en silencio yo no llegaba al Lunes Santo... ¡Pero veo que el amigo Ramón no saldría del Domingo de Ramos! ¡Y me alegro! Os propongo algo para la oración de las 22.00 de esta semana. Solo a quien le apetezca (evidentemente sin imposición). Hacer acción de gracias al Padre Bueno desde esta bellísima y sugerente canción (y cada cual que piense y ore desde lo que le es más cercano mientras la escucha)youtu.be/ycJMMe2ko3g
    Es una forma de orar... un poco más "juntitos" pese a nuestra dispersión. Una forma de acercarnos más los unos a los otros.
    Y que Jairo me perdone por "cizzañera".
    ¡Abrazos! Yo sigo esperando a Saruce y Gacela.

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 10.01.17 | 12:42

    El extraordinario poder persuasivo de Oliva catapulta a la estratosfera mi deseo o propósito de un silencio que, en todo caso, sería muy relativo. De atender y secundar su llamada, podemos convertir este blog en un fructífero espacio de encuentro para "compartir" vivencias y pensamientos y para orar en comunidad. Subrayemos hoy que Jairo condensa el cristianismo en: "amar, reír, crear, perseverar, alabar, curar, dar, actuar, crecer, bendecir y vivir". ¿Quién podría poner algún pero a alguna de esas acciones, cada una de las cuales resume y condensa en sí toda la acción o vida cristiana? Destaquemos que en todo ello no hay absolutamente nada negativo por la poderosa razón de que en el cristianismo en sí, el verdadero, el que no está sometido a ningún otro interés, no cabe absolutamente nada negativo. Es fácil sacar las consecuencias pertinentes para la vida de cada cual. Hagamos que el nuevo año, aunque sea duro, sea todo él positivo, es decir, cristiano.

  • Comentario por Castillejo 09.01.17 | 22:36

    "Damos por sentado que el nuevo año nos traerá sus veleidades, ante las que poco o nada podremos hacer" ¡Viva la alegría! ¡Que no decaiga el pesimismo! Precisamente el aluvión de parabienes es una conjura contra las contrariedades de esta vida que Dios nos ha dado. Son súplicas, son anhelos, son deseos, son positividades que se emiten desde el corazón...por si acaso suceden, por si acaso Dios se apiada de nosotros los habitantes de este planeta enloquecido en el que aún quedan más de diez justos...¿O no?

  • Comentario por Oliva 09.01.17 | 22:35

    (pizpireta, eso es lo que pienso cuando te veo aparecer, Gacela)...

    Creo firmemente que SARUCE y GACELA tienen mucho para darnos en esta entrada. Así que ¡adelante! Dudo que Ramón y yo podamos permanecer mucho más tiempo con las manos fuera del teclado.

    ¡Abrazos! Y no os olvidéis de las 22:00.

  • Comentario por Oliva 09.01.17 | 22:32

    ¡Válgame el Padre Bueno! Prometí estar callada, pero sigo mordiéndome la lengua me enveneno yo solita.
    SARUCE: Pero, ¿qué ha pasado, hombre de Dios? Estaba deseando ver tu comentario a esta entrada porque pensé que te venía como anillo al dedo. Eres profundamente vitalista y capaz de ver el lado bueno de las cosas y la mano amorosa del Padre Bueno donde otros serían incapaces de ver más allá de sombras informes. Para ti todo es Providencia y ves la belleza hasta en un cardo borriquero: "dichosos los limpios de corazón como Saruce....". Y donde no llegas a comprender, siembras esperanza. ¡Ya lo quisiera para mí! Así que... ¡venga, sácale partido a la entrada! ¡Ilumínanos a todos!.
    GACELA acaba de escribir en "El niño sembrador". ¿Cómo estás, "muchacha"?, ¿de vuelta a casa? En tu último mensaje decías tener la impresión de ser como el Guadiana, que aparece y desaparece. Es una pena cuando desapareces, porque siempre entras con alegría y es un placer leerte...

  • Comentario por saruce 09.01.17 | 10:08

    Gracias por lo que "me toca" de tu post, Jairo.
    Es un post muy positivo, del que solo podemos aprender y obrar en consonancia.
    Un abrazo

  • Comentario por Oliva 08.01.17 | 23:27

    Estas últimos días, precisamente, leía los comentarios de Ramón con los míos detrás y pensaba... ¡justo ahí falta un comentario de Terete, en vez de uno mío! SARUCE, no sabes cuánto me ha emocionado tu último mensaje en la entrada anterior. Son las primeras palabras que me diriges expresamente y son profundamente conmovedoras. Me quedó especialmente con estas: "Sigue sin hablar, pero no olvides que la felicidad interior depende mucho del grado de amor que sintamos por nosotros mismos, como reflejos del amor de Dios, y de los que nos quieren bien". Y eso haré, querido Saruce: mantenerme en el silencio. La entrada de Jairo tiene mucha miga: ¡animaos a escribir! Os seguiré de cerca. Y seguimos quedando a las 22.00 (minuto arriba, minuto abajo). Es una iniciativa maravillosa. No faltéis.

  • Comentario por Oliva 08.01.17 | 23:06

    Antes de lanzarme a escribir en este blog leí casi todas sus entradas en poco tiempo (no creo que más de una semana) y los comentarios generados. Soy lectora ávida. Las intervenciones de Terete, generalmente detrás de las de Ramón o muy próximas, solían arrancarme una carcajada. No podían ser más opuestos y más parecidos. La solemnidad de Ramón y la frescura de Terete (hacía simple lo mas complejo), anverso y reverso de una misma moneda: la profunda espiritualidad que ambos compartían y que admiro. Terete no solo era una gran conciliadora en las diatribas. Ella iba un paso más allá y ante la incertidumbre de unos y otros sabía mirar dentro de cada uno y ofrecerle la palabra exacta y el afecto necesario para alentarlo a seguir adelante. ¡Grande, Terete! Por eso, llegar para mí a la entrada "Se nos fue Terete a la casa del Padre" fue como caer de un globo. No lo podía creer. Yo no puedo ser más distinta a Terete, Ramón. No le llego ni a la suela de los zapatos. Pero gracias. Abrazos.

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 08.01.17 | 21:03

    Jairo, ¡cómo me suena, cómo me hiere (herida de amor) y cómo me zarandea (me exige) todo esto! Gracias por recordarlo, gracias por aflorarlo al presente.Dios sí que es un disco duro o un archivo en el que tenemos almacenado absolutamente todo. Nada de cuanto hemos sufrido, vivido y amado se pierde. Todo en Él es presente. Así, hoy puedo decir con fundamento y derecho: "gracias, querida Terete". Mientras vivió, ella fue fiel e impulsora de la acción de gracias diaria de los lectores y comentaristas de este blog a las 22.00 horas.
    Por lo demás, cada una de las elecciones que nos sugiere Jairo para este año merece un largo comentario, pero no me lanzaré a hacerlo fiel a la promesa de silencio que comparto con Oliva, que tanto se parece y tanto nos recuerda en sus comentarios a Terete. Ánimo, amigos, ya queda menos de la "cuesta de enero" y también "ánimo,Saruce, pronto empezará a despuntar una nueva primavera".

  • Comentario por Terete (Desde el Cielo) 08.01.17 | 19:15

    (continuación) "mis comentarios responden únicamente al deseo de aportar mi granito de arena a la construcción del conjunto, al tesoro común". Precisamente esto es lo que creo que hacemos cada uno de los comentaristas. ¡Esta es la maravilla! ¡Bravo a todos, incluidos tú y yo!

    Recuerdo gráficamente la imagen de las famosas "ollas comunes" en los barrios empobrecidos de América Latina, en la que cada uno llevaba lo que tenía y así había para todos. Eso es este Blog: Una enorme olla común en la que cada cual pone su ingrediente, el que tiene, todos necesarios para un buen guiso.

    Espero no haberte hecho mucha pupa, tú sabes lo que te aprecio y sé que no necesitas que te haga la pelota para que no me retires del convite del arroz con leche...

    Con amor y humor, Terete

  • Comentario por Terete (Desde el Cielo) 08.01.17 | 19:00

    ¡Ay Ramón, hoy sí que no te libras de la "jeringuilla"!... La he preparado instintivamente al leerte: "Subscribo al cien por cien la hondura, la galanura, la sabiduría y la utilidad de los comentarios de Terete. ¡Qué maravilla!"

    Vamos a ver: con toda la confianza y el cariño del mundo voy a hacerte una interpelación fraterna:

    1. Está muy bien que uno exprese que suscribe un comentario al 100%, como si lo está al 40% o al 0,2%

    2. No está bien -por ser parcial- el acotar el terreno de las alabanzas y dirigirlas a solo una persona.

    3. A todos nos gustan más unos comentarios que otros, es difícil coincidir y por eso nuestras apreciaciones son siempre relativas.

    4. Creo sinceramente que en este Blog la inmensa mayoría de comentarios tienen un nivel alto de “hondura, galanura, sabiduría y utilidad” que tú mismo sabes reconocer.

    5. Dices: "mis comentarios responden únicamente al deseo de aportar mi granito de arena a la construcción del conjunto"...

  • Comentario por Terete (Desde el Cielo) 08.01.17 | 12:00

    La suerte es el puro azar.

    La Providencia es lo contrario del paternalismo, es el cuidado de Dios-Padre-Madre que nos protege, sí, pero sobre todo nos espolea para que crezcamos como seres autónomos y libres.

    La libertad es el Amor que Dios derrama en nuestros corazones, que es lo que un padre y una madre que quieren de verdad a sus hijos, deben estar dispuestos a darles: alas para volar.


  • Comentario por P. Ricardo Ermesino (Desde el Cielo) 08.01.17 | 08:00

    .
    Hola Jairo:

    Muchas veces nos parece que somos totalmente pasivos, ante el devenir del tiempo que va haciendo marcas en nosotros y que no fuéramos nosotros quienes podemos hacer que cada año sea mejor, cuando somos capaces de poner lo mejor de nuestra parte al servicio del otro, porque si cada persona pone al servicio de los demás los valores que Dios le ha dado, entre todos: no podremos construir un mundo mejor. ¿Verdad?

    Que este año sea un llamado a hacer entre todos una Patria de hermanos.

  • Comentario por Terete (Desde el Cielo) 08.01.17 | 08:00

    Jairo, me gusta lo de "CRECER en lugar de consumirte" Me ha asomado una sonrisa cómplice que me ha remitido -con humor- hacia mis adentros.

    Cuando alguien no se alegra sino que se consume por el crecimiento de los otros ¡ay Dios mío, cuanto espacio interior ocupado por la envidia y los celos! Y en el fondo ¡cuánta inseguridad personal y qué poca autoestima! La persona que no se reconoce valiosa no puede reconocer con alegría los valores de los demás, no puede crecer.

    Qué importante conocernos por dentro, saber qué nos pasa y por qué, dando nombre a todos los sentimientos, acogiéndolos todos, los negativos también, sin rechazar ninguno, pues son parte de nosotros mismos y son el importante material de construcción de nuestro yo auténtico. Y son la garantía de una espiritualidad sana. No puede ir la espiritualidad por un lado y la psicología por otro.

    Y Dios en medio como el ARQUITECTO QUE DIRIGE SU OBRA, pero los "materiales" y "la mano de obra" son nuestros.

Jueves, 19 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Sindicación