Blog de Jairo del Agua

El niño sembrador

16.12.16 | 14:00. Archivado en Religión


¡Vienes, mi Niño, a sembrar
de Dios presencia en la tierra!

La tierra ya está sembrada
de minas y de trincheras,
de fábricas de armamento
y de víctimas de guerra,
cuyos gritos de dolor
se abrazan a las estrellas.

Un arado de ambición
abre surcos de pobreza,
de llanto y de desamparo
de niños en la indigencia,
que un silencio de cuchillos
ahoga en la indiferencia.
.
.
.

La tierra es un erial
de egoísmos y quimeras,
de engaños y de mentiras
que avientan palabras huecas.
.

Iglesias y catedrales,
birretes y vestimentas,
la religión y sus ritos:
ostentación de riqueza,
que hunden el Evangelio
y a Dios cierran la puerta.

Que el chasquido de este Niño
irrumpa fuerte en la niebla.
Que colme la sed de amor
del corazón de la tierra.
.


Y que ardan los rastrojos
del dolor y la pobreza.

Y que de aquellas cenizas
nazcan espigas nuevas:

El pan de Dios compartido
y servido en nuestra mesa.
.
.
.

José Luis Suárez

.

.

.

.

¡Que os salten muchos peces y os empujen al Portal! Allí está la PAZ.
.

_________________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________________


Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Gacela desde Murcia 09.01.17 | 20:20

    Es un poco tarde para desearos felicidad.Los acntecimientos me lo han impedido .En plenas fiestas un ictus me tuvo en el hospital y mañana vuelvo a casa creo que sin secuelas ¡! Gracias a Dios!! Me gusta retomar lo de las diez y prometo ser más activa en el blog .Lo que quiero es mandar un abraz lleno de cariño a mi querido Jairo y que desde estas líneas sintáis mi cariño para todos lo Jaireros" a los que recuerdo y a los nuevos ( Que disparate "Jaireros" ) lo escrito escrito esta .Que paséis buena noche.


  • Comentario por Oliva 24.12.16 | 18:26

    Y, por otro lado, no dejes de pensar a fondo lo de cosa/acción a la hora de hacer una valoración sincera y muy útil del cristianismo. Respóndete a ti misma"

    No se trata de eso, Ramón. Sinceramente, creo (o a lo mejor te he interpretado mal) que has sintetizado en 1000 caracteres el "núcleo" de tu fe; aquello que para ti late en lo más hondo y con más fuerza; aquello que te hace vibrar. Es muy generoso por tu parte que lo hayas sintetizado y compartido con nosotros. Y siendo tan importante y especial para ti, no me veo capaz de responderte a la ligera y en 1000 caracteres. Por muy sencilla y obvia que te parezca la respuesta. No quiero que pienses que estás "regalando margaritas a los cerdos". Prefiero responderte con tiempo.

    Comparto, también, mis felicitaciones navideñas y buenos deseos a Saruce, Isabel, Jairo, Baldo, a ti, Ramón y a los lectores silentes. Un abrazo.

  • Comentario por Isabel G 24.12.16 | 13:02

    Muy feliz Navidad y un próspero Año Nuevo a Oliva, Jairo, Ramón ,Saruce, Baldo y demás comentaristas de este blog

  • Comentario por saruce 24.12.16 | 12:44

    Amigos míos, he dado un repaso por "mi Red", y una de mis conclusiones ha sido la de llegar a asombrarme al comprobar la complejidad de alguien tan simple como yo mismo.
    ¡Cuántas emociones, cuántos sentimientos, cuántos recuerdos, cuántos sueños, cuántas esperanzas y anhelos, cuanta vida!... y sin poder asir fuertemente algunos de ellos.
    Leí en cierta ocasión, y desde entonces asumí como mía la frase "el tiempo que no se utiliza para amar, suele estar vacío de contenido".
    Hoy celebramos la explosión del amor, con la llegada de Jesús, el Hijo de Dios, al mundo, y aunque el odio se manifieste en cada esquina, sabemos que Él va a estar siempre junto a nosotros.
    Creo que como preparación para la catarsis navideña, nada mejor que pedir perdón a los que no hemos amado, bien por torpeza, o por ignorancia.
    Un baño del agua de la alegría nos hará felices.
    ¿?.
    Es muy fácil.
    La meta y el camino coinciden en Jesús de Nazaret.

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 24.12.16 | 11:33

    Y, por otro lado, no dejes de pensar a fondo lo de cosa/acción a la hora de hacer una valoración sincera y muy útil del cristianismo. Respóndete a ti misma si te parece que el cristianismo es un libro, un elenco de dogmas, un meticuloso Derecho Canónico, un Misal donde se precisan milimétricamente todos los ritos y liturgias, un Catecismo que delinea una angosta y dificultosa senda, una impresionante red de Catedrales y templos, una no menos impresionante jerarquía de poder de férreo control espiritual, una pomposidad deslumbrante en sus celebraciones con eucaristías que ensombrecen los más concurridos espectáculos, etc., o más bien simple y llanamente vida, una forma de vida que equilibra y redime la vida del creyente a base de tener conciencia de comunidad y de fraternidad universal, en la que ningún problema humano, de cualquier clase que sea, le resulta ajeno. ¿Cosa o vida? Desde luego, la eucaristía, siendo alimento,es obviamente vida.

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 24.12.16 | 11:22

    Oliva, tal vez hoy sea el mejor día para recordar y reavivar la preciosa iniciativa, lanzada en este blog hace unos años, de congregar telemáticamente a todos sus lectores y comentaristas y a algunos colectivos más para, a las 22 horas (17 en Caracas y 15 en México), elevar juntos una mirada de acción de gracias al cielo. Muchos se sumaron a la propuesta al ser lanzada y sé de algunos que todavía hoy la siguen. ¿Por cuántas cosas debemos dar gracias cada día, aunque haya sido uno de esos días en los que a uno más le valdría no haberse levantado de la cama por problemas y sufrimientos de toda índole? Nos afanamos una barbaridad por conseguir algunas cosas, desde luego útiles e importantes, pero no nos damos cuenta de que la mayoría de ellas nos son dadas completamente gratis. Estrechar lazos y corazones a ambos lados del Atlántico para elevar al cielo ojos agradecidos, a una hora determinada, es un hermoso gesto que alegra la vida. Gracias por sumarte.

  • Comentario por Oliva 23.12.16 | 11:22

    No, Ramón, si la desviación por la que me disculpaba era mía. Porque mis comentarios estaban alejando el debate del tema central de la entrada de Jairo y de los versos de José Luis.

    Isabel, me alegra leerte nuevamente. De tus comentarios y reflexiones se aprende muchísimo y siempre concluyes conectando con reflexiones presentes muy ricas; gracias. Efectivamente, como bien dices, el nacimiento de Jesús quedó fijado coincidiendo con la festividad romana de las Saturnales, la celebración del fin de la oscuridad, el comienzo de la luz y el nacimiento del Sol Invencible. Como bien dices, Isabel, una coincidencia muy sugerente, más aún si se tiene en cuenta el canto de Zacarías: "nos visitará el sol desde lo alto...". También es posible, no lo sé, que al cristianismo primitivo le fuese más sencillo celebrar desapercibidamente el nacimiento de Jesús en las fechas en que tenían lugar las Saturnales.

    Sobre lo de cosa/acción, Ramón...quiero pensarme mejor mi respuesta....

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 23.12.16 | 11:20

    ... Otra postura, la del papa por ejemplo, se fundamenta en la acción redentora, en la misericordia divina sin límites, en la atención a los seres humanos reales. La primera, impone; la segunda, reforma. La primera, ordena; la segunda, sirve. Hoy quizá tenemos más claro que nunca que un cristianismo que no ayude realmente a los hombres actuales a encontrar y a seguir su camino, es completamente desechable. Pregunta clave: ¿para qué sirven realmente el pan y el vino de la eucaristía si no es para ser comido el primero y bebido el segundo? Y puesto que de Dios en Cristo hablamos, podríamos preguntarnos dónde está más "realmente presente": si en las especies consagradas o en el mendigo harapiento (y en cualquier otro hombre, por depravada que sea su conducta))que pide una limosna a la entrada del templo. Yo lo tengo claro y creo que Jairo y José Luis, también. Del pan Cristo se vale solo para ser comido; de cualquier hombre, para ser servido. Comer para servir.,

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 23.12.16 | 10:59

    Creo, Oliva, que no hay "desviación" del tema: Jairo trata siempre de dibujar el rostro bonancible de Dios y José Luis, de descubrirlo en el hombre íntimo y sufriente. Por su parte, Isabel G nos da hoy una pincelada de vida, de redención, tras un excurso por la historia de la Navidad. Pienso que la clave del actual confusionismo sobre el cristinaismo está en palabras tan determinantes como "cosa" y "acción" (Oliva, esa fue también la clave de mi TD). Frente a nosotros hay un poderosísimo cristianismo sedimentado en "cosa": dogmas, derecho, jerarquías, ritos, adoración, templos y hasta un Dios poco menos que petrificado. Pero hay otro que pugna por abrirse paso: el de la acción regeneradora, el del Espíritu que sopla, el del hombre siempre necesitado. Estas perspectivas, enunciadas así tan torpemente, conducen a formas de proceder muy diferentes. Una, la de la "cosa" por ejemplo, es la del buscador y fustigador de "herejías", el cardenal Burke...

  • Comentario por Isabel G 23.12.16 | 04:32

    La población siria de Aleppo fue recientemente bombardeada por los dos grupos que se disputan el poder.Mucha sabiduría hay en las palabras de Saruce. Cada vez más personas sufren hambre o persecuciones. En Europa se trata de impedir el ingreso de extranjeros.Y los grupos fundamentalistas islámicos(armados por Estados Unidos)siguen sus maniobras de destrucción.El mensaje del Evangelio se hace cada vez más imprescindible. Sólo el amor salvará al mundo
    Coincido con Ramón en la liturgia del dinero que nos inunda en los tiempos cercanos a la Navidad. Me alegra mucho que Oliva haya empezado a hacer comentarios. Excelentes sus aportes

  • Comentario por Isabel G 23.12.16 | 04:22

    Los elementos paisajísticos y las descripciones de productos agrícolas de los Evangelios sugieren una época más cálida. Pero enlazar el nacimiento de Cristo con una festividad antigua es darle universalidad al evento y me parece muy apropiado
    Los Evangelios de Lucas y Mateo tratan de enfatizar la genealogía de Jesús por vía materna o paterna, respectivamente. El Evangelio de Marcos no se refiere a la infancia de Jesús y Juan, con su obra profundamente mística, tampoco.La Estrella de belén parece haber sido una conjunción de astros. No hay acuerdos sobre cuáles pueden haber sido.
    Lamentablemente, en la patria de Jesús hay mucho sufrimiento. El pueblo palestino está siendo diezmado

  • Comentario por Isabel G 23.12.16 | 04:10

    Mis saludos a Jairo, Oliva, Ramón, Saruce, Baldo y demás comentaristas.Como bien lo explica Baldo, no podemos saber exactamente la fecha del nacimiento de Jesús en base a los Evangelios. Si se mira la cuestión desde la ciencia, hay que recordar que, en todo el Imperio Romano, regía el calendario Juliano, impuesto por Julio César. Pero los judíos tenían, por su parte, un calendario propio, lunisolar(a diferencia del Gregoriano, que se usa en casi todo el mundo y es solar)Este calendario tenía muchos desfasajes y hay desacuerdos sobre sus características. Jesús tampoco nació un 25 de diciembre. Esa fecha fue adoptada en base a una festividad ancestral del hemisferio norte, que marcaba el inicio del invierno. (y que celebraban todos los pueblos antiguos , también del hemisferio sur)

  • Comentario por Oliva 22.12.16 | 18:02

    Pues ratifico mi comentario: una TD preciosa y valiosa, Ramón; digna de leer. ¿No te animaste a publicarla? No obstante, en el contexto contrario en el que dices que la sacaste adelante (medievalista, interpretación de Eucaristía como presencia real), me extraña que el tribunal no se te "echara encima" tras la defensa.
    Por otro lado, un apunte rápido: bonita iniciativa la de las 22:00. A mi me coge entre niños y fogones, pero intento seguiros y parar un par de minutos... si me dejan, si no, me quedo entre la disposición y la intención, que ya es bastante. Disculpad la desviación del tema y de los magníficos versos de José Luis Suárez. ¡Os veo a las 22:00! Abrazos.

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 22.12.16 | 11:29

    Gracias, Oliva, por la valoración que haces de este blog y de sus comentaristas. Defendí mi tesis doctoral en el 67, hace medio siglo. Llevaba por título: "La Eucaristía hace la Iglesia". Entonces defendí, frente al dominio absoluto del tema medieval de la "presencia real", la tradición de un acto comunitario (eso es una cena) en el que, dando cuerpo a la "redención", cada participante, siendo un grano de trigo y de uva, interviene en ella no solo como comensal, sino también como comida. A partir de ahí, esa tradición ponía de relieve una rica "ascética" de la vida cristiana, pues cada grano, de uva o de trigo, es sometido, para ser eucaristía, a un proceso de reajuste constante: pisado, trilla, fermentación, molienda y cocción, procesos o metáforas riquísimos para entender la vida de la iglesia y de los creyentes. El cristiano es, pues, eucaristía y, como tal, tiene que comer y dejarse comer.

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 22.12.16 | 11:11

    ... le replica: yo puedo darte lo que quieras. A ver -preguntó el zapatero- ¿podrías darme tú el millón de euros que necesito). Sí -respondió el mendigo- y hasta diez millones te daré si tú me das a cambio tus pies. El zapatero, sorprendido y molesto,le replicó:¡cómo voy a darte yo mis pies por diez millones de euros y quedar inválido para toda la vida! El mendigo vuelve a la carga: cien millones te daré si a cambio me das tus manos. El zapatero, algo mosca y contrariado, arguye: ¡qué quieres, que por cien millones, me quede sin manos!. Incansable, el mendigo da un paso más: te daré mil millones por tus ojos. Aburrido de tanta oferta a cambio de trozos de su cuerpo, el zapatero le replica casi enfurecido: ¿Quieres que me quede ciego para toda la vida por mil millones? Anda, toma tus zapatos, lárgate y déjame en paz. Al salir, el mendigo se vuelve y le dice: ha quedado claro que eres inmensamente rico, solo que no lo sabes ni lo valoras.

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 22.12.16 | 11:02

    Me asombra la parafernalia de la liturgia del dinero que hoy tiene su día grande con la espera y, después, con la celebración correspondiente del "majestuoso" Gordo. Aunque sea un extraordinario valor de la vida humana (Eladio dixit) y quizá por tener lo suficiente, nunca he admirado ni adulado a los que tienen dinero, mucho dinero. Desde luego, si solo tienen eso, son muy pobres. Poner la felicidad en el tener causa muchos desengaños y desesperanzas; hacerlo, en cambio, en el hacer conduce a muchas metas gozosas. Para la inmensa mayoría de los españoles hoy es el "día de la salud", salud como refugio extremo de consolación por la carencia de fortuna, como si la salud no valiera mil veces más que el dinero.
    Sabéis la historieta del mendigo que entra en una zapatería a pedir unos zapatos y la queja del zapatero de que todos van a pedir y ninguno a dar. El mendigo, que era el mismo Dios disfrazado, como ocurre con cada uno de los hombres,....

  • Comentario por Oliva 21.12.16 | 20:40

    Gracias por tus bendiciones, Ramón. Aunque hace tres semanas que conocí el blog he leído en este tiempo bastantes entradas y comentarios vuestros de los últimos años. Tus intervenciones, Ramón, siempre profundas y conciliadoras (quizás por tu inclinación ecuménica) incluso en los debates más acérrimos. El tema de tu TD me pareció precioso; la leería con gusto si estuviese digitalizada, pero hace muchos años de la defensa y no lo creo. Las intervenciones de Sauce, como bien dices, esperanzadoras y vitalistas justo cuando más se las necesita: cuando se pierde el hilo del debate o cuando se llega al punto en que algunos comentarios son críticas lacerantes. A Baldo casi no lo he leído, pero aporta mucha información para desmigajar. También yo os felicito la Navidad con una cita:"Ya no recuerdes el ayer, no pienses más en cosas del pasado. Yo voy a hacer algo nuevo [...] Voy a abrir un camino en el desierto y ríos en la tierra estéril” (Is 43, 18-19). Gracias a todos por la amable acogida.

  • Comentario por Ramón Hernández Martín 21.12.16 | 12:44

    Pienso que la poesía son chispazos o relámpagos de una realidad que irrumpe con fuerza incontenible en las rutinas diarias. Así valoro estos versos del poeta intimista, tan fiel y enriquecedor amigo, José Luis Suárez.
    Pobreza, ausencias y "cenorras" son conceptos que pueblan estos días nuestras mentes. La pobreza y las "cenorras" castigan el cuerpo; las ausencias hieren el alma. Dios, sin embargo, aparece, al menos entre velos por muy mortal que sea su carne, como una "gran riqueza". En la Biblia, la pobreza es castigo y la riqueza, pura bendición. De ahí que una de las metas de la evangelización, hoy claramente prioritaria, sea la de "erradicar la pobreza". Lo que tenemos que hacer con la pobreza es rechazarla, eliminarla, asesinarla.
    Densos son los comentarios de Baldo, muy estimulante el de Oliva y esperanzador el de Saruce.
    Que estos días y siempre a ellos tres y a Jairo y a José Luis y a todos los lectores de este blog Dios "los colme de bienes".

  • Comentario por Saruce 20.12.16 | 19:49

    Es habitual en estas fechas, pensar en los más pobres, los más necesitados, y en los excluidos de nuestras sociedades.
    Y también lo es que existan escuelas de odio, que no deberíamos confundir con actuaciones y obras de diferentes religiones.
    Ninguna religión ataca a Dios.
    Pero los malos maestros pervierten a quienes confían en ellos.
    Y la humanidad entera llora, día a día, con el sufrimiento de las personas, y muy especialmente, de los más débiles.
    Este recuerdo del nacimiento y permanencia de Jesús con nosotros, esta continuada "actividad" de Dios con sus criaturas, mostrándonos el amor infinito, nos genera la esperanza de llegar a su presencia, cuando nuestras vidas se acaben, por fecha de caducidad, o por otras muchas razones.
    Que no nos falte la sonrisa de nuestros labios, la alegría del bienaventurado, y especialmente, el amor que cubra el odio, con una capa amable de paz.
    Y que procuremos hacer felices a los demás.

  • Comentario por Oliva 20.12.16 | 19:34

    Me resulta extraño que una entrada como esta de Jairo-José Luis genere tan pocos comentarios; más cuando estoy convencida que las lecturas han sido numerosas. Son versos sencillos (que no simples) y profundos y este binomio es difícil de conseguir si no es desde el poso de una vivencia sólida y desde una experiencia y un compromiso bien arraigados. De la reflexión de Baldo me quedo con: "afirmar que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, no es un hecho puramente del conocimiento. Llamar a Jesús el Mesías, el Hijo de Dios, Señor y Salvador, como hacen los relatos de la Navidad, es una confesión de compromiso, fidelidad y lealtad". Ciertamente, el seguimiento de Jesús no es un acto meramente intelectivo, requiere del encuentro, la apertura a la conversión constante y el trabajo -con determinación- en unos mismo desde la oración, desde lo profundo y confiando en la Providencia. Como dice Ramón, se trata de "aniñarse", para vivir el afuera (hacia los demás) desde el adentro. ¡Abrazos!

  • Comentario por BALDO 17.12.16 | 21:04

    5. Hoy son otros los imperios y tú señalas algunos de los estragos de inhumanidad que causan en las personas más indefensas. Es un maravilloso remate cristiano afirmar que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, no es un hecho puramente del conocimiento. Llamar a Jesús el Mesías, el Hijo de Dios, Señor y Salvador, como hacen los relatos de la Navidad, es una confesión de compromiso, fidelidad y lealtad. También de rebeldía. Te felicito, amigo José Luis. También a Jairo, porque te ha dejado ser el autor de este portillo.

  • Comentario por BALDO 17.12.16 | 21:02

    4. Los títulos del emperador romano César Augusto eran: Divino, Hijo de Dios, Dios, Dios de Dios, Señor, Redentor, Liberador y Salvador del mundo. Aplicar cualquiera de ellos al Jesús recién nacido era una alta traición. Y, puesto que los imperios siempre conocen a sus adversarios, Roma no se reía. Y, desde el nacimiento, persiguió por medio de Herodes, al que terminaron crucificándolo. La pax en el reino de Roma era una paz que se conseguía con la guerra y la victoria. En el Reino de Dios, la paz se alcanza, como muy bien dices José Luis, con la justicia, compartiendo.

  • Comentario por BALDO 17.12.16 | 21:01

    3. El reino de Roma en el siglo I ejercía todo su abrumador poderío militar, económico, político e ideológico y golpeó con terrible brutalidad la zona central de la Galilea de Jesús en torno al tiempo mismo de su nacimiento. El contexto, pues, de estos relatos navideños es el choque entre el reino de Roma y el Reino de Dios. Los cristianos no podían competir con el poder militar, económico y político del imperio de Roma. Pero sí lo podían hacer en otros ámbitos, como el teológico: oponían la teología del reino de Dios a la del Reino romano.

  • Comentario por BALDO 17.12.16 | 21:00

    2. Ésta es la razón por la que Lucas conecta el nacimiento de Jesús con "el emperador Augusto" y por la que empieza la narración de su vida pública diciendo: El año quince del reinado del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Filipo tetrarca de Iturea y de la región Traconítida, y Lisanias tetrarca de Abilene, en tiempos de los jefes de los sacerdotes Anás y Caifás" (3,1–2). En otras palabras, Jesús y el cristianismo más primitivo son acontecimientos históricamente localizados, fechados con relación al Imperio.

  • Comentario por BALDO 17.12.16 | 20:59

    1. Como buen especialista de historia de la Iglesia, además de sensible poeta, has traído el espíritu de la primera Navidad a nuestro mundo del siglo XXI. A lo largo de los dos milenios de interpretación cristiana, el contexto de relatos de la Navidad se entendía únicamente dentro del cristianismo, dentro del Nuevo Testamento, y también de la leyenda y tradición, arte y liturgia, cristianos. Pero a finales del siglo XX y comienzos del XXI, el contexto completo de esos relatos de la Navidad es verlos dentro del cristianismo – dentro del judaísmo – dentro del Imperio romano.

  • Comentario por Jairo [Blogger] 17.12.16 | 14:26

    Comentario de D. Ramón Hernández Martín que me ruega inserte yo porque a él no le entraba:
    .
    Amigo José Luis: Me sumo a Jairo y a Oliva y a cuantos, leyendo lo que precede, se conmuevan, que serán todos los que lo hagan. Poema sobre un Niño escrito por otro de igual condición. Y más en estos días, cuando la Navidad nos aniña a todos para que podamos entrar en el reino de los cielos.

    Está claro que de la boca de un niño solo brotan verdades limpias que interpelan. Algunas crueles e hirientes aunque vayan envueltas en las más sabrosas dulzuras del lenguaje. A muchos tendrían que levantarles ampollas. Me incluyo entre esos muchos por tantas desidias e inhibiciones.

    ¡Ojalá ardan en los días que vienen todos "los rastrojos del dolor y la pobreza"! Aun siendo consciente de que para algunos serán desafortunadamente días tristes por tantas razones, deseo feliz Navidad a todos los lectores de este Blog, pues estoy seguro de que ninguno se resistirá a "compartir el pan de su mesa".

  • Comentario por Oliva 16.12.16 | 15:29

    Preciosa felicitación navideña el poema de José Luis Suárez. Tierno, pero incisivo para indolentes. Me uno a la felicitación de Jairo. ¡Saludos!

Domingo, 30 de abril

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Abril 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930