Blog de Jairo del Agua

¿Tiene la Jerarquía misericordia del Pueblo de Dios? (3ª Parte: El pecado de no apartarnos de falsos dioses)

08.10.16 | 08:00. Archivado en Religión

.

En la santa Misa después de la Palabra nos introducimos en la parte del Pan con el Ofertorio. Nos encontramos algunas oraciones bellísimas, en las que nos ofrecemos, damos gracias, adoramos, aspiramos a los bienes espirituales, evocamos la fundación de nuestros misterios: "Haced esto en memoria mía" (Lc 22,19).

Pero poco nos durará la alegría. Pronto insistiremos en dirigirnos a un "dios sordo" (óyenos, escúchanos), a un "dios amnésico" (acuérdate) y a un "dios duro e implacable" al que nuestros santos -más misericordiosos- han de convencer. Naturalmente volvemos a pedir por la Jerarquía, ellos los primeros, como Dios manda (¿?).
.

Esto de los santos a los que pedimos "intercesión" no deja de ser una obstinada herejía oficial que nuestros "maestros" no son capaces de ver. O, tal vez, como ellos no se van a excomulgar porque se consideran "propietarios de la viña", pues cabalgan herejías a su antojo sin consecuencia alguna, salvo el escándalo de los fieles: "Al que escandalice a alguno de estos pequeñuelos que creen en mí, más le valdría que le ataran una piedra de molino y lo tiraran al mar" (Mt 18,6 y Sinop.)

Después insistirán en la verdad y obligatoriedad del "Magisterio" sin darse cuenta que son ellos quienes lo echan por tierra. "Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres" (He 5,29), por tanto lo más eficaz para dominar a los fieles es suplantar al mismísimo Dios y afirmar sin sonrojarse que ellos son su voz auténtica. ¿Por qué descalifican al Espíritu Santo y se creen por encima? "¿No os ordenamos solemnemente que no enseñaseis en nombre de ése?" (He 5,28). ¿Y tú qué harías? Porque yo seguiré escribiendo, anunciando y denunciando.
.

Cuando medito en este tema de los santos, del que he escrito en varias ocasiones (1), alucino en colores. No puedo explicarme que los "sabios y entendidos" (Mt 11,25) nos presenten un "dios limitado e inmisericorde" que necesita ser movido por nuestros santos humanos (al parecer más santos que el Santo), a los que solicitamos "intervención" ante ese "dios inaccesible y olvidadizo".

Es decir, les pedimos que nos ayuden ante un "dios amnésico" que ha olvidado que nos creó y qué necesidades tenemos. Mientras que el Abba de Jesús "conoce todas nuestras necesidades" (Mt 6,32) y "tiene contados hasta los cabellos de nuestra cabeza" (Mt 10,30).

Por esa razón, denuncio una vez más a esos "maestros necios" que no saben quién es el Abba de Jesús y mucho menos mostrárnoslo. Su pecado es muy grave: "¡Ay de vosotros maestros de la ley que os habéis guardado la llave del saber! Vosotros no habéis entrado y a los que estaban entrando les habéis cerrado el paso" (Lc 11,52). "Yo os digo que si vuestra justicia no supera la de los maestros de la ley y la de los fariseos, no entraréis en el reino de Dios" (Mt 5,20).
.

Casi todas las "oraciones oficiales", recogidas en la Liturgia, parten de la base de que hay que mover a Dios. Esas oraciones nos inducen a imaginar un "dios de piedra" que ha de ser empujado por el santo del día o por toda la corte celestial.

En la Biblia se habla del "corazón de piedra" de los hombres. Nosotros lo hemos vuelto al revés y rezamos a un "dios de piedra". Hemos hecho realidad aquello de que "Dios nos creó a su imagen y semejanza y nosotros le hemos devuelto el favor" (Voltaire).

Se parte de un error teológico garrafal (¿cómo es posible que yo pecador lo vea y los obispos no?): Concebimos un "dios pasivo" al que tenemos que movilizar con nuestras oraciones, influencias y palancas (santos, vírgenes, promesas, cadenas, desagravios, sacrificios, peregrinajes…).

Hasta hemos malinterpretado los pasajes evangélicos ("juez injusto", "amigo intempestivo", "pedid"…) en que se nos habla de "constancia" en nuestro esfuerzo, no de movilizar a Dios y menos de compararlo con un juez injusto o un amigo dormido.

La realidad es que el Dios verdadero, el Abba de Jesús, es todo actividad, derroche, entrega, difusión, torrente. "Mi Padre siempre trabaja" (Jn 5,17). Esa es la esencia de nuestro Dios, tan comprensible y explicable, además de revelada. No es un pasivo ídolo de piedra, eso es una barbaridad inexplicable racionalmente. Solo desde nuestra precaria situación humana y desde nuestro ansia de un "clavo ardiendo" para agarrarnos puede imaginarse algo así (la manida "piedad popular" tan proclive a crear ídolos y supersticiones, como "ovejas sin pastor"...).
.

Los escolásticos recuperaron el axioma: "Bonum est diffusivum sui" (el bien se difunde por sí mismo). No hay que tirar del Bien, hay que adherirse a Él.

¿Dudarán nuestros "monseñores" que Dios es el sumo Bien? ¿Será por eso que le tratan como a un bote de conservas que ha de abrirse a martillazos de necias oraciones?

Es totalmente al revés (lo entiendo hasta yo que soy medio memo): Somos nosotros los pasivos, los gandules, los perezosos, los débiles, los ciegos, los caminantes sentados, los alejados, los pobres llenos de riquezas que ni descubrimos, ni movilizamos.

La oración -y por supuesto la litúrgica- ha de expresar nuestros deseos, nuestras aspiraciones, nuestra decisión de caminar, de mejorar, de ser constantes y valientes. Es decir, la oración debe alimentar nuestra motivación para elegir el camino del bien, único que nos acercará a esa "unión con Dios" que es la razón de ser de la religión.

¿Cuántas "oraciones oficiales" hay de éstas? Diré pocas, pero no conozco ninguna. ¿Por qué los obispos o quién proceda no lo ven? ¿Por qué no lo ponen en práctica?

.

P.D.

A pocas horas de que se publique esta meditación (no es para leer, sino para "meditar" seriamente) me entero de que esta mañana se ha presentado el nuevo Misal Romano (3ª edición) en español en la sede de la CEE.

Algunos comentarios de la noticia (cito textualmente, los paréntesis son míos):
.


-- Osoro (Arzobispo de Madrid y futuro Cardenal): "Un libro para dotar de mayor esplendor y belleza a las celebraciones de la eucaristía".

-- En la consagración del cáliz se cambia la frase por "todos" los hombres por la de "muchos".

-- El texto del nuevo misal fue revisado por un miembro de la Real Academia de la Lengua.

-- Esta nueva edición incorpora "abundantes cambios de expresión, retoques y precisiones".

-- El libro es "digno en su aspecto exterior, para que mueva al pueblo a la reverencia".

-- En cuanto a los contenidos, la única modificación esencial es la inclusión de la llamada fórmula "pro multis".

-- Otros pequeños cambios son la incorporación del nombre de San José en las plegarias eucarísticas o el cambio de denominación de la Virgen del Carmen, que pasará a denominarse Bienaventurada Virgen del Monte Carmelo.

-- Son 1.384 páginas en papel ahuesado, protegido por un estuche tipo petaca, una colección preciosa de láminas, un apéndice de 96 páginas para la celebración de la misa en latín…
.

He intentado ver y escuchar el video de presentación (incluido en la noticia) de más de una hora. No he aguantado más que 14 minutos. Se me ha atragantado el autobombo, el lenguaje leguleyo y erudito, la superficialidad espiritual, las citas en latín, etc.

He suspirado profundamente y he orado: "¿Señor, dónde están los místicos y los pastores de tu Pueblo? Estos dirigentes hablan para sí mismos, henchidos de erudición, limpian por fuera la taza de espaldas a tu rebaño. Se dirigen y se felicitan a sí mismos por su sabiduría... ¡Ven pronto Señor!".

Y me he echado a llorar. Seguramente estaré llorando hasta que en el próximo marzo de 2017 sea obligatorio el nuevo Misal y compruebe si encuentro algún consuelo...
.

¡Perdonadme, perdonadme con mucha misericordia si os contagio pesimismo y tristeza! Hoy no puedo hacer otra cosa que llorar.

Confiaba yo en la conversión de nuestra Jerarquía, a futuro siquiera, en su capacidad de VER, OÍR y RECTIFICAR. Pero después de la noticia de hoy (07-10-2016), me doy cuenta que son más ciegos que los judíos de antaño y más pagados de sí mismos. Aunque se crean muy santos por citar tropecientas mil veces la palabra "misericordia" y "olor a oveja" (las que usan de alfombra). ¡Parole, parole, parole!

Hoy voy camino de Babilonia llorando sin más esperanza que el resurgimiento de sacerdotes valientes, orantes y santos de verdad que nos alivien el camino embarrado del destierro con sus cantos al Dios auténtico, al Abba de Jesús.

De esos sacerdotes espero la rebelión de seguir consagrando con la fórmula actual: "Este es el cáliz de mi sangre, que será derramada por vosotros y por TODOS los hombres".

Cristo se encarnó, predicó, murió y resucitó por TODOS los hombres. El que quiera restringirlo a MUCHOS que vaya al oculista o se ponga a hacer oración. ¿No son sabios especialistas en la Escritura? Se saltaron estas palabras: "para que Dios sea todo en todos" (1Cor 15,28).

Seguiré caminando hacia el destierro con las cuatro viejitas que me acompañan en la Misa diaria... Tardará la sal en salar y los ciegos en salir de sus poltronas... Yo seguiré orando y escuchando al Espíritu Santo, el gran Consolador, aunque sigan fluyendo mis lágrimas y arando mi cara.
.

Continuará

_______________________
.

(1) "El baile de los paraguas" http://blogs.periodistadigital.com/jairodelagua.php/2012/05/22/p302711#more302711

"Santos conseguidores I y II"
http://blogs.periodistadigital.com/jairodelagua.php/2013/10/31/santos-conseguidores-i

.

.


_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________


Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Castillejo 06.11.16 | 17:53

    Castillejo saluda a OK y, sin pretender debatir, ofrece a quien quiera consultar, la definición de Dios y su lugar entre nosotros, que ofrece en su diario Etty Hillesum, que coincide en el fondo con San Pablo, sin ir a más citas. Y que tengo in mente que la oración e incluso la de petición repetida es un acto de amor a Dios y que no la considero la fórmula de una solicitud burocrática. Es más, creo que todos los difuntos, canonizados o no, están en el seno de Dios, y que cuando el devoto pide, implora y promete a cualquiera de ellos, lo que está haciendo es amar en la concretez de sus hijos, felices en su seno, a Dios en la Trinidad. Digo esto porque así lo vivo. No ha sido una idea leída sino inculcada no sé cómo.
    Referente a Conferencias Episcopales y Congregaciones Vaticanas...esa es otra historia revisable pero que hoy por hoy no existe persona que pueda remover esos muros.

  • Comentario por galetel 21.10.16 | 13:13

    Pienso que la respuesta a esas preguntas está dada por el niño mismo: “YO CREO EN JESÚS”. A mi parecer, esta es la actitud clave para entender que Jesús -según testimoniaron sus discípulos y sus familiares lo que ha llegado hasta nosotros- fue resucitado y exaltado realmente, después de morir crucificado,

    y por eso creemos que Dios estaba en Jesús reconciliando al mundo consigo (a todos, que somos muchos a lo largo de la historia, y quizá sin auto-excluirse nadie al fin y al cabo), y así Dios nos puede ver a todos en Jesús crucificado/resucitado/exaltado como nosotros lo vemos a Él en la eucaristía y los necesitados.

    Sólo de este modo hemos llegado a creer que hay –en efecto- un Dios que es Amor.

  • Comentario por OK 21.10.16 | 11:00

    Hermoso candor, de profundo contenido teológico, el que introduce Isabel G, pero si Castillejo añora "un discreto debate", Jairo recoge el cambio más determinante del nuevo misal que sustituye "todos" por "muchos". Desde luego, no es un cambio que contribuya al esplendor y a la claridad, pues trasluce más bien un confusionismo serio sobre lo que debemos entender por "redención" y reduce a Jesucristo (entiéndaseme bien) a un "sectario", igual que lo es el Dios del AT con su "pueblo elegido". Pensar que Cristo solo ha muerto por "muchos" desencadena un galimatías teológico de tomo y lomo que convierte a Díos, directa o subsidiariamente, en responsable de la perdición de cuantos no hallen cabida en ese "muchos". Si a estas alturas de nuestra historia seguimos creyendo en el infierno, en el diablo y en la condena eterna, apaga y vámonos con nuestra "secta" a una esquina del mundo para no ensuciar la esplendorosa obra divina de la creación redimida.

  • Comentario por Isabel G 21.10.16 | 02:03

    Dios es amor y el amor es tan sencillo que hasta un niño pequeño cree en Él,aunque no comprenda muchas cosas(que, a veces, tampoco entendemos los adultos). Pero la fe está por encima de todo y es una consecuencia del amor divino. Benjamín, mi sobrino nieto de 5 años, me preguntó:¿Cómo hizo Jesús para transformarse en Dios?¿Qué significa resucitar?¿Por qué Dios me ve a mí si yo no lo veo a El?Pero después de estas preguntas, afirmó sin dudas:YO CREO EN JESÚS. Tengo el íntimo convencimiento de que nosotros debemos recuperar ese espíritu de los más pequeños para acercarnos a Jesús.La simplicidad es la clave y "ser como niños"un camino seguro para transitar la senda que nos conduce a Dios

  • Comentario por Castillejo 20.10.16 | 19:07

    He visto que está cuestión no ha suscitado ni un discreto debate, como ya dije en otro lugar. Echo de menos tus periódicas sugerencias. VALE

  • Comentario por OK 15.10.16 | 19:50

    Gran atrevimiento el suyo, Alfonso, cuando dice "veo" demostrando estar completamente ciego. ¿En qué argumentos basa una valoración tan simplista de este blog? Por lo demás, uno tiene la impresión de que no tiene ni remota idea de lo que es una "secta". Vamos, amigo, que las palabras de su escueta línea, que no merecen atención alguna, parecen salidas de una boca desajustada. Cuando no se aporta nada, es preferible quedarse mudo para no ofender a nadie gratuitamente. Yo sí que "veo" que no es usted un genio ni de sentido común ni de conocimiento alguno, pues, de ser válido lo de "Jairista", debería escribirlo con minúscula y no se entiende ni poco ni mucho lo que pretenda expresar con lo de "incorporaciones". Usted sí que es un chicle agotado, sin elasticidad alguna, que ya "no da más de sí".

  • Comentario por Alfonso 15.10.16 | 14:12

    Veo que la secta Jairista sigue en pie pero con pocas incorporaciones. No da más de sí.

  • Comentario por galetel 12.10.16 | 13:29

    Ahora leo tu respuesta, Saruce. No, yo no he hecho eso que tú dices. Yo no interpreto por mí mismo. Me atengo a lo que interpretan los exegetas más destacados, y es criterio aceptado por la mayoría que es imposible no hacerlo para entender la fe cristiana hoy. Nuestra Iglesia católica lo aconseja; te recomiendo la lectura del documento de la Pontificia Comisión Bíblica: “La Interpretación de la Biblia en la Iglesia”. En lo que he escrito no hay nada que sea de mi cosecha ni de mi fantasía. Y también yo apoyo totalmente al papa Francisco.
    Me gustaría que concretaras cuáles son mis planteamientos con los que no estás de acuerdo. Cita mis frases, por favor. Gracias. Un abrazo.

  • Comentario por saruce 12.10.16 | 13:25

    ... Cont. Para Galetel de saruce
    Finalmente, mi terquedad, que no sabiduría, no me permite estar de acuerda en algunos de los planteamientos que haces.
    Posiblemente se trate de una cuestión de sintonía, porque considero que ambos pretendemos abrir los ojos y los oídos de los demás, aprendiendo de nuestros testimonios o escritos, utilizando las herramientas que poseemos, que no son otras que nuestras fe, y buena voluntad.
    Creo que caminamos en paralelo, por distintas sendas, y en la meta nos encontraremos.
    Un abrazo.

  • Comentario por galetel 12.10.16 | 13:15

    No obstante diré que pienso que para reforzar el humanismo es adecuada la “humanización” del cristianismo; pero, si se quiere que eso corresponda a una fe y práctica cristiana genuina, debe promoverse la esperanza en la Parusía del Señor enfocándola con mentalidad actual y con fidelidad a la fe original; en caso contrario, el cristianismo humanizado se reducirá a ser solo un humanismo; valioso, respetable, salvífico, pero no totalmente cristiano.

  • Comentario por saruce 12.10.16 | 13:15

    Para Galetel de Saruce (espero contar con el permiso de Jairo).
    No acostumbro a responder detalladamente a cualquier interrogante sobre mis escritos, pero ante tu insistencia, trataré de resumirlo, en lo posible.
    Comenzando por el final, te diré que Francisco, el papa, cuenta con todo mi apoyo moral. Considero que es uno de los mejores referentes cristianos del momento.
    Tu serie de escritos del 09.10.16, de las 19.23 a las 20.16 (seis comentarios seguidos, en total), me hacen pensar que tratas de interpretar el "posicionamiento" de Dios, ante ciertos sucesos acaecidos a Jesús, su Hijo, incluso el "pensamiento" de Jesús, en determinadas situaciones.
    Posiblemente, el error está en mi actitud, es decir, yo jamás trato de interpretar a Dios, quizás porque carezco de la sensibilidad necesaria.
    Me limito pues, a contemplar con ojos de mi fe, de mi fomación cristiana, y de mi inteligencia, las enseñanzas evangélicas.
    ...

  • Comentario por galetel 12.10.16 | 12:44

    No, OK. Yo soy mucho más afín al querido papa Francisco que al emérito Benedicto XVI. Te equivocas. Pero me interesa más el otro diálogo, el pendiente con Saruce.

  • Comentario por OK 12.10.16 | 12:36

    Retomo el cuestionario de galetel a saruce sobre la "neblina": galetel, ¿dónde he dicho yo que "la Parusía del Señor sea una elucubración especulativa de hace siglos? Por lo demás, diálogo o no, a mi me interesan todas las aportaciones que hacen los comentaristas de Jairo a condición de que, reafirmando o criticando, aporten algo positivo e incrementen el caudal de testimonios en favor del esclarecimiento del "rostro de Dios" para librarlo de tantos ropajes humanos interesados.
    En mi anterior comentario no me he referido a Baldo porque, merced a una fraternidad profunda, ambos nos movemos en la potentísima onda del genial Eladio Chávarri sobre los "valores". Si se me permite, rebobinando, veo a sacure en la onda de pPaco (papa Francisco) y a galetel en la de BXVI, sin óbice para me guste y seduzca mucho más aquel que este. De ahí que me parezca que el cristianismo del futuro estará mucho más impregnado de pPaco que de BXVI.

  • Comentario por galetel 12.10.16 | 12:10

    ¡Ah! Y la "Parusía del Señor" NO es una elucubración especulativa de hace siglos; es la esencia de la fe cristiana ACTUAL, o debería serlo. Marana tha: ¡Señor nuestro, ven!, ¡Ven, Señor Jesús! Con nuestra colaboración necesaria pero insuficiente.

  • Comentario por galetel 12.10.16 | 12:03

    Saruce veía "peros" ("neblina") a mis opiniones; OK no. Me interesa más dialogar con Saruce, pues, siempre que concrete cuáles son esos "peros" y en qué consiste esa "neblina". Gracias.

  • Comentario por OK 12.10.16 | 11:42

    De Madrid provincia a Madrid capital no hay distancia. Tal ocurre, a mi parecer, entre saruce y galetel. La aleccionadora implosión vivencial cristiana de saruce casa bien con la arrolladora fuerza especulativa de galetel para describir o fijar una vivencia radical, la pospacual del big-bang cristiano. Si necesitara explicitar lo que ya debe de ser manifiesto para todos los comentaristas y lectores de este blog, diré que me alineo de mejor grado con saruce que con galetel, aunque sin formular el más mínimo "pero" a este. Me importa mucho más qué es el cristianismo para los hombres del s. XXI que las elucubraciones especulativas que estuvieron en la base de los dogmas; mucho más el Cristo "viviente" hoy que el Cristo en sí. Nuestro problema es que la forma de vida actual no es cristiana y que debería serlo, aunque de forma equilibrada, no como hace unos siglos, respetando la autonomía de los demás valores y las muchas y legítimas formas de ser humanos.

  • Comentario por galetel 11.10.16 | 18:13

    Amigo Saruce:
    Yo estoy fundamentalmente de acuerdo con Jairo, como he expresado en mi primer comentario. Lo demás lo he escrito para explicar mi posición y poder quizá debatirla con quien quiera. Pienso que sería interesante que dialogáramos entre católicos, tú y yo, sobre los puntos que he expuesto, ya que a ti te han parecido fruto de mi fantasía. ¿Podrías citarme, por favor, algunas de mis frases que te hayan parecido fantasías mías infundadas? Te lo pido, no para polemizar, sino para dialogar amistosamente sobre ello, dado que no interrumpimos otros diálogos.

  • Comentario por galetel 11.10.16 | 14:54

    [Saruce:] "me interesan vuestras opiniones vertidas en el blog".

    Entonces, estimado Saruce, no afirmes que las mías son producto de mi fantasía y que, como una neblina, te impiden contemplar la verdad. Te equivocas si crees saber qué es "neblina" y qué es "verdad", incluso para ti subjetivamente. Yo también me considero creyente católico, confiado en que con la diversidad se progresa hacia la verdad.

  • Comentario por saruce 11.10.16 | 14:32

    Para Galetel y BALDO, o BALDO y Galetel, según preferencias.
    Espero y deseo que no os molestéis con mis comentarios, que espero haber hecho desde el respeto.
    Soy creyente católico, y escribidor aficionado, y cuando publico mi ignorancia para seguir ciertos escritos no busco zaherir a sus autores.
    He vuelto a "releer" todos vuestros comentarios en este post, y continúo pensando que me siento incapaz de seguirlos completamente, aunque doy fe que vuestras palabras las "entiendo" perfectamente, porque hablo, leo y escribo castellano, con facilidad.
    Verdaderamente no me interesan vuestras posiciones o actitudes, en lo referente a temas de fe, o espirituales. Únicamente me interesan vuestras opiniones vertidas en el blog.
    Ayer, un joven vendedor llegó a mi casa, y al ver mi aspecto, me preguntó si tenía conmigo algún hijo, o persona más joven.
    Le respondí que el catarro no suele afectar a las neuronas.
    Se sonrojó y disculpó.

  • Comentario por galetel 10.10.16 | 17:21

    Las especies que, en la intención de Jesús, habían sido SÍMBOLOS de su cuerpo que sería voluntariamente entregado y su sangre que sería derramada para culminar la Nueva Alianza según la simbología del Cordero Pascual, pasaron a ser SIGNOS pospascuales de la presencia real de Jesucristo RESUCITADO para ser consumidos en comensalía abierta con el propósito de colaborar a la preparación de la Base de la Parusía universal, contribuyendo a construir, aquí y ahora, un mundo lo más justo/justificante y pacífico que sea posible en cada circ.unstancia.

  • Comentario por galetel 10.10.16 | 15:12

    concretamente a través de esas especies materiales.

    Consumiéndolas = Comunicándoles de este modo concreto su sacrificio de redención para que lo comulgaran en una comensalía fraternal abierta, primero entre ellos y luego al mundo entero, proyectándolo al “exterior” y continuándolo allí. Con el propósito/compromiso de colaborar desde ya a preparar la Base de la Parusía del Señor, construyendo en lo posible un mundo más justo/justificante y más pacífico, con su humilde aporte, necesario aunque insuficiente mientras no venga -en respuesta- el Señor Jesús en su Parusía universal.

  • Comentario por galetel 10.10.16 | 15:07

    Interpretar la eucaristía centrándose en el milagro de “conversión” del pan y el vino en el cuerpo y la sangre del Jesús prepascual, y la pretendida “explicación” de ello en términos de una misteriosa “transubstanciación” o “consubstanciación” u otro fenómeno por el estilo, es un error garrafal, a mi parecer.

    Y lo mismo si se entiende que las especies así convertidas (“consagradas”) sirven de “alimento espiritual” porque al consumirlas se come materialmente a Cristo y a los demás comulgantes –a estos solo espiritualmente, claro-. Pero estas son concepciones teológicas metafóricas, simbólicas.

    Los primeros cristianos, y sus conversos, practicaron la comensalía jesuánica dándole un nuevo significado después de su extraordinaria experiencia pascual de la resurrección/exaltación de Jesús. Entendieron que en la eucaristía sacramental, que así nacía, se hacía presente realmente Jesucristo RESUCITADO, con ellos, en cuerpo y sangre “gloriosos”, “espirituales”, concre...

  • Comentario por BALDO 10.10.16 | 12:27

    Los portadores de la ortodoxia tienen que saber que “los diferentes” no son siempre unos depravados, sino que también les anima y les motiva la preocupación por ayudar a la gente a vivir la fe cristiana con todas sus implicaciones.
    Jairo, amigo, tu atrevido y fundamentado artículo no provocará nada más que el silencio como defensa. De un plumazo has suprimido todos los lampadarios, cepillos y demás artilugios de recaudación. Y a ese trapo no deben entrar los clérigos.

  • Comentario por BALDO 10.10.16 | 12:21

    A saruce.
    Si quieres saber mi tendencia heterodoxa, te prepongo cuatro calas de escritos míos.

    1. Sobre la ortodoxia y la heterodoxia
    http://antiguosalumnosdominicos.blogia.com/2016/071801-el-dominico-ante-las-herejias-por-baldomero-lopez-carrera-.php

    2.Comentario al evangelio del rico epulón
    http://www.dominicos.org/predicacion/homilias/25-9-2016
    http://www.dominicos.org/predicacion/homilias/25-9-2016/pautas

    3. Por qué se están desmoronando las prácticas religiosas
    http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2016/09/18/religion-opinion-chavarri-por-que-se-estan-desmoronando-las-practicas-religiosas-eladio-chavarri-baldomero-lopez-carrera.shtml

    4. Sobre la presencia real de Cristo en la Eucaristía, en CIENCIA TOMISTA 139 (2012) 623–633

    Los portadores de la ortodoxia tienen que saber que “los diferentes” no son siempre unos depravados, sino que también les anima y les motiva la preocupa...

  • Comentario por BALDO 10.10.16 | 12:09

    X. Léon-Dufour, un eminente exégeta nada sospechoso de heterodoxia, dice: «[Jesús] se dirige a sus discípulos, no para proponerles una nueva definición del pan que acaba de partir y distribuir entre ellos, sino para invitarles a reconocer en ese pan compartido la realidad de su propio cuerpo, y para instaurar de ese modo una comunidad» [entre ellos]. No alcanzo a ver qué interés tenía Jesús en permanecer en el pan y en el vino. Sin embargo, cuadra con su forma de actuar en Galilea que pretendiera que reconocieran su presencia en el repartir la comida y la bebida con todos.

  • Comentario por OK 10.10.16 | 11:46

    ... La liturgia que trata de "limpiar" Jairo se enmarca por completo en el ámbito de la "actitud pasiva" y en ella caben todas las deformaciones imaginables. El resultado es anodino, pues uno se marcha para casa tan contento tras haber asistido a un acto social, incluso espectacular, pero sin sentirse urgido a mejorar su comportamiento.
    En el ámbito de la "actitud activa" no caben componendas: uno acude para salir transformado en "cristo redentor" tras someterse a un proceso de reforma penitencial que ahorma la conducta y obliga a dejar atrás las propias mezquindades al haber sido "transustanciado" en Cristo.
    Como colofón, si se me entiende bien, diré que la Eucaristía es "acción de gracias" y que es tal o debe serlo toda comida que realiza el ser humano, pues la comida, en cuanto producto del trabajo, de la naturaleza y de la creación, es un regalo vital que siempre debemos "agradecer". Que todos coman es una hermosa perspectiva cristiana de la vida.

  • Comentario por OK 10.10.16 | 11:33

    A los aportes sustanciosos que hacen Baldo y galetel me gustaría añadir una perspectiva de gran enjundia o trascendencia cristiana, valorando la actitud pasiva o activa del participante.
    Entiendo por actitud pasiva la de acudir a misa para cumplir un precepto de la Iglesia, oyendo lecturas y prédicas o peroratas, cantando o rezando y hasta comulgando, cosa esta última que se hace comiendo y no bebiendo. El colmo es que la comunión sea opcional, lo cual es tan irracional como acudir a una cena y no comer.
    Entiendo por actitud activa la de sentirse cada uno un grano de trigo y de uva y vivir intensamente el proceso penitencial que los convierte en pan y vino (trillado, molienda, fermentación, etc.) eucarísticos. En la eucaristía debemos ser al mismo tiempo comida y comensal. Se come a Cristo pero también nos comemos unos a otros estableciendo una comunidad como fundamento de un amor que nos aporta mucho, pero que nos obliga a darnos por completo...

  • Comentario por galetel 10.10.16 | 10:22

    Agradecería que se me citara alguna frase de estos comentarios que pudiera provenir sólo de mi fantasía, creando pues una "neblina que impide contemplar la verdad".

  • Comentario por galetel 10.10.16 | 10:07

    Saruce:
    Aseguro que nada de lo que he escrito en estos recientes comentarios es producto de mi fantasía. Todo lo que he escrito está basado en el NT, interpretado de acuerdo a unas buenas exégesis de famosos estudiosos.

  • Comentario por saruce 10.10.16 | 09:50

    Lo que hace la libertad (es broma, no lo toméis a mal, por favor).
    Desde la lectura de ese ejemplar que poseo, y que, según la editorial fue "escrito por el propio Jesucristo", no he leído otras interpretaciones más libres de un texto y hecho sagrado, en algún medio escrito.
    Ignoro las influencias religiosas (musas, en el argot literario) de BALDO y de Galetel, pero creo que sus comentarios crean una neblina, que me impiden contemplar la verdad.
    Que conste que yo también suelo escribir fantasías, a las que llamo "cortos", pero mi intención es la de distraer a mis lectores, y no hacerles pensar, y menos aún meditar, sobre algo tan trascendente para los católicos, como la Eucaristía.
    Serenidad, pues, y a esperar que las aguas vuelvan a su cauce.
    Un abrazo a todos.

  • Comentario por galetel 09.10.16 | 20:16

    también del mal físico, muerte incluida.

  • Comentario por galetel 09.10.16 | 20:14

    instauración de ese Reino. No sólo de la comensalía fraterna, sino además de la Alianza nueva y eterna que la multiplicara por todo el universo de todos los tiempos hasta los confines de la tierra, incluidos “los abismos” donde míticamente moran los muertos.

    No solo se sintió llamado a ser el Maestro sino además el Señor del mundo. Y ambas cosas las expresó en la Cena previa a su muerte anunciada, porque preveía que esta serviría a ambos fines: el “horizontal” y el “vertical” juntos, complementarios.

    La Eucaristía tiene ambos sentidos inseparables: el comensal y el sacrificial, proveídos por Dios mediante su refrendo. Porque Dios estaba EN Cristo reconciliando al mundo consigo, sin imputar las transgresiones.
    Si no hubiese estado el Padre presente -por su Espíritu- EN su Hijo Jesús hasta la cruz, de poco nos valdría la comensalía que nos redime del mal moral, porque debe ser acompañada de la ejecución sacrificial DE Dios, que nos redime también del mal...

  • Comentario por galetel 09.10.16 | 20:03

    Señor, no iban a atribuirle sino lo que él dijo para transmitirles el sentido de su sacrificio por ellos y por todos los beneficiarios de la comunión de ello en comensalía abierta. Con este recuerdo sagrado, los cristianos instituyeron el sacramento de la Eucaristía, con plena consciencia de que Jesús, resucitado como Señor, estaba realmente presente entre ellos en virtud de este sacramento para ofrecerse al mundo como el Redentor.

    De poco nos valdría ser salvados del mal moral si no lo fuéramos además del mal físico. De poco nos serviría Jesús como maestro de ética si no fuera además profeta escatológico y mesías manso verdadero, o sea, el Señor. El maestro de moral misericordiosa hubo de ser refrendado como el Señor resucitado y exaltado, para que su enseñanza tuviera pleno valor y sentido.

    Y creo que Jesús lo previó interpretando carismáticamente las Escrituras. No se ocupó solo de enseñar la ética del Reino, sino además de ejecutar la instauración de ese ...

  • Comentario por galetel 09.10.16 | 19:58

    –escatológico, según las profecías- de la alegría del Reino, inminentemente.

    Quiso darle un nuevo sentido al pan y al vino consumidos en la Cena, para significar su cuerpo que había decidido entregar y su sangre que había decidido derramar, como era necesario según interpretaba de las Escrituras, para instaurar la nueva Alianza, el culmen del Reino.

    Inspirándose en los elementos simbólicos de la Pascua judía, de los que no pudo disponer por no ser todavía la fecha, tomó los elementos de su comensalía habitual en su lugar, identificándose él mismo con el Cordero, como comunicó con sus palabras “esto es mi cuerpo entregado por vosotros… esta es la copa de la nueva Alianza en mi sangre”.

    La comunidad cristiana recordaría más tarde los gestos y las palabras de Jesús en ese momento solemne, y las interpretaría según su experiencia de la resurrección/exaltación de Jesús como Señor, de la que había sido testigo. Era inmenso su respeto al recuerdo del Señ...

  • Comentario por galetel 09.10.16 | 19:56

    Las enseñanzas e increpaciones de Jesús eran en defensa de las víctimas, tal como había sido su estilo de vida. Lo hizo así, como profeta, aunque sabía que probablemente le costaría morir por ello. Tenía que hacerlo: increpar para vencer, a pesar de la muerte que le podría ocasionar.

    No quiso huir ni defenderse cuando se vio abocado a la condena. Confió siempre en Dios, a quien consideraba su Padre. Confió totalmente en Dios a pesar de que interpretó que no lo auxiliaría defendiéndolo con violencia al estilo del mundo. Esperó que el Padre lo haría de otro modo, que él no sabía.

    Quiso adelantar la celebración de la Pascua judía, que era sobre la liberación de Israel para la Alianza. Jesús, ahora, celebraría anticipadamente con los suyos la instauración de una nueva Alianza por su intermedio, para la liberación de toda la humanidad.

    Quiso decir a sus discípulos que, aunque muriera, como era más que probable, confiaba en beber el vino nuevo –escatol...

  • Comentario por BALDO 09.10.16 | 19:23

    7. Contra una identificación directa entre el pan y el cuerpo de Cristo está el hecho de que los lectores del evangelio daban por supuesto que Jesús mismo comió del pan y bebió de la copa Si Jesús, en una comida tan importante, no hubiera comido un trozo del pan partido y repartido, ni hubiera bebido de la misma copa que sus discípulos, los evangelistas lo hubieran hecho saber a los lectores. Querido amigo Jairo: porque no se vaya implantando esto de la cena del Señor es por lo que hay que llorar amargamente noche y día.

  • Comentario por BALDO 09.10.16 | 19:21

    6. ¿Qué es "esto" (touto) que tenemos que repetir los discípulos? ¿El portento de que hubiera en la última cena dos cuerpos de Jesús (el propio y del del pan) y dos sangres de Jesús (la suya y la del vino)? Resulta extraño, sin embargo, que toda la identidad de Jesús mostrada en su vida pública se sacramentalice en un trozo de pan. Cuadra más con la vida de Jesús que su identidad no fuera el pan, sino todo el acto de partir, repartir y compartir el pan y la bebida.

  • Comentario por BALDO 09.10.16 | 19:20

    5.Jesús partió el pan a fin de dar a cada uno de los comensales una parte del mismo. Aquí se puede ver el deseo del Apóstol de hacer comprender a los corintios cuán poco se compagina el repartir de Jesús con la conducta de muchos de ellos, que no reparten nada con los que poco a o nada tienen. Por tanto, las palabras de interpretación de Jesús se refieren no al acto de partir, ni al pan en sí mismo, sino al pan partido y repartido. Precisamente la invitación a tomar todos, centra la atención en el pan compartido.

  • Comentario por BALDO 09.10.16 | 19:18

    4. Si en la comida de los panes y de los peces, todos participan de la fraternidad de Jesús, en la última cena, los comensales participaron del propio Jesús al «repartir el pan y la copa». Jesús se identificó con eso. Pero compartir unas hostias «eucarísticas» no tiene muchos visos de ser un memorial que salva, ni compromete a casi nada. Jesús quiere que compartamos la comida, entendiendo comida en sentido amplio. Y si expuso continuamente su vida fue por compartir mesa con los desheredados de aquella sociedad, no por compartir unas obleas con ellos.

  • Comentario por BALDO 09.10.16 | 19:17

    3.Tanto en el relato de la comida de los panes y de los peces como en el de la última cena (usan los mismos cuatro verbos), se quiere transmitir la participación igualitaria en el alimento y la bebida. Pero en la última cena, este compartir igualitario de los que «se aman como Jesús nos amó», se afirma explícitamente que eso es Jesús, que su cuerpo, (que en hebreo significa su identidad) es el pan repartido y la copa única compartida. Jesús, que por haber practicado la mayor de las igualdades humanas, fue asesinado vilmente (simbolismo de la sangre).

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Jueves, 24 de agosto

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Agosto 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031