Blog de Jairo del Agua

¿Cuánto cuesta una Misa? - (Una enquistada simonía que el Pueblo de Dios debe rechazar)

16.11.14 | 08:00. Archivado en Religión
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

"Devoran los bienes de las viudas pretextando hacer largas oraciones. Ellos serán juzgados muy severamente" (Mt 12,40).
.

Ayer, mientras esperaba, oí este diálogo en una Parroquia madrileña:

- ¿Cuánto cuesta ahora una Misa? Es que hace tiempo que no encargo ninguna.

- Han subido a 8 euros -respondió la señora de la portería-.

- ¡Ah, bien! Tengo 100 euros para las ánimas. ¿Para cuántas Misas me llega?

- Para 12 Misas y le sobran 4 euros.

La portera (encargada del libro de intenciones) había tirado de calculadora sin inmutarse lo más mínimo. Estaba haciendo lo correcto: ayudar a aquella viejita a desprenderse de sus euros por una buena causa…
.

Confieso que me sentí abochornado, avergonzado, confundido, mientras me preguntaba: ¿Ésta es mi Iglesia? ¿Aquí se venden Misas?

Un cura listillo seguramente me respondería:

- ¡No! ¡Aquí no vendemos nada! No se trata de un pago, sino de un "estipendio".

- ¡Ah, eso es otra cosa! Pues veamos qué significa estipendio según la RAE: "Paga o remuneración que se da a alguien por algún servicio". ¡Vaya, pues sigue siendo un pago!

- ¡No hombre, no, hay más acepciones! El diccionario también dice: "Tasa pecuniaria, fijada por la autoridad eclesiástica, que dan los fieles al sacerdote para que aplique la misa por una determinada intención".

- Entiendo. El estipendio no es un pago, es una tasa. ¿Y qué es una tasa? Volvemos al diccionario y leemos: "Acción y efecto de tasar". Pues tampoco estoy de acuerdo, Sr. Cura. ¿Desde cuándo se pueden "tasar" las cosas sagradas?

- ¡Que no, hombre! ¡Habrá alguna acepción más en el diccionario!

- Sí, aquí dice: Tasa = "Tributo que se impone al disfrute de ciertos servicios o al ejercicio de ciertas actividades". ¡Ahora sí que está claro! Para que el Cura mencione el nombre de mis difuntos en la Misa debo pagar un tributo. ¡Hum! Raro ¿no?
.

Cura enfadado

Mi imaginario cura interlocutor se ha puesto rojo como un tomate y se ha quedado mudo. Pero yo insisto, intentando que mi sentido común encuentre alguna explicación a tal tributo.

- ¿Oiga, Sr. Cura, y el pago de ese tributo es obligatorio o voluntario, moral o inmoral? En mis años de juventud me enseñaron que "la compra o venta deliberada de cosas espirituales, como los sacramentos y sacramentales, o temporales inseparablemente anejas a las espirituales, como las prebendas y beneficios eclesiásticos" constituyen un gravísimo pecado que se llama "simonía", por aquello de que fue Simón el Mago el primero que lo intentó (He 8,18). Y un tributo no deja de ser un pago.

- ¿Sabes que te digo cabezota? ¡Que eres un laico ignorante! Que confundes las cosas y la recta intención de la Iglesia. Que algo parecido ya decía Lutero y mira cómo terminó. Que los curas también necesitamos los bienes materiales para mantenernos. Que se trata de una limosna y no de un tributo. Que…

- ¡No se enfade Sr. Cura! Es muy bueno reflexionar para identificar nuestros errores y rectificar. Además quiero saber la "respuesta oficial" a la pregunta de mi amiga Petri: ¿El "pago" de una Misa me da derecho a exigir que nombren a mi difunto esposo o no?

Y a la de Juanito, el cojo: ¿Entonces yo estaré en el purgatorio "in sécula seculorum" porque no tengo quien "me pague" Misas cuando muera? ¡Hasta después de muertos tienen más suerte los ricos…!

- Pues, pues, pues… ¡Vete a la porra!

Mi imaginado cura -bastante más real de lo que pudiera pensarse- se quedó sin palabras. ¡Ahora resulta que el retorcido soy yo por escandalizarme de un auténtico escándalo!
.

Guias ciegos

¡Pues seguiré sin dar un céntimo al solicitar una Misa! Claro que también seguiré rascándome la cuenta bancaria para aportar a la Iglesia lo que me parezca prudente y generoso, sin contraprestaciones de largas oraciones, sin "gregorianas" ni "rezadas". Simplemente porque sí, porque la Iglesia -mi Iglesia- es de este mundo y tiene necesidades materiales que deben ser cubiertas por sus fieles.

¡Pero de ninguna manera aceptaré que se siga escandalizando y practicando lo que es contrario al más mínimo sentido cristiano! ¡No con mi colaboración!

Cosas como ésta son las que necesitan de urgente reforma, de inmediata purificación. Por ahí hay que empezar. ¡Sería tan fácil! Son temas que no afectan al Dogma, ni a la Moral (salvo cuando la contravienen como en este caso) y que suelen estar encubiertos por la rutina, que algunos confunden con tradición.

Cuando hablo de volver al Evangelio, hablo -para "echar a andar" (Jn 5,8)- de extirpar esas adherencias cancerígenas que tenemos enquistadas en los signos y costumbres de nuestra Iglesia.

¡Qué persistencia y tozudez -por ejemplo- la de nuestros prelados en mostrarse con medievales "signos oficiales" de poder y supremacía! O el ejemplo contrario: ¡Qué pronto se han adherido muchos clérigos a mi vulgar corbata laica y han borrado su "presencia" de la sociedad! ¡Y cuánto están tardando todos en desprenderse y desprendernos de las "tradiciones de barro"!

¡Pobres católicos, tan rígidos, exigentes e intolerantes en unas cosas y tan laxos e incongruentes en otras! Nosotros… los mejores, los verdaderos, los elegidos… ¡Cuánto necesitamos entrar en conversión y urgente renovación! "Mea culpa, me culpa, mea máxima culpa"
.

P.D.: Cartel que figura en la Parroquia de un sacerdote amigo:
.


NO ES POSIBLE PAGAR UNA MISA

La Eucaristía es "fuente y cumbre de toda vida cristiana". Es el compendio de nuestra fe, acción de gracias, adoración y alabanza al Padre. Es el banquete del Señor y expresión de la unidad de la Iglesia entera que sigue su mandato: "haced esto en memoria mía". En la santa Misa compartimos el Pan y la Palabra disponiéndonos a seguir el camino del Evangelio.

Y esto no puede comprarse ni venderse.

Por eso, EN ESTA PARROQUIA, no se recibe dinero por la celebración de la santa Misa. Se celebra siempre teniendo presentes las intenciones de quien lo solicite y de todos los fieles.

Quienes reconocen el deber cristiano de colaborar con los gastos parroquiales, entregan su ofrenda en la forma que mejor les convenga.

Z - cenefa flores

Z - cenefa flores
.

.

.

.

LA VOZ DE LOS LECTORES:

Meditaciones

Decía el poeta: "Y al cabo, nada os debo; me debéis cuanto escribo". Tenía razón. Estamos en deuda contigo, amigo Jairo, por tu palabra siempre fresca y lúcida que nos ayuda a "sacar con alegría el agua de las fuentes de la salud".

Un buen día encontré tu blog. Leí un artículo sobre una Cuaresma distinta, como tiempo para curar heridas, limpiar en profundidad y reponer fuerzas. "El descanso del guerrero" lo llamabas con toda razón.

Esa virtud tuya de exponer el Evangelio como lo que es: Buena Noticia, que conduce a la verdadera liberación y a la alegría profunda, es un don de Dios. ¡Cultívalo y ponlo siempre a disposición de los demás! La Verdad del Evangelio es ese pozo de aguas cristalinas en el que podemos beber hasta saciarnos, refrescar nuestro espíritu y mirarnos sin miedo a reconocer nuestra propia verdad, porque en él encontramos siempre la infinita misericordia de Dios.

Gracias por tus escritos que traslucen la alegría de vivir en cristiano, ayudan a quitarse de encima complejos inútiles y nos descubren, pasito a pasito, el rostro de Dios revelado en Jesús con la nitidez e ingenuidad de la mirada de un niño. El niño grande que eres.

Pilar Mota López
Málaga - España

.

cenefa 6
__________________________________________________________________________


Opine sobre la noticia

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Fernando 11.12.14 | 09:27

    Pero, bueno ¿a quién le han cobrado jamás una Misa o una confesión? ¿De verdad van ustedes a Misa? Porque yo sí, y no siempre a la misma parroquia. A muchas, porque voy con frecuencia, y jamás me han pedido ni un duro. ¡Ni siquiera me pidieron nada cuando me casé! Ni cuando recibí catequesis, ni me pagaron nada,porque no había por qué, cuando fui catequista varios años. ¿Pero de qué realidad hablan ustedes? ¿Van ustedes de verdad a la iglesia o sólo hablan de oídas? Este argumento me parece tan falto de realidad como si yo me quejara de que el ayuntamiento está corrupto porque hace pagar por los parques aportando como prueba que en el Jardín Botánico -que no me consta- hubiera que pagar entrada por sus especiales características, cuando en ningún otro parque municipal hay que pagarla. Son ganas de atacar a la Iglesia. O de inventar una iglesia nueva. Pues eso es fácil: los protestantes tienen multitud. En EEUU casi unapor barrio.

  • Comentario por Alexandra 10.12.14 | 19:49

    Jairo , que importante es DESPERTARNOS y actuar conforme a las enseñanzas del Dios de Jesús . pienso que todos estamos llamados a socorrer a la gente que mas necesita ya sea en nuestra parroquia o fuera e ella. Estoy totalmente de acuerdo contigo las misas y demás " servicios" de la iglesia no deberían ser cobrados " ya que los que presiden están llamados a ser instrumentos de Dios ( nosotros también) y ello no implica un pago. Es por ello que deberíamos DESPERTAR para no ofrecer este pago ( emisor - receptor). . zapatero a su zapato. un abrazo.

  • Comentario por Fernando 10.12.14 | 17:14

    A los que confían tanto en la buena voluntad de los fieles les propondría que preguntaran a su párroco cuánto recaudan en una Misa de domingo. Y luego calculen que los curas y monjas tienen que comer para asistirnos, tenemos que encender las luces de la iglesia si no queremos estar a oscuras, queda bien dar algo a los pobres, sostener las misiones -queda bien , lo de las misiones, ¿verdad? pues cuestan una pasta-...en fin; probalemente verían que las cuentas apenas salen. Como ustedes no me conocen les diré que yo doy. Doy algo, pero ni la mitad de lo que daban algunos maravillosos y santos -palabra pasada de moda- sacerdotes que he conocido, que tenían una sola sotana remendada por toda vestimenta y que no encendían la calefacción de su casa en invierno por amor a los más desfavorecidos. Y casualmente eran muy de esa Iglesia rancia que no le gusta al autor del blog. Las sotanas resultan más baratas que los vaqueros y jerseys. Compruébenlo si tienen un rato y a lo mejor se sorprenden.

  • Comentario por fernando 10.12.14 | 16:45

    Supongo que la calefacción del templo en invierno se paga sola, ¿no? Y también el sueldo del cura. Y la comida de los comedores de cáritas no precisa de nuestras aportaciones. En fin. Este discurso, me parece algo manido. Poco tardarían muchos curas muy sociales, me temo, en protestar porque no les llega el sueldo (ya a día de hoy bastante escuálido) si todos los fieles decidiéramos que la voluntad que queremos aprotar por nuestro uso y disfrute de un templo y del trabajo del cura durante una hora para, por ejemplo, casarnos, es de diez céntimos.

  • Comentario por Graciela Moranchel 04.12.14 | 13:09

    Los sacramentos "no se cobran". Y esto debe quedar bien claro. Por ej. no es correcto que en mi comunidad pongan "tarifas" para bautizar: si lo quieres en el templo junto con otras familias, son $300. Si querés que el bautismo sea en el Bautisterio donde se bautizó el Papa Francisco, pues entonces deberás abonar $400.
    Por supuesto que todos tenemos la obligación comunitaria de colaborar monetariamente para los gastos de nuestras parroquias. Pero hay infinidad de formas de hacerlo sin que ello tenga que pasar por el "tarifazo sacramental".
    Creo que si el que está a cargo de una parroquia comunica a sus fieles las necesidades y gastos que necesita cubrir, con claridad y rindiendo cuentas, todos colaborarían de buena gana. La gente en general es muy generosa cuando se le explica para qué se necesita el dinero y luego se le presentan las boletas con los gastos. Así hacía mi anterior párroco y nunca tuvo déficit para solucionar los innumerables problemas de la parroquia.

  • Comentario por fernando 23.11.14 | 19:36

    Si todos los fieles fueran tan buenos, beneficos y angelicos como propone el autor del articulo se recogeria cien veces mas en la bandeja de misa y no se pediria para nada.

    Mucha gente que encarga misas solo va por la parroquia para esas misas que encarga.

    Por nuestros hermanos difuntos se pide en TODAS las misas.

  • Comentario por Jovellanos 23.11.14 | 19:17

    A la vista de los comentarios, percibo dos sotuaciones: la de países hispanoamericanos, y la de España. En España, la Iglesia recibe una partida presupuestaria del Estado como cpnsecuencia de la desamortización de bienes eclesiásticos en el siglo XIX, pactado posteriormente en acuerdos de Estado con el Vaticano; y luego, ello se suplementa por innumerables donaciones y subvenciones que hacen que todo sacerdote pueda dedicarse a su ministerio teniendo sus necesidades económicas cubiertas. Posiblemente, esta situación tan gratificante no sea igual en hispanoamérica, donde los sacerdotes ñosiblemente tendrán que luchar por su supervivencia económica. Pero creo que San Pablo ya dijo algo al respecto, abogando por que quien no trabaje no perciba sustento, trabajando él mismo en su profesión que probablemente fuera la de fabricante de tiendas de campaña, según leí en alguna parte. Los sacramentos jamás pueen venderse, se llame como se llame el estipendio.

  • Comentario por mª pilar 23.11.14 | 16:08

    Uffff... Jairo ¡vaya temita que nos ofreces.
    Toca tantos temas, que casi no me atrevo a tocarlo, pero brevemente los voy a enumerar, de ahí, cada cual seguirá pensando lo crea conveniente.
    ¡No se paga por las Eucaristías... no tienen precio! ¡Cierto! Pregunto, ¿si los feligreses fuéramos de verdad responsable, se seguirían poniendo precio a los sacramentos?
    En todo este terma hay varios conceptos que se nos han enseñado mal... y ahí seguimos.
    Lo que llamamos salvación es un regalo, está concedida de ante mano si... vivimos como hoy nos dice el evangelio; no solo los cristianos, sino toda persona que viva con esos "parámetros" ¡¡¡No hay otro camino!!!
    O somos consecuentes con el Proyecto de Jesús, o podemos encargar cientos de Eucaristías...
    ¡¡¡No sirven para nada!!! La Eucaristía es nuestro alimento como comunidad... Todo lo demás son...
    mª pilar

  • Comentario por Ramón Hernández Martín, Asturias 20.11.14 | 21:15

    Sirva lo que sigue como anécdota ilustrativa de buen proceder: hace escasamente un par de meses, llamé al párroco de mi pueblo, Mogarraz, de la Sierra de Francia salmantina, para pedirle que celebrara una misa de primer aniversario por la muerte de un hermano mío en septiembre de 2013. Acordamos por teléfono el día día y la hora. El párroco tuvo que desplazarse desde el pueblo en que vive. Llegado el momento, antes de la misa me acerqué a la sacristía para preguntarle qué le debíamos abonar. Él me respondió rotundo que nada, que las misas no se cobran, aunque sean tan personales y haya desplazamientos de por medio para celebrarlas en casos tan especiales. También me indicó que si tenía voluntad de abonar algo, que lo metiera en el cepillo de la iglesia. Así lo hice de inmediato: me acerqué al cepillo y deposité en él lo que me pareció conveniente.
    Cada cosa en su sitio. El dinero, bien traído y bien llevado, es un invento maravilloso para el funcionamiento de toda la sociedad.

  • Comentario por mercedes 20.11.14 | 18:39

    Gracias por vuestra aportación , lo comentaré con la gente que pueda ,incluidos los curas.Tenemos mucho que mirar cuales fueron las actitudes de Jesús en todo, y ser consecuentes.

  • Comentario por sofía 19.11.14 | 23:57

    Ni la misa tiene precio ni me han cobrado jamás una misa. Eso sí, creo que tengo la obligación de colaborar económicamente con la Iglesia. Existen muchas formas diferentes de hacerlo y distintos momentos en los que se puede hacer. Sí que deberíamos desvincularlo del momento de la misa, pero eso está en nosotros procurarlo.
    En algunos sitios he visto huchas para misas y no me escandaliza en absoluto -es una forma de participar en la comunidad, el compartir el dinero con los demás, por el uso que se hace de la iglesia y para las obras de caridad con las que se colabora.
    Claro que hablar de dinero es muy cutre. No hay por qué hacero.

  • Comentario por Luiscar73 19.11.14 | 22:09

    De hecho,¿que cristiano,movido por la gracia,no anhela,busca y se esfuerza por su santificacion? ,¿que cristiano sacado del mundo,no ruega dia y noche a Dios,que le ayude a negarse a si mismo,a perder su "vida" egoista en la cruz,para encontrar la Vida abundante y virtuosa en SU Amor?. Mas alla de desiertos y exilios,de cañas cascadas y hogueras humeantes,que en el fondo,no dejan de obrar tambien a nuestro favor.

    La humildad hay que buscarla en reconocer nuestra incapacidad para ser santos,y la capacidad total de Dios para santificarnos.

    La Paz de Cristo.

  • Comentario por Luiscar73 19.11.14 | 21:47

    Bueno,en realidad y para hablar con propiedad,si que se nos ha dado la madera(Espiritu Santo) para santificarnos. De lo contrario,toda la revelacion careceria de sentido."Esta es vuestra vocacion,la santificacion" ,"sed santos porque Yo soy santo" ,"sin santidad nadie vera a Dios"
    No somos poseedores de la verdad unica,pero creemos en Aquel que dijo;"Yo soy el Camino,la Verdad y la Vida" y tambien sabemos que dijo;"santificalos en la Verdad,Tu Palabra es Verdad"
    Tambien sabemos que hemos conocido a Dios,personalmente,en la medida que nos haya querido dar a cada uno,por medio de SU Espiritu,que ha derramado sobre nosotros. Asi lo dijo muchas veces y de formas distintas,que EL y SU Padre vendria y se manifestaria en nosotros,en los que EL quisiera y sabemos que lo ha cumplido antes ,ahora,y lo seguira haciendo; por esos somos cristianos ,porque nos ha visitado,nos ha hecho nacer de nuevo,nos ha liberado del dominio del pecado,nos conduce por caminos de Paz etc etc..

  • Comentario por saruce 19.11.14 | 12:25

    No todos tenemos madera de héroes, o de santos, o de líderes, ni somos poseedores de la razón o la verdad única.
    En este blog, y en otros foros de temática religiosa o espiritual, cada uno tiende a dejar su mejor idea, su más noble pensamiento, que pueda ayudar, tanto a los demás, como a uno mismo.
    Pero ninguno es maestro, sino como mucho, servidor.
    Estamos lejos de percatarnos de la problemática general del apostolado, aunque conozcamos a muchos religiosos, misioneros y colaboradores.
    Y quizás nos precipitemos exponiendo nuestras ideas sobre los métodos empleados en cada caso, ya que imagino que existen situaciones extrañas que son inalcanzables en ausencia nuestra.
    Pero poseemos un vínculo común, que es el amor, ya sea a Dios, al que no conocemos personalmente, sino por el mensaje y ejemplo de su Hijo Jesús, y el amor al prójimo, al que sí conocemos, y con el que compartimos este espacio de la vida.
    Un abrazo.

  • Comentario por saruce 19.11.14 | 12:11

    Jesús Vega Rico, el Concordato entre España y la santa Sede elimina ese problema de financiación del clero, ignoro si parcial o totalmente, en España.
    Entiendo que los religiosos católicos necesiten recursos materiales para ejercer el apostolado en otras partes del mundo, pero me resulte impropio que "cobren" por sus servicios, y menos aún, por impartir los sacramentos.
    Las continuadas ayudas a la iglesia misionera y OONNGG, no son suficientes para eliminar la miseria del mundo, pero hemos de ser conscientes que no se trata de un problema puntual, o un foco perfectamente localizado, sino que vivimos en un sistema global injusto, al que los ciudadanos de a pie, del mundo entero, solo podremos aportar pequeñas ayudas.
    Creo que Dios pide a cada uno su trabajo, su entrega, pero que nunca será más que sus posibilidades reales.
    No olvidemos que el cristiano debe estar más ocupado en sembrar el amor, que en recolectar sus frutos.

  • Comentario por Jesus vega Rico 19.11.14 | 05:49

    Es una realidad muy distinta en latinoamerica, tal eso se aplica en el primer mundo. Aquí tenemos que vivir de la generosidad de la gente. No es que la misa cueste dinero, sino que es lo único con lo que uno come y paga gastos. Es una manera muy idealista y bonita que se presenta el artículo.

  • Comentario por caridad samayoa 19.11.14 | 04:30

    Hay quienes teniendo bienes no lo comparten ni aún para una misa. NO es que se le ponga precio al bien que se le hará al difunto, se trata de desprendernos de "algo". Las parroquias de latinoamérica no tienen más ayuda que la ofrenda de la misa o lo que se echa en el "cepillo" He estado en misas en que por la poca cantidad de asistentes solo unas monedas se recogen. .....el Señor ha dispuestoque quienes anuncian el mensaje de salvación vivan de ese mismo trabajo (1 Co 9 . 14 )

  • Comentario por Luiscar73 19.11.14 | 00:08

    El que va con la intencion de que comprando tantas misas,tantos dias menos de purgatorio va a tener su familiar,pues lo que necesita es convertirse a Cristo y SU Espiritu le ira enseñando como son las cosas en el Reino de Dios,y no digamos si el que piensa asi ya es un sacerdote. Y Dios puede utilizar a cualquier miembro de SU Cuerpo,como instrumento que ayude a esas personas a entender el verdadero Camino de la Gracia.
    Dios ama al dador alegre y voluntario. El Amor no se compra con dinero,pero el dinero o por mejor decir,el desprendimiento de el, nos puede hablar elocuentemente de nuestro Amor por los demas,en Dios.La salvacion no se compra con dinero,se pago con la sangre de Cristo,esto es,por el Amor gratuito hasta el extremo,manifestado en la Cruz.
    "Consumado es"-Tetelestai-(pagado)
    La Paz de Cristo.

  • Comentario por Luiscar73 18.11.14 | 23:49

    Tampoco cuando ayudamos a los que pasan necesidad,lo hacemos para comprarnos el cielo,sino como expresion de un corazon unido en el Amor de Cristo.Es consecuencia de que el cielo,ha venido a nosotros y por eso actuamos de manera espiritual,como almas que han sido elevadas sobre los apegos propios de una naturaleza egoista,que nos hace vivir como si esta fuera la unica vida,cegandonos a la Verdad. La almas que hayan perecido y Dios las haga pasar por un proceso de purgacion,porque mientras estuvieron a este lado,no vivieron una vida santificante o no de manera suficiente para alcanzar la vision beatifica,es evidente que no podemos comprar con dinero su paso definitivo al Padre. De lo que se trata es de que las buenas intenciones de nuestro corazon,fluyan por todo el Cuerpo mistico de Cristo,en razon de SU Amor redentor. Y puesto que vivimos por el mismo Espiritu,EL ha querido hacernos participes de la redencion. Asi tambien oramos los unos por los otros.

  • Comentario por Jairo [Blogger] 18.11.14 | 22:12

    .
    Acabo de escribirle esto a un comentarista. Me parece que puede interesar a todos.

    Si el destino de nuestros difuntos dependiera de nuestro dinero, yo sería ateo...

    Tenemos mucho de qué arrepentirnos y de qué convertirnos. Harás muy requetebién en no soltar un euro e incluso en no encargar Misa alguna.

    La misericordia de Dios -a Dios gracias- no depende de palabras humanas, ni de curas, ni de obispos...

  • Comentario por Pablo Santángel 18.11.14 | 20:47

    Pues en mi parroquia de un pueblo de Valencia las cobran a 10 euros.Pero.....son las últimas que encargo.

  • Comentario por Bernardino Gago Pérez 18.11.14 | 18:58

    Estáis sacando la cosas de quicio. El sacerdote, ministro de Dios, es un ser biológico como todo hombres que tiene necesidad de alimentarse para poder vivir y ejercer dignamente sus funciones sagradas. No recuerdo en estos momentos las palabras exactas del apóstol Pablo ni la carta en la que figuran. Las palabras de san Pablo para un cristiano creyente -no para el que le butizan y no pisa la iglesia- son Palabra de Dios. Y así nos dice: "el prebítero debe vivir de la Iglesia". Dejémonos de simonías que eso es otro cantar, que no viene al caso y dejémonos de jugar a sinónimos. Es el estipendio que percibe el sacerdote por las intenciones de la misa. Y que quede claro: No hay más que una entrega dineraria aunque se nombren varias ánimas del purgatorio necesitadas. No nos enfrasquemos en disquisiciones vanas. Yo he presenciado varias veces esas falsas interpretaciones que tanto daño hacen a la Iglesia.

  • Comentario por saruce 18.11.14 | 11:40

    Releyendo mi comentario de ayer, creo que me ha quedado algo desangelado, y también falto de esperanza, y no eran esos mis objetivos.
    Considero, en primer lugar, que nuestra Iglesia posee tesoros que son incompatibles con el mensaje cristiano.
    No pretendo su abolición inmediata, sino que un "consejo económico religioso especial" analice, estudie y proponga unas posibilidades "honradas y sociales" de invertirlos en solucionar problemas materiales de las personas.
    ¿Quiénes distribuirían la parte proporcional de los bienes obtenidos con la venta de los tesoros?.
    Posiblemente las parroquias y las OONNGG humanitarias, sin ánimo de lucro.
    Porque si de algo puedo estar seguro, como cristiano, es que en los fines de nuestra Iglesia no está guardar, mantener, o conservar, templos majestuosos, que por su riqueza más parecen una provocación a los fieles, que lugares de oración a Dios.
    Espero y confío en Francisco, nuestro papa.

  • Comentario por Andreu 18.11.14 | 10:40

    El código de Derecho Canónico (947) dice: "En materia de ofrendas de Misas, evítese hasta la más pequeña apariencia de negociación o comercio". Si pones un precio o una tasa no sólo és apariencia, ES negociación y comercio.

  • Comentario por Andreu 18.11.14 | 10:33

    En nuestra diócesis, habíamos conseguido eliminar los estipendios y sustituirlos por aportaciones "anónimas, periódicas y responsables". Y no solo para las misas sino para todos los servicios y sacramentos (aranceles). Bueno, pues después de 20 años, vino un obispo que le gustaba el dinero i zassss! Estipendios al canto! Ahora una misa vale 10 euros. La gente escandalizada, pero si quieren misa, que paguen.

  • Comentario por saruce 17.11.14 | 18:14

    ¡Qué alegría encontrarnos en el mismo lado de la mesa, Jairo!.
    Me agradas como compañía, ciertamente.
    Pero has de tener en cuenta que después del post, has pasado a convertirte, automáticamente, en cátaro, o protestante, o indigno de pertenecer a la ICAR, según los juzgadores.
    Creo que cualquier tema que ligue Iglesia con el dinero, el alma con el dinero, el mantenimiento del clero y de las actividades parroquiales, con el dinero, cubrirá de sospechas las labores parroquiales y de apostolado.
    Por pura experiencia conocemos que la labor de Cáritas Parroquiales, es excelente, pero si existiese una sola oveja negra que metiese la mano en el cajón, posiblemente las consecuencias serían nefastas para los de siempre, es decir, los más pobres.
    ¿Habría que eliminar las limosnas por servicio litúrgico, o el pago exigido por entrar en ciertos templos, donde se exhiben "desvergonzadamente", tesoros eclesiásticos?.
    Iglesia de pobres.

  • Comentario por Ramón Hernández Martín, Asturias 17.11.14 | 13:42

    Tema este, amigo Jairo, menor y que no debería tener trascendencia, pero que la tiene y... mucha, por lo que, a fin de cuentes, sin serlo, aparece como una compra-venta de misas, con un precio fijado de antemano. Desde luego, bajo esa perspectiva, es una barbaridad. Si estuvieran bien organizadas, las parroquias deberían tener un fichero de sus fieles y los fieles, cuando ocurren los decesos, deberían avisar a su párroco para que también él cumpla con los deberes que tiene hacia sus feligreses post mortem. Ahí debería quedar todo. Naturalmente, los fieles deberían tener una conciencia más clara y activa sobre su necesaria contribución al mantenimiento de los ministros y de las iglesias. Si bien los actos religiosos no se venden, los mismos acarrean unos costos que deberían ser cubiertos voluntariamente por los fieles, incluso por los más pudientes en beneficio de los menos. Ahora bien, un cura no tiene derecho a esperar un salario por decir una misa al día, que quede claro.

  • Comentario por mercedes florez 16.11.14 | 17:44

    Como siempre amigo Jairo nos haces pensar y reflexonar,sobre la Santa misa,que es el encuentro de la comunidad con el Señor ,al menos eso creo yo,Bendita esa parroquia que pone esos carteles,sabemos bien que la iglesia los clerigos,tienen gasto como no como todos los mortales,pero que no quieran sacarlo de las cosas sagradas,si de veras hay una comindad,de creyeentes, estos aportaran dinero,para las necesidades,como para ´caritas,pero no volvamos a la santa bula por favor,viviamos mas mirando hacia Jesus,en los evangelios,que nos irá mucho mejor a todos,muchas gracias Jairo querido.por tus enseñanzas,através de estas redes,tan maravillosas,Bendito seas niño

  • Comentario por Murcia 16.11.14 | 14:01

    Además, en todo caso lo que se vendé no es el sacramento sino el ofrecimiento de intenciones. Y seguramente tuv eras como una barbaridad el que se pueda ofrecer una misa por ciertas intenciones, de pago o no.

  • Comentario por Murcia 16.11.14 | 13:59

    Con las mismas, que la iglesia de un salario al sacerdote por ejercer de tal también es simonia. O que los fieles le den espontáneamente cosas por SER sacerdote.

Lunes, 22 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Sindicación