Isabel Gómez Acebo

El concierto de San Ovidio

10.05.18 | 18:42. Archivado en Acerca del autor

Se ha repuesto en Madrid una obra de teatro escrita por Antonio Buero Vallejo en 1962 que se titula El concierto de San Ovidio. Tiene como tema central la ceguera que ya trató en una obra anterior llamada En la ardiente oscuridad pero entonces era una falta de visión simbólica en la que participaban todos los seres humanos pero la de ahora se trata de un tema social: los ciegos como inválidos y débiles de los que se aprovechan los ricos y poderosos.
Voy a hacer una pequeña recensión de la obra para aquellos que no la conozcan. Discurre en el año 1771, en una Francia frívola cercana a su revolución. La primera escena nos sitúa en un hospital para inválidos regentado por monjas a la que llega un pequeño empresario bribón que ofrece a la superiora unos dineros si le cede por un tiempo a unos mendigos ciegos que tocan en las calles para obtener limosna. La madre accede pues no desconfía de las intenciones del empresario.
La realidad es que éste trata de organizar un concierto bufo en la feria de San Quintín que se inaugura dentro de 15 días. Los ciegos no son más que un objeto, y así son tratados, para conseguir dinero y la burla del público sólo es contestada por un espectador al que de inmediato echan de la barraca. La novia del empresario, una ramera pública, también muestra compasión e incluso llega a enamorarse del ciego a los que los demás siguen como líder. La obra no termina bien pues estamos en un momento de la historia donde el poder es ilimitado pero donde hay personas que se atreven a enfrentarse y a manifestar su opinión.
Lo más curioso es que esta obra coincide en el cartel con una película titulada Campeones en la que se narra la vida de un magnífico entrenador de baloncesto al que, por conducir borracho, le condena una jueza a entrenar a un equipo de minusválidos por un tiempo determinado. Es muy interesante ver cómo cambia la apreciación de sus jugadores el nuevo entrenador pues al principio los considera torpes y poco aprovechables hasta que descubre que son personas y así los trata.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Feli 15.05.18 | 09:58

    Hace unas décadas leí con fruición la mayoría de la obra de Buero vallejo. Recuerdo aquellos Estudios 1 donde pasaban sus obras. Historia de una escalera, En la ardiente oscuridad y Concierto de San Ovidio. Esta última interpretada por José María Rodero. De la Ardiente oscuridad recuerdo una escena. El personaje Ernesto se revelaba contra el optimismo de sus compañeros ciegos que vivían felices porque habían olvidado la experiencia del hándicap de la invidencia. Todo estaba ordenado en la residencia para que ellos no encontrasen dificultades de movimiento.
    Quería vivir inmerso en su desgracia como una forma de existencia.

Domingo, 17 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728