Infordeus

Dios y el cálculo de probabilidades, o la ‘inhabilidad matemática’ ante la Creación

19.11.06 | 19:29. Archivado en Papado Ratzinger, Mente, Cuerpo y Espíritu

La probabilidad de que Dios exista sería del 62% por ciento, según el cálculo –muy comentado en la última semana- realizado por el periodista y ensayista alemán Thomas Vasek. Recientemente, el Papa hablando sobre el tema "Posibilidad de predicción en la ciencia: precisión y limitaciones", dijo que 'la ciencia no puede sustituir a la filosofía y a la revelación, dando una respuesta exhaustiva a las cuestiones fundamentales del hombre, como las que conciernen al sentido de la vida y de la muerte, y los valores últimos". Existiría 'una diferencia entre la inhabilidad matemática de predecir ciertos acontecimientos y la validez del principio de causalidad, o más radicalmente entre la evolución como el origen de una sucesión en el espacio y el tiempo, y la creación como el origen último de la participación del ser en el Ser esencial'.

Con su cálculo personal, Vasek trata de encontrar al menos una salida parcial a un problema que ha ocupado a un sin número de pensadores a lo largo de los siglos. Información tan interesante fue transmitida por la agencia Efe el pasado día 15. Los esfuerzos por probar racionalmente la existencia de Dios, según Vasek, han desembocado todos en el fracaso y ya en el siglo XVII Blaise Pascal -que era matemático, físico, teólogo y un jugador apasionado- creía que se trataba de una cuestión ante la que no quedaba otra posibilidad que apostar a ciegas. Y sólo podía justificar su decisión de creer en Dios diciendo que, de acertar, le esperaba una ganancia eterna, mientras que el riesgo de perder la apuesta era prácticamente inexistente.

Vasek, trabaja a partir de una fórmula creada hace 250 años por el pastor presbiteriano y reputado matemático inglés Thomas Bayes, y sigue de cerca las reflexiones hechas por el físico Stephen D. Unwin en su libro 'La probabilidad de la existencia de Dios', usa el cálculo de probabilidades, disciplina que Pascal contribuyó decisivamente a desarrollar, y expone sus conclusiones en un ensayo que publica la revista científica alemana P.M en su próxima edición. El resultado de Vasek corrige a la baja el de Unwin, quien en su libro publicado en 2005 había llegado la conclusión de que la probabilidad de que Dios exista es del 67%.

Como punto de partida, Vasek asume que la probabilidad de que exista Dios es de un 50%, lo que, según admite, es una manera de decir que no se tiene ni la más remota idea de cuál es la respuesta más adecuada, puesto que la hipótesis contraria se asume como igualmente probable. A partir de ese punto de desconcierto absoluto, se examinan cinco grandes cuestiones para ver si estos fortalecen una u otra hipótesis.

El primero de esos ámbitos es todo lo relacionado con el origen del universo y, a partir del hecho evidente de que el universo existe, se formula la pregunta de si su surgimiento hubiera sido más o menos posible con o sin la existencia de Dios. En ello, se ve como "algo más posible" que el universo haya sido creado por Dios a que haya surgido de la nada, con lo que la probabilidad de la existencia de un ser supremo aumenta a un 67%.

En el segundo ámbito, todo lo relacionado con el hecho de que el cosmos tiene un orden, también aumenta la probabilidad de la existencia de Dios. Si las condiciones físicas de nuestro mundo, según Vasek, cambiaran sólo mínimamente, éste colapsaría, lo que sin embargo no ocurre. "Vivimos en un universo improbable", dice Vasek, y para hacerlo un tanto más probable (y en vista de que parece existir) opta por aumentar la probabilidad de la existencia de Dios al 80%.

El tercer ámbito es todo lo relacionado con la evolución y allí se ven las dos hipótesis (la de que Dios exista y haya desatado el proceso de evolución o la de que éste sea algo autosuficiente) como igualmente factibles. Empate.

El cuarto ámbito (el relacionado con la existencia del bien y del mal moral), sin embargo, le da un duro golpe a la hipótesis de que Dios existe. Aunque la evidente posibilidad que tenemos los seres humanos de reconocer el bien aumenta en algo la probabilidad de la existencia de Dios, la existencia del mal le da un duro golpe hasta reducirla al 45%.

Sólo el último ámbito de indicios, el relacionado con la evidencia de que a lo largo de la Historia ha habido muchas personas que han tenido experiencias místicas y religiosas, hace que la probabilidad de la existencia de Dios vuelva a aumentar hasta ponerse en un 62%.

Y QUÉ DICE EL PAPA

El Papa Benedicto XVI opinó el pasado 6 de noviembre que "el cristianismo no plantea un conflicto inevitable entre la fe sobrenatural y el progreso científico", ante los participantes en la asamblea plenaria de la Pontificia Academia de las Ciencias, reunidos sobre el tema: "Posibilidad de predicción en la ciencia: precisión y limitaciones".

El Papa se refirió al tema de las limitaciones inherentes del método científico que necesariamente restringen la predicción científica en determinados contextos y aspectos, señalando que "la ciencia, no puede presumir de proporcionar una representación completa y determinista de nuestro futuro y del desarrollo de cada fenómeno que estudia".

"La filosofía y la teología podrían aportar, en este sentido, una contribución importante a esta cuestión fundamentalmente epistemológica, ayudando por ejemplo a las ciencias empíricas a reconocer una diferencia entre la inhabilidad matemática de predecir ciertos acontecimientos y la validez del principio de causalidad, o más radicalmente entre la evolución como el origen de una sucesión en el espacio y el tiempo, y la creación como el origen último de la participación del ser en el Ser esencial", dijo el Papa.

Sobre el particular, Benedicto XVI precisó que "mientras que el cosmos físico puede tener su propio desarrollo espacio-temporal, sólo la humanidad, en sentido estricto, tiene una historia, la historia de su libertad. La libertad, como la razón, es una parte preciosa de la imagen de Dios dentro de nosotros, y nunca se podrá reducir a un análisis determinista".

"El ser humano no puede depositar en la ciencia y en la tecnología una confianza tan radical e incondicional, como para creer que el progreso de la ciencia y la tecnología puede explicar todo y satisfacer plenamente sus necesidades existenciales y espirituales. La ciencia no puede sustituir a la filosofía y a la revelación, dando una respuesta exhaustiva a las cuestiones fundamentales del hombre, como las que conciernen al sentido de la vida y de la muerte, a los valores últimos y a la naturaleza del progreso", agregó.

------------------------------------------------------------------------
(NOTA: Si desea recibir un aviso diario de las informaciones nuevas que publicamos, introduzca su dirección de correo en el recuadro 'Suscribirse a Infordeus-Blog' de la columna de la izquierda . Gracias por su interés).
------------------------------------------------------------------------


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 26 de julio

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Julio 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31